Adobe desvela un vestido que cambia de colores en tiempo real

☀️ ¡Rebajas VIP-URcdkey! ¡Windows 11 por 18€ y Office 2016 por 23€! [ Saber más ]

Adobe ha desvelado un proyecto innovador llamado «Primrose», que introduce un material revolucionario capaz de cambiar de color y de estampados en tiempo real. Este proyecto representa la primera incursión de Adobe en el mundo de la moda.

La tecnología de Primrose aprovecha módulos difusores de luz reflectante incrustados en lentejuelas de gran tamaño, transformándolas en pantallas digitales portátiles. Este material flexible y de bajo consumo tiene el potencial de remodelar la industria de la moda.

Mostrado como un vestido interactivo en el evento Adobe MAX 2023 de Los Ángeles, el Proyecto Primrose se basa en tejidos que permiten exponer en toda su superficie contenidos creados con programas de Adobe como Firefly, After Effects, Stock e Illustrator.

La reflectividad y la composición del material son la clave de su funcionalidad. Cada lentejuela actúa como una pantalla inteligente en miniatura, permitiendo al usuario mostrar patrones personalizados e incluso animaciones en tiempo real.

 

Aunque todavía está en fase de prueba de concepto, el proyecto Primrose tiene un enorme potencial en diversos sectores, como la indumentaria militar, la publicidad y, sobre todo, la moda. Representa un avance significativo en el campo de los wearables y podría dejar obsoletos los métodos tradicionales.

Adobe prevé aplicaciones más allá del ámbito de la moda, teniendo en cuenta el potencial del material para la fabricación de prendas de vestir.

☀️ ¡Rebajas VIP-URcdkey! ¡Windows 11 por 18€ y Office 2016 por 23€! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario