Quitar este panel

Análisis a fondo del robot limpiapiscinas Aiper Scuba S1 Pro

☀️ ¡Rebajas VIP-URcdkey! ¡Windows 11 por 18€ y Office 2016 por 23€! [ Saber más ]

Si tienes una piscina en casa, seguramente estarás cansado de tener que utilizar un limpiafondos para retirar la suciedad que se acumula en las paredes y el suelo de la piscina.

Por suerte, la tecnología está aquí para ayudarnos y, desde hace tiempo, existen limpiafondos automáticos de piscina que son capaces de limpiar de forma autónoma.

Hasta no hace mucho, los robots limpiafondos requerían estar conectados por un cable a la fuente de alimentación y, en general, no admitían muchos modos de limpieza ni eran muy intelientes. Ahora, existe una nueva generación de robots limpiafondos que simplifican todavía más esta tarea.

He tenido la oportunidad de probar el robot limpiafondos Scuba S1 Pro, el modelo más avanzado de la marca Aiper, que destaca por su avanzada tecnología (control mediante app, detección de obstáculos, gran capacidad de succión, etc.), elevada autonomía (180 minutos) y modos de limpieza.

Scuba S1 Pro está ahora a la venta por 🛒 999€, un precio muy rebajado respecto a su precio habitual de 1.499€.

 

👉🏻 Índice

  1. Diseño
  2. Funcionamiento
  3. Precio
  4. Conclusiones

 

Diseño y construcción

El aspecto del robot limpiafondos Scuba S1 Pro me recuerda a un carro de combate del futuro o, al menos, eso es lo que me viene a la cabeza cuando lo veo moviéndose por la piscina con su cuerpo compacto y sus ruedas tipo oruga.

El robot tiene unas dimensiones de 47 × 44 × 30 cm (largo × ancho × alto) y un peso de 11,7 Kg, por lo que no es precisamente un robot pequeño. En este tipo de robots, cuanto más grande, mejor, ya que normalmente significa más capacidad de succión y almacenaje de suciedad.

Este robot es apto para piscinas de cualquier forma (redonda, de riñón, rectangular o de formas únicas), material (vinilo, hormigón, azulejos o fibra de vidrio) y puede sumergirse hasta una profundidad hasta 3 metros.

Cuenta con ruedas tipo oruga, que permiten desplazarse por el suelo y trepar paredes irregulares con inclinaciones de hasta 90°± 15°, así como subir escalones. En mi piscina, las paredes no son lisas, sino que tienen un escalón, y no ha tenido problema en treparlas hasta arriba. De igual forma, tengo unos escalones para entrar y salir de la piscina por los que el robot sube sin mayor problema (algo que no hacía mi robot anterior).

A diferencia de otros dispositivos, el Scuba S1 Pro permite la limpieza de hasta 5 cm por encima de la línea de flotación y, así, es capaz de limpiar eficazmente los depósitos de aceite, calcio y algas de la línea de flotación de la piscina.

 

Scuba S1 Pro cuenta con dos rodillos activos de PVC en la parte inferior y un sistema de motor cuádruple sin escobillas que proporciona una potencia de succión de 100 GPM (galones por minuto) o, si lo prefieres, 379 LPM (litros por minuto). Este valor está por encima de muchos otros robots de precio similar.

En el interior, encontramos el filtro primario de 180 μm, que se encarga de las partículas más grandes (hojas, cabello, ramas, grava o arena), y el filtro secundario de 3 μm, que se encarga de algas y microorganismos. Eso asegura que no escape ninguna partícula al filtro.

La suciedad se recoge en una cesta de una enorme capacidad de 5 litros de muy fácil limpieza, ya que basta con abrir la tapa, retirar el filtro y enjuagarlo.

 

Una de las ventajas de este robot es que no requiere estar conectado con un cable para funcionar, sino que incorpora una batería de 7.800 mAh que le otorga una autonomía de 3 horas, suficiente para cubrir una piscina de hasta 200 m² y 20 m de longitud. Mi piscina es mucho más pequeña, así que no tiene ningún problema en completar la limpieza.

El proceso de carga se realiza mediante un puerto que tiene en la parte frontal utilizando un sencillo cargador suministrado por Aiper y lleva unas 4 horas.

El robot incorpora una tira de luz LED en el frontal que informa sobre el estado de la batería en todo momento. La luz azul indica un nivel de batería superior al 50%, la luz amarilla indica entre el 15% y el 50% y la luz roja indica un nivel de batería inferior al 15%. De esta manera, es posible conocer la carga de la batería en tiempo real cuando está cargando o limpiando.

 

Funcionamiento

Scuba S1 Pro puede ser manejado desde el propio robot o a través de la app de Aiper. Si optamos por la app, basta con instalarla en nuestro móvil Android o iOS y enlazar el robot a través de Bluetooth. A continuación, debes indicar la contraseña de tu red WiFi (solo es compatible con redes a 2.4 GHz) para que el robot se conecte a Internet.

La primera vez es posible que debas instalar una actualización de firmware. El proceso puede ser más o menos rápido en función de la velocidad de la red WiFi que tengas en el jardín. Durante el tiempo que llevando probando el robot, aproximadamente un mes, he recibido solamente la actualización inicial.

 

Una vez configurada la app, podemos consultar el nivel de batería del robot (siempre que esté fuera del agua), la conectividad WiFi / Bluetooth, el estado de los consumibles (cepillo de rodillo y filtro), el registro de limpiezas y seleccionar el tipo de limpieza que queremos que realice.

Es importante tener en cuenta que la app pierde la conexión WiFi o Bluetooth con el robot tan pronto como este se sumerge en el agua (por la mala conductividad de las ondas electromagnéticas bajo el agua), por lo que una vez que empiece a limpiar, no podrás conocer el estado de la batería, modificar el tipo de limpieza ni ninguna otra acción.

 

Aiper habla en su manual de instrucciones de una boya de comunicación Aiper Hydrocomm, que permitiría seguir utilizando el robot cuando está debajo del agua, pero no hay ninguna referencia a dicho dispositivo en la web, por lo que no parece que haya sido lanzada todavía.

En caso de que optemos por el manejo desde el propio robot, basta con mantener el botón de encendido pulsado un par de segundos y, a continuación, con cada pulsación adicional, iremos pasando por los distintos modos de limpieza, que se iluminan. El único problema de hacerlo así es que, bajo el sol, resulta difícil saber qué modo está elegido.

 

Los modos de limpieza disponibles son los siguientes:

  • Modo Auto: El robot limpiará las paredes (mientras la batería supere el 50%) y el suelo (cuando la batería descienda del 50%) de la piscina. Cuando el nivel de batería sea bajo (el indicador LED se ilumina en rojo fijo), el robot dejará de limpiar automáticamente y se quedará quieto junto a la pared más cercana.
  • Modo Suelo: El robot limpiará el fondo de la piscina en un recorrido en forma de S, sin subir ni limpiar las paredes. Cuando elnivel de batería sea bajo, el aparato dejará de limpiar automaticamente y se quedará quieto junto a la pared más cercana.
  • Modo Línea de flotación: El robot se moverá horizontalmente y limpiará a lo largo de la línea de flotación. Cuando se encuentre con esquinas u obstáculos en las paredes de la piscina, descenderá de la línea de flotación, cambiará de pared o sorteará los obstáculos y reanudará la limpieza.
  • Modo Eco: Con una batería completamente cargada, el robot limpiará el fondo de la piscina durante 45 minutos una vez cada 48 horas durante una semana. Este modo es útil si, por ejemplo, te vas a ausentar de casa una semana y quieres que la piscina se mantenga en buen estado.
  • Modo Pared: Este modo solo se puede configurar a través de la app Aiper. El robot limpiará las paredes de la piscina en un recorrido en forma de N, y no limpiará el suelo. Cuando el nivel de batería sea
    bajo, el aparato dejará de limpiar automáticamente y se quedará quieto junto a la pared más cercana.

 

El robot cuenta con infrarrojos, por lo que es capaz de maniobrar alrededor de obstáculos que pueda encontrar en tu piscina, como el skimmer, el sumidero, etc.

En mi experiencia, el robot hace un gran trabajo a la hora de limpiar la piscina, retirando la suciedad que se acumula en el fondo de la piscina. Mi piscina está rodeada de arbustos y, por ello, es bastante habitual encontrar restos.

 

Lo que más se resiste a la limpieza es la suciedad que se acumula en la unión entre el suelo y la pared de la piscina, así como los escalones. La solución es utilizar un cepillo para mover la suciedad a un lugar accesible por el robot.

En mi piscina, el robot no tiene problema en trepar por las paredes y limpiar por encima del nivel de agua, que es algo que se agradece, ya que es habitual que esa zona también se ensucie.

 

Aquí podemos ver al robot en funcionamiento, mientras trepa por una de las paredes de la piscina.

 

Una vez que el robot termina su trabajo, se coloca cerca de una pared y es necesario utiliza un gancho (incluido en la caja) acoplado a un palo para recuperar el robot.

Me gustaría que, cuando salga a la venta el accesorio Hydrocomm, añada una opción a la app para pedir al robot trepe por la pared en el momento en el que quieras recogerlo, ya que haría más sencillo su recuperación.

 

Precio

El robot limpiafondos Aiper Scuba S1 Pro está a la venta ahora en España a un precio de 🛒 999€, lo que supone un descuento importante respecto a su precio habitual de 1.499€. Se trata de un precio muy interesante para un dispositivo con unas características tan avanzadas.

 

Conclusiones

Si tienes una casa con piscina, sabes que mantenerla limpia supone un gran trabajo por toda la suciedad que acaba cayendo al agua y depositándose en las paredes y el suelo. Por suerte, existen robots limpiafondos que pueden ayudarte con esta tarea y, ahora, son más inteligentes que nunca.

El robot limpiafondos Aiper Scuba S1 Pro es uno de los robots limpiafondos más avanzados que puedes comprar. Posee una gran potencia de succión (100 GPM), filtros de 180 y 3 μm para capturar cualquier partícula (incluso algas y microorganismos) y una cesta de gran capacidad (5 litros) para almacenar una gran cantidad de suciedad antes de tener que vaciarla.

Posee modos específicos de funcionamiento para limpiar el suelo, la pared y la línea de flotación (hasta 5 cm por encima del nivel del agua), así como un modo Automático que limpia todas estas zonas y un interesante modo Eco que limpia 45 minutos cada 48 horas durante una semana. Posee una gran batería que le otorga una autonomía de 3 horas, suficiente para limpiar una piscina de hasta 200 m².

 

El robot se puede conectar por WiFi, lo que permite controlar ciertas funciones a través de la app. Sin embargo, el control manual a través un botón físico también está disponible y, en el día a día, resulta lo más cómodo. Además, debajo del agua, el robot pierde la conectividad WiFi, por lo que mi uso de la app se limita a saber cuándo está cargado, actualizar el firmware y conocer le estado de los consumibles.

En mi experiencia, el robot hace un gran trabajo a la hora de limpiar la pisicna. La suciedad del suelo, las paredes e incluso la línea de flotación desaparece tras el paso del robot. Las únicas zonas que tengo que repasar manualmente son uniones del suelo con la pared y los escalones, ya que el robot no tiene forma de aspirar en esos lugares.

En conclusión, si buscas un robot limpiafondos que te libre de las tareas de limpiar la piscina, el Aiper Scuba S1 Pro es un dispositivo muy avanzado con un precio muy interesante (999€).

☀️ ¡Rebajas VIP-URcdkey! ¡Windows 11 por 18€ y Office 2016 por 23€! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario