Quitar este panel

Análisis de los auriculares Amazfit PowerBuds

🎧 ¡Ofertón! La mejor promoción de Tronsmart en auriculares y altavoces ya está aquí [ Ver ofertas ]

En los últimos años, Huami, el fabricante detrás de los dispositivos Amazfit, se ha hecho un nombre en el mercado de los relojes inteligentes.

Recientemente, la compañía ha buscado expandirse a otros mercados y ha lanzado unos auriculares inalámbricos llamados Amazfit PowerBuds.

Estos auriculares no solamente permiten escuchar música y realizar llamadas sino que, como aspecto diferencial, incorporan un sensor para monitorizar el ritmo cardíaco mientras hacemos ejercicio.

Los auriculares Amazfit PowerBuds están a la venta por 89,90€ en Amazon España en tres variantes de color. He tenido oportunidad de probar los auriculares durante algunos días y, a continuación, os traigo mis impresiones.

Diseño y empaquetado de los auriculares

Al abrir la caja en la que vienen estos auriculares, lo primero que vemos es un estuche de color negro con forma de píldora donde se guardan y cargan los auriculares.

Dentro del estuche encontramos los dos auriculares, derecho e izquierdo, así como los ganchos «escondidos» en la parte interior de la tapa superior del estuche. Debo confesar que, cuando abrí la caja por primera vez, pasé un ratito buscando los ganchos hasta que descubrí donde estaban.

Debajo de una bandeja, podemos encontrar tres pares de almohadillas de diferentes tamaños que se suman al par que vienen ya colocadas en los auriculares, así como un cable USB Tipo-C y un manual de instrucciones.

Lo primero que debemos hacer es colocar los auriculares dentro del estuche de carga para, por un lado, llenar sus baterías y, por otro lado, que se active el modo emparejamiento de los auriculares pulsando sobre un botón táctil del interior del estuche.

El estuche contiene una batería en su interior que permite cargar ambos auriculares cuando se encuentran «descansando» en su interior. Su peso con los auriculares y los ganchos dentro es de tan solo 69 gramos, por lo que podemos llevarla encima cómodamente, aunque abulta un poco en el bolsillo.

 

En el interior del estuche, encontramos dos huecos donde se colocan los auriculares para guardarlos. Cada auricular tiene su sitio y debemos insertarlos correctamente para que se carguen. Por suerte, Amazfit ha incluido unos imanes que hacen que, cuando estás cerca de colocar el auricular en su sitio, este se vea atraído.

En la parte trasera, encontramos un conector USB Tipo-C para conectar un cable de carga, que también viene incluido en la caja aunque es estándar. Me alegra ver un puerto USB-C ya que, a día de hoy, aún encontramos fabricantes de accesorios que optan por un puerto micro-USB.

Me hubiera gustado ver un cable integrado en el propio estuche de carga, como en los Spunky Beat que analicé hace un tiempo, pero eso hubiera hecho aumentar el tamaño del conjunto.

En el exterior de la caja encontramos un LED frontal que nos muestra el estado de la carga. Mientras el estuche carga, el LED está permanentemente encendido y se apaga solo cuando el nivel de carga alcanza el 100%. El resto del tiempo, al abrir la funda, el LED parpadea en color blanco cuando el nivel de batería es del 100% y con luz roja si la batería es baja.

Lo más sencillo es comprobar el nivel de carga en la propia app Zepp de Amazfit, donde podemos ver el nivel de carga de cada auricular y del estuche.

 

Los auriculares tienen un peso de solo 6 gramos. En comparación con otros auriculares de botón, poseen un tamaño bastante grande pero, por suerte, no resultan molestos en la oreja.

Estos auriculares son aptos para practicar deporte ya que, una vez que los colocas en tus oídos, se mantienen firmes. En todo caso, para una mayor estabilidad, puedes utilizar unos ganchos que, mediante imanes, se acoplan a los auriculares y permiten sujetarlos mejor a la oreja.

 

Por último, los auriculares cuentan con resistencia al agua IP55, lo que significa que puedes utilizarlos mientras hacer ejercicio y no se dañarán con el sudor o la lluvia, pero no deberías sumergirlos en agua porque probablemente no sobrevivirán el chapuzón.

Manejo

Los auriculares se conectan automáticamente al teléfono al extraerlos del estuche de carga, y se desconectan cuando los vuelves a introducir.

Es posible tener los auriculares emparejados con dos teléfonos distintos, pero cada vez que quieras alternar entre los teléfonos tendrás que desconectar manualmente los auriculares del primero y conectarlos al segundo.

 

En la parte exterior de cada auricular hay una gran área táctil que permite controlar la reproducción de música, las llamadas y el asistente virtual.

Es posible personalizar la acción que se desencadena cuando haces una pulsación doble o triple sobre cada auricular: pausar/reproducir música, siguiente pista, anterior pista, activar/desactivar el modo Thru Mode o activar el asistente de voz.

Me hubiera gustado poder asociar algún otro gesto a una acción, como una pulsación larga sobre cada auricular. También echo de menos no poder subir o bajar el volumen desde los propios auriculares, ya que es algo que hago a menudo.

Al recibir una llamada, un doble toque en cualquiera de los auriculares responde una llamada y, si queremos colgar, basta con otro doble toque.

Como consejo, te recomiendo que toques suavemente el área táctil ya que el efecto es el mismo que si lo golpeas con fuerza pero evitas el molesto ruido por impacto en tu oído.

Un inconveniente de los controles táctiles es que, en ocasiones, no reconoce correctamente el número de toques o se activa sin querer alguna opción al introducir/sacar los auriculares del oído o apretarlos para que ajusten mejor.

Los auriculares tienen un sensor para detectar si están dentro del oído, así que la reproducción se interrumpe automáticamente cuando los extraes del oído y se reanuda al volver a insertarlos.

Calidad de sonido

Los auriculares son compatibles con Bluetooth 5.0, que ofrece una conexión más estable y más eficiente en consumo de energía. Son capaces de mantener una conexión con el móvil, tablet u ordenador hasta unos 10 metros de distancia, con una pared o dos en medio. Más allá de eso, la conexión se corta bastante rápido.

Amazfit ha incluido soporte para los códecs mSBC, SBC y AAC, pero no para codecs avanzados como aptX, aptX Low Latency o LDAC.

En caso de que no estés familiarizado, el codec AAC es similar a SBC pero ofrece una mejor calidad de sonido. Es utilizado principalmente por dispositivos de Apple como el iPhone o el iPad, y, aunque también es soportado por dispositivos Android, no resulta muy recomendable porque consume bastante energía y no ofrece una gran calidad de sonido.

 

A pesar de las limitaciones en cuanto a codecs, los auriculares Amazfit PowerBuds producen una buena calidad de sonido. Poseen unos drivers de 9 mm. con un rango de frecuencias entre 20 y 20.000 Hz, y consiguen un volumen bastante alto. Si además eres de los que te gustan los bajos potentes, no te sentirás decepcionado.

Los PowerBuds también ofrecen un buen sonido cuando escuchamos melodías más instrumentales y vocales. Los auriculares permiten distinguir los diferentes instrumentos y voces, y aunque el sonido no es tan claro como el de otros auriculares más caros, es más que aceptable para un oído que no esté muy entrenado.

Amazfit ha incluido un ecualizador de 10 bandas en la app que permite ajustar el sonido a tu gusto. Incluye ajustes predeterminados para varios tipos de música: pop, dance, blues, clásico, jazz, suave, electrónica, rock, country vocal.

Los ajustes que realices se guardan en los propios auriculares, por lo que se aplicarán siempre independientemente de a qué dispositivo lo tengas conectado.

En este punto merece la pena notar que la traducción de la app es mejorable y, de vez en cuando, te encuentras con perlas como la traducción de la música country como música país.

Estos auriculares no cuentan con cancelación activa de ruido, lo que los coloca en desventaja frente a otros rivales que sí que incluyen esta características. En su lugar, confía en el aislamiento que producen las almohadillas que insertamos en el oído.

Lo que sí que ha incorporado Amazfit es un modo llamado Thru Mode, que captan el sonido ambiente y lo dejan pasar a tus oídos. Es similar al modo de Transparencia de los AirPods Pro.

Este modo es útil si, por ejemplo, quieres hablar con alguien llevando los auriculares puestos para que ni su voz ni la tuya propia te suenen amortiguadas.

El sonido captado por el micrófono suena bastante artificial, como si estuvieras hablando por teléfono, por lo que no es un modo cuyo uso recomiende más allá que para un uso puntual.

La calidad del sonido captado por el micrófono durante las llamadas no es tan buena como otros rivales y la eliminación del ruido ambiente es mejorable. Sin embargo, es una opción válida para llevar a cabo llamadas puntuales. Lo que no te recomendaría es que los utilices para grabar el audio de vídeos o podcasts.

Salud

La funcionalidad más original de los Amazfit PowerBuds es la presencia de un sensor de ritmo cardíaco en el auricular derecho.

Para hacer uso de esta funcionalidad, debes abrir la app del móvil e iniciar manualmente un entreno. A partir de entonces, podrás ver tu ritmo cardíaco en tiempo real en la pantalla del teléfono y quedará registrado en la app para que puedas consultarlo posteriormente.

Si los Amazfit PowerBuds detectan que tu ritmo cardíaco se está volviendo excesivamente alto, escucharás una alerta que te indicará que es hora de tomarte un respiro.

Lo que he encontrado frustrante es que no es posible iniciar una medición del ritmo cardíaco a menos que comiences un entreno. En mi opinión, sería útil poder comprobar rápidamente el ritmo cardíaco en reposo o, aún mejor, que se tomaran medidas de forma periódica incluso cuando no entrenas.

En mis pruebas, la medición mostrada en la app Zepp de Amazfit ha resultado ser bastante precisa o, al menos, ha coincidido con la frecuencia cardíaca que mide el Apple Watch Series 6 con una desviación no superior a ±2 lpm la mayor parte del tiempo.

 

Esta funcionalidad puede ser útil para quienes no cuentan ya con un reloj inteligente o una pulsera de actividad, aunque si posees alguno de estos dispositivos te resultarán más cómodos ya que puedes ver tus estadísticas en la pantalla mientras estás haciendo ejercicio.

Por último, la app ofrece una opción para activar el modo Motion Beat, que potencia los bajos de la música cuando hacemos ejercicio para que se oiga de forma más clara.

Batería

Según la hoja de especificaciones, los auriculares ofrecen 8 horas de reproducción continua con el volumen al 50%, medición de la frecuencia cardíaca activada, modo Thru Mode deshabilitado y uso del codec AAC.

En la práctica, yo he conseguido unos valores de autonomía comparables, aunque es un poco complicado llevar un registro de los horas de uso.

El estuche ofrece hasta 16 horas de autonomía (o sea, unas dos cargas completas). La carga completa lleva algo más de 1 hora y un aspecto interesante es que puedes disfrutar de 3 horas de reproducción (sin el control de la frecuencia cardíaca activado) con solo 15 minutos de carga.

Precio

Los auriculares Amazfit PowerBuds están a la venta por 89,90€ en Amazon España en tres variantes de color: amarillo, blanco y negro.

Se trata de un precio bastante ajustado para unos auriculares que se sienten cómodos, ofrecen una buena calidad de sonido, registran el ritmo cardíaco y poseen una autonomía muy respetable. Lástima que no ofrezcan cancelación activa de ruido y una mayor selección de codecs para ser un producto redondo.

  

🎧 ¡Ofertón! La mejor promoción de Tronsmart en auriculares y altavoces ya está aquí [ Ver ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
2%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
98%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario