Quitar este panel

Análisis del Apple TV 4K (2021) a fondo y opinión

🎉💻 ¡Ahorra! Consigue Windows 10 Pro por 14€ y Office 2019 Pro Plus por 39€ para siempre [ Ofertas ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Apple TV 4K.

Apple presentó la primera generación del Apple TV el 12 de septiembre de 2006 y, desde entonces, hemos visto pasar seis generaciones de este dispositivo orientado a disfrutar de multimedia y apps en nuestro televisor.

La anterior generación del Apple TV fue presentada a finales de 2017, por lo que el modelo actual tenía ya más de tres años. Sin embargo, el Apple TV de 2017 había envejecido bastante bien ya que fue diseñado con un hardware bastante potente y ya era compatible con televisores 4K HDR.

El nuevo Apple TV 4K fue presentado en abril. Mantiene el mismo diseño, pero cuenta con un chip más potente A12 Bionic y soporte para nuevos formatos de vídeo y audio. Además, incorpora un nuevo mando a distancia rediseñado con un clickpad táctil, así como botones dedicados para ir atrás, apagar y silenciar.

El nuevo Apple TV 4K está a la venta en la web de Apple por 199 euros para la versión de 32GB y por 219 euros para la versión de 64GB.

Tras varias semanas utilizando el nuevo Apple TV 4K con un televisor LG OLED de 65″ con 4K y HDR, a continuación os presento mi análisis a fondo de este dispositivo.

Diseño y construcción

Al igual que su antecesor, el Apple TV 4K es una caja de color negro con una base cuadrada de 9,8 cm de lado y una altura de 3,5 cm. Los laterales de la caja son de color brillante, mientras que el lado superior ofrece un aspecto mate con el logotipo de Apple y las letras ‘tv’

Se trata, por tanto, de un dispositivo bastante más grande que otras ofertas del mercado — como el Google Chromecast, Amazon Fire TV o Xiaomi Mi TV Stick — aunque también es cierto que el hardware del Apple TV 4K es mucho más potente y, además, ofrece conectividad Ethernet.

En la parte trasera del Apple TV 4K encontramos tres conectores: HDMI 2.1, Gigabit Ethernet y energía. Un punto a favor es que integra la fuente de alimentación en el interior, por lo que solo verás un cable hasta el enchufe.

 

En mi caso, únicamente utilizo los conectores de HDMI y energía, ya que aprovecho la conexión WiFi del router, que tengo situado al lado. Así dejo un puerto libre para otros equipos donde la latencia es más importante (por ejemplo, una consola PS5).

En este aspecto, conviene señalar que el Apple TV 4K es compatible con WiFi 6, por lo que está bien preparado para el futuro. En mi caso, con una conexión WiFi 5 como la que tengo en casa, no he sufrido ningún parón al ver contenidos en 4K Dolby Vision en Apple TV+.

El Apple TV 4K no dispone de un interruptor de encendido/apagado por lo que, para apagarlo, es necesario utilizar el mando a distancia. Es conveniente que el cable de alimentación esté accesible ya que, en alguna ocasión, es posible que tengas que reiniciarlo manualmente. Al menos es algo que me ha ocurrido en el pasado con el modelo anterior.

Hablando de cables, el Apple TV 4K viene sin un cable HDMI incluido, por lo que asegúrate de hacerte con un cable HDMI Ultra High Speed como este para sacarle el máximo provecho. Es importante que conectes el Apple TV a un puerto HDMI directamente, sin ningún multiplicador de puertos HDMI ya que no podrás activar el modo HDR.

 

El Apple TV 4K llega con el mando a distancia rediseñado Siri Remote que, con un tamaño y grosor más grande, supera algunas de las limitaciones de su antecesor.

En primer lugar, cuenta con un clickpad táctil formado por un botón central rodeado por una rueda circular con cuatro direcciones. Tanto el botón central como la rueda son táctiles y admiten gestos de arrastrar, lo que permite movernos por los menús de forma bastante cómoda.

Uno de los gestos que añade el nuevo mando es la posibilidad de mover el dedo en círculo en sentido horario o anti-horario para movernos hacia delante o hacia atrás durante la reproducción de una película en Apple TV+, Netflix u otra app.

👉 Importante: Este gesto tiene truco ya que es necesario pausar antes la reproducción y mantener unos segundos el dedo sobre la rueda hasta que aparece un pequeño círculo. Si no haces esto último, el mando interpretará que estás moviendo el dedo de izquieda a derecha y te pasará esto.

El mando también incorpora botones para TV/inicio, Reproducción/pausa, Subir/bajar volumen, Atrás, Silenciar y Encendido/apagado. Estos tres últimos botones son incorporaciones muy bienvenidas ya que en el mando anterior no era posible ir atrás, silenciar el sonido, ni encender/apagar el dispositivo.

Por último, Apple también ha incorporado un botón lateral para invocar Siri mediante voz de la misma forma que lo hacemos en un iPhone, haciendo uso del micrófono que incorpora.

El mando a distancia del Apple TV 4K incorpora conexión inalámbrica Bluetooth 5.0 (por lo que no necesita visión directa) y emisor de infrarrojos, pero ya no incorpora un acelerómetro ni un giroscopio para detectar el movimiento en juegos. Esto tiene bastante sentido ya que, si quieres jugar, resulta bastante más útil enlazar un gamepad con el Apple TV 4K.

El mando se carga mediante un conector Lightning y, según Apple, la batería dura varios meses con una sola carga y un uso normal. En el mes que llevo utilizándolo, la carga de la batería solo ha caído un 33 por ciento.

Con el mando de mi televisor LG, que es compatible con el estándar HDMI-CEC, también puedo controlar el Apple TV 4K mediante las flechas de dirección y el botón central, por lo que en la práctica no necesito recurrir al mando Siri Remote salvo para invocar a Siri — lo cual no suelo hacer muy a menudo. También es posible encender la televisión desde el propio mando del Apple TV 4K, si quieres prescindir del mando de la televisión.

Si eres usuario de iPhone, la app Apple TV permite emular los controles del mando a distancia sobre la pantalla del teléfono. Esto puede resultar útil si, estando sentado en el sofá con el iPhone, te das cuenta de que el mando a distancia del Apple TV 4K no está a mano. También resulta cómodo a la hora de introducir texto, y de hecho es el propio iPhone el que te recuerda que puedes usarlo para este fin cuando es oportuno.

Hardware

En el interior del Apple TV 4K encontramos un procesador A12 Bionic, que debutó a finales de 2018 con los iPhone XS, XS Max y XR. Aunque este chip ha sido superado por los chips A13 Bionic y A14 Bionic de 2019 y 2020, sigue ofreciendo un rendimiento muy elevado, más que de sobra para mover con suavidad el Apple TV 4K

La potencia de este procesador resulta especialmente útil para reproducir con suavidad grandes ficheros de vídeo, así como para disfrutar de ciertos juegos 3D. Aunque el Apple TV 4K no pretende sustituir a una consola de última generación, es posible disfrutar de juegos de calidad, como lo haríamos en un iPhone o un iPad reciente, siempre que estos sean compatibles con tvOS.

El Apple TV 4K está disponible en variantes de almacenamiento de 32GB y 64GB aunque, dado que los contenidos 4K no son descargados sino reproducidos en streaming, el almacenamiento no es tan importante como en otros dispositivos salvo que quieras instalar muchos juegos.

El Apple TV 4K es capaz de reproducir contenidos en formato 4K y es compatible con los estándares HDR10, HLG y Dolby Vision. El formato que no está presente es HDR10+, pero tampoco se echa de menos. Este ormato es comparable con Dolby Vision, en el sentido de que ofrece codificación frameframe, a diferencia de HDR10 (sin el «+») donde la codificación es uniforme para toda la película.

Como novedad, el Apple TV 4K puede reproducir contenidos HDR con alta frecuencia de fotogramas (60 fps), lo que es especialmente interesante para deportes de acción. A día de hoy, hay pocos contenidos compatibles con este formato, pero el canal RedBull TV ya dispone de algunos de ellos.

 

Un apunte importante s que HDMI 2.1 es capaz de manejar señales superiores a 4K HDR a 60 fps, por lo que existe la posibilidad de que Apple añada compatibilidad con 4K a 120 fps o incluso 8K a 60 fps en el futuro. Desde luego, potencia al A12 Bionic no parece que le falte.

Con el Apple TV 4K conectado a un televisor 4K HDR, todos los contenidos se envían en 4K. Cualquier contenido con una resolución inferior a 4K será reescalado y adaptado para mostrarse en 4K a la máxima tasa de refresco que soporte tu televisor, normalmente 60 Hz.

Esto significa que, desde la perspectiva del televisor, todos los contenidos que recibe del Apple TV 4K son 4K HDR, aunque realmente estemos reproduciendo un contenido HD. Por tanto, el televisor no aplicará ninguna de las técnicas de procesado de imagen que suelen incorporar los fabricantes para mejorar reproducción de los contenidos en baja resolución, sino que ese trabajo queda delegado en el Apple TV 4K.

Apple ha incluido un interesante sistema de calibrado del color que utiliza la cámara frontal Face ID del iPhone para escanear la pantalla del televisor y ajustar la reproducción de los colores de manera que sean fieles al original. Este ajuste no es necesario si tu televisor utiliza Dolby Vision.

En cuanto al sonido, soporta los formatos MP3, AAC, Apple Lossless, FLAC y WAV para estéreo, y Dolby Atmos para sonido envolvente.

Un aspecto interesante es que puedes enviar el sonido de manera inalámbrica a cualquier altavoz AirPlay que tengas conectado a tu red. Así, por ejemplo, es posible conectar dos altavoces HomePod mini al Apple TV 4K para disfrutar de un sonido estéreo con muchos matices.

Como Apple señala, si el Apple TV 4K está conectado a un receptor de cine en casa o televisor mediante un cable HDMI, puedes experimentar latencia de audio, un retardo que suena como un eco al reproducir audio tanto en los altavoces del receptor como en un altavoz inalámbrico. Por suerte, puedes usar un iPhone para calibrar la señal de audio en el Apple TV 4K para que todos los altavoces reproduzcan de forma sincronizada.

También es posible escuchar el audio a través de unos auriculares AirPods y, si cuentas con los AirPods Max o AirPods Pro, puedes disfrutar de audio espacial (al mover la cabeza, los sonidos permanecen donde estaban en el espacio). También es posible conectar dos pares de AirPods al Apple TV 4K para ver películas y series con otra persona sin molestar al resto de la casa.

En el apartado de ausencias, no es posible conectar ningún accesorio USB. En este aspecto, me hubiera gustado poder conectar una webcam y realizar videoconferencias vía, por ejemplo, WebEx o Zoom, o realizar videollamadas por Facetime en el televisor. También sería útil poder conectar un disco duro para ver vídeos y fotografía acumuladas a lo largo de los años.

Interfaz y funcionalidades

La configuración inicial del Apple TV 4K es muy sencilla. Basta con introducir la clave de WiFi y tu cuenta de iCloud. Si tienes un iPhone o un iPad cerca, puedes colocarlo junto al Apple TV para que se transfieran automáticamente todos los ajustes en unos pocos minutos.

El Apple TV 4K utiliza el sistema operativo tvOS, que está especialmente diseñado para su uso en televisores. La interfaz se puede mostrar en 4K HDR, por lo que la primera vez que conectas el dispositivo a un televisor compatible, el Apple TV 4K lo detecta y realiza una prueba de compatibilidad antes de conmutar al modo HDR.

 

tvOS guarda un cierto parecido con iOS, pero ofrece un aspecto más sencillo, con grandes iconos ocupando la pantalla que podemos agrupar en carpetas y ordenar libremente a nuestro gusto.

La primera fila está reservada a nuestras apps favoritas y, al colocar el cursor sobre cualquiera de ellas, pueden aparecer opciones y funciones adicionales en la parte superior de la pantalla. El manejo por la interfaz resulta muy fluido, sin duda gracias al potente procesador que incorpora.

 

En el Apple TV 4K podemos pasar de una app a otra rápidamente sin necesidad de volver a la pantalla de inicio, con tan solo pulsar dos veces rápidamente el botón de inicio y elegir la app deseada entre todas las abiertas.

El cambio de aplicaciones es, por tanto, mucho más rápido que en los sistemas de Smart TV tradicionales, y podemos cerrar cualquier app abierta arrastrándola hacia arriba, como en el iPhone. Además, cuando salimos de una app, esta se mantiene en memoria, mientras que en muchos televisores se cierra la app al salir.

 

Apple ofrece su propia tienda iTunes de contenidos, que permite alquilar o comprar películas cómodamente desde el sofá. Una película como Godzilla vs. Kong (2021) cuesta 13,99 euros para compra y 4,99 euros para alquiler en 4K Dolby Vision. Este precio es competitivo si tenemos en cuenta que la misma película cuesta 14,99€ en compra y 4,99€ en alquiler en Rakuten TV (antiguo Wuaki.tv).

Otra opción para consumir películas y series es Apple TV+, que fue lanzado en noviembre de 2019. Desde su lanzamiento, Apple ha lanzado alrededor de 87 programas de televisión y películas originales hasta la fecha.

Apple TV+ no tiene anuncios y la suscripción se puede compartir entre 6 miembros de la familia. Tiene un coste de 4,99 euros al mes.

 

Por supuesto, también puedes acceder a otros servicios de streaming como Netflix, HBO, Disney+, Rakuten TV, Movistar+, Atresplayer, Filmin, Prime Video, RTVE Play o Mitele. Salvo que me falle la memoria, no falta ninguna de las plataformas importantes.

La app de YouTube también está disponible en el Apple TV 4K y es posible disfrutar de vídeos en formato 4K.

Si eres usuario de Apple Music, puedes utilizar la app en el Apple TV 4K para ver vídeos musicales o, simplemente, escuchar música a través del equipo de sonido que tengas conectado a tu televisor. También están disponibles la apps de streaming de música Spotify y Amazon Music.

 

Desde el Apple TV 4K también puedes ver las fotografías y vídeos de tus dispositivos Apple a través de la app Fotos, siempre que las tengas subidas a iCloud.

En caso de que solo los tengas en tu dispositivo, puedes proyectarlas mediante AirPlay por el aire al Apple TV 4K, incluso aquellos vídeos que han sido grabados en formato 4K Dolby Vision a 60 fps con el iPhone 12 Pro.

 

Estas que he comentado son solo algunas de las apps que puedes descargar en el Apple TV pero la lista es enorme: apps de noticias, deportes, redes sociales, entretenimiento, forma física, etc.

El Apple TV 4K tiene potencia suficiente para ser también una máquina de juegos. Algunos títulos de iOS están disponibles en tvOS, y tenemos una selección bastante amplia de juegos gratuitos para elegir, especialmente si somos usuarios de Apple Arcade.

La mejor forma de disfrutar de los juegos es conectando un mando de juegos, bien sea uno diseñado específicamente para dispositivos Apple o un mando inalámbrico de consola PlayStation o Xbox.

 

Una función útil es duplicar la pantalla de tu iPhone o iPad en tu televisor. La tasa de imágenes por segundo es muy elevada, siendo posible, por ejemplo, duplicar la pantalla mientras mientras juegas.

Por último, si utilizas productos domóticos compatibles con HomeKit, el Apple TV 4K permite controlarlos de forma remota cuando no estás en casa. Sin este dispositivo, no puedes acceder a tus dispositivos HomeKit desde fuera de tu red local, a no ser que tengas un HomePod / HomePod mini o que configures un iPad como central de accesorios y lo dejes fijo en casa.

Por cierto, el Apple TV 4K es compatible con Thread, un nuevo protocolo para la conexión de dispositivos del hogar que ya vimos en el HomePod mini. Una de las ventajas que tiene este protocolo es que los accesorios compatibles pueden formar una red de malla para extender el alcance de la red mucho más allá del hub.

Por útimo, desde el Apple TV 4K también puedes ver la retransmisión de cámaras en directo compatibles con HomeKit desde la comodidad del sofá.

 

tvOS es un sistema multiusuario, por lo que todos los miembros de la familia pueden crear su propio usuario y acceder a sus contenidos favoritos. Las listas de A Continuación, las colecciones de música y vídeos, las recomendaciones y otros contenidos se personalizan para cada usuario.

Precio

El Apple TV 4K está a la venta en la web de Apple por 199 euros para la versión de 32GB y por 219 euros para la versión de 64GB. Es el mismo precio que tenía la versión anterior.

Dado que la mayoría de las películas se reproducen por streaming y no se descargan en el dispositivo, para la mayoría de los usuarios debería ser suficiente con la variante de 32GB, aunque la diferencia de precio es pequeña.

El mando Siri Remote también está a la venta por separado por 65 euros, y es compatible con cualquier Apple TV 4K y Apple TV HD.

Conclusiones

La mayoría de los televisores recientes cuentan con un sistema Smart TV que permite disfrutar de apps y otros contenidos de Internet en el televisor. Sin embargo, pocos son tan versátiles y cómodos de manejar como el que ofrece el Apple TV 4K.

El control mediante el nuevo mando Siri Remote resulta muy intuitivo, especialmente con la incorporación del clickpad táctil. También resultan útiles los botones para Atrás, Silenciar y Encender/Apagar, que se echaban de menos en la generación anterior.

Una ventaja del Apple TV 4K frente a ciertos sistemas de Smart TV es la disponibilidad de una gran cantidad de apps y juegos en la tienda App Store. Las principales plataformas de streaming  — Apple TV+, Netflix, HBO, Disney+, Rakuten TV, Movistar+, Atresplayer, Filmin, Prime Video, Spotify, Amazon Music, etc. — están presentes y cabe esperar que cualquier nuevo servicio que se lance ofrezca soporte para este dispositivo.

La calidad de imagen del Apple TV 4K es excelente gracias al soporte de contenidos en resolución 4K (2160p) en los cualquiera de los formatos HDR10, HLG y Dolby Vision de alto rango dinámico. También es posible disfrutar de contenido HDR con alta tasa de fotogramas (HFR) a 60 fps, aunque por el momento los contenidos en este formato son escasos.

En cuanto al sonido, el Apple TV 4K es capaz de procesador sonido envolvente Dolby Atmos. Además, es posible el audio a altavoces AirPlay o HomePod, así como a un par de auriculars AirPods simultáneamente.

 

La mayoría de los servicios de streaming ya ofrecen gran cantidad de de películas y series en formato 4K HDR con sonido Dolby Atmos, que se ven y se escuchan de forma espectacular en un televisor compatible con el Apple TV 4K.

Para disfrutar de la mejor calidad de imagen y de sonido, Apple ha incluido un sistema de calibración de color que utiliza la cámara frontal de un iPhone y un sistema de sincronización de audio que elimina el retardo si utilizas altavoces inalámbricos.

El chip A12 Bionic aporta una gran potencia al Apple TV 4K, que mueve la interfaz y las apps con todal suavidad. Si te gustan los videojuegos, este chip abre la puerta a juegos más complejos, que se disfrutan al máximo si enlazas un controlador de juegos como los de las consolas Xbox y PlayStation.

Como no podía ser de otra forma, la integración del Apple TV 4K con el ecosistema de productos y servicios Apple es excelente. Podemos disfrutar de nuestras fotografías y vídeos en la pantalla del televisor (bien sea vía iCloud o proyectándolos por el aire con AirPlay), escuchar música con la suscripción Apple Music, controlar los productos domóticos HomeKit de casa, disfrutar de juegos con Apple Arcade, etc.

 

¿Merece la pena el Apple TV 4K? Si ya tien’es el modelo de 2017, las mejoras en calidad de imagen y sonido son menores y, aunque el nuevo chip es más potente, el anterior todavía se desenvuelve bastante bien. Además, si lo que te gusta es el nuevo mando Siri Remote, la buena noticia es puedes comprarlo por separado y es compatible con el Apple TV 4K anterior.

Si todavía no tienes un Apple TV 4K pero eres usuario de dispositivos Apple, el Apple TV 4K es, sencillamente, el mejor reproductor de vídeo que puedes encontrar, por lo que es una compra muy recomendable, sobre todo si el Smart TV de tu televisor no es demasiado avanzado o carece de todas las apps.

Lo mejor:

  • Tamaño compacto y una estética que no desentona junto al televisor
  • Fluidez en el manejo del interfaz y las apps gracias al potente chip A12 Bionic
  • Conectividad Gibabit Ethernet, WiFi 6 y HDMI 2.1
  • Nuevo mando a distancia Siri Remote más cómodo de utilizar
  • Soporte para juegos con un mando controlador de consola
  • Excelente calidad de imagen gracias al soporte de contenidos 4K HDR a 60 fps y de sonido gracias a Dolby Atmos
  • Calibración de color y sincronización de audio mediante un iPhone
  • Posibilidad de reproducir audio en altavoces AirPlay y en dos parejas de AirPods a la vez
  • Compatibilidad con el protocolo Thread de domótica
  • Gran variedad de apps y juegos disponibles en la App Store
  • Integración con el ecosistema Apple de Fotos/Vídeos, Apple Music, Apple TV+, Apple Arcade, HomeKit, etc.

Lo peor:

  • Tamaño más grande que otros dispositivos de propósito similar con formato «stick»
  • Sin puerto USB para conectar accesorios como una webcam, disco duro, etc.

Nota: El Apple TV 4K ha sido cedido amablemente por Apple para la realización de este análisis.

🎉💻 ¡Ahorra! Consigue Windows 10 Pro por 14€ y Office 2019 Pro Plus por 39€ para siempre [ Ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario