Análisis de BlackBerry KEYone a fondo y opinión [REVIEW]


¡SORTEOS! Sorteamos un OnePlus 6 [ Ver sorteos ]

Ir a página

¿No quieres leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado de BlackBerry KEYone.
En los últimos años, BlackBerry ha probado diferentes estrategias para relanzar su negocio de dispositivos móviles. La decisión más acertada de la compañía fue abandonar su sistema operativo BlackBerry OS en favor de Android, encima del cual añade su propio software de seguridad y colaboración.

TCL, que posee los derechos de la marca BlackBerry para la mayor parte del mundo, lanzó hace unos meses la nueva BlackBerry KEYone, que va especialmente dirigida a aquellos usuarios que echan de menos un teclado físico para escribir.

Además de un teclado QWERTY completo, BlackBerry KEYOne cuenta con especificaciones de gama media: pantalla de 4.5″ con ratio de aspecto 3:2 y resolución 1620 x 1080 píxeles (433 ppp), procesador Snapdragon 625, 3GB de RAM, 32GB de almacenamiento, cámara trasera de 12MP, cámara frontal de 5MP y batería de 3.505 mAh.

BlackBerry KEYone está a la venta en España a un precio oficial de 599 euros, pero podemos encontrarla por un precio más ajustado en sitios como Amazon. Tras varias semanas de uso, os presentamos nuestro análisis en profundidad de este smartphone.

Índice de páginas

  1. Diseño y Teclado
  2. Pantalla
  3. Hardware y Batería
  4. Software y Multimedia
  5. Cámara y Llamadas
  6. Precio y Conclusiones

 

Diseño y construcción

A día de hoy, casi todos los smartphones de gama alta poseen un diseño muy parecido, hasta el punto de que en ocasiones resulta complicado distinguir unos de otros, sobre todo ahora que se han puesto de moda las pantallas sin apenas marcos.

Sin embargo, BlackBerry KEYone es un smartphone muy peculiar. La presencia de un teclado físico debajo de la pantalla le otorga un aspecto “clásico” diferente a cualquier otro smartphone del mercado.

El teclado de BlackBerry KEYone no es tan alto como el que encontrábamos en las antiguas BlackBerry. De esta forma, la compañía ha podido incorporar una pantalla de mayor tamaño.

La compañía ha integrado muy acertadamente un lector de huella dactilar en la barra espaciadora, un lugar que resulta bastante conveniente  en comparación con la parte de atrás.

La posición de la barra espaciadora es la que normalmente ocupa el botón inicio de otros smartphones, por lo que en mis pruebas no han sido pocas las ocasiones en las que he pulsado accidentalmente la barra en lugar del botón capacitivo de inicio, que en BlackBerry KEYone se sitúa entre la pantalla y el teclado.

La pantalla de BlackBerry KEYone posee un ratio 3:2, por lo que es más cuadrada y menos alargada que las pantallas con ratio 16:9 o incluso 18:9 de los smartphones modernos. Si bien este ratio es adecuado para trabajar con documentos o emails, no es el más indicado para ver películas o para utilizar ciertos juegos que esperan una pantalla alargada.

BlackBerry KEYone ofrece un aspecto sobrio con reminiscencias del pasado

 

BlackBerry KEYone posee un chasis de aluminio que, según la compañía, ofrece una gran resistencia. La pantalla está protegida por Gorilla Glass 4, que asegura resistencia frente a arañazos.

En la parte de atrás, el smartphone está recubierto por una superficie suave, aparentemente de caucho, con una textura que facilita el agarre. La cámara trasera es de gran tamaño, por lo que destaca sobremanera en la parte de atrás.

El dispositivo es bastante grueso ya que cuenta con 9.4mm de espesor y también resulta bastante pesado con sus 180 gramos. Aunque sus esquinas redondeadas hacen que no parezca tan tosco, se trata de un smartphone muy voluminoso, lo que puede echar para atrás a algunos usuarios.

A continuación, vamos a revisar los elementos que encontramos en la superficie del teléfono.

La parte de delante de BlackBerry KEYone está ocupada principalmente por la pantalla y el teclado.

La pantalla está rodeada por unos marcos negros bastante gruesos y, encima de la pantalla hay un marco de aluminio donde se sitúa la cámara frontal, el auricular del oído y los sensores.

Debajo de la pantalla encontramos los botones capacitivos de Atrás, Inicio y Tareas. Dado el gran tamaño del terminal, posiblemente hubiera sido mejor idea optar por botones de navegación virtuales para ahorrar espacio.

En la parte inferior del frontal encontramos un teclado QWERTY completo, organizado en cuatro hileras. de teclas. En la última hilera sobra espacio a izquierda y derecha, por lo que quizás BlackBerry podría haber añadido alguna tecla adicional o hacer la barra espaciadora más grande.

Como ya hemos comentado, la barra espaciadora alberga además el lector de huella dactilar.

En la parte de atrás encontramos la cubierta trasera, que no se puede retirar y, por tanto, no tenemos acceso a la batería.

En la esquina superior izquierda encontramos una gran cámara circular y, al lado, un flash de doble tono.

La mayor parte de la cubierta trasera está cubierta por una textura de plástico negro con pequeños puntitos, que resulta suave al tacto y facilita el agarre.

El logotipo de BlackBerry está bien visible en la parte de atrás, sobre la textura de plástico negro.

El acabado de la parte de atrás resulta elegante pero es demasiado clásico para mi gusto. No es un smartphone dirigido a un público joven sino más bien a gente de negocios.

En el lateral derecho encontramos el botón de acceso rápido y, encima de este botón, el control de volumen, de una sola pieza y alargado. Ambos botones presentan una buena sensación al tacto y un recorrido suficiente. También encontramos en esta zona la ranura para la tarjeta SIM.

 

En el lateral izquierdo solamente encontramos el botón de encendido.

 

La parte superior del teléfono cuenta con un conector de auriculares.

 

La parte inferior del teléfono posee un conector USB-C en el centro. A ambos lados encontramos unos orificios y, en el lado derecho, se oculta el altavoz principal.

 

El acabado en aluminio y, sobre todo, en caucho, hace que las huellas dactilares no queden apenas marcadas en la superficie, por lo que no tendrás que pasar el tiempo limpiando la superficie como en otros dispositivos construidos en cristal.

Lamentablemente, BlackBerry KEYone no es resistente a inmersiones, por lo que debemos tener precaución para que no se caiga al agua.

 

Teclado

BlackBerry KEYone es uno de los pocos smartphones que incorporan un teclado físico QWERTY completo debajo de la pantalla, a imagen y semejanza de los antiguos teléfonos de BlackBerry.

BlackBerry ha incorporado un buen sistema de auto-corrección y es posible elegir la palabra sugerida de forma cómoda con solo arrastrar el dedo hacia arriba sobre el teclado. También es posible utilizar el teclado como un touchpad para hacer scroll o movernos por las pantallas del escritorio con solo arrastrar el dedo por encima.

BlackBerry también permite crear atajos realizando pulsaciones cortas o largas sobre cualquier tecla física. Estos atajos permiten abrir una aplicación, realizar una marcación rápida, enviar un mensaje, crear una alarma, activar un ajuste del teléfono, etc.

En mi experiencia, escribir con el teclado de BlackBerry KEYone resulta más preciso que hacerlo sobre la pantalla (se cometen menos errores) pero no necesariamente más rápido.

Ir a página