Análisis y opinión del reloj de fitness Fitbit Blaze


¡SORTEOS! Sorteamos un ZTE Blade A610 Plus [Participar] y un Xiaomi Mi A1 64GB [Participar]

Fitbit se ha convertido en la compañía más popular en el mundo de los dispositivos wearables que miden la actividad física. Desde hace años la compañía viene lanzando pulseras para medir el número de pasos, registrar los ejercicios, controlar el sueño e incluso medir el ritmo cardíaco.

Con su último lanzamiento, Fitbit Blaze, la compañía ha sacado al mercado un reloj para fitness, aunque sin abandonar el foco en la medición de la actividad física.

Mientras que los relojes de otros fabricantes permiten instalar aplicaciones y recibir cualquier notificación, el nuevo reloj de Fitbit no ofrece estas capacidades ya que en lugar de utilizar Android Wear emplea un sistema operativo propietario con funcionalidades limitadas.

El reloj Fitbit Blaze es compatible con teléfonos Android, Windows e iOS, recibe notificaciones básicas (llamadas, SMS o eventos de la agenda), y ofrece funciones de monitorización de la actividad física.

Por cortesía de Fitbit, hemos tenido oportunidad su nuevo reloj Fitbit Blaze durante unos días, y a continuación os presentamos nuestras conclusiones.

 

Índice

 

Diseño y construcción

Fitbit Blaze - 3El aspecto del Fitbit Blaze es un tanto retro, con predominancia de líneas rectas y superficies planas que nos recuerdan a los relojes Casio de los años 80.

El aparato en sí mismo es un pequeño cuadrado negro con una pantalla táctil, que se encaja en un chasis de forma octogonal al que se engancha una correa. Existe un agujero entre la parte superior del reloj y el marco octogonal en la parte superior e inferior, que es bastante poco usual.

En la parte interior del reloj encontramos el lector de ritmo cardíaco y unas luces que se encargan de iluminar nuestra piel para llevar a cabo la medición.

El cuerpo del reloj es bastante fino y no sobresale mucho de la muñeca, aunque visto de frente el reloj ofrece un aspecto bastante abultado: su esfera es muy ancha y el chasis donde va incrustado tienen un borde bastante grueso. La pantalla cuenta con un marco de gran tamaño, por lo que la pantalla del reloj aparenta ser pequeña.

Sobre gustos no hay nada escrito, pero creemos que no nos equivocamos al afirmar que otros relojes – como el Samsung Gear S2, el Huawei Watch o el Apple Watch – ofrecen un diseño y unos materiales más atractivos.

Se trata de un reloj bastante ligero (solo 43 gramos), por lo que resulta cómodo de llevar en la mano. Durante el tiempo que lo he probado no he sufrido ninguna molestia llevándolo todo el día puesto, incluso para dormir.

El Fitbit Blaze cuenta con tres botones físicos – uno a la izquierda y dos a la derecha. El botón de la izquierda hace las funciones botón Atrás, y los otros dos tienen disitntas funciones dependiendo de lo que estemos haciendo. En la práctica no es necesario utilizar los botones con mucha frecuencia, ya que la pantalla es táctil.

El reloj es resistente a salpicaduras y a sudor, lo que significa que podemos utilizarlo bajo la lluvia pero pero no deberíamos nadar ni ducharnos con él.

 

Pantalla

El Fitbit Blaze cuenta con una pantalla rectangular OLED de 1.25″ con 16 colores, que cumple adecuadamente con su función pero que palidece frente a las pantallas curvadas de miles de colores que exhiben otros relojes.

La pantalla es táctil y admite gestos de arrastrar el dedo sobre la pantalla, por lo que resulta bastante cómoda de utilizar.

La pantalla no permanece siempre encendida, sino que se apaga cuando no se utiliza para ahorrar batería. Por suerte el reloj enciende la pantalla cuando detecta movimiento de la muñeca o si damos un toque a la pantalla táctil.

Como veremos más adelante, Blaze ofrece solo unas pocas pantallas, pero cuando entras en una de ellas se queda ahí hasta que sales incluso aunque se apague la pantalla. Eso quiere decir que si, por ejemplo, entras en el apartado ‘Ejercicio’, la próxima vez que enciendas el reloj para ver la hora volverás a ver esa pantalla en vez de la hora.

A través de la aplicación Fitbit es posible elegir el formato de la pantalla del reloj: Pop (muestra la hora y el progreso en el número de pasos, el ritmo cardíaco y las calorías quemadas), Zone (hora y ritmo cardíaco), Original (hora, pasos y ritmo cardíaco) y Flare (hora y fecha).

Fitbit Blaze - 7

 

Funcionalidades

El reloj Fitbit Blaze es básicamente una pusera Charge HR con pantalla, que además incorpora entrenamientos y notificaciones.

El reloj es capaz de medir pasos, calorías quemadas, pasos caminados, tiempo activo, ritmo cardíaco en reposo y calidad del sueño. Además incorpora diversos modos de ejercicio, como veremos más adelante.

Todos los productos Fitbit cuentan con un acelerómetro de tres ejes que mide patrones de movimiento para determinar los pasos que has caminado, la distancia que has recorrido, los minutos que has estado activo, y las calorías que has quemado.

El altímetro mide el número de pisos que has subido en función de la presión atmosférica. Cada tres metros de ascensión cuenta como un “piso”

La medición de los pasos es probablemente la media más popular, y es es que lo que mide tu actividad frente a la de otros amigos en el ranking, pero también puedes elegir que tu objetivo principal sea distancia recorrida, calorías quemadas o plantas subidas.

El reloj también es capaz de registrar las horas de sueño automáticamente, ya que cuándo nos quedamos dormidos y nos despertamos, y también es capaz de notar si nos despertamos por la noche. De esta forma podemos saber cuántas horas dormimos cada día y la calidad de nuestro sueño.

Lamentablemente no es tan completo como las pulseras de Jawbone, que además de detectar el sueño, estiman si corresponde a sueño profundo, sueño ligero y REM.

 

Otra de las funciones del reloj es el registro de ejercicios, que incorpora la posibilidad de registrar varias actividades deportivas desde el propio reloj: correr, ciclismo, pesas, carrera en cinta, elíptica, y ejercicio físico libre.

Los modos de correr y ciclismo pueden hacer uso de la función ConnectedGPS para medir la distancia (o si no llevas el teléfono encima, lo estiman usando el movimiento de la mano), mientras que el resto de modos solamente utilizan el ritmo cardíaco para estimar la cifra de calorías consumidas.

Desde la aplicación Fitbit podemos añadir deportes adicionales a la pantalla del reloj como senderismo, spinning, gimnasia, yoga, golf, kickboxing, artes marciales, pilates, paseos, subir escalones, etc.

El reloj es capaz de detectar automáticamente sesiones de ejercicio, pero también podemos registrarlo manualmente. Dependiendo del ejercicio podremos ver estadísticas en tiempo real en la muñeca, y u un resumen del ejercicio cuando termina.

Como hemos comentado antes, el reloj es capaz de medir el ritmo cardíaco a lo largo del día y nos ofrece los resultados en forma de gráficas. Una de las medidas que nos ofrece es el ritmo cardíaco en reposo, que es una medida muy útil para mejorar tu forma física.

FitStar es una compañía especializada en apps para salud que fue adquirida por Fitbit el año pasado, y el reloj incorpora esta tecnología ofreciendo tres sesiones de ejercicio guiadas: calentamiento, entrenamiento de 7 minutos y 10 minutos de abdominales.

La idea es que arrancas una sesión de entrenamiento y la puedes seguir en la pantalla del reloj. Es una idea excelente, aunque el número de sesiones se queda un poco corto.

Los entrenamientos funcionan bastante bien, pero da la sensación de que no aprovechan el potencial del reloj.

Fitbit Blaze - 8Con la cantidad de sensores que incorpora no parece complicado que fuera capaz de medir el número de repeticiones o que no ofrezca algún tipo de puntuación tras cada intervalo de 30 segundos que nos motive a realizar la siguiente ronda. Tampoco hay niveles de dificultad que podamos seleccionar.

Dejando a un lado las funcionalidades de medición de ejercicio, el reloj es capaz de mostrar notificaciones básicas en la pantalla: llamadas entrantes, mensajes SMS (¿alguien sigue enviando SMS?) y notificaciones de la agenda.

Cuando recibimos alguna de estas notificaciones, el reloj vibra, lo que nos advierte de que tenemos algo que mirar en nuestro teléfono. Obviamente nos hubiera gustado que el reloj también notificase aplicaciones de otras aplicaciones como WhatsApp.

Las notificaciones se quedan en el reloj hasta el día siguiente, salvo que las descartemos manualmente. En cualquier momento podemos acceder a ellas si mantenemos pulsado el botón inferior derecho.

Lamentablemente si una notificación es leída en el teléfono, esta no desaparece del reloj automáticamente.

Si mantenemos pulsado el botón superior derecho, podemos activar o desactivar las notificaciones, y controlar la reproducción de música en el teléfono.

No hay muchas carencias en cuanto a funcionalidades respecto a las pulseras dedicadas. La ausencia de GPS es una de las pocas funcionalidades que podemos echar en falta al reloj, pero gracias a la funcionalidad ConnectedGPS podemos utilizar el del smartphone.

Aunque el reloj es capaz de despertarte con una vibración en la muñeca, carece de la función ‘Alarma inteligente’ para despertarte cuando estés en el ciclo más ligero de sueño. Es una función bastante común en otras pulseras, como Jawbone UP3, pero no está en Blaze.

La nueva pulsera Fitbit Alta que tuvimos oportunidad de conocer hace unos días llega con Avisos para Moverte que te ayudan a mantenerte activo y a reducir los tiempos en pausa. Nos gustaría que esta funcionalidad también llegara en algún momento a Fitbit Blaze.

 

Conexión del reloj al teléfono móvil

2016-03-05 20.51.08La conexión al smartphone se realiza a través de Bluetooth, y es compatible con iOS, Windows Mobile y Android.

Su configuración inicial resulta muy sencilla ya que la aplicación Fitbit te va guiando en todo el proceso.

El reloj Fitbit Blaze utiliza la misma aplicación que el resto de la familia Fitbit, que ofrece algunas funciones interesantes como los desafíos y las competiciones con tus amigos.

Al entrar en la aplicación obtenemos un resumen del día, y podemos pulsar sobre una métrica para obtener un mayor detalle.

Por ejemplo, si pulsas sobre el sueño obtienes el detalle de la última noche y puedes filtrar por día, semana o mes.

Si pulsas sobre el ritmo cardíaco puedes ver la evolución de tu ritmo cardíaco, que debería ser descendiente a medida que mejoras tu forma física.

Una función que puede motivar a algunos usuarios es la posibilidad de “competir” con sus amigos que también usen una pulsera Fitbit. Tus amigos se muestran en una pestaña de la aplicación y puedes ver lo activos que han estado en comparación contigo.

Otra fuente de motivación es la posibilidad de ganar “insignias” a medida que completamos desafíos.

En general, la aplicación Fitbit es una de las mejores que podemos encontrar a día hoy. Es simple, ofrece muchas funcionalidades y se sincroniza perfectamente con el reloj.

Fitbit Blaze - 5

 

Batería y proceso de carga

Según la compañía, la batería de Blaze dura cinco días con una sola carga. Obviamente esto depende de la frecuencia con la que activas la pantalla, recibes notificaciones o accedes a las diversas funciones del reloj.

En general, la autonomía es bastante superior a la que encontramos en relojes inteligentes (sus funcionalidades también son menores).

Para recargar el teléfono es necesario retirar el reloj del chasis e introducirlo en un cargador propietario que se conecta mediante USB. No estaría de más que Fitbit adoptase un cargador estándar ya que casi todos sus productos utilizan cargadores diferentes.

 

Precio

El Fitbit Blaze está disponible en tres tamaños de muñeca – pequeño para 140-170mm, grande para 170-206mm y extra-grande para 206-236mm – y en varios colores. Puedes adquirir otras correas por separado, incluso de piel o de eslabones de metal, que son intercambiables con bastante facilidad.

El reloj Fitbit Blaze está a la venta por 229,95€ en la propia página de Fitbit, y puedes hacerte con correas de distintos colores y materiales. La pulsera clásica cuesta 29,95€, la pulsera con eslabones y marceo de metal cuesta 139,95€ y la pulsera con correa de cuero cuesta 99.95€.

Fitbit Blaze no hace nada que no pueda hacer alguna de las otras pulseras Fibit, salvo las sesiones de entrenamiento FitStar. Por ejemplo, el Fitbit Charge HR también puede medir el ritmo cardiacoy mostrar notificaciones de llamadas entrantes.

¿Por qué comprar Blaze frente a otras pulseras? Cuenta con un diseño de reloj avanzado, resulta más cómodo de utilizar gracias a su pantalla táctil a color de gran tamaño, y además ofrece correas intercambiables.

 

Conclusiones

Hasta ahora, Fitbit se había centrado en la comercialización de pulseras de actividad física, que son reconocidas como unas de las mejores del mercado, pero la llegada de Blaze demuestra que la compañía quiere hacerse también un nombre en el mundo de los relojes.

La compañía tiene claro que el foco de sus productos es la actividad física, y por ello Fitbit Blaze no trata de competir frente a  relojes inteligentes con Android Wear, Tizen o WatchOS. El reloj Fitbit Blaze es un producto más limitado en funcionalidades y con un sistema operativo propietario.

La apariencia del Fitbit Blaze no es, en mi opinión, su aspecto más destacable. Su esfera de gran tamaño, su pantalla rectangular con gruesos marcos rodeándola, y su aspecto “retro” con un chasis ortogonal, no pueden competir con la belleza de otros relojes.

El Fitbit Blaze cumple sobradamente con las funciones que se esperan de una pulsera de actividad física: la medición de pasos, calorías quemadas, pasos caminados, tiempo activo, ritmo cardíaco en reposo y calidad del sueño.

Fitbit también ha añadido sesiones de entrenamiento programadas gracias a la tecnología de FitStar aunque, como hemos comentado en el análisis, da la sensación de que podrían sacarle más partido a esta función. Lo mismo ocurre con las notificaciones inteligentes, que se quedan algo limitadas al reducirse a avisos de llamadas, mensajes de texto y eventos de agenda. Nada de notificaciones de WhatsApp, por ejemplo.

La duración de la batería es buena, alrededor de cinco días, una marca bastante por encima de la que suelen alcanzar los relojes inteligentes, cuya autonomía suele estar limitada a un par de días a lo sumo.

La aplicación Fitbit sigue siendo un complemento excelente para los productos de la marca. Además de la gran cantidad de estadísticas que muestra, añade insignias y competiciones sociales que son un aliciente muy interesante para que los usuarios hagan ejercicio.

En definitiva, el reloj Fitbit Blaze es una buena incorporación a la familia Fitbit, ya que cuenta con todas las funcionalidades de una pulsera de actividad convencional junto con una pantalla de gran tamaño y, además, ofrece entrenamientos y notificaciones inteligentes.

Lo mejor:

  • Pantalla OLED que muestra la hora y los principales indicadores de actividad física
  • Notificación de llamadas, mensajes de texto y eventos de agenda en la pantalla y mediante vibración
  • Aplicación Fitbit disponible para las principales plataformas móviles y con funciones sociales muy interesantes.
  • Detección automática de los períodos de sueño y de actividad física
  • Registro continuo del ritmo cardíaco
  • Función GPSConnect para utilizar el GPS del smartphone y registrar la trayectoria recorrida y estimar distancias con precisión.
  • Autonomía del dispositivo buena (alrededor de cinco días)
  • Correas intercambiables con una gran variedad de colores y materiales donde elegir.
Lo peor:
  • Diseño abultado con una apariencia “retro” menos atractiva que la de otros relojes
  • Sistema operativo propio, que no permite instalar aplicaciones de terceros
  • Sistema de carga incómodo (es necesario extraer el reloj del marco)
  • Entrenamientos de FitStar escasos y sin aprovechar el potencial del reloj
  • Notificaciones limitadas a llamadas, mensajes y eventos de agenda, y no desaparecen automáticamente si se leen en el teléfono
  • No sumergible en agua (aunque sí que resiste salpicaduras)