Quitar este panel

Análisis del Huawei Mate 9 y opinión [REVIEW]

💿💻 ¡Ofertón! Consigue tu clave Windows 10 Pro por 9,76€ y Office 2019 Pro por 39,54€ en MMORC [ Ver oferta ]

Huawei presentó a principios de noviembre el Mate 9, un phablet con pantalla gigante de 5.9″ que posee unas especificaciones muy potentes junto a un diseño atractivo en metal y cristal 2.5D.

El Huawei Mate 9 llega con pantalla de 5.9″ con resolución Full HD, procesador Kirin 960, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento, cámara dual de 20MP + 12MP, batería de 4.000 mAh y Android Nougat

Aunque han pasado ya unos meses desde su anuncio, no hemos querido dejar pasar la ocasión de analizar este smartphone, así como compararlo con el recientemente anunciado Huawei P10, muy similar en especificaciones pero de menor tamaño.

A continuación, os presentamos nuestro análisis en profundidad del Huawei Mate 9.

 

 

Diseño y construcción

El Huawei Mate 9 es un smartphone con un diseño muy atractivo, que cuenta con un cuerpo de aluminio de una sola pieza ligeramente curvado en la parte de atrás y unos acabados excelentes.

Es un smartphone (o mejor dicho, phablet) de gran tamaño, como era de esperar dado que cuenta con una pantalla gigante de 5.9″.

Su gran tamaño puede echar para atrás a muchos usuarios, que encontrarán en el Huawei P10 una alternativa más compacta, pero también es un plus para aquellos a los que nos gusta una pantalla grande.

Huawei ha hecho un trabajo excelente a la hora de aprovechar el espacio y los márgenes superior e inferior de la pantalla son bastante estrechos — sin llegar al nivel del LG G6 pero mucho mejor que el iPhone 7.

Los marcos laterales de la pantalla también están bien aprovechados, y en total tenemos un ratio de cuerpo de pantalla de un 77,5%.

En el frontal, el Mate 9 cuenta con una pantalla de cristal 2.5D, redondeado en los extremos, haciendo que resulte mucho más agradable deslizar el dedo desde el extremo del teléfono.

Como ocurría con su antecesor, el Huawei Mate 8, en la cubierta trasera encontramos dos piezas de plástico gris en la parte superior e inferior, que facilitan la transmisión de ondas. Huawei ha conseguido que estas piezas de plástico pasen desapercibidas ya que se confunden fácilmente con el resto de la cubierta trasera de metal.

 

El tamaño de pantalla del Huawei Mate 9 hace que sea prácticamente imposible utilizarlo con una sola mano. A duras penas podemos teclear con una sola mano y, por supuesto, arrastrar la barra de notificaciones hacia abajo con una sola mano requiere hacer malabarismos con el dispositivo en la mano.

Por suerte, Huawei ha incorporado un modo de una sola mano que se activa al arrastrar el dedo de izquierda a derecha (o viceversa) por encima de la barra de botones virtuales. Aún en este modo, llegamos a duras penas al extremo superior izquierdo al sujetar el teléfono con solo la mano derecha.

Otra funcionalidad relacionada es la posibilidad de mostrar un botón flotante en la pantalla, que se puede arrastrar hacia los bordes derecho o izquierdo para facilitar el acceso a ciertas funciones. El botón flotante se expande al pulsarlo y muestra accesos directos a Volver, Inicio, Tareas recientes, Pantalla de bloqueo, y Optimización.

Con solo 7,9 mm de grosor, es un smartphone relativamente delgado dado su tamaño. Las dos cámaras situadas en la parte de atrás sobresalen ligeramente de la superficie, como ocurre con el Samsung Galaxy S7 o el iPhone 7.

El teléfono está disponible en una gran selección de colores: champagne gold, space grey, mocha brown, moonlight silver y ceramic white. Nosotros hemos recibido el modelo space grey, que es muy elegante.

La parte de delante del Huawei Mate 9 está ocupada principalmente por la pantalla, cuyos marcos laterales, superior e inferior son bastante estrechos como ya hemos comentado.

Encima de la pantalla encontramos el altavoz para el oído, la cámara frontal y los sensores habituales de proximidad y luminosidad.

También encontramos un LED de notificaciones multi-color, que no es visible cuando está apagado.

Es un acierto que Huawei haya incluido un LED de notificaciones, ya que muchos fabricantes prescinden ya de este elemento.

En la parte inferior no encontramos ningún botón físico o capacitivo, sino que únicamente vemos el logotipo de HUAWEI.

Huawei comercializa el teléfono con un protector de pantalla que ha sido aplicado de fábrica. En el modelo que nosotros hemos aprobado el protector estaba perfectamente colocado, sin burbujas ni errores.

En la parte de atrás encontramos la cubierta trasera, que no se puede retirar y, por tanto, no tenemos acceso a la batería.

En la zona superior de la parte de atrás encontramos la doble cámara situada en vertical.

Al un lado de la cámara encontramos el flash LED dual y al otro lado está el sensor láser de ayuda al enfoque junto a una inscripción con las características de la cámara.

Debajo de la cámara encontramos el lector de huella dactilar, con forma circular.

Un poco más abajo se encuentra el el logotipo de HUAWEI y, debajo del todo, algunas inscripciones con las certificaciones.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y, encima de este botón, el control de volumen, de una sola pieza y alargado. Ambos botones presentan una buena sensación al tacto y un recorrido suficiente.

 

En el lateral izquierdo solamente encontramos la ranura para albergar una tarjeta nano-SIM más una tarjeta micro-SD.

 

La parte superior del teléfono cuenta con un micrófono y el emisor de infrarrojos.

 

La parte inferior del teléfono posee un conector USB-C en el centro. A ambos lados encontramos dos rejillas, pero únicamente una de ellas esconde un altavoz ya que la otra es meramente decorativa.

 

El agarre del teléfono es bueno ya que, como hemos comentado, los bordes laterales del teléfono son biselados y las esquinas son redondeadas. Esto hace que el teléfono no se clave en la mano al sujetarlo con fuerza.

La parte de atrás es ligeramente curvada, por lo que se adapta bastante bien a la mano. Dado que la curva no es muy pronunciada, el teléfono no «baila» al teclear sobre la pantalla.

La superficie metálica tiene un acabado mate y repele bastante bien las huellas dactilares, que no quedan para nada marcadas en la superficie del teléfono. El Huawei Mate 9 no es resistente al agua, por lo que debemos tener precaución para que no se moje.

A continuación podemos ver el Huawei Mate 9 junto al Huawei P10, en una imagen donde se aprecia perfectamente la diferencia de tamaño y de estilo.

Huawei Mate 9 (izquierda) y Huawei P10 (derecha)

Pantalla

El Huawei Mate 9 posee una pantalla de 5,9″ pulgadas con panel IPS LCD y resolución Full HD (1.920 x 1.080 píxeles).

La resolución de la pantalla puede resultar algo escasa para lo que se lleva hoy en día, dado que la mayoría de los teléfonos de gama alta — Samsung Galaxy S7, LG G6, HTC U Ultra, etc. — optan por paneles QHD. Sin embargo, Huawei siempre ha sido bastante conservador con la resolución de sus paneles y ha reservado la resolución QHD para el modelo Mate 9 Pro.

La densidad de píxeles resulta ser de 373 ppp, lo cual garantiza que la pantalla es muy nítida y los píxeles individuales son indistinguibles. Únicamente se nos queda corta para aplicaciones de Realidad Virtual pero, a día de hoy, no parece probable que eso sea una prioridad de los usuarios.

Al tratarse de una pantalla LCD, la matriz de sub-píxeles es de tipo RGB. Esto quiere decir que los sub-píxeles rojo, verde y azul están colocados en hileras rojo-verde-azul (RGB), a diferencia de lo que ocurre en las pantallas AMOLED típicas de Samsung.

En las pantallas AMOLED los sub-píxeles están habitualmente dispuestos en formas geométricas – normalmente diamantes – en una matriz de tipo Pentile. A igualdad de resolución, las pantallas RGB se ven más nítidas que las pantallas Pentile, que producen un efecto de zigzagueo en las líneas rectas.

Ahora bien, las pantallas AMOLED tienen otras ventajas respecto a las pantallas LCD en cuanto a contraste, profundidad del color negro, viveza de los colores y consumo energético.

 

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El brillo máximo del Huawei Mate 9 se encuentra alrededor de 627 nits según nuestras propias mediciones. Este es un valor muy elevado, que supera a la mayoría de smartphones de gama alta.

 

La gama de colores que puede mostrar el panel del Huawei Mate 9 es muy buena ya que cubre un 99,8% del espacio de color sRGB.

Ahora bien, el color blanco presenta una temperatura de color de 8.043 ºK, bastante por encima del nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica que la pantalla muestra un tono azulado que es apreciable en aplicaciones con fondo blanco, como el navegador.

La pantalla ofrece un ajuste de temperatura de color pero, incluso en el modo cálido, la temperatura de color es 7200 ºK, de nuevo por encima del valor óptimo de 6.500 ºK. El valor de gamma es correcto, 2.43, no muy alejado del óptimo 2.2.

 

La fidelidad en la reproducción de los colores es bastante buena ya que el error medio resulta ser 4.8 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable) con un error máximo que resulta ser de 10.6 dE.

El color negro es bastante profundo para una pantalla LCD (0,4 nits), aunque queda lejos de los colores negros puros que ofrecen las pantallas AMOLED. En cualquier caso, el contraste es elevado, alrededor de 1567:1.

Los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo.

Por último, Huawei ha incorporado un modo lectura que filtra la luz para aliviar el consumo visual. Puede ser activado manualmente o, si preferimos, programar la hora de inicio y final.

Hardware

Huawei es uno de los pocos fabricantes de smartphones que desarrollan sus propios chips, en lugar de recurrir a Qualcomm o MediaTek como hacen la mayoría de competidores.

El Huawei Mate 9 llega con un procesador Kirin 960, el sucesor del Kirin 950 que incorporaba el Huawei Mate 8. Este procesador utiliza una configuración big.LITTLE y, al igual que el Kirin 950 del Mate 8, ha sido fabricado en un nodo FinFET de 16nm.

Ahora bien, los chips Qualcomm Snapdragon 820/821 y Samsung Exynos 8890 de los smartphones estrella de 2016 utilizan un proceso más eficiente de 14nm, y los nuevos Snapdragon 835 y Exynos 8895 lo hacen en procesos aún más eficientes de 10 nm.

Mientras que el Kirin 950 del Huawei Mate 8 contaba con cuatro núcleos Cortex A53 y cuatro núcleos Cortex-A72, el Kirin 960 sustituye los núcleos Cortex-A72 por los nuevos Cortex-A73, que son más potentes.

Respecto a los Cortex-A72, los núcleos Cortex-A73 incrementan un 10 por ciento el rendimiento en proceso y un 15 por ciento la transferencia de memoria. Además, a igual de frecuencia, los núcleos Cortex-A73 consumen un 20%-30% menos de energía.

En el aspecto gráfico encontramos una GPU Mali-G71MP8 con la nueva arquitectura Bitfrost de ARM, que supone una mejora importante respecto a la GPU Mali-T880 del Huawei Mate 8.

Junto al procesador encontramos 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento, si bien el Huawei Mate 9 Pro llega también en una versión con 6GB de RAM y 128GB de almacenamiento.

A continuación vamos a ver los resultados del teléfono en diversos benchmarks, lo que nos dará una idea de la potencia de este terminal en comparación con otros teléfonos.

 

En el benchmark AnTuTu v6 ha dado un resultado de 137.794 puntos, una puntuación bastante alta aunque no llega a superar a los teléfonos estrella de otras marcas.

 

En el benchmark Geekbench 4 ha conseguido 1904/5716 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados espectaculares en la prueba multi-núcleo y más normales en la prueba de un solo núcleo.

 

En el apartado de almacenamiento, el teléfono obtiene unos resultados muy buenos en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura.

 

Hemos comparado los tiempos de carga de varios juegos exigentes — Asphalt 8, N.O.V.A. 3 y Modern Combat 5 — y el teléfono ha salido bastante bien parado, como era de esperar con un almacenamiento tan rápido.

 

En el test de rendimiento general PCMark 1.0, ha obtenido una puntuación de 7.463 puntos, un valor que destaca sobre otros terminales de gama alta.

 

En el test de rendimiento general PCMark 2.0, ha obtenido una puntuación de 6.260 puntos, un valor que de nuevo es muy elevado.

 

Pasando a las pruebas gráficas, en la prueba SlingShot de 3DMark el teléfono ha obtenido unos resultados buenos pero mejorables.

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados buenos, aunque por debajo de otros teléfonos de gama alta.

Los resultados de las pruebas off-screen (aquellas que se llevan a cabo a resolución 1920 x 1080 independientemente de la resolución de la pantalla) muestran que esta GPU está por debajo de las que incorporan los teléfonos más potentes del momento.

En las pruebas on-screen (a la resolución nativa de la pantalla), el Huawei Mate 9 tiene cierta ventaja ya que la resolución de su pantalla es sensiblemente inferior a la de otros teléfonos de gama alta con paneles QHD. Aún con todo, los resultados no son espectaculares.

 

Los resultados de los benchmarks muestran que el rendimiento de la CPU está a la altura de lo que vemos en otros smartphones de gama alta. El Huawei Mate 9 se mueve con total suavidad y, en el uso diario, no hemos notado ningún signo de lag ni lentitud a la hora de mover apps comunes como WhatsApp, Twitter, Facebook, Instagram, Google Maps, etc.

Gracias a sus 4GB de RAM, el Huawei Mate 9 es capaz de mantener muchas apps en memoria simultáneamente. Cambiar entre una tarea y otra es una delicia con este smartphone, y no hemos notado que el teléfono cierre apps por falta de memoria de forma habitual.

En cuanto al rendimiento gráfico, la GPU no está a la altura de la potencia de la CPU, aunque su resolución 1080p ayuda a que el rendimiento gráfico sea bueno y que los juegos 3D actuales se muevan con suavidad.

 

En los juegos exigentes que hemos probado — Asphalt 8, Modern Combat 5 y Unkilled — el rendimiento del teléfono ha sido bueno y estos títulos se mueven con una tasa de imágenes por segundo elevada aún cuando el nivel de calidad gráfica está al máximo.

De hecho, utilizando el software GameBench, hemos podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos y el resultado ha sido muy bueno, aunque nos ha sorprendido la elevada carga de CPU en Modern Combat 5:

JuegoFPS medioEstabilidad FPS%GPU%CPU
Asphalt 830100%No disponible9%
Modern Combat 530100%No disponible45%
Unkilled3099%No disponible13%


 

Como todos los teléfonos de gama alta, se calienta ligeramente al ser sometido a una carga elevada de trabajo, especialmente en juegos 3D. Sin embargo, el Huawei Mate 9 mantiene una temperatura muy baja en todo momento. Durante periodos de alta intensidad hemos medido una temperatura en la superficie trasera del teléfono de tan solo 33ºC.

Con objeto de optimizar el rendimiento, Huawei ha incorporado una aplicación llamada Administrador del teléfono que analiza el estado del teléfono y ofrece diversas formas de mejorar el funcionamiento del teléfono.

Entre otras, esta aplicación puede proponer cerrar ciertas aplicaciones para reducir el consumo de energía, borrar ficheros grandes o aplicaciones poco usadas para liberar espacio, o desactivar Bluetooth si no hay ningún dispositivo para enlazar.

Esta misma aplicación también permite bloquear llamadas y mensajes de ciertos usuarios, gestionar el tráfico de datos, controlar las aplicaciones que pueden mostrar notificaciones flotantes o en el centro de notificaciones, proteger el acceso a ciertas aplicaciones con contraseña o huella, limitar la ejecución de ciertas apps en segundo plano al bloquear la pantalla, controlar los permisos de las apps, y gestionar el consumo de batería.

 

El Huawei Mate 9 llega con 64 GB de almacenamiento de tipo UFS 2.1, el más rápido del momento. Nada más salir de la caja quedan unos 49 GB libres,  y además cuenta con una ranura para poder introducir una tarjeta micro-SD de hasta 128GB.

Lamentablemente Huawei no ha adoptado la funcionalidad Adoptable Storage de Android Marshmallow, por lo que no es posible formatear la tarjeta micro-SD como si fuera una extensión del almacenamiento interno para instalar apps directamente en la tarjeta micro-SD.

Muchos fabricantes argumentan que con dicha funcionalidad no puedes reemplazar la tarjeta micro-SD alegremente y, además, el uso de una tarjeta SD de poco rendimiento afecta al funcionamiento del teléfono.

Dado que no todas las aplicaciones pueden moverse a la memoria externa, podríamos encontrarnos con problemas de capacidad si instalamos muchos juegos y aplicaciones, aunque con 64GB no debería ser un problema.

En el aspecto de conectividad, el Huawei Mate 9 es compatible con WiFi 802.11 b/g/n/ac a 2.4 GHz y 5 GHz, Bluetooth 4.2, 3G/HSPA+, 4G/LTE, y NFC. No incorpora radio FM.

La conectividad 4G es Cat. 12, por lo que puede alcanzar velocidades máximas teóricas de 600 Mbps de descarga y 100 Mbps de subida.

La conectividad 4G del Huawei Mate 9 es compatible con todas las bandas de frecuencia que se utilizan en España, incluso la de 800 MHz, por lo que no tendrás ningún problema de cobertura.

En las pruebas que hemos realizado la velocidad de red tanto por Wi-Fi como por 4G fueron satisfactorias.

El Huawei Mate 9 alcanzó los 172 Mbps de bajada y 31 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300/30. En la prueba de 4G, se alcanzaron los 17 Mbps de bajada y 5 Mbps de subida con una conexión de Movistar.

El Huawei Mate 9 cuenta con un lector de huella dactilar de 360 grados en la parte de atrás, que permite desbloquear el teléfono o acceder a aplicaciones protegidas colocando el dedo sobre el lector. No es la ubicación que más nos gusta, ya que dificulta desbloquear el teléfono estando apoyado, pero hay muchos usuarios que prefieren este lugar al frontal.

 

El sistema permite registrar cinco huellas dactilares, una cantidad que parece suficiente ya que por la posición del lector lo más probable es que siempre utilicemos el mismo dedo para desbloquearlo.

Una vez que has registrado las huellas dactilares, la pantalla se activa con solo colocar el dedo en la superficie, incluso sin tener que encender previamente la pantalla. Nos ha sorprendido la rapidez de desbloqueo, ya que es capaz de reconocer la huella dactilar en solo una fracción de segundo.

Huawei ha incorporado además algunas funcionalidades software al sensor para capturar una foto o grabar un vídeo desde la app de Cámara, contestar llamadas o deter alarmas al pulsar el sensor, así como mostrar el panel de notificaciones y pasar fotografías al deslizar el dedo.

Batería

La batería del Huawei Mate 9 no es reemplazable pero posee una capacidad de 4.000 mAh. Se trata de una capacidad bastante adecuada para un teléfono de este tamaño.

 

En la prueba de batería Work Battery Life 1.0 de PCMark, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un excelente resultado de 10 horas y 48 minutos. Este resultado está encima del resto de smartphones que hemos probado, incluso el Mate 8 del año pasado.

 

En la prueba de batería Work Battery Life 2.0 de PCMark, el teléfono también ha dado un resultado excelente de 8 horas y 42 minutos, por encima de otros teléfonos.

 

En la práctica, la autonomía del Huawei Mate 9 es excelente. No tendremos ningún problema en llegar al final del día a pesar de que hagamos un uso intenso del teléfono durante el día.

Huawei ha incorporado una herramienta para gestionar el ahorro de energía dentro de la aplicación Administración del Teléfono. Esta herramienta permite escoger entre un modo de ahorro de energía estándar y otro Ultra.

El modo estándar restringe la actividad de las aplicaciones en segundo plano, reduce o deshabilita algunas efectos visuales y sonidos, y deshabilita la recepción de correo en segundo plano para ahorrar energía. El modo Ultra cambia el interfaz a uno más simple y solo ofrece acceso a Llamadas, Mensajes y Contactos, aunque podemos añadir algunas apps adicionales.

La aplicación ofrece la posibilidad de bajar la resolución de la pantalla a 720p para reducir el consumo de energía.

Esta aplicación también realiza un análisis del estado del teléfono para incrementar el ahorro de energía sugiriendo diversas acciones. Por ejemplo, la aplicación indica qué aplicaciones son las que más energía consumen y que ajustes podemos modificar para reducir el consumo de energía (bajar brillo de la pantalla, desactivar la vibración, desactivar la sincronización, etc.).

Una funcionalidad que nos ha gustado es que permite seleccionar individualmente qué aplicaciones pueden seguir ejecutándose una vez apagada la pantalla. Además el teléfono también indica qué aplicaciones consumen mucha energía para que sepamos dónde vamos a obtener los mayores beneficios.

 

El Huawei Mate 9 cuenta con carga rápida y, en nuestras pruebas, el proceso de carga completo ha tardado un total de 2 horas y 54 minutos con el cargador incluido. El 80% de la carga se obtiene en 1 hora y media, y el 20% restante tarda cerca de otra hora y media.

 

Lamentablemente el Huawei Mate 9 no cuenta con carga inalámbrica, algo que está costando que se popularice entre los teléfonos de gama alta.

 

Software

El Huawei Mate 9 corre Android 7.0 Nougat y, por encima del sistema operativo, Huawei ha incorporado su propia capa de personalización EMUI 5.

Se trata de una de las capas de personalización más completas que existen, ya que añade un gran número de funcionalidades adicionales.

Comenzando por su aspecto, los iconos de aplicaciones y carpetas tienen las esquinas redondeadas, aunque ahora Huawei respeta aquellos iconos de apps de terceros que no tienen un fondo opaco sino transparente.

La pantalla de bloqueo puede mostrar una imagen de fondo de pantalla diferente cada vez que vamos a desbloquear el teléfono si escogemos el modo Aleatorio, aunque también podemos hacer que se muestre siempre la misma imagen.

Estando en la pantalla de bloqueo, si deslizamos el dedo desde la parte inferior hacia arriba aparecen unos accesos directos a la grabadora, la calculadora, la linterna, el cronómetro y la cámara que nos recuerdan mucho a los de iOS. Sin embargo, estas acciones rápidas no están disponibles con el teléfono desbloqueado.

También nos recuerda a iOS la función de búsqueda que se activa al arrastrar la pantalla hacia abajo estando en el escritorio. Al igual que Spotlight de iOS, la búsqueda de EMUI permite buscar en aplicaciones, contactos, mensajes, etc. e incluso sugiere algunas apps. En nuestras pruebas, no ha funcionado demasiado bien ya que, al teclear unos pocos caracteres, la búsqueda se cierra inesperadamente.

El Huawei Mate 9 viene con un gestor de temas que permite cambiar por completo el aspecto del teléfono. Es posible incluso personalizar cada tema en particular alterando el estilo de la pantalla de bloqueo, el fondo de pantalla de bloqueo, el fondo de la pantalla principal, el estilo de los iconos y el estilo de fuente.

Estos temas también afectan a los esquemas de color de las aplicaciones incluidas de serie en el teléfono. El teléfono llega con 6 temas pre-instalados pero no parece que sea posible descargar nuevos temas.

 

En todos los temas encontramos una barra inferior de navegación con los típicos botones virtuales – Atrás, Inicio y Tareas – que son personalizables ya que el teléfono permite elegir entre cuatro combinaciones

El Huawei Mate 9 también permite establecer una pantalla principal con estilo simple, donde solo se muestran unos pocos botones grandes. Parece una opción indicada para niños o personas mayores.

En caso de que no nos guste tener todos los iconos en el escritorio, Huawei ofrece la posibilidad de recuperar el cajón de aplicaciones que incluyen otros fabricantes.

La zona de notificaciones presenta muestra cinco accesos rápidos en la parte superior, que se expanden a muchos más si arrastramos la pantalla hacia abajo. Debajo de estos accesos encontramos el control de brillo de la pantalla y, a continuación, las últimas notificaciones.

 

Por defecto tenemos cuatro pantallas en el escritorio pero podemos hasta un total de 18 pantallas. Podemos establecer distintos efectos de transición entre las pantallas del escritorio, así como escoger el tamaño de la cuadrícula del escritorio: 4×5, 5×4 o 5×5.

Huawei también nos ofrece algunas funcionalidades curiosas como alinear automáticamente los iconos al eliminar una aplicación o agitar el teléfono para alinear los iconos de la pantalla principal.

Algunos iconos de aplicaciones como Llamadas, Mensajes, Temas, E-Mail y otros pueden mostrar un pequeño globo similar a iOS que indica el número de elementos de pendientes de nuestra atención (llamadas perdidas, emails sin leer, etc.).

 

Como ya hemos comentado anteriormente, el teléfono ofrece funcionalidades para ahorrar energía. Sin embargo, lo que realmente me ha gustado es la posibilidad de gestionar individualmente cada aplicación para distintos propósitos, ya que permite:

  • ajustar los permisos de cada aplicación para mostrar notificaciones y la ubicación de las mismas
  • ajustar los permisos de cada aplicación para seguir ejecutándose una vez apagada la pantalla.
  • ajustar los permisos de cada aplicación para utilizar la conexión WiFi o de datos móviles en primer plano, en segundo plano y en itinerancia, y conocer el consumo de datos por cada tipo de conexión

De esta forma podemos tener un control absoluto sobre las aplicaciones, y ajustar su uso a nuestras necesidades. Por ejemplo, podemos decidir que Twitter o Facebook no pueden ejecutarse en segundo plano, o que un juego no pueda hacer uso de la conexión móvil.

 

El Huawei Mate 9 también ofrece una función de reconocimiento de voz. Si no encuentras el teléfono y sabes que está cerca, o si tienes las manos ocupadas y necesitas realizar una llamada, puedes utilizar el control por voz para buscar el teléfono y hacer llamadas. Lamentablemente por el momento los comandos de voz solo pueden darse en inglés.

Huawei ha incorporado control por gestos:

  • Movimientos: Voltear para silenciar, levantar para disminuir el volumen del timbre, acercar al oído para responder/hacer llamadas, agitar para reorganizar iconos, e inclinar para mover iconos.
  • Gestos con nudillos: tomar una captura de la pantalla o de parte de ella, realizar una grabación de la pantalla, dividir la pantalla en dos para multi-tarea, dibujar ‘S’ para hacer una captura con desplazamiento o dibujar otras letras para abrir aplicaciones.

Por último, Huawei ha incluido una funcionalidad llamada Aplicación Gemela que permite iniciar sesión con dos cuentas diferentes en la misma app al mismo tiempo. Esto es útil para apps como WhatsApp o Facebook que no permiten configurar varias cuentas.

 

Aplicaciones incluidas

Huawei ha incorporado una aplicación llamada Salud que, como su propio nombre indica, nos permite controlar nuestra actividad física. La aplicación permite marcar objetivos de pasos al día y peso, registrar cuándo vamos a hacer ejercicio, y llevar el control del número de pasos caminados, la distancia recorrida y el número de pisos subidos.

La aplicación puede conectarse con fuentes externas de datos para hacer un mejor seguimiento de nuestra actividad física.

 

Huawei ha incorporado unas pocas aplicaciones de terceros, como Booking, Instagram, WPS Office, Facebook, Todoist y Twitter. Por suerte todas ellas se pueden desinstalar y, de esta forma, recuperar el espacio que ocupan.

Por supuesto, tenemos acceso a Play Store de Google para descargar cualquier aplicación. 

 

Multimedia

El Huawei Mate 9 ofrece una calidad de sonido bastante buena a pesar de que cuenta con un solo altavoz en la parte inferior. El sonido es bastante potente y, dentro de lo que cabe esperar de un altavoz de este tamaño, presenta bastante riqueza de tonos.

Un inconveniente del altavoz es que se encuentra en la parte inferior, por lo que resulta fácil tapar el altavoz con la mano al sostener el teléfono en horizontal.

El Huawei Mate 9 incorpora su propio software de reproducción de música con un interfaz simple y minimalista que permite visualizar las canciones por título, álbum, artista y carpeta.

El color de fondo del reproductor de música se ajusta a la portada del disco que se está reproduciendo en cada momento.

La portada en sí misma muestra dentro de un círculo, y en caso de que el fichero de música incorpore la letra de la canción, esta también se muestra en el reproductor. El reproductor permite crear listas de reproducción y marcar canciones como favoritas.

Lamentablemente el reproductor de música no es capaz de descargar carátulas automáticamente desde Internet, y tampoco incorpora un ecualizador de sonido. Es posible reproducir la música en un dispositivo externo pero aparentemente no es posible reproducir música almacenada en otros dispositivos de red.

 

La aplicación Galería se utiliza para visualizar y reproducir las fotos y vídeos almacenados en el teléfono.

La aplicación también permite editar las imágenes mediante diversas funcionalidades integradas.

 

La reproducción de vídeo es excelente y el teléfono es capaz de reproducir sin problemas ficheros HD 1080p compatibles con suavidad gracias a su procesador de ocho núcleos.

Hemos reproducido algunos ficheros de vídeo 1080p y 4K a una tasa de reproducción óptima de 24 fps, en ambos casos codificados tanto con H.264 como HEVC. Aunque no es probable que quieras disfrutar de una película 4K en la pantalla del teléfono, la suavidad en la reproducción es una buena medida de la potencia del procesador.

Por supuesto también hemos podido disfrutar de películas de servicios de streaming como Netflix sin problemas.

 

Cámara de fotos

La cámara dual co-desarrollada con Leica se ha convertido en uno de los elementos más distintivos de Huawei, y este teléfono cuenta con una de estas cámaras con doble lente y sensor dispuesta en vertical.

En el caso del Huawei Mate 9, el sensor monocromo es de 20MP con lente con apertura f/2.2, mientras que el sensor a color es de 12MP con lente con apertura f/2.2, enfoque por detección de fase, ayuda al enfoque por láser y estabilización óptica. No le falta de nada.

La diferencia entre las dos cámaras es que un sensor está dedicado a capturar imágenes monocromo mientras que la otra captura todo el espectro de color. Esta configuración ayuda a capturar mejores imágenes en condiciones de poca luz ya que el sensor de blanco y negro puede capturar mucha más de luz.

Otros teléfonos de gama alta cuentan con mejores valores de apertura, como el Galaxy S7 con f/1.7 o el HTC 10 con f/1.8, por lo que en rendimiento con poca luz podría estar por sufrir — aunque por suerte cuenta con estabilización óptica.

 

En la pantalla de bloqueo existe un acceso directo a la cámara pero podemos tomar una fotografía de manera aún más rápida en poco menos de un segundo si pulsamos el botón de bajar volumen dos veces rápidamente aun estando el teléfono bloqueado. El teléfono apenas tiene tiempo para enfocar al tomar una de estas fotos Ultra-instantáneas, por lo que la captura no es siempre perfecta.

Como en todo el interfaz, Huawei ha optado por un diseño minimalista de la aplicación de cámara que nos recuerda a la del iPhone. A la izquierda tenemos controles para ajustar el flash, conmutar entre cámara frontal/trasera, ajustar filtros, tomar una foto con poca profundidad de campo o ajustar el modo de color.

El uso de una cámara dual permite realizar efectos de profundidad de campo, como podemos apreciar en la siguiente imagen con apertura estándar y con apertura máxima.

 

Estando en horizontal, si arrastramos la pantalla hacia la izquierda podemos acceder a ajustes de captura, donde encontraremos opciones para configurar la resolución, un temporizador, control por voz, captura de sonrisas, seguimiento de objetos, etc.

Si arrastramos la pantalla hacia la derecha encontraremos diversos modos de captura: monocromático, HDR, belleza, panorámica, toma nocturna, pintura con luz, cámara rápida, cámara lenta, marca de agua, nota de audio, escaneo de documentos y otros que pueden ser descargados.

A la derecha tenemos el botón de disparo y, encima de él, el botón para grabar vídeo. Si arrastramos la pantalla de la izquierda tocando cerca del botón de disparo aparecen las opciones de la cámara PRO: nivel de sensibilidad ISO (Automático, 100-3200), la zona de medición de la exposición, la velocidad de disparo, la compensación de exposición, el modo de enfoque, y el balance de blancos.

En cuanto a la velocidad de la cámara, el arranque de la aplicación Cámara es casi instantáneo y el enfoque resulta ser bastante rápido, sin duda gracias al enfoque por detección de fase ayudado por láser.

 

Para analizar la calidad de la cámara, hemos realizado una comparativa entre la cámara del Huawei Mate 9 con las de varios smartphones de gama alta: Huawei P10 (20MP) , iPhone 7 Plus (12MP, OIS), LG G5 (16MP, OIS) y Samsung Galaxy S7 edge (12MP, OIS).

En primer lugar podemos observar una comparativa de fotografías tomadas a plena luz del día, para apreciar las diferencias de nitidez entre las cámaras de los distintos smartphones.

La imagen captada por el Huawei Mate 9 ofrece una gran nitidez, como era de esperar gracias a su sensor de 20MP. La imagen parece casi idéntica a la del Huawei P10, y está a la par de la de otros smartphones como el LG G5 o el Samsung Galaxy S7 edge. La reproducción del color y la exposición también son buenas.

 

Esta otra escena ha sido captada a última hora de la tarde, cuando apenas queda luz ambiente y, por tanto, los teléfonos tienen grandes dificultades para contener el ruido.

Huawei ha empleado un sistema de reducción de ruido muy agresivo, lo que hace que la imagen carezca de detalles en comparación con el LG G5, el Galaxy S7 edge o incluso el Huawei P10. El iPhone 7 Plus también ofrece una imagen ligeramente más nítida, aunque la diferencia es menor.

 

Aquí os dejamos con una galería de fotografías tomadas con el Huawei Mate 9 en tamaño original para que podáis apreciar la calidad de las imágenes en una gran variedad de situaciones.

 

El Huawei Mate 9 puede grabar vídeo con resolución 4K con una calidad excelente, como se puede ver en el siguiente vídeo de muestra.

 

La cámara frontal es de 8MP con apertura f/1.9 y permite grabar vídeo 1080p. La calidad de la imagen es bastante buena, como podemos apreciar en este selfie.

 

Llamadas de voz

El Huawei Mate 9 cuenta con cuatro micrófonos con cancelación de ruido para eliminar el ruido de fondo y mejorar la calidad del sonido durante las llamadas.

En las pruebas que hemos realizado la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

La aplicación de Llamadas y de Contactos son la misma, con pestañas separadas para el marcador, la lista de contactos y los favoritos.

Precio y competidores

El Huawei Mate 9 está a la venta por 630€ en MediaMarkt, 619€ en The Phone House y por 589€ en Amazon España, por citar algunos de los principales distribuidores.

Si nos fijamos en otros teléfonos, tenemos varias opciones interesantes en la gama alta que pueden competir frente al Huawei Mate 9.

El Samsung Galaxy S7 edge ([amazon template=precio&chan=default&asin=B01BYTVG8A]) es probablemente el mejor teléfono Android que puedes encontrar a día de hoy, aunque pronto llegará su sucesor.

Cuenta con una pantalla AMOLED de 5.5″ con resolución QHD (2560×1440), procesador Exynos 8890, 4GB de RAM, cámara principal de 12MP y batería de 3.600 mAh. Además cuenta con un exquisito diseño de metal y cristal con pantalla curvada a ambos lados y que es resistente al agua.

El LG G5 ([amazon template=precio&chan=default&asin=B01LZ2PA43]) también es una gran opción mientras esperamos a que se comercialice el LG G6. Cuenta con una pantalla de 5.3” con resolución QHD (2560×1440), procesador Snapdragon 820, 4GB de RAM, cámara principal de 16MP y batería extraíble de 2.800 mAh.

El OnePlus 3T (EUR 439) es un teléfono con una excelente calidad-precio ya que ofrece un cuerpo de metal, pantalla Full HD de 5.5, procesador Snapdragon 821, 6GB de RAM, cámara principal de 16MP y frontal de 16MP, y batería de 3.400 mAh con carga ultra-rápida Dash Charge.

Tampoco debemos descartar el Huawei P10 (EUR 649) o P10 Plus, ambos con especificaciones muy parecidas al Huawei Mate 9 pero con pantallas algo más pequeñas.

Conclusiones

Huawei siempre ha destacado en el mercado de los phablets con la serie Mate, que es sinónimo de smartphones con especificaciones potentes y unos acabados de gran calidad. Por suerte, el Huawei Mate 9 sigue por este mismo camino.

El Huawe Mate 9 llega con un diseño exquisito en metal y cristal 2.5D, con un parte de atrás ligeramente curvada que presenta un tacto muy agradable.

El teléfono tiene un tamaño bastante grande, como es lógico dado su gran pantalla, pero Huawei ha conseguido contener el tamaño de los marcos que rodean la pantalla para que sea bastante manejable.

Ahora bien, el Huawei Mate 9 resulta difícil de manejar con una sola mano, por lo que si no te convencen los teléfonos voluminosos es mejor que consideres otra opción como el Huawei P10.

A pesar de que la mayoría de los fabricantes optan por pantallas QHD en sus terminales de gama alta, la pantalla del Huawei Mate 9 se queda en resolución 1080p. Esta resolución es suficiente para garantizar una excelente nitidez, aunque no es apta para aplicaciones de realidad virtual si acaso estás pensando en esta función.

El brillo máximo de la pantalla es muy elevado, la fidelidad de los colores es bastante buena, y los ángulos de visión son amplios. El único aspecto mejorable es que el color blanco posee un cierto tinte azulado que no se puede corregir por software, aunque probablemente no lo detectes salvo que coloques otro smartphone mejor calibrado al lado.

El procesador Kirin 960 que incorpora el Huawei Mate 9 resulta ser muy potente, y obtiene un rendimiento similar o superior al de los procesadores más avanzados de Qualcomm y Samsung de 2016.

En el día a día, el teléfono se mueve rápidamente y no hemos notado ningún signo de lag a la hora de utilizar las aplicaciones más comunes. Tampoco hemos sufrido cierres de aplicaciones en segundo plano por falta de memoria, sino que el teléfono nos ha sorprendiendo manteniendo juegos activos durante muchas horas.

 

El rendimiento gráfico del Huawei Mate 9 en los benchmarks es inferior al de otros smartphones de gama alta que hemos probado. En la práctica, sin embargo, los juegos 3D exigentes que hemos probado se mueven con suavidad, aunque quizás en un futuro podrían notarse las limitaciones de este chip con títulos más exigentes.

El Huawei Mate 9 incorpora 64GB de RAM, que deberían ser más que suficiente para la mayoría de los usuarios. Podemos ampliar el almacenamiento mediante tarjetas micro-SD aunque conviene saber que la capa EMUI no es compatible con Adoptable Storage de Android, así que no podrás formatearlo como almacenamiento interno.

La cámara dual que debutó con el Huawei P9 está también presente en este dispositivo y, de nuevo, se beneficia del desarrollo conjunto con Leica para los algoritmos de post-procesado.

En nuestras pruebas, la cámara del Huawei Mate 9 ha producido unos resultados muy buenos en condiciones de luz abundante, con imágenes nítidas y bien expuestas.

En condiciones de poca luz, sin embargo, la cámara del Huawei Mate 9 queda algo por debajo de otros smartphones de gama alta con la que la hemos comparado.

Esto se debe a que el algoritmo de reducción de ruido parece ser bastante agresivo y elimina muchos detalles de la imagen.

El Huawei Mate 9 cuenta con una batería de 4.000 mAh, que ofrece una autonomía excepcional que supera a cualquier otro smartphone que haya pasado por nuestra mesa de pruebas. El teléfono incorpora carga rápida, lo que permite cargar un 80 por ciento de la batería en alrededor de una hora y media.

Como ya es habitual en los teléfonos de gama alta, Huawei ha dotado al Mate 9 de un lector de huella dactilar, que se encuentra en la parte de atrás. Esta posición no es la que más nos gusta, pero para muchos usuarios es la colocación ideal.

 

Centrándonos en el software del teléfono, Huawei ha incorporado su propia capa de personalización, EMUI 5 sobre Android 7.0 Nougat. Huawei añade un gran número de funcionalidades que complementan Android como modos adicionales de ahorro de energía, control de consumo de batería, notificaciones y conexiones móviles por aplicación, reconocimiento de voz, interfaz de una sola mano, aplicación gemela, etc.

El aspecto de EMUI ya no se aleja tanto de Android original como en el pasado, lo cual es un punto a favor importante para aquellos que aprecian una experiencia pura de Android.

En conclusión, el Huawei Mate 9 es un dispositivo ideal para usuarios que buscan un smartphone con una pantalla de gran tamaño, una gran autonomía, un rendimiento elevado y un software con muchas funcionalidades.

Lo mejor:

  • Diseño elegante en metal con un acabado sofisticado
  • Pantalla con buena nitidez, elevado brillo, alto contraste y amplios ángulos de visión
  • Fluidez en el uso del teléfono gracias a un hardware potente
  • Almacenamiento interno de 64GB ampliable mediante micro-SD.
  • Cámara de fotos con buen rendimiento, numerosos modos de disparo y un modo manual con muchas opciones
  • Lector de huella dactilar con un reconocimiento muy rápido
  • Autonomía del teléfono excepcional
  • Gran número de funcionalidades software, algunas de ellas bastante útiles como el control de uso de energía y datos móviles a nivel de aplicación, o la aplicación gemela para clonar una app
  • Emisor de infrarrojos

Lo peor:
  • Difícil de manejar con una sola mano por el gran tamaño de la pantalla
  • Rendimiento gráfico 3D mejorable debido a que su GPU no es tan potente como la de otros smartphones de gama alta
  • Almacenamiento micro-SD no compatible con Adoptable Storage de Marshmallow, por lo que no es posible formatear la tarjeta como almacenamiento interno
  • Sin radio FM
  • Sin carga inalámbrica
  • Sin protección frente a agua

Nota: El teléfono Huawei Mate 9 ha sido proporcionado amablemente por Huawei para la realización de este análisis.

[amazon template=iframe image&asin=B01N04X63A]

💿💻 ¡Ofertón! Consigue tu clave Windows 10 Pro por 9,76€ y Office 2019 Pro por 39,54€ en MMORC [ Ver oferta ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

    Deja un comentario