Quitar este panel

Análisis del iPhone SE (2020) a fondo y opinión

Especificaciones
Panel

IPS LCD 4.7", 750 x 1334 pixels, HDR10/Dolby Vision

Procesador

Apple A13 Bionic

Memoria RAM

3 GB

Almacenamiento

64, 128 o 256 GB

Conectividad

Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac/ax, Bluetooth 5.0, NFC, Lightning
Conectividad LTE/4G

Cámara trasera

12 MP, f/1.8, PDAF, OIS

Cámara frontal

7 MP, f/2.2

Audio

Altavoz estéreo. Sin conector de 3.5 mm.

Sistema Operativo

iOS 13

Batería

1.821 mAh con carga rápida a 18W
Carga inalámbrica

Otros

Lector de huella Touch ID
Soporte eSIM.

Precio

489€ (64GB) / 539€ (128€) / 659€ (256GB)

💻 ¡Ofertón! Consigue Windows 10 Home por solo 11,09€ en CDKdeals [ Ofertón ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Samsung Galaxy Note20 Ultra.

Cuando oímos la palabra iPhone, nos viene a la cabeza la idea de un móvil muy potente pero, también, bastante caro. Sin embargo, Apple nos sorprende de vez en cuando lanzando un iPhone con un precio mucho más asequible a costa de recortar algunas funcionalidades.

Este fue el caso del iPhone SE que Apple lanzó en 2016 como un revival del iPhone 5s, y vuelve a ser el caso ahora de su sucesor, el nuevo iPhone SE, que fue anunciado en abril de 2020 con cuerpo de iPhone de la era «pre-muesca» pero hardware mejorado.

El nuevo iPhone SE posee un diseño prácticamente idéntico al del iPhone 8 de 2017 (luego te contaré algunos trucos para distinguirlos) pero, en su interior, encontramos un chip tan potente como el del último iPhone 11 Pro del mercado a solo una fracción de su precio.

El iPhone SE llega con una pantalla LCD de 4.7″, procesador A13 Bionic, cámara trasera de 12MP f/1.8, cámara frontal de 7MP f/2.2, 64/128/256 GB de RAM, lector de huella Touch ID, batería de 1.821 mAh y resistencia al agua.

Apple comercializa el iPhone SE por 489€ (64GB), 539€ (128€) o 659€ (256GB), por lo que se trata del iPhone más asequible que puedes comprar. De hecho, el precio de partida es el mismo que tenía el iPhone SE original con solo 16GB en 2016, así que es un precio muy interesante.

He tenido la oportunidad de probar el iPhone SE durante varias semanas y, a continuación, te traigo mi análisis detallado.

Diseño y construcción

Como comentaba en la introducción, el diseño del iPhone SE es un calco del que pudimos ver en el iPhone 8 del año 2017, que a su vez era prácticamente el mismo que ya habíamos visto con anterioridad en los iPhone 7, iPhone 6s y iPhone 6.

Por tanto, nos encontramos ante un diseño ya algo antiguo, que se aleja de los frontales casi todo pantalla que encontramos en otros modelos del mercado e, incluso, en los últimos iPhone.

La pantalla del iPhone 8 está rodeada por unos marcos muy amplios por encima y por debajo, por lo que el dispositivo es más grande de lo que cabría esperar de acuerdo al tamaño de su pantalla.

Los marcos a izquierda y derecha tampoco son super estrechos, por lo que el iPhone SE tiene uno de los ratios de pantalla-a-cuerpo más bajos, alrededor de un 65% según GSM Arena.

Este porcentaje contrasta con, por ejemplo, el ratio del 79% que alcanza el iPhone 11, o el ratio del 82% del iPhone 11 Pro. Incluso otros rivales Android como el Pixel 4a también consiguen ratios más elevados, en este caso un 83%.

En la época del iPhone 8, la pantalla de 4,7″ ya me parecía pequeña y, de hecho, en ese momento opté por llevar un iPhone 8 Plus de 5.5″.

Posteriormente, he ido pasando por los iPhone X, XS y 11 Pro de 5.8″ como mis dispositivos habituales, por lo que soy una persona que busca el equilibrio entre tamaño de pantalla y manejabilidad.

Por el uso que yo doy al móvil, la pantalla de 4,7″ del iPhone SE se me hace pequeña. Esto es así porque yo dedico bastante tiempo a navegar por Internet (a veces incluso publico artículos desde el móvil) y me gusta ver vídeos ocasionalmente.

En cualquier caso, el tamaño de la pantalla es un aspecto bastante personal. Hay muchos usuarios que están cansados de no poder encontrar un smartphone potente pero con tamaño compacto y, para ellos, el iPhone SE es sin duda ideal.

 

Mientras que el marco superior del frontal está prácticamente libre de cualquier elemento — solo alberga el auricular del oído y algunos sensores — el marco inferior deja espacio para el icónico lector de huella circular Touch ID.

Hasta la llegada de Face ID, el lector Touch ID fue un elemento muy distintivo de los iPhone. En su última generación, el botón Touch ID dejó de ser un botón pulsable para ser una superficie inmóvil. Al ejercer fuerza sobre el botón, este vibra como si hubieras apretado realmente un botón físico.

Volver a utilizar Touch ID me ha producido una sensación de nostalgia y, por otro lado, me ha resultado muy útil al ir por la calle con mascarilla ya que otros smartphones con reconocimiento facial no pueden ser desbloqueados sin meter el código cada vez. No obstante, no lo cambiaría por Face ID, que creo que es uno de los mejores inventos de la historia de Apple.

 

El chasis del iPhone SE está hecho de aluminio serie 7000, un material muy resistente que se utiliza habitualmente en la industria aeroespacial, por lo que será complicado que lo dañes.

En la parte de atrás, encontramos una cubierta trasera de cristal. Aunque en el momento en el que salió el iPhone 8 a la venta era una novedad, a día de hoy es habitual encontrar este material en la parte de atrás ya que permite la carga inalámbrica y ofrece un aspecto más sofisticado — aunque es más delicado.

El iPhone SE está disponible en colores blanco, negro y rojo, siendo este último conocido como (PRODUCT)RED ya que destina parte de la recaudación a la lucha del Fondo Mundial por el COVID-19.

El modelo que he probado es el de color negro, que ofrece un aspecto elegante y discreto. Las huellas quedan algo marcadas en el cristal trasero, por lo que si quieres huir de ellas, quizás sea  mejor idea que te hagas con el modelo en acabado blanco.

 

En la parte trasera encontramos una solitaria cámara en la esquina superior izquierda y el logotipo de Apple centrado.

Este es el momento de desvelar cómo se puede distinguir un iPhone 8 de un iPhone SE a simple vista: Mientras que el iPhone 8 tiene el logotipo de la manzana en la mitad superior y la inscripción «iPhone», el iPhone SE posee logo en la mitad y no lleva la inscripción con su nombre.

iPhone 8 (izquierda) y iPhone SE (derecha)

 

Los laterales del iPhone SE están redondeados, como viene siendo costumbre desde el iPhone SE. A continuación, vamos a revisar los cuatro lados para ver qué elementos encontramos.

En la parte superior no encontramos ningún botón ni conector.

 

En la parte inferior está el el conector Lightning y el altavoz a un lado. El iPhone SE carece de conector de auriculares, como el iPhone 8 de su momento.

 

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y el compartimento para la tarjeta nanoSIM, con una bandeja que se extrae al introducir un objeto punzante incluido en la caja del teléfono. En los extremos encontramos dos pequeñas líneas de antena.

 

Por último en el lateral izquierdo está el interruptor para activar el modo Silencio y los dos botones para controlar el volumen. En los extremos también encontramos dos pequeñas líneas de antena.

 

Apple ha dotado al iPhone SE de resistencia al agua, ya que cuenta con certificación IP67. Esto significa que puede ser sumergido a 1 metro durante un máximo de 30 minutos sin sufrir daños.

Por tanto, no tendremos que preocuparnos si se derrama un vaso encima de nuestro iPhone o si, por accidente, se cae a la bañera o a la piscina. Incluso podemos optar por lavarlo debajo del grifo si se ensucia, lo cual resulta bastante práctico.

Ahora bien, es importante tener en cuenta que la garantía no cubre los daños por agua, por lo que no deberías mojar el teléfono salvo por accidente.

Pantalla

El iPhone SE llega con un panel LCD de 4,7″ con resolución HD (1.334 x 750 píxeles), lo que implica una densidad de píxeles de 326 ppp. Aunque no es un valor demasiado alto, está por encima del umbral de 300 ppp que solemos considerar como el mínimo para no distinguir los píxeles individuales.

Me hubiera gustado ver un panel OLED ya que estos ofrecen un mejor contraste gracias a los negros puros y pueden alcanzar un mayor brillo. Sin embargo, Apple ha preferido reservar estos paneles para sus iPhone de gama alta y confiar de nuevo en un panel similar al del iPhone 8.

Al tratarse de un panel IPS LCD, la matriz de sub-píxeles es RGB, como se puede apreciar en la imagen adjunta donde se ven los tres sub-píxeles rojo-verde-azul uno a continuación del otro.

Las matrices RGB ofrecen una resolución efectiva igual a la real, a diferencia de las matrices Pentile que encontramos habitualmente en las pantallas OLED. Estas últimas ofrecen una resolución efectiva menor por la disposición de los píxeles en formas geométricas, habitualmente en forma de rombo.

Matriz RGB de la pantalla del iPhone SE

 

La pantalla del iPhone SE ofrece una amplia gama cromática, ya que es capaz de cubrir el gamut de color DCI-P3.

Si no estás familiarizado con los espacios de color, debes saber que todos los smartphones tratan de cubrir, al menos, el espacio de color sRGB / Rec. 709. Cada vez más smartphones van más allá para cubrir el estándar DCI-P3, utilizado en la industria cinematográfica, y aspiran a cubrir el espacio de color más amplio Rec. 2020, que cubre un 76 por ciento del espectro visible.

Ningún panel actual es capaz de mostrar el espacio de color Rec. 2020, sino que se suelen quedar en torno al 60 por ciento, pero muchos paneles como sí que se acercan a cubrir el espacio DCI-P3 completo o, como el iPhone SE, lo cubren por completo.

El iPhone SE es compatible con la reproducción de contenidos HDR10 y Dolby Vision que expanden el color, contraste y brillo para una mejor experiencia visual. A día de hoy, encontramos películas y vídeos con esta tecnología en Apple TV, Netflix, Amazon Prime TV, Disney Plus e incluso YouTube.

Para analizar la calidad de la pantalla del iPhone SE, he realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

El brillo máximo que he medido en la pantalla del iPhone SE es bastante elevado, ya que se encuentra alrededor de los 633 nits (Apple habla en su hoja de especificaciones de un valor máximo típico de 625 nits).

Aunque este valor se ve superado por algunos smartphones, es lo suficientemente elevado para que puedas ver perfectamente la pantalla en exteriores.

 

La gama de colores del panel del iPhone SE es excelente ya que cubre más del 100% del gamut sRGB y DCI P3.

Con un error medio de 1.5 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y un error máximo de 3.2 dE, la fidelidad en la reproducción de los colores es espectacular y supera a la mayoría de smartphones que he probado.

Resultados de las pruebas a la pantalla del iPhone SE

 

La pantalla del iPhone SE muestra un color negro es bastante profundo, ya que se encuentra alrededor de 0,41 nits con el nivel de brillo máximo.

Ahora bien, si observamos el iPhone a oscuras, se aprecia que el negro tiene cierto brillo. Un buen ejemplo es a la hora de ver una película, ya que las bandas negras son visibles, a diferencia de lo que ocurre con las pantallas OLED. En cualquier caso, el contraste resulta ser bueno, en torno a 1.500:1.

Para ajustar el balance de blanco a la luz ambiental, el iPhone SE incorpora la funcionalidad True Tone. El dispositivo cuenta con unos sensores de luz ambiental que ajustan automáticamente la temperatura de color en función del color de la luz que ilumina la habitación.

La tecnología True Tone pasa desapercibida la mayor parte del tiempo pero basta con desactivarla para notar la diferencia, sobre todo cuando estamos en un entorno iluminado por luz artificial con un cierto tono de color.

Con la funcionalidad True Tone desactivada, la temperatura de color resulta ser 6.463ºK, lo que implica un blanco prácticamente perfecto (6.500ºK). Sin embargo, al activar True Tone, el tono de la pantalla se adapta al entorno.

 

Las pantallas LCD no alteran apenas los colores al ser observadas desde un ángulo, aunque el brillo tiende a disminuir en mayor medida que en otras tecnologías de pantallas. En el caso del iPhone SE, los ángulos de visión son muy amplios. Los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo extremo aunque se nota una reducción en el nivel de brillo.

Como comentábamos antes, el iPhone SE es compatibles con el gamut de amplia gama cromática DCI-P3 que se utiliza en televisores 4K y en cine digital, y que es un 26 por ciento más amplio que el gamut sRGB que se utiliza habitualmente en los smartphones.

El iPhone SE detecta automáticamente el contenido DCI-P3 y conmuta automáticamente entre ambos gamuts para que los contenidos estándar se muestren con el gamut sRGB y, por tanto, los colores no se muestren sobresaturados.

El iPhone SE ofrece un modo Noche que cambia el balance de blancos de la pantalla para reducir la emisión de luz azul, ya que según ciertos estudios afecta negativamente al sueño El iPhone SE permite ajustar el nivel de luz azul emitido por la pantalla, así como programar el encendido y apagado de este modo de pantalla.

Un aspecto que echo de menos de la pantalla del iPhone SE es que no puede encenderse con un doble toque sobre la misma. Esto resultaría muy cómodo para poder ver las notificaciones pendientes cuando está apoyado en la mesa sin tener que pulsar el botón de encendido.

Hardware y rendimiento

Un aspecto en el que Apple no ha escatimado con el iPhone SE es en el procesador ya que lleva el mismo chip A13 Bionic que podemos encontrar en el iPhone más potente, el iPhone 11 Pro.

El procesador A13 Bionic está construido mediante la segunda generación del proceso de 7nm de Apple, que incorpora 8.500 millones de transistores en cada chip.

Posee un total de 18 núcleos: una CPU de seis núcleos, una GPU de cuatro núcleos y un motor Neural Engine de ocho núcleos.

Cuatro de los seis núcleos de la CPU son núcleos de baja potencia y alta eficiencia, pensados para manejar operaciones básicas del teléfono. Los otros dos núcleos de alto rendimiento se utilizan para tareas más exigentes.

Con respecto a la GPU, sus cuatro núcleos son un 20 por ciento más rápidos que los de la generación anterior y consumen un 40 por ciento menos de energía.

Los ocho núcleos del motor Neural Engine de tercera generación analizan vídeos y fotos en tiempo real, y poseen aceleradores de aprendizaje automático que permiten a la CPU procesar más de 1 billón de operaciones por segundo.

Por último, el chip A13 Bionic es capaz de activar únicamente aquellas zonas del chip que requieren energía, lo que redunda en un mayor rendimiento por vatio.

Aunque Apple no proporciona información sobre la cantidad de memoria RAM de sus iPhone, cualquier herramienta de benchmark revela que el iPhone SE llega con 3GB de RAM.

Si bien esta cantidad puede parecer ridícula en comparación con cualquier smartphone Android, la comparación no es justa ya que iOS hace un uso de la memoria RAM muy diferente a Android. En la práctica, 3 GB de RAM es suficiente para mantener un buen número de apps en memoria.

A continuación, vamos a ver en los benchmarks cómo se comporta el iPhone SE frente a otros rivales.

En el benchmark AnTuTu v8 ha conseguido 432.764 puntos, una puntuación muy elevada aunque por debajo de los últimos iPhone. No comparamos con otros dispositivos Android ya que, como ha explicado AnTuTu en el pasado, los resultados en ambas plataformas no son comparables (aunque algunos análisis insistan en poner erróneamente estos números juntos).

 

En el benchmark Geekbench 5 ha conseguido 1.326/2.605puntos en las pruebas mono/multi-núcleo. El rendimiento con un solo núcleo es muy elevado pero, sorprendentemente, el resultado con la prueba multi-núcleo está bastante por debajo del iPhone 11 Pro.

Dado que no hay diferencias de hardware en el chip, esto solo se puede explicar por las características térmicas de cada terminal. Sea por su menor tamaño o por otra razón, el iPhone SE parece tener peor disipación térmica y, en consecuencia, el rendimiento disminuye.

 

Centrándonos en las capacidades 3D, en la prueba SlingShot de 3DMark el iPhone SE ha obtenido unos resultados buenos pero considerablemente por debajo del iPhone 11 Pro.

 

En la prueba GFXBench, el iPhone SE ha logrado unos resultados muy elevados en comparación con otros smartphones.

 

En las pruebas de GFXBench basadas en las APIs modernas de bajo nivel y alta eficiencia (Metal/OpenGL y Vulkan), el iPhone SE ofrece un resultado espectacular. Las pruebas con Vulkan no se han llevado a cabo ya que es una API propia de Android.

 

Los benchmarks han confirmado que el iPhone SE ofrece un rendimiento muy elevado que no tiene nada que envidiar a smartphones de precio muy superior. Esto era esperable ya que tenemos el mismo chip que el iPhone más potente del mercado.

Dejando a un lado los benchmarks, el comportamiento del iPhone SE en el día a día es excelente.

La interfaz de iOS se mueve con gran fluidez y las aplicaciones se abren y se manejan con total fluidez, sin parones ni ningún signo de lentitud.

Habitualmente utilizo un iPhone 11 Pro y no he notado ninguna diferencia en cuanto a rapidez al utilizar el iPhone SE estos días. De hecho, al tener la pantalla menos píxeles, es posible que se mueva incluso más rápido — aunque es imposible notarlo a simple vista.

A esta sensación de rapidez también ayuda que los desarrolladores tienen más fácil optimizar sus apps para iOS dado que la variedad de dispositivos y versiones activas del sistema operativo es menor.

Tampoco he experimentado ningún problema a la hora de hacer multi-tarea, siendo posible jugar a un título 3D exigente mientras se descargan e instalan actualizaciones de apps en segundo plano.

He probado varios juegos 3D exigentes y todos ellos se han movido a la perfección en el iPhone SE, con tasas de FPS elevadas. Algunos ejemplos son Asphalt 9 o Call of Duty, dos  juegos 3D muy exigentes que se mueven con gran suavidad en el iPhone SE.

El único inconveniente de jugar en el iPhone SE es que la pantalla es muy pequeña, por lo que la experiencia no es todo lo inmersiva que me gustaría.

Como cualquier smartphone, la parte de atrás del iPhone SE se calienta al jugar durante un largo período de tiempo. Tras jugar algunas partida, he medido temperaturas alrededor de 38ºC en la zona de la cámara de la superficie trasera.

 

El iPhone SE se comercializa en variantes de 64, 256 y 512 GB de almacenamiento. Apple no ofrece la posibilidad de ampliar el espacio mediante tarjetas micro-SD, por lo que debes escoger la capacidad de almacenamiento con cuidado, especialmente si tienes pensado capturar vídeos en resolución 4K a 60 FPS.

Si bien es cierto que las fotografías y vídeos ocupan menos en iOS gracias a que se guardan por defecto en formatos más eficientes (HEVC/HEIC en lugar de JPG/MP4), me hubiera gustado ver una capacidad de entrada de 128GB.

En mi opinión, si te lo puedes permitir, deberías adquirir la variante de, al menos, 256 GB ya que 64GB se me antojan escasos a largo plazo. Aunque el uso de cada persona es diferente, yo tengo ocupados 130 GB de fotos y vídeos, además de 100 GB adicionales en apps y juegos.

En cuanto a conectividad, el iPhone SE soporta las tecnologías inalámbricas Bluetooth 5WiFi 6 (802.11ax).

WiFi 6 es el nuevo protocolo para redes WiFi que no solamente aumenta la velocidad sino que está especialmente pensado para conectar una gran cantidad de dispositivos a la vez. Obviamente necesitas un router compatible para aprovechar esta tecnología.

El iPhone SE es compatible con redes LTE/4G de clase Gigabit, aunque Apple no ha especificado qué velocidad alcanza exactamente. El iPhone SE soporta una gran cantidad de bandas de frecuencia, lo que garantiza que podremos disfrutar de altas velocidades de conexión 4G en cualquier país.

Dado que en España ya tenemos red 5G de Vodafone y que un iPhone puede durar varios años, me hubiera gustado que el iPhone SE ofreciera conectividad 5G pero supongo que tendremos que esperar hasta la próxima generación de iPhone.

En las pruebas que he realizado, la velocidad de conexión tanto por Wi-Fi como por conectividad celular ha sido satisfactoria. Se alcanzaron 310 Mbps de bajada y 106 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra de Vodafone, y 27 Mbps de bajada y 21 Mbps de subida con una conexión 4G de Movistar.

El iPhone SE llega con funcionalidad Dual SIM, que Apple implementa de forma diferente a otros fabricantes ya que, en lugar de utilizar una segunda SIM física, emplea una eSIM. Por lo tanto, necesitarás que tu segundo operador ofrezca tarjetas eSIM como parte de su catálogo. En España, a día de hoy, ofrecen este servicio Movistar, Orange, Pepephone, Truphone ,Vodafone y Yoigo.

Para utilizar la eSIM, tienes que activar el plan móvil con un código QR proporcionado por el operador. Es posible almacenar más de una eSIM en el dispositivo, pero sólo podrás utilizar una a la vez.

 

El iPhone SE no posee radio FM, algo que puede echar para atrás a los usuarios que utilizan su smartphone para escuchar la radio analógica. No obstante, existen apps que permiten escuchar la radio consumiendo (bastantes) datos móviles o WiFi.

El iPhone SE incorpora un chip NFC que puede ser activado con solo tener la pantalla encendida. Basta con acercar el iPhone a una etiqueta NFC para que nos sugiera abrir una aplicación o página web, o se ejecute uno de los atajos automáticos.

Por último, el iPhone SE cuenta con el lector de huella Touch ID integrado en el botón circular de Inicio, que reconoce la huella de forma rápida y fiable. Este lector permite desbloquear el teléfono así como activar Apple Pay o autorizar compras.

Aunque Touch ID funciona de maravilla, una vez que has probado el reconocimiento facial Face ID de los últimos iPhone, es difícil acostumbrarse a otra cosa. Un aspecto positivo de Face ID es que, en época de pandemia, la mascarilla impide el desbloqueo facial pero no supone ningún problema a la hora de utilizar la huella dactilar.

Batería

Apple no proporciona detalles técnicos sobre la batería pero no ha sido difícil averiguar que cuenta con una batería de 1.821 mAh, la misma capacidad que el iPhone 8.

La capacidad nominal de la batería del iPhone SE está por debajo de la que ofrecen otros smartphones aunque, a decir verdad, es complicado encontrar smartphone con un tamaño de pantalla tan pequeño.

Además, la arquitectura del procesador de Apple y el funcionamiento de iOS han permitido tradicionalmente a los iPhone ofrecer una autonomía similar a otros smartphones, aún con una capacidad de batería inferior.

 

En el día a día, con un uso bastante completo del teléfono (sincronización de correo electrónico, uso frecuente de WhatsApp/Telegram, consulta de Twitter, Facebook y TikTok, navegación web y conexión con un Apple Watch), me ha costado llegar al final del día con suficiente batería restante.

No solamente la recarga nocturna es obligada sino que, antes de que acabe el día, es posible que tengas que cargar el teléfono si le has dado bastante uso al iPhone SE.

El iPhone SE ofrece carga rápida a 18W, que según Apple permite obtener un 50% de la carga en 30 minutos. Ahora bien, necesitarás un cargador más potente que el que llega en la caja de solo 5W para sacar el máximo provecho.

 

iOS permite conocer qué aplicación o componente del teléfono está haciendo un mayor uso de la batería, e incluso incorpora un modo de bajo consumo para ahorrar batería cuando más lo necesitamos.

Sin embargo, echo de menos algunas funciones que permitan reducir el consumo de la batería, de forma similar a lo que encontramos en otros teléfonos Android — por ejemplo, limitando temporalmente las actividades en segundo plano de ciertas apps no críticas.

El iPhone SE también ofrece carga inalámbrica a 7.5W, una funcionalidad que resulta muy cómoda para cargar el teléfono con solo apoyarlo en una base.

Funcionalidades software

El iPhone SE cuenta con iOS 13, la última versión del sistema operativo de Apple que debutó con el iPhone 11 Pro del año pasado. En el momento de realizar este análisis, la última versión es iOS 13.6.1.

Una de las ventajas de iOS sobre Android es que Apple se encarga de actualizar directamente los dispositivos, sin depender de ningún intermediario. Las nuevas versiones de iOS llegan a la vez a todos los iPhone, incluso a modelos bastante antiguos — a modo de referencia, iOS 13 ha llegado al iPhone 6s, que fue lanzado en 2015.

Dado que el iPhone SE cuenta con el chip de Apple más avanzado del momento, cabe esperar que reciba actualizaciones de iOS durante unos cuantos años.

En el análisis del iPhone 11 Pro ya repasamos las novedades de iOS 13, así que en lugar de repetir aquí todo lo que ya dijimos, te invito a que revises dicho análisis si queréis conocer sus principales características.

Además, de las propias funcionalidades de iOS, otro aspecto importante a remarcar es la excelente integración entre todos los dispositivos de Apple a la hora de compartir acceso celular a Internet, acceder a fotografías tomadas por otro dispositivo, compartir claves de redes WiFi, etc.

Por otro lado, en algunas semanas llegará iOS 14 que trae algunas mejoras interesantes que resumimos aquí:

  • Biblioteca de aplicaciones: Un «cajón» de aplicaciones para que no estén todas en el escritorio
  • Widgets en la pantalla de inicio
  • Picture-in-picture para poder seguir usando el iPhone mientras tienes una llamada de Facetime
  • Aviso de llamada en la parte superior que puedes aceptar/rechazar sin dejar lo que estabas haciendo
  • Nueva interfaz de Siri sobre la pantalla actual
  • Funcionalidad de traducción de Siri en tiempo real
  • Mejoras en Mensajes como anclar mensajes importantes, personalizar Memojis, etc.
  • Mejoras en Mapas como guías de ciudades y transporte en bicicleta o vehículos eléctricos
  • Llave digital en tu iPhone para abrir tu coche compatible
  • Aplicaciones ligeras App Clips que no tienen que ser instaladas para ser utilizadas

Multimedia

En el apartado de sonido, el iPhone SE cuenta con dos altavoces que ofrecen sonido estéreo. Uno de los altavoces está situado junto al conector Lightning y el otro en el auricular del oído.

A pesar de su pequeño tamaño, la calidad de sonido del iPhone SE es buena, aunque el hecho de que cada altavoz apunte en cada dirección hace que suene de forma asimétrica.

Apple no incluye un conector de auriculares en el iPhone SE, sino que tenemos que recurrir a auriculares Bluetooth o recurrir a un adaptador de 3.5mm a Lightning para conectar auriculares con cable.

Por supuesto, también optar por los auriculares AirPods de Apple, que ofrecen una experiencia muy cómoda ya que están perfectamente integrados con iOS, iPadOS y macOS.

Centrándonos en las aplicaciones multimedia, Música reproduce canciones transferidas al teléfono vía la aplicación iTunes, compradas en iTunes Store, almacenadas en iCloud por medio de iTunes Match o mediante la suscripción a Apple Music (9,99€/mes para uso individual o 14,99€/mes para uso familiar).

Apple Music ofrece música a la carta, emisoras de música, vídeos musicales y es capaz de mostrar la letra de las canciones de forma sincronizada con la música, para una auténtica experiencia de karaoke.

Cuando el teléfono está bloqueado, desde la propia pantalla de bloqueo podemos controlar el reproductor, tanto de la aplicación Música como de otras que tengamos instalada (por ejemplo, Spotify). También podemos controlar la reproducción desde el Centro de Control.

En la sección de Ajustes generales de iOS, no en la propia aplicación, podemos controlar algunas opciones de la aplicación Música, como ajustar el ecualizador, limitar el volumen máximo, etc.

En cuanto a la reproducción de vídeo, el iPhone SE no tiene problemas a la hora de reproducir contenidos aunque su pantalla puede resultar algo escasa si el objetivo que le quieres dar al dispositivo es ver películas, series o muchos vídeos de YouTube.

Como comenté en el apartado de Pantalla, el panel del iPhone SE es capaz de reproducir contenido HDR10 y Dolby Vision, por lo que podrás disfrutar de la máxima calidad de imagen en los servicios de streaming que ofrecen esta capacidad.

Apple ofrece su propio sistema de streaming de vídeo, Apple TV,+ pero también podemos transferir ficheros al teléfono vía iTunes en formatos MP4, MOV o M4V. Si queremos reproducir otros formatos como MKV o AVI, tendremos que recurrir a apps de terceros como PlayerXtreme.

Por supuesto, podemos utilizar apps de vídeo en streaming como YouTube, Netflix, Amazon Prime, Disney+ o HBO, que funcionan perfectamente. Además, el iPhone SE Plus aparece en la lista de dispositivos compatibles con las emisiones en Dolby Vision de Netflix y, en efecto, puedes ver contenidos codificados con este sistema.

 

La app de Fotos no solamente permite ver fotografías y vídeos tomados con el iPhone Se sino que también es es posible también retocar y rotar vídeos de forma muy cómoda. Otra de las funcionalidades que incorpora Fotos es la posibilidad de ocultar fotos muy parecidas o repetidas y mostrar las mejores instantáneas en una nueva vista llamada Días.

La vista Días es muy curiosa porque muestra todas las fotografías y vídeos por días, mostrando animaciones en algunas fotografías tomadas con la funcionalidad Live que guarda un pequeño vídeo antes y después de disparar. También existen vistas de Meses y Años que muestran fotografías destacadas en cada mes o año, que varía dependiendo del día que es hoy.

 

Fotos reconoce automáticamente la cara de las personas que aparecen en  las fotos y, si asociamos las caras con el nombre de una persona, podemos ver fácilmente todas las fotografías donde aparece esa persona. Resulta sorprendente lo bien que identifica a las personas.

También hay una pestaña llamada Para ti que ofrece fotografías destacadas y sugiere efectos a aplicar a algunas fotografías, así como los nombres de aquellas personas con las que podrías querer compartir ciertas fotos, en función de la gente que aparece en la fotografía o con la que tienes relación.

Cámara

El iPhone SE llega con una sola cámara gran angular (28 mm.) con un sensor de 12MP y una lente con apertura f/1.8. La cámara cuenta con enfoque automático por detección de fase (PDAF) y estabilización óptica (OIS).

En un momento en el que la mayoría de los smartphones cuentan con múltiples cámaras (ultra gran angular, teleobjetivo, macro, profundidad, etc.), la presencia de una única cámara en el iPhone SE puede saber a poco.

No obstante, muchos agradecerían tener una buena cámara antes que varias cámaras mediocres y, en este aspecto, el iPhone SE no decepciona.

 

Según los chicos de iFixIt, la cámara del iPhone SE es la misma que la del iPhone 8 (mismo sensor y misma lente) aunque ofrece mejoras en la calidad de imagen resultante gracias al procesado más avanzado que realiza el chip A13 Bionic, el mismo que encontramos en el iPhone 11.

En condiciones de buena luz, la cámara del iPhone SE toma fotografías con una excelente calidad. Los colores son vivos (sin ser excesivamente sobresaturados), la nitidez es elevada y el rango dinámico es amplio gracias a la funcionalidad HDR Inteligente que está activa por defecto.

A continuación, podemos ver algunas fotografías tomadas con la cámara del iPhone SE en condiciones de buena iluminación.

Fotografías tomadas en condiciones de buena luz

 

Como todos los smartphones, la calidad de la imagen se resiente cuando la luz escasea pero el iPhone SE mantiene bastante bien el tipo incluso cuando la luz es realmente escasa. El ruido se mantiene bastante contenido, los colores son fieles a la realidad y el resultado son imágenes perfectamente usables.

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de fotografías tomadas en condiciones de poca luz.

Fotografías tomadas en condiciones de escasa luz

 

El iPhone SE no ofrece modo Noche como el iPhone 11 Pro, por lo que la calidad de las capturas por la noche está por debajo de lo que obtenemos con su hermano mayor.

En comparación con el Pixel 4a, su rival más natural en el mundo Android, la cosa está bastante más igualada. En mi opinión, el iPhone SE supera al Pixel 4a en el modo de captura normal. Si activamos el modo Nocturno en el Pixel 4a (que tarda varios segundos en tomar cada foto), las imágenes tomadas por este último se ven algo más nítidas pero también mucho más artificiales (parecen fotografías tomadas con flash)

 

El iPhone SE es capaz de tomar fotografías en modo Retrato desenfocando el fondo de la imagen para crear el efecto bokeh típico de las cámaras réflex.

La lente gran angular del iPhone SE no es la más idónea para tomar retratos ya que, si te pretendes acercar demasiado al rostro para tomar un primer plano, la cara se ve distorsionada. Es por esto que el iPhone 11 Pro (y otros smartphones) utilizan la cámara teleobjetivo 2X para tomar retratos.

Una limitación del modo Retrato del iPhone SE es que solo puedes fotografiar personas pero no objetos o animales. Aunque no es muy habitual que quieras tomar un retrato de una «cosa», sí que es posible que quieras hacer foto de tu mascota.

 

Un aspecto que me gusta del modo Retrato del iPhone SE es que es posible regular el grado de desenfoque incluso después de haber tomado la fotografía. De esta forma, si el resultado no te convence, puedes ajustarlo o incluso anular por completo el desenfoque si la separación entre sujeto y fondo no es convincente.

En algunos otros smartphones, te la juegas cada vez que tomas una fotografía en modo retrato ya que no es posible realizar ningún ajuste posterior.

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de fotografías tomadas con el modo Retrato, donde podemos apreciar que tiene algunos problemas para separar el cuerpo del fondo de la imagen en ciertas zonas, especialmente en el pelo.

» Fotografías originales: Retrato / Normal

» Fotografías originales: Retrato / Normal

» Fotografías originales: Retrato / Normal

A continuación, podemos ver algunas otras fotografías tomadas en modo Retrato:

 

El iPhone SE incorpora la funcionalidad Iluminación de Retratos, que permite manipular la iluminación a posteriori para crear un efecto más dramático o, simplemente, mejorar le resultado.

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de efectos de iluminación aplicados a los retratos.

 

Un aspecto interesante es que este efecto puede ser aplicado a posteriori, después de que la fotografía haya sido tomada, por lo que puedes experimentar con estos estilos y quedarte con el que más te guste.

A la hora de grabar vídeo, la cámara trasera del iPhone SE puede grabar vídeo a 720p a 30fps, 1080p a 30/60 fps y 4K a 24/30/60 fps.

El iPhone SE puede grabar con estabilización electrónica a todas las resoluciones y tasas de cuadros por segundo, incluso a [email protected] fps. De hecho, la excelente estabilización de vídeo ha sido siempre una cualidad de los iPhone.

A continuación, se incluyen un par de vídeos grabados a [email protected] y [email protected] durante el día. La calidad de la imagen es excelente, con colores vivos y una magnífica estabilización.

 

También se incluyen otros dos vídeos grabados a [email protected] y [email protected] durante la noche. La calidad de imagen sigue siendo buena aunque, como es habitual, a 60 fps la imagen se ve demasiado oscura.

 

La cámara frontal del iPhone SE cuenta con un sensor de 7MP con apertura f/2.2 y es capaz de grabar vídeos 1080p. De nuevo, se trata de la misma cámara que encontrábamos en el iPhone 8.

La calidad de la imagen tomada por esta cámara es buena, incluso en situaciones en las que hay una gran contraste de iluminación entre el primer plano y el fondo.

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de selfies tomados por la cámara frontal.

 

La cámara frontal del iPhone SE también permite tomar fotografías en modo Retrato que, en general, se ven bastante bien. A continuación, podemos ver algunos ejemplos.

Calidad de las llamadas

El iPhone SE posee varios micrófonos que capturan la voz y bloquean el ruido ambiental para que tu interlocutor te escuche mejor.

En las pruebas que he realizado la calidad de la voz es correcta y he podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

Precio

El iPhone SE se puede adquirir en la tienda online Apple Store a un precio de 489€ (64GB), 539€ (128€) o 659€ (256GB).

El precio del iPhone SE es mucho más bajo que el resto de iPhones que están ahora a la venta. Por tanto, el iPhone SE es una excelente opción para quienes quieren disfrutar de un iPhone sin gastar mucho dinero.

No obstante, si prefieres un iPhone con una pantalla más grande y algunas otras mejoras, el iPhone XR (709€) es otra gran opción. Posee una pantalla LCD de 6.1″ con muesca, procesador A12 Bionic, 64/128/256 GB de almacenamiento, cámara trasera de 12MP, cámara frontal de 7MP y batería de 2.942 mAh

El competidor natural del iPhone SE en el mundo Android es el Pixel 4a (389€) de Google. El Pixel 4a posee una pantalla OLED de 5.8″, procesador Snapdragon 730G, 6GB de RAM, 128GB de almacenamiento, cámara trasera de 12MP, cámara frontal de 8MP y batería de 3.140 mAh. No tiene carga inalámbrica ni resitencia al agua.

Conclusiones

Todos los analistas coinciden en que el nuevo iPhone SE está siendo un éxito de ventas y, tras haberlo probado, no me sorprende ya que este pequeñín tiene los ingredientes necesarios para triunfar entre el gran público.

Comenzando por su diseño, el iPhone SE tiene un tamaño compacto, ideal para tantos usuarios que reniegan de smartphones de gran tamaño pero que no quieren renunciar a la potencia de un gama alta. El iPhone SE no solo cabe en cualquier bolsillo sino que se maneja perfectamente con una mano.

Su frontal cuenta con grandes marcos encima y debajo de la pantalla, por lo que el aprovechamiento del frontal es de solo un 65%, bastante por debajo de lo que solemos ver hoy en día.

Me hubiera encantado ver un iPhone SE con marcos reducidos, pero parece que Apple ha preferido mantener casi intacto el diseño del iPhone 8 para este nuevo modelo.

El marco inferior está ocupado por el lector de huella dactilar Touch ID, que funciona tan bien como siempre aunque, a decir verdad, una vez que has probado Face ID, cualquier otro sistema de reconocimiento te parece inferior.

En cualquier caso, ahora que nos hemos acostumbrado a ir por la calle con mascarilla, el hecho de desbloquear el teléfono con el dedo es un valor añadido frente a los móviles que utilizan reconocimiento facial.

La parte trasera del iPhone SE es de cristal y ofrece un aspecto elegante, con una cámara trasera que apenas sobresale de la superficie en la esquina superior izquierda. Nada que ver con los prominentes módulos para las cámaras que vemos últimamente (sí, te estoy mirando a ti, Samsung Galaxy Note20)

El iPhone SE ofrece resistencia al agua, una cualidad que no encontramos en todos los smartphones de este rango de precios. Esto no solamente aporta paz mental sino que permite limpiar el teléfono bajo el grifo si está muy sucio.

El iPhone SE posee uno de los mejores paneles LCD que podemos encontrar en el mercado. Aunque la industria está virando hacia los paneles OLED en la gama alta, la pantalla del iPhone SE ofrece un amplio gamut de color (cubre el 100% del espacio DCI P3 usado en el cine), una excelente fidelidad de color y un elevado brillo máximo (633 nits según mis mediciones).

Además, cuenta con True Tone para adaptar el tono de color de la pantalla a la iluminación ambiente, y ofrece soporte para contenidos HDR10 y Dolby Vision de servicios de streaming como Apple TV, Netflix y más. La única limitación está en el tamaño de su pantalla, que es algo escasa para disfrutar de películas/series o incluso para jugar.

 

El iPhone SE llega con el procesador más potente hasta la fecha de Apple, el A13 Bionic, que es una auténtica bestia en cuanto a rendimiento. El procesador A13 Bionic está construido mediante la segunda generación del proceso de 7nm de Apple y posee un total de 18 núcleos: una CPU de seis núcleos, una GPU de cuatro núcleos y un motor Neural Engine de ocho núcleos.

Contar con este chip es una garantía de que el dispositivo se va a mover a las mil maravillas: sin retardos en la interfaz, sin parones al hacer scroll y sin pérdida de frames en juegos.

El iPhone SE también cuenta con altavoces estéreo pero carece de conector de auriculares de 3.5mm. Los altavoces suenan con bastante potencia, aunque el efecto estéreo se ve reducido al estar cada altavoz apuntando en una dirección.

La batería del iPhone SE no es especialmente generosa, por lo que la autonomía del terminal se resiente y puedes tener problemas para llegar al final del día si haces un uso muy intensivo.

Es cierto que el iPhone SE, por su tamaño de pantalla, no está especialmente pensado para usuarios que pasen mucho tiempo jugando o viendo vídeos, pero conviene que lo tengas en cuenta.

Apple ha incorporado carga rápida y carga inalámbrica en el iPhone SE. Con un cargador a 18W se consigue cargar el 50 por ciento de la batería en 30 minutos pero el cargador que viene en la caja es estándar de 5W.

La carga inalámbrica a 7.5W es un añadido muy interesante, ya que muchos smartphones de este rango de precios carecen de esta características que, para mí, resulta fundamental por la comodidad que supone no tener que andar conectando y desconectando el cable.

El iPhone SE llega con iOS 13 de fábrica y, dada la presencia de un chip de última generación, cabe esperar que reciba un buen número de nuevas versiones. Este es uno de los grandes valores de iOS ya que, con frecuencia, vemos smartphones lanzados hace 5 años recibiendo actualizaciones.

Por lo pronto, en unos meses recibirá iOS 14, que trae mejoras interesantes como widgets en la pantalla de inicio, una biblioteca de aplicaciones, avisos de llamada en la parte superior, una nueva interfaz de Siri, etc.

En el apartado fotográfico, el iPhone SE cuenta con una sola cámara trasera, por lo que se echa de menos la presencia de una lente ultra gran angular o teleobjetivo. La buena noticia es que la cámara del iPhone SE ofrece unos excelentes resultados y, aunque no puede competir con el iPhone 11 Pro (no tiene modo Noche, por ejemplo), los resultados se acercan bastante.

El iPhone SE también cuenta con un modo retrato que, como principales ventajas, permite ajustar la profundidad de campo a posteriori y aplicar efectos de iluminación. La presencia de una sola cámara hace que el resultado no sea tan bueno como, por ejemplo, el iPhone 11 Pro, sobre todo en zonas problemáticas como el pelo.

A la hora de grabar vídeo, el iPhone SE no decepciona ya que es capaz de grabar hasta 4K a 60 fps con una excelente estabilización de imagen.

 

La cámara frontal de 7MP también ofrece buenas capturas incluso cuando estás a contraluz. Si te gusta tomarte selfies, agradecerás la presencia del modo Retrato, que ofrece las mismas opciones que encontramos en la cámara trasera.

Por último, una de las mejores cualidades del iPhone SE es su precio ya que parte de solo 489€, bastante menos de lo que cuestan otros modelos de iPhone.

En definitiva, el iPhone SE es un dispositivo ideal para quienes quieren hacerse con un iPhone con un tamaño compacto, un procesador de última generación, una buena cámara trasera y todas las ventajas de iOS sin gastar muchísimo dinero.

Lo mejor:

  • Tamaño compacto que permite ser manejado con una sola mano, ideal para quienes huyen de los móviles enormes
  • Pantalla con amplia gama cromática, elevada fidelidad de colores, alto brillo máximo, amplios ángulos de visión y soporte para contenidos HDR.
  • Tecnología True Tone que ajusta el balance de blancos a la iluminación ambiente.
  • Rapidez y fluidez en el manejo de la interfaz, juegos y aplicaciones exigentes gracias al espectacular rendimiento de su procesador A13 Bionic.
  • Sistema operativo iOS 13 que recibirá actualizaciones durante un buen número de años.
  • Cámara de fotos que ofrece una buena calidad de la imagen tanto con buena luz como cuando esta escasea. Grabación de vídeo 4K a 60 fps con excelente estabilización.
  • Conectividad WiFi 6, Bluetooth 5, NFC y Dual SIM mediante una eSIM.
  • Soporte de carga rápida por cable (hasta 18W) y carga inalámbrica (hasta 7.5W).
  • Altavoces estéreo que emiten un sonido potente y claro.
  • Resistencia IP67 frente al polvo y el agua.

Lo peor:

  • Bajo aprovechamiento del espacio debido a unos grandes marcos frontales.
  • Pantalla bastante pequeña. No es el dispositivo más indicado para jugar o ver vídeos.
  • Se echa de menos alguna cámara trasera más (y el modo Noche del iPhone 11).
  • Autonomía inferior a otros smartphones. Cargador de 5W en la caja (necesitarás otro más potente para la carga rápida).

Nota: El iPhone SE ha sido cedido amablemente por Apple para la realización de este análisis 

💻 ¡Ofertón! Consigue Windows 10 Home por solo 11,09€ en CDKdeals [ Ofertón ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
20%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
30%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
50%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario