Análisis del LG Q6 a fondo y opinión [REVIEW]


¡SORTEOS! Sorteamos LG G6, OnePlus 5T y pack de productos Aukey [ Ver sorteos ]

Ir a página :

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del LG Q6.

A principios de año, LG sorprendió con el peculiar diseño del LG G6 y su pantalla Full Vision, que sustituye el tradicional ratio 16:9 por otro más alargado 18:9 y está rodeada por unos estrechos marcos que permiten aprovechar mejor el espacio.

Ahora LG ha lanzado un nuevo smartphone, el LG Q6, que cuenta con un diseño muy parecido al LG G6 pero llega con unas especificaciones bastante inferiores. Por ello, no sería justo hablar de un LG G6 Mini, a pesar de que su apariencia nos incite a ello.

El nuevo LG Q6 posee una pantalla de 5.5″ con aspecto 18:9 y resolución Full HD, procesador Qualcomm Snapdragon 435, 3GB de RAM, 32GB de almacenamiento, cámaras de 13MP/5MP y batería de 3.000 mAh. La ausencia más notable es la falta de lector de huella dactilar, que está paliada en parte por un sistema de detección facial mejorado.

El precio oficial del LG Q6 es 349 euros, aunque posiblemente lo podremos encontrar por un precio más ajustado en tiendas online cuando salga a la venta.

Hemos tenido oportunidad de probar el LG Q6 durante varias semanas antes de que saliera a la venta y, a continuación, os presentamos nuestro análisis en profundidad.

 

Índice

  1. Diseño y construcción
  2. Pantalla
  3. Hardware y rendimiento
  4. Software y Apps
  5. Multimedia y Cámara
  6. Llamadas, Precio y Competidores
  7. Conclusiones finales

 

Diseño y construcción

Como hemos comentado en la introducción, la cualidad más destacada del LG G6 fue su pantalla Full Vision. Ahora, la compañía coreana ha decidido trasladar esta innovación en diseño a su nuevo smartphone de gama media, el LG Q6.

El LG Q6 llega con un aspecto bastante más alargado del que encontramos habitualmente en otros smartphones ya que, como hemos comentado, la compañía ha adoptado un nuevo ratio de pantalla 18:9.

El objetivo de este cambio es aumentar la longitud de la diagonal de la pantalla sin incrementar la anchura del teléfono y, por tanto, sin empeorar su manejabilidad.

A pesar de que la pantalla es más alargada de lo habitual, la altura del teléfono no ha aumentado tanto como cabría esperar, ya que LG ha reducido de forma notable los marcos superior e inferior de la pantalla.

Los marcos laterales, sin embargo, son más anchos de los que encontramos en el LG G6, un signo de que estamos ante un smartphone gama media.

El LG G6 ofrece un ratio de pantalla-a-cuerpo de 79,5% y el LG Q6 se sitúa muy cerca con un 79%.

Basta con colocar el LG Q6 junto a cualquier otro smartphone del mercado para dejarlo en evidencia. El iPhone 7 Plus, también con diagonal de 5.5″, posee un aspecto mucho más abultado que el LG Q6 con un ratio de pantalla-a-cuerpo de 68%. En este punto, sin embargo, conviene recordar que, aunque la diagonal sea idéntica, el cambio de ratio implica que la superficie total de la pantalla es inferior, en torno a un 6% menor.


LG Q6 (izquierda) junto al LG G6 (derecha)

 

La pantalla del LG Q6 no es rectangular, como en otros smartphones, sino que las esquinas están ligeramente redondeadas, como imitando las esquinas del dispositivo, aunque menos pronunciadas. Aunque no es habitual que las apps aprovechen las esquinas de la pantalla hasta el límite, en aquellas que lo hacen se pierden algunos píxeles en esa zona.

Una característica que destaca LG de este teléfono es su durabilidad, ya que su marco metálico ha sido construido con aluminio de la serie 7000 — una aleación fuerte comúnmente utilizada en las industrias aeroespacial y marina — y cuenta con esquinas redondeadas para disipar la energía del impacto cuando cae.

La parte frontal está protegida por Gorilla Glass 3, una variante algo antigua de la conocida protección de Corning. Según explicó LG con el LG G6, que también lleva la misma protección frontal, esto se debe a que el teléfono no posee cristal curvado 2.5D, por lo que no es necesaria una protección tan avanzada.

A diferencia del LG G6, la parte de atrás del LG Q6 no es de cristal sino que LG ha recurrido al policarbonato, es decir, al plástico, como es habitual en smartphones de precios más asequibles. El acabado elegido para el plástico resulta atractivo pero no es tan agradable al tacto como el cristal o el metal ni tiene un aspecto tan sofisticado. La cámara trasera queda a ras de superficie.

 

El LG Q6 sale a la venta internacionalmente en cuatro colores — Astro Black (negro), Ice Platinum (plateado), Mystic White (blanco) y Terra Gold (dorado) — aunque en la web de LG en España solamente está disponible en Ice Platinum.

El frontal es de color negro en todas las variantes, lo que tiene como ventaja que los sensores y la cámara frontal se disimulan mejor y pasan desapercibidos. A cambio, cuando la pantalla está apagada, no se aprecia que los marcos superior e inferior son realmente estrechos.

El LG Q6 cuenta con un grosor de 6.9 mm, por lo que es bastante más delgado que otros smartphones de gama media e incluso se encuentra por debajo del iPhone 7 Plus con 7.3 mm.

En definitiva, el LG Q6 es un smartphone con un diseño atractivo, que sigue llamando la atención a pesar de que los marcos estrechos ya no sean tan novedosos como hace seis meses. Durante las semanas que lo he utilizado (antes de que saliera a la venta), mucha gente se ha quedado observando el teléfono por la calle, sobre todo al encender su pantalla.

A continuación vamos a repasar en detalle todos los elementos del smartphone.

La parte de delante del LG Q6 está ocupada principalmente por la gran pantalla Full Vision.

Como ya hemos comentado, la principal característica del LG Q6 es que los marcos de encima y debajo son realmente estrechos en comparación con otros smartphones, aunque los marcos laterales no son especialmente finos.

El cristal frontal del LG Q6 es completamente plano, a diferencia de otros teléfonos que utilizan un cristal frontal 2.5D ligeramente redondeado en los bordes.

Encima de la pantalla encontramos el auricular para el oído, la cámara frontal, y los sensores habituales de proximidad e iluminación.

LG ha decidido prescindir de un LED de notificaciones en el LG Q6, lo cual es una lástima porque puede venir bien para saber que tienes notificaciones por leer.

En la parte inferior solamente encontramos el logotipo de LG, ya que el LG Q6 no posee botones físicos. Los botones virtuales se muestran sobre la pantalla cuando es necesario, como es ya habitual en la mayoría de los teléfonos.

En la parte de atrás encontramos la cubierta trasera de plástico ligeramente curvada en los bordes.

El acabado de la cubierta trasera es brillante, pero las huellas dactilares no quedan apenas marcadas dado que es plástico.

Durante los días que lo he venido probando han aparecido algunas rayitas en la superficie del teléfono, por lo que parece ser más delicado de lo que nos gustaría.

En la esquina superior izquierda encontramos la cámara, que tiene un gran tamaño y está acompañada por un flash. Ambos elementos se encuentran a ras de superficie y no sobresalen de la superficie del teléfono.

Aunque el cristal que protege la cámara parece ligeramente hundido, no nos atrevemos a decir que no haya riesgo de que se raye si se apoya boca abajo con frecuencia.

En la parte inferior encontramos unas letras con el número de modelo, Q6, y un poco más abajo a la izquierda está el altavoz principal.

La parte de atrás del teléfono es plana, lo cual tiene la ventaja de que es más fácil operar con él cuando este está apoyado sobre una superficie plana, como una mesa –otros teléfonos “bailan” al pulsar sobre la pantalla si la cubierta trasera es curvada.

En el lateral derecho encontramos solamente el botón de encendido.

 

En el lateral izquierdo encontramos los dos botones de volumen, que tienen un buen recorrido y resultan cómodos de pulsar y el compartimento para la tarjeta nano-SIM y la tarjeta micro-SD.

 

En la parte superior no encontramos ningún elemento.

 

La parte inferior del teléfono está el conector de auriculares y el conector micro-USB. Resulta extraño que LG haya optado por un conector de este tipo a mediados de 2017, cuando la mayoría de los fabricantes están optando por USB-C.

 

El agarre del LG Q6 es bueno ya que el teléfono es bastante estrecho y los bordes del dispositivo presentan un cierto bisel que hace que no se claven en la mano.

La pantalla es demasiado grande y alargada para que podamos alcanzar cómodamente la zona superior con una sola mano, pero el hecho de que el teléfono sea bastante estrecho ayuda a que resulte relativamente cómodo teclear con una sola mano.

LG no ha dotado al LG Q6 de resistencia al agua, por lo que debemos tener un cierto cuidado de que no se moje.

Ir a página :