Análisis del LG Q6 a fondo y opinión [REVIEW]


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página :

Conclusiones

A simple vista, el LG Q6 parece ser una versión «mini» del LG G6, pero basta con revisar la hoja de especificaciones para notar que entre ambos dispositivos existen diferencias notables que los sitúan en gamas diferentes.

El aspecto más llamativo del LG Q6 es su innovador diseño, que es casi calcado al del LG G6 en el frontal.

El LG Q6 cuenta con una gran pantalla alargada de 5.5″, con ratio 18:9, que está rodeada por unos estrechos marcos por arriba y por abajo, aunque algo más gruesos que los del LG G6 a los lados.

La proporción 18:9 es un acierto para incrementar el tamaño de la pantalla sin perjudicar su manejabilidad, y parece que se va a convertir en tendencia este año.

La parte de atrás del LG Q6 no posee un aspecto tan sofisticado como la del LG G6, ya que posee un acabado en plástico en lugar de cristal que, en nuestras pruebas, ha resultado ser algo delicada.

La calidad de la pantalla del LG Q6 es suficiente para la mayoría de los usuarios, aunque otros smartphones poseen mejores características. La pantalla del LG Q6 posee una elevada nitidez, amplios ángulos de visión y una buena fidelidad de colores, pero su brillo máximo no es tan elevado como en otros smartphones y presenta un cierto tinte azulado.

Lamentablemente, el LG Q6 no ha heredado las funcionalidades avanzadas de la pantalla del LG G6 como la compatibilidad con contenido HDR o la pantalla Always-On Display, pero tratándose de un dispositivo de este rango de precios, no es de extrañar.

 

El LG Q6 no incorpora un hardware demasiado potente ya que LG ha optado por el procesador Snapdragon 435, en lugar del Snapdragon 625, que es más rápido y más eficiente. A este procesador le acompañan 3GB de RAM LPDDR3.

Como era de esperar, el LG Q6 ha obtenido unos resultados en los benchmarks que no destacan especialmente frente a otros dispositivos de gama media. De hecho, queda por debajo del Moto G5 en la mayoría de las pruebas aunque, sobre el papel, el teléfono de LG posee un procesador que es algo superior.

En la práctica, el LG Q6 mueve con bastante fluidez apps populares como Twitter, Facebook, Instagram u otras.

Es a la hora de exprimir la multi-tarea cuando las limitaciones del procesador salen a la luz y, por ejemplo, se notan signos de ralentización al utilizar una app mientras se descarga y se instala otra.

El LG Q6 no es un smartphone indicado para los aficionados a juegos 3D exigentes. Títulos como Asphalt Xtreme o Dead Effect 2 son jugables pero corren a una tasa reducida de FPS. Peor suerte corre Afterpulse, al que es casi imposible jugar ya que se mueve a 12 fps.

LG ha incorporado 32GB de almacenamiento en el LG Q6, que por suerte pueden ser ampliados mediante micro-SD ya que el sistema ocupa en torno a 10GB. LG no ha habilitado la función Adoptable Storage de Android, por lo que no podemos formatear las tarjetas micro-SD como una extensión del almacenamiento interno.

La autonomía del LG Q6 es buena, en línea con otros smartphones de gama media. En la práctica, no hemos tenido problemas para llegar al final del día con tranquilidad, pero quizás el uso del Snapdragon 625, más eficiente que el Snapdragon 435, aportaría algo más de autonomía.

 

En relación con la carga del teléfono, hay dos aspectos que sorprenden. El primero de ellos es la presencia del antiguo conector micro-USB, y el segundo es la ausencia de la carga rápida Quick Charge 3.0 de Qualcomm.

Tampoco podemos obviar la ausencia de un lector de huella dactilar, que ha sido reemplazado por un sistema de detección facial que, aunque funciona razonablemente bien, no es tan seguro ni tan rápido como la huella. Con la configuración por defecto es fácil engañar al sistema con una fotografía y, si activamos el modo avanzado, el reconocimiento tarda unos segundos.

En el aspecto software, LG ofrece un interfaz con bastantes funcionalidades por encima de Android, aunque no tantas como las capas de software de otros fabricantes.

Algunas de las funcionalidades que más interesantes son el teclado de altura personalizable, la tecla de acceso directo, el doble toque en pantalla para encenderla, la papelera de aplicaciones, Smart Doctor, etc.

Echamos de menos algunas funcionalidades que incorporan otros fabricantes, como la posibilidad de proteger el acceso a cualquier app, un control más exhaustivo de los permisos de las apps para consumir datos o energía en segundo plano, una función para clonar apps y configurar dos cuentas, etc.

LG ha incorporado aplicaciones interesantes para reproducir ficheros multimedia — imágenes, vídeos y música — que ofrecen algunas funcionalidades interesantes.

La cámara principal del LG Q6 ofrece una buena calidad de imagen, especialmente en condiciones de buena luz, pero muestra bastante ruido cuando la luz escasea debido a la ausencia de estabilización óptica y a una lente con una apertura no demasiado grande. La cámara frontal peca, en mi opinión, de un procesado excesivo de la imagen.

El software de LG de cámara ofrece algunas funciones interesantes, pero echo de menos un modo manual como el del LG G6.

 

El precio oficial del LG Q6 (EUR 349) resulta elevado para sus especificaciones técnicas, ya que estás pagando un diseño premium, sin apenas marcos rodeando la pantalla, que a día de hoy solo puedes encontrar en smartphones de gama alta de precio superior.

Ahora bien, dado que el precio del LG G6 ha bajado significativamente en los últimos meses en tiendas online, una buena opción si puedes permitirtelo es hacerte con el LG G6 o, incluso, esperar a que el LG Q6 baje de precio.

Lo mejor:

  • Diseño innovador con marcos frontales mucho más estrechos que los de sus competidores
  • Construcción resistente en aluminio serie 7000 y protección con Gorilla Glass 3, aunque el plástico de la parte de atrás se raya fácilmente
  • Pantalla con excelente nitidez, amplios ángulos de visión y una correcta reproducción de color.
  • Nuevo ratio 18:9 que favorece la manejabilidad aún a pesar de contar con una gran pantalla
  • Almacenamiento ampliable mediante tarjeta micro-SD (aunque no soporta Adoptable Storage)
  • Mejoras interesantes de LG sobre Android como tecla de acceso directo, teclado personalizable, doble toque para encender, papelera de aplicaciones, etc.
  • Reconocimiento facial que funciona con rapidez a costa de un menor nivel de seguridad
  • Presencia de radio FM, NFC y conector de auriculares
Lo peor:
  • Potencia inferior a otros smartphones de gama media de precio comparable. Rendimiento en juegos 3D mejorable.
  • Brillo máximo de la pantalla correcto pero inferior a otros teléfonos, lo que dificulta su visibilidad en exteriores
  • Cámara de fotos sin modo manual
  • Conectividad WiFi solamente en la banda de 2.4GHz pero no en la de 5GHz
  • Conector antiguo micro-USB (sin conector USB Tipo-C)
  • Sin lector de huella dactilar
  • Sin carga rápida
  • Precio elevado
Nota: El teléfono LG Q6 ha sido cedido amablemente por LG España para la realización de este análisis.

Ir a página :