Análisis del LG Q6 a fondo y opinión [REVIEW]


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página :

Hardware y rendimiento

El LG Q6 llega con procesador Qualcomm Snapdragon 435, un chip que se sitúa en el segmento de entrada de la gama media de Qualcomm. Se trata de un procesador fabricado en un proceso de 28nm, menos eficiente que los 16nm del procesador Snapdragon 625, otro chip de gama media que fue anunciado a la vez.

El procesador Qualcomm Snapdragon 435 cuenta con ocho núcleos Cortex-A53 a 1.4GHz, por lo que no cabe esperar un rendimiento espectacular de este procesador.

El chip incorpora una GPU Adreno 505 que, dentro de sus limitaciones de rendimiento, es compatible con los motores gráficos más modernos Vulkan y OpenGL ES 3.1.

LG ha incorporado 3GB de RAM LPDDR3 en el LG Q6, una cantidad que está dentro de lo razonable para un smartphone de gama media.

No podemos negar que nos hubiera gustado ver un procesador algo más potente en el LG Q6, como por ejemplo un Snapdragon 625, que no solamente incrementa la velocidad de reloj hasta los 2GHz sino que además está fabricado en un proceso más eficiente y, por tanto, ofrece un menor consumo de energía.

Sobre el papel, la potencia del hardware del LG Q6 se sitúa a medio camino entre el Moto G5 (Snapdragon 430) y el Moto G5 Plus (Snapdragon 625), aunque los benchmarks ejecutados revelan un rendimiento algo inferior al Moto G5.

 

En el benchmark AnTuTu v6 ha dado un resultado de 40.927 puntos, una puntuación algo baja en comparación con otros smartphones de gama media.

 

En el benchmark Geekbench 4 ha dado un resultado de 597/2041 puntos, una puntuación por ligeramente debajo del Moto G5.

 

En los tests de velocidad de lectura y escritura de datos en la memoria interna con Androbench, el teléfono obtiene unos resultados bastante buenos.

 

En el test de rendimiento general PCMark 2.0, ha obtenido una puntuación de 3.488 puntos, un valor que no es demasiado alto frente a otros terminales de gama media.

 

El test 3DMark centrado en las capacidades gráficas del teléfono ha arrojado unos resultados correctos pero por debajo de muchos otros smartphones de gama media.

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados algo pobres. Aquí debemos tener en cuenta que en las pruebas ‘on-screen’, la resolución de la pantalla no es 1920×1080, como la mayoría de smartphones con pantalla Full HD, sino 2004×1080 por la altura extra.

 

Los resultados que ha obtenido el LG Q6 en los benchmarks reflejan que se trata de un smartphone de gama media sin muchas pretensiones. Nos ha llamado la atención que su rendimiento queda por debajo del Moto G5 en casi todas las pruebas (salvo la del almacenamiento), a pesar de que cuenta con un procesador que, sobre el papel, es ligeramente más potente.

Esta diferencia de rendimiento puede deberse a que la pantalla tiene un 4% más de píxeles pero la diferencia parece demasiado pequeña para explicar el salto en las puntuaciones. Otra causa podría estar en la capa de personalización de LG, que sin duda es más pesada que la de Motorola, que corre una versión casi stock de Android.

Dejando a un lado los benchmarks, el LG Q6 se mueve con bastante fluidez y, en general, no hemos encontrado signos de lentitud a la hora de utilizar apps frecuentes como Twitter, Facebook, WhatsApp, Google Maps, Chrome y otras.

El interfaz se mueve con suavidad, tanto a la hora de desplazarnos por las pantallas del escritorio como al abrir apps. La navegación por páginas web también es fluida, aunque se notan algunos pequeños tirones al hacer scroll rápido o aumentar/reducir el zoom de la página con los dedos.

Las limitaciones del procesador pasan factura a la hora de ejecutar apps complejas o hacer un uso intensivo de la multi-tarea, por ejemplo si queremos usar una app a la vez que se descarga e instala otra en segundo plano.

En el apartado gráfico, la GPU ha arrojado unos resultados mejorables para un teléfono de este rango de precio, por lo que los aficionados a los juegos 3D deberían considerar otras opciones con un chip gráfico más potente.

 

En juegos 2D simples, el teléfono responde con fluidez pero, con juegos 3D, la cosa cambia. Hemos probado tres títulos bastante exigentes — Asphalt Xtreme, Dead Effect 2 y Afterpulse — y el rendimiento en los tres es mejorable. Mientras que a dos de ellos se puede jugar sin mucho problema, en Afterpulse la baja tasa de FPS hace muy difícil acertar a disparar a nuestros oponentes.

Utilizando el software GameBench, hemos podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos y el resultado está en línea con la percepción que hemos tenido.

JuegoFPS medioEstabilidad FPS%GPU%CPU
Asphalt Xtreme1891%85%13%
Dead Effect 22295%100%11%
Afterpulse1293%100%9%

Como todos los teléfonos, se calienta al ser sometido a una carga elevada de trabajo, especialmente en juegos 3D. Sin embargo, durante períodos de alta intensidad, hemos medido una temperatura en la superficie trasera del teléfono de 36ºC, que es muy aceptable.

El LG Q6 llega con 32GB de almacenamiento interno, una cantidad que puede resultar algo escasa si tienes pensado instalar muchas apps o juegos, o almacenar una gran cantidad de contenido multimedia. Por suerte, incorpora la posibilidad de ampliar el almacenamiento fácilmente mediante una tarjeta micro-SD hasta 256GB.

Lamentablemente, LG ha optado por desactivar “Adoptable Storage”, una de las funcionalidades más interesantes que llegaron Android Marshmallow, así que no es posible formatear la tarjeta micro-SD como parte del almacenamiento interno.

En el aspecto de conectividad, el LG Q6 presenta algunas limitaciones ya que solamente es compatible con conexiones WiFi 802.11 b/g/n en la banda de 2.4GHz pero no en la de 5GHz. En nuestra oficina, donde hay muchas redes WiFi, las conexiones a 5GHz funcionan mucho mejor.

Por otro lado, el LG Q6 es compatible con Bluetooth 4.2, 4G/LTE, NFC y GPS-A. También cuenta con radio FM, algo que no muchos fabricantes incorporan en sus smartphones.

El puerto de carga es de tipo micro-USB, una decisión que resulta complicada de entender a día de hoy. El puerto es compatible con USB-On-The-Go, lo que significa que puedes conectar una memoria USB o disco duro a través de un adaptador compatible.

En las pruebas que hemos realizado de velocidad de conexión, el LG Q6 ha alcanzado los 38 Mbps de bajada y 30 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300/30. La pobre velocidad de bajada se debe a que la conexión WiFi es en la banda de 2.4GHz, que en esta zona está muy saturada.

En la prueba de 4G, se han alcanzado los 14 Mbps de bajada y 4 Mbps de subida con una conexión 4G de Vodafone.

El LG Q6 cuenta con una batería no reemplazable de 3.000 mAh, una capacidad que puede resultar algo escasa para un smartphone con una pantalla de este tamaño aunque, a decir verdad, el LG G6 tampoco destacaba por una batería de gran capacidad.

 

En la prueba de batería de PCMark Work 2.0, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un resultado de 7 horas y 18 minutos. Este resultado se encuentra en la franja media de autonomía en comparación con otros teléfonos que hemos probado.

 

En el día a día, el teléfono aguanta sin problemas un día de uso aunque, si realizas un uso muy intenso, probablemente tendrás que recargar antes de que acabe el día.

LG incorpora un modo de ahorro de batería que permite desactivar algunas funcionalidades del teléfono cuando la batería está baja.

Este modo reduce el uso de funciones como el brillo y puede restringir las aplicaciones que corren en el fondo.

También incorpora una función llamada ahorro de batería en juegos, que puede ajustar la resolución de vídeo para ahorrar batería y, opcionalmente, también la velocidad de los fotogramas individualmente para cada juego.

A diferencia de otros teléfonos, el LG Q6 no posee un modo de ahorro de energía extremo.

Tampoco encontramos la posibilidad de desactivar selectivamente ciertos servicios o aplicaciones para que no se ejecuten en segundo plano cuando la batería está baja o cuando apagamos la pantalla.

En este aspecto, el software de otros fabricantes incorporan más funcionalidades.

A pesar de que el chip Snapdragon 435 es compatible con QuickCharge 3.0, LG parece haber prescindido de la funcionalidad  de carga rápida en el LG Q6 ya que, en nuestras pruebas, el proceso de carga es completamente lineal.

El proceso de carga completo tarda un total de 2 horas y 5 minutos con el cargador incluido

 

Por último, una de las limitaciones del LG Q6 es que no posee un lector de huella dactilar — algo que encontramos cada vez más en smartphones de precio más asequible. Nos hubiera gustado que LG incorporase un lector de huella en la parte de atrás, como en el LG G6, ya que resulta una forma muy cómoda y segura de proteger el acceso al teléfono.

Para paliar esta ausencia, LG ha incluido su propio sistema de reconocimiento facial, que funciona incluso con la pantalla apagada si levantamos el teléfono y lo miramos.

LG advierte de que el reconocimiento facial es menos seguro que otros métodos de protección, ya que un rostro similar puede desbloquear el teléfono.

Hemos quedado sorprendidos con la rapidez del desbloqueo facial, que suele ser capaz de reconocer nuestro rostro en torno a un segundo, aunque en algunas ocasiones el proceso se demora un poco más. Además, no es necesario colocar el teléfono justo enfrente de nuestra cara (como ocurre con el reconocimiento de iris), sino que la cámara es capaz de captar nuestro rostro incluso desde un ángulo.

LG también ofrece un ajuste que permite incrementar la seguridad del reconocimiento, evitando que el sistema sea engañado con una fotografía o un vídeo, a costa de aumentar el retardo en el proceso de identificación — unos 2-3 segundos en nuestras pruebas.

En mis pruebas, usando el modo rápido pero menos seguro, he conseguido engañar al sistema de detección facial con una fotografía mostrada en la pantalla de otro smartphone (un LG G6, para más inri) colocado en frente del LG Q6. Sin embargo, al activar el ajuste de reconocimiento más seguro, no he sido capaz de engañar al sistema con una fotografía.

Ir a página :