Quitar este panel

Análisis del LG V30 a fondo y opinión [REVIEW]

🌴 ¡Oferta Veranito!Consigue Windows 10 Pro por tan solo 12,43€ y más ofertas [ Cupones ]

¿No quieres leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del LG V30.

LG fue una de las primeras grandes marcas en lanzar un smartphone con pantalla sin apenas marcos: el LG G6. El dispositivo fue presentado a principios de 2017 en Mobile World Congress y marcó el inicio de una tendencia de diseño a la que se han ido sumando el resto de fabricantes.

A pesar de su innovador aspecto y su excelente cámara, el LG G6 ha quedado por debajo de otros grandes smartphones estrella de 2017 en cuanto a potencia y almacenamiento, ya que cuenta con un procesador Snapdragon 821 de 2016 y 32GB de almacenamiento.

A finales de agosto, LG presentó su nuevo smartphone estrella, LG V30, que llega con unas especificaciones técnicas envidiables que lo colocan a la par de los grandes smartphones del momento, o incluso por encima en algunos aspectos.

El LG V30 cuenta con una gran pantalla OLED de 6″ rodeada por marcos aún más estrechos que el LG G6, procesador Snapdragon 835, 4GB de RAM, sonido HiDi Quad DAC, cámara trasera dual de 16MP con apertura f/1.6, cámara frontal de 5MP y batería de 3.300 mAh.

Aunque el LG V20 no llegó a pisar nuestro país, el LG V30 sí que ha anunciado su aterrizaje en España el día 15 de diciembre, una fecha algo tardía pero no por ello resulta menos esperada. El precio oficial del LG V30 es 899 euros, un precio elevado como cabe esperar de un teléfono de estas características.

Aunque tuvimos oportunidad de probar el LG V30 durante IFA 2017, ahora hemos pasado varios días analizando a fondo el teléfono y, a continuación, os presentamos nuestro análisis en profundidad.

 

 

Diseño y construcción

Si el LG G6 sorprendió con unos marcos extremadamente estrechos por encima y por debajo de la pantalla, el LG V30 va un paso más allá y reduce todavía más su tamaño.

Los marcos superior e inferior del LG V30 no solamente son más estrechos que los del LG G6 sino que quedan por debajo de cualquier otro smartphone Android de gama alta que haya pasado por nuestras manos.

Como resultado, nos encontramos ante un smartphone que da la sensación de ser «todo pantalla.»

El aprovechamiento del espacio del LG V30 es excelente, con un ratio de pantalla a cuerpo de 81%. Este ratio está por encima del Google Pixel 2 XL (76%) y no queda lejos del Samsung Galaxy S8+ (84%) y Huawei Mate 10 (82%), por citar algunos ejemplos.

En comparación con el Galaxy S8+, ambos smartphones poseen una pantalla con esquinas redondeadas, pero la pantalla del LG V30 no está curvada a los lados de forma tan pronunciada como lo está en el Galaxy S8.

Al igual que el LG G6, el LG V30 cuenta con una gran pantalla denominada Full Vision con ratio de aspecto 18:9. Este ratio resulta más alargado que el convencional 16:9, lo que favorece el agarre en la mano al ser más estrecho de lo que cabría esperar.

Hasta ahora, la serie LG V se caracterizaba por contar con una pantalla secundaria pero LG ha decidido prescindir de esta característica de dudosa utilidad e implementar una funcionalidad software llamada Floating Bar que viene a suplir esta ausencia.


LG V30 (izquierda) junto al LG G6 (derecha)

 

El LG V30 cuenta con un frontal y una cubierta trasera de cristal, con un marco de metal entre ambas capas. El cristal del LG V30 resulta ser un imán para las huellas dactilares pero, a pesar de que no tener ninguna textura, no resulta tan resbaladizo como el metal.

El LG V30 utiliza Gorilla Glass 5 para proteger el cristal de la parte de delante y de atrás, y recurre a Gorilla Glass 4 para proteger la cámara.

LG ha conseguido que la cámara quede prácticamente a ras de la superficie (para ser precisos, sobresale mínimamente), y lo mismo ocurre con el lector de huella dactilar. Esto significa que podemos utilizar cómodamente el smartphone estando apoyado sobre una mesa sin que «baile.»

Las esquinas y los laterales del LG V30 son redondeadas, por lo que resulta cómodo de sostener en la mano, incluso a pesar de ser un teléfono de un cierto tamaño.

El LG V30 está a la venta en dos colores: azul y plata. El modelo que nosotros hemos probado es el de color azul, como se puede apreciar en las fotografías. En mi opinión, el LG V30 es uno de los smartphones más atractivos que podemos encontrar a día de hoy.

 

El LG V30 cuenta con un grosor de 7.3 mm, por debajo de otros smartphones de gama alta como el iPhone X, Samsung Galaxy S8+, el Sony Xperia XZ1 o HTC U11+, por citar algunos de los más importantes.

El resultado es un smartphone con un diseño muy atractivo que llama la atención donde quiera que va. Durante los días que lo he utilizado (antes de que saliera a la venta), mucha gente se ha quedado observando el teléfono y se ha sorprendido del acabado de su cubierta trasera y gran pantalla.

A continuación, vamos a repasar los distintos elementos que encontramos en la superficie del teléfono.

La parte de delante del LG V30 está ocupada principalmente por la gran pantalla FullVision, que posee un peculiar ratio 18:9.

Como ya hemos comentado, la principal característica del LG V30 es que los marcos de encima y debajo son especialmente estrechos.

A diferencia del LG V20, el LG V30 no cuenta con una pantalla secundaria sino que solamente posee la pantalla principal.

Encima de la pantalla encontramos el altavoz para el oído, la cámara frontal, y los sensores habituales de proximidad, luz y gestos.

LG ha decidido prescindir de un LED de notificaciones en el LG V30, probablemente porque cuenta con una pantalla Always On que permanece siempre encendida y muestra los iconos de las apps con notificaciones pendientes de leer.

En la parte inferior no encontramos ni siquiera el logotipo de LG, ni tampoco botones físicos. Los botones virtuales se muestran sobre la pantalla cuando es necesario, como es ya habitual en la mayoría de los teléfonos.

En la parte de atrás encontramos la cubierta trasera de cristal ligeramente redondeada en los bordes.

El acabado de la cubierta trasera es de cristal, por lo que las huellas dactilares tienden a quedar bastante marcadas.

En la zona superior de la parte de atrás encontramos las dos cámaras, que se encuentran prácticamente a ras de superficie y apenas sobresalen de la superficie del teléfono.

El cristal que protege la cámara está protegido con Gorilla Glass 4, por lo que cabe esperar que aguante bien los arañazos incluso aunque situemos el teléfono boca arriba.

Al lado de las cámaras encontramos el flash de doble tono y el enfoque por láser, y justo debajo está el lector de huella dactilar, que actúa también como botón de encendido y se hunde ligeramente al pulsarlo. En mi opinión, la ubicación del lector de huella es más adecuada que la del Galaxy S8 o Galaxy Note8, ya que no corremos el riesgo de poner el dedo en la cámara por error.

Debajo del lector de huella encontramos el logotipo de B&O y, cerca del borde inferior, el logotipo de LG.

En el lateral derecho encontramos solamente el compartimento para la tarjeta nano-SIM y la tarjeta micro-SD.

 

En el lateral izquierdo encontramos los dos botones de volumen, que tienen un buen recorrido y resultan cómodos de pulsar.

 

En la parte superior encontramos el conector de auriculares pero no hay emisor de infrarrojos.

 

La parte inferior del teléfono solo posee un conector USB Tipo-C 3.1 y el altavoz.

 

LG ha dotado al LG V30 con resistencia IP68 frente al polvo y el agua y, según explica la compañía, ha superado el test de caídas militar MIL STD-810G.

Durante los días que he utilizado el smartphone no ha sufrido ninguna caída importante, por lo que no he podido probar la supuesta resistencia del LG V30 ante caídas.

Pantalla

LG ha incorporado en el LG V30 una gran pantalla FullVision de 6″ con tecnología POLED. Si no estás familiarizado con la tecnología POLED, son las siglas de Plastic OLED, y es un tipo de panel OLED que utiliza plástico en lugar de vidrio como sustrato.

Mientras que el vidrio es rígido, los sustratos de plástico pueden ser moldeados con libertad, aunque el resultado final no es una pantalla flexible. Por otro lado, trabajar con plástico resulta mucho más económico que moldear vidrio.

Los paneles AMOLED de Samsung también utilizan un sustrato plástico para poder curvar la pantalla, por lo que las diferencias entre los paneles de LG y Samsung están en otros aspectos como la capa TFT, el tipo de compuesto plástico utilizado, la clase de materiales orgánicos empleados en los LEDs y la disposición de los sub-píxeles de los diodos RGB.

El panel del LG V30 posee una resolución Quad HD+ (2880 x 1440 píxeles, 320 píxeles más de lo habitual debido al ratio 18:9), lo que hace que la densidad de píxeles sea muy elevada: 538 ppp.

La pantalla del LG V30 es muy nítida aunque resulta complicado apreciar un incremento real de nitidez respecto a una pantalla Full HD, salvo para aplicaciones de Realidad Virtual. En este aspecto, merece la pena destacar que, por primera vez, un teléfono de LG es compatible con la plataforma DayDream de Realidad Virtual de Google.

La matriz de sub-píxeles del LG V30 es de tipo Pentile, como es habitual en los paneles OLED. En las pantallas LCD los sub-píxeles se organizan uno a continuación de otro en hileras rojo-verde-azul (RGB), mientras que en las pantallas OLED los sub-píxeles están organizados en formas geométricas como, por ejemplo, rombos.

A igualdad de resolución, las pantallas PenTile se ven menos nítidas que las RGB, pero la elevada resolución de la pantalla del LG V30 hace que, en este caso, eso no sea ningún problema.

Matriz PenTile del panel del LG V30

 

Además de contar con una gran resolución, la pantalla del LG V30 es compatible con la tecnología de HDR de alto rango dinámico. En concreto, es capaz de mostrar contenidos creados bajo los estándares HDR10 y Dolby Vision, al igual que sus propios televisores.

Espacios de color. Fuente: AVSForum

Si no estás familiarizado con HDR, se trata de una tecnología de paneles que permite mostrar un rango de colores más amplio de lo habitual.

Esto se traduce en el soporte de nuevos espacios de color.

Los paneles HDR están diseñados para ir más allá del espacio de color Rec. 709 / sRGB estándar, tratan de cumplir con el estándar DCI-P3 utilizado en la industria cinematográfica, y apuntan hacia el espacio de color aún más amplio Rec. 2020, que cubre un 76 por ciento del espectro visible.

Ningún panel actual es capaz de mostrar el espacio de color completo Rec. 2020, pero muchos paneles sí que llegan a cubrir el espacio DCI-P3.

A continuación vamos a llevar a cabo un conjunto de pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro para conocer la calidad de la pantalla del LG V30.

En primer lugar, conviene aclarar que el LG V30 ofrece cuatro modos de color predeterminados: Normal, Películas, Foto y Web.

Por defecto, el modo activo es Normal, que cubre el 150% del gamut sRGB, lo que quiere decir que ofrece unos colores sobre-saturados. Este exceso de colorido produce imágenes visualmente llamativas pero menos fieles a la realidad. Esto significa que, si retocamos una fotografía en el teléfono, es posible que nos llevemos una decepción cuando la veamos en otro dispositivo.

Este modo tiene una ventaja importante y es que resulta útil cuando utilizamos el teléfono a plena luz del día dado que, bajo el sol, los colores pierden fuerza. Además, muchos usuarios prefieren unos colores más vivos y llamativos que los reales.

En el modo Normal, la fidelidad de color es mejorable con un error medio bastante alto, 5.7 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y un error máximo también elevado, 12.7 dE. Esto se debe al exceso de saturación de los colores que hemos comentado.

La temperatura de color es 7.635ºK, bastante por encima del nivel de referencia de 6.500ºK, lo que implica un marcado tono azulado que es apreciable en aplicaciones con fondo blanco, como el navegador. Por suerte, LG ha añadido un ajuste de color personalizado que permite alterar el tono de color de la pantalla. El valor de gamma resulta ser 2,5.

 

El modo Películas parece estar pensado para reflejar con mayor fidelidad el gamut DCI-P3 utilizado habitualmente en la industria cinematográfica y, de hecho, la pantalla del LG V30 cubre el 100% del gamut DIC-P3 en este modo.

Por otro lado, el modo Fotos parece perseguir el gamut Adobe RGB utilizado por muchas cámaras digitales, y cubre un 96% de este gamut.

Estos valores son similares a los que medimos en el Samsung Galaxy Note8.

 

El modo Web parece estar calibrado para cubrir el gamut sRGB, ya que es el espacio de color que se utiliza normalmente en las páginas web. En este modo el error medio se reduce con respecto al modo Normal ya que obtenemos un error medio de 4,4 dE y un error máximo de 10 dE. Aún con todo, la fidelidad de color está bastante por debajo de lo que encontramos en el Samsung Galaxy Note8 o iPhone X, por citar dos de sus principales rivales.

El modo Web es el que deberías elegir si buscas la máxima fidelidad de color en los contenidos de apps y juegos, aunque los colores se ven más apagados que con el modo Normal. En cualquier caso, con la llegada de Android Oreo, estos problemas deberían desaparecer ya que el sistema será capaz de conmutar automáticamente de un modo a otro en función del tipo de contenido a mostrar.

La temperatura de color en el modo Web es 6.609ºK, bastante cerca del nivel de referencia de 6.870ºK, lo que implica un color blanco menos azulado y mucho más cerca del blanco puro.

 

El nivel máximo de brillo que hemos medido en la pantalla del LG V30 es de 433 nits pero, al colocar el teléfono bajo una luz muy intensa y con el modo de brillo automático, se activa un modo especial de potenciación de brillo y alcanza los 552 nits. Estas pruebas se han realizado, como es habitual, con una pantalla totalmente en blanco.

Si en lugar de mostrar toda la pantalla en blanco, mostramos una pantalla negra con un pequeño cuadrado blanco en el centro que ocupe un 25% de la superficie, el brillo del cuadrado blanco se dispara y llega a alcanzar, en nuestras pruebas, los 750 nits (el brillo máximo de una pantalla OLED depende de la cantidad de píxeles encendidos). Reduciendo el tamaó del cuadrado deberíamos poder obtener brillos todavía más elevados.

En esta gráfica comparativa reflejamos el valor con la pantalla totalmente en blanco, ya que es la forma habitual de medir el brillo de una pantalla.

 

Como podemos apreciar, el valor máximo de brillo es alto, aunque es superado por otros smartphones de gama alta con pantalla LCD. Esto se debe a que las pantallas OLED no destacan en brillo frente a las LCD cuando la pantalla es totalmente blanca, aunque sí que lo hacen en entornos mixtos con píxeles blancos, negros y de otros colores.

El color negro es muy profundo, hasta el punto de que nuestro colorímetro ha sido incapaz de medir ningún nivel de brillo. Esto significa que el color negro no está iluminado y que el contraste es, teóricamente, infinito.

Las pantallas OLED tienen un comportamiento peculiar al ser observadas´desde un ángulo. Por un lado los emisores de luz están más cerca de la superficie, y esto hace que el contraste y el brillo varíen menos al desplazarnos respecto al centro, pero por otro lado la matriz Pentile provoca que los colores se distorsionen.

En el caso del LG V30, la pantalla se torna azulada al ser observada desde un ángulo. A simple vista, adquiere un tono azulado bastante más marcado que el Samsung Galaxy Note8 o el iPhone X, en la línea del Pixel 2 XL. Este es, en mi opinión, la mayor debilidad de este panel que, por lo demás, deja buenas sensaciones.

Hardware y rendimiento

Mientras que el LG G6 llegó con un procesador Qualcomm Snapdragon 821 del año pasado, el LG V30 cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 835, el más potente del momento junto con el Exynos 8895 de Samsung.

Este procesador ha sido construido en un proceso de 10nm, lo que garantiza una mayor eficiencia energética que la generación anterior.

El LG V30 cuenta con cuatro núcleos Kryo 280 corriendo a una frecuencia máxima de 2.4 GHz y otros cuatro núcleos a 1.9 GHz.

Este Snapdragon 835 viene acompañado por una potente GPU Adreno 540.

El LG V30 cuenta con 4GB de RAM de tipo LPDDR4, la mínima cantidad que cabe esperar a día de hoy de un smartphone estrella.

Algunos smartphones, como el Samsung Galaxy Note8, el OnePlus 5T o el Xiaomi Mi MIX 2, llegan con 6GB de RAM pero, en mi opinión, 4GB deberían ser suficientes para este terminal.

Si bien el LG G6 cuenta con unas especificaciones algo inferiores a sus rivales de gama alta de 2017, el LG V30 llega con todos los ingredientes necesarios para competir de igual a igual con otros pesos pesados.

Como no podía ser de otra forma, hemos sometido al LG V30 a algunas pruebas de rendimiento para ver qué tal se comporta frente a otros teléfonos de gama alta.

 

En el benchmark AnTuTu v6 ha dado un resultado de 172.981 puntos, una puntuación alta a la par de otros smartphones de gama alta.

 

En el benchmark Geekbench 4.1 centrado en el rendimiento del procesador ha conseguido 1.913/6.305 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados altos pero por debajo de otros rivales de gama alta.

 

En el apartado de almacenamiento, el teléfono obtiene unos resultados buenos en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura, ya que utiliza almacenamiento UFS 2.1.

 

En el test de rendimiento general PCMark 2.0, ha obtenido una puntuación de 5.501 puntos, un valor que es bastante elevado, pero es superado por otros smartphones e gama alta.

 

Pasando a las pruebas gráficas, en la prueba SlingShot de 3DMark el teléfono ha obtenido unos resultados excelentes.

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados buenos, aunque por debajo de otros teléfonos de gama alta en ciertas pruebas.

Los resultados de las pruebas off-screen (en color verde, son aquellas que se llevan a cabo a resolución 1920 x 1080 independientemente de la resolución de la pantalla) muestran unos resultados correctos, en línea a otros teléfonos de gama alta con la misma GPU, aunque algo por debajo.

En las pruebas on-screen (en color morado, son aquellas a la resolución nativa de la pantalla), el LG V30 queda bastante por debajo de ciertos smartphones de gama alta, probablemente debido a su resolución QHD+.

 

Los benchmarks indican que el LG V30 es un smartphone que destaca por su elevado rendimiento, como ya imaginábamos a la vista de sus especificaciones técnicas. Este año casi todos los fabricantes han optado por los mismos componentes para sus dispositivos de gama alta, por lo que no hay grandes diferencias con otros smartphones estrella — al menos por el momento, ya que en 3 o 4 meses es posible que empecemos a ver los primeros smartphones con la próxima generación de procesadores.

Dejando a un lado los benchmarks, en el tiempo que he estado utilizando el teléfono, el LG V30 se ha comportado a las mil maravillas. Mi uso habitual incluye la utilización bastante intensa de apps como WhatsApp, Telegram, Twitter, Facebook, Taptalk, Feedly, Chrome, Gmail y Google Maps, así como juegos ocasionales.

El interfaz se mueve con mucha suavidad, tanto a la hora de abrir aplicaciones como de conmutar entre tareas. Con sus 4GB de RAM no he notado que el teléfono cierre aplicaciones por falta de memoria, aunque quizás algunos usuarios echen de menos que LG haya optado por 6GB de RAM, como otros fabricantes.

 

En cuanto a la potencia gráfica, la GPU Adreno 540 del Snapdragon 835 ofrece un 25 por ciento más de rendimiento 3D que la Adreno 530 del Snapdragon 820 y, por tanto, es sobradamente capaz de mover con suavidad los títulos más exigentes.

He probado juegos 3D exigentes como Asphalt Xtreme, Dead Effect 2 y Dead Trigger 2, y los tres juegos se desenvuelven con mucha fluidez sin pérdida de frames.

De hecho, utilizando el software GameBench, he podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos y el resultado ha sido muy bueno. En los tres juegos obtenemos una tasa estable y elevada de FPS.

JuegoFPS medioEstabilidad FPS%GPU%CPU
Asphalt Xtreme29100%65%8%
Dead Effect 2 5997%75%13%
Dead Trigger 25993%70%11%


Como todos los teléfonos de gama alta, se calienta al ser sometido a una carga elevada de trabajo, especialmente en juegos 3D. Hemos medido temperaturas máximas en la superficie del teléfono de 38 grados, que no es un valor excesivamente alto y no resulta para nada molesto.

En cuanto al almacenamiento interno, el LG V30 se comercializa con 64GB de almacenamiento de tipo UFS 2.1, que puede ser ampliado hasta 2TB mediante una tarjeta micro-SD.

Lamentablemente, LG ha optado por desactivar “Adoptable Storage”, una de las funcionalidades más interesantes que llegó con Android Marshmallow, así que no es posible formatear la tarjeta micro-SD como parte del almacenamiento interno.

LG y otros fabricantes inhabilitan Adoptable Storage para evitar problemas con usuarios que utilizan la tarjeta micro-SD para intercambiar ficheros con el ordenador, especialmente fotos y vídeos, ya que eso no es posible si la tarjeta se ha formateado como interna por estar cifrada.

En el aspecto de conectividad, el LG V30 va bien servido ya que soporta Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac en las bandas de 2.4 y 5 GHz, Bluetooth 5, 4G/LTE Categoría 16/13 (hasta 1 Gbps), NFC, y GPS-A.

El puerto USB Tipo-C es compatible con USB 3.1 y USB-On-The-Go, lo que significa que puedes conectar una memoria USB o disco duro a través de un adaptador compatible.

LG ha incorporado un año más la radio FM pero carece de emisor de infrarrojos, en caso de que sea algo que valores.

En las pruebas que hemos realizado la velocidad de red tanto por Wi-Fi como por 4G han sido satisfactorias. El LG V30 ha alcanzado los 250 Mbps de bajada y 30 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300/30. En la prueba de 4G, se han alcanzado los 20 Mbps de bajada y 6 Mbps de subida con una conexión 4G de Vodafone.

El LG V30 cuenta con una batería de 3.300 mAh, una capacidad que puede resultar algo escasa en comparación con el LG G6, que contaba con la misma capacidad de batería pero un tamaño de pantalla inferior de 5.7″.

Ahora bien, debemos tener en cuenta que el procesador del LG V30 está fabricado en un proceso de 10nm, por lo que consume menos energía, y que la pantalla es OLED que, en general, es más eficiente.

 

En la prueba de batería de PCMark Work 2.0, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un resultado de 8 horas y 2 minutos. Este resultado se encuentra en la franja alta de autonomía en comparación con otros smartphones que hemos probado.

 

En el día a día, sin ningún modo de ahorro activado, el teléfono aguanta sin problemas un día de uso intenso, aunque la recarga al final del día es obligada, como ya es habitual en la mayoría de los smartphones.

LG incorpora un modo de ahorro de batería Extendido que permite desactivar algunas funcionalidades del teléfono cuando la batería está baja.

Este modo reduce el brillo máximo, inhabilita la pantalla Always-on, desactiva la vibración y restringe el uso de datos en segundo plano. Todas estas funciones son personalizables.

LG incorpora la posibilidad de excluir apps del ahorro de energía, lo cual es bastante útil para aquellas apps que queramos que funcionen en segundo plano incluso con las funciones de ahorro activadas.

Para situaciones extremas, LG ha incluido el modo de ahorro de energía Máximo, que no solamente desactiva la conectividad y otros servicios, sino que el fondo y otros elementos visuales cambian a color negro.

El LG V30 cuenta con carga rápida Quick Charge 3.0 que, según la compañía, puede recargar el 50% en 36 minutos y el 100% en 110 minutos. Afortunadamente, LG incorpora un cargador rápido en la caja del producto.

En nuestras pruebas, el proceso de carga completo tarda un total de 1 hora y 50 minutos con el cargador incluido. Como podemos apreciar en la gráfica, el proceso de carga es muy rápido hasta el 80 por ciento y luego se ralentiza hasta completar el 20 por ciento restante.

 

El LG V30 cuenta con carga inalámbrica, un añadido muy interesante que echábamos de menos en el LG G6 ya que solamente estaba disponible en algunas regiones, entre las que no se encontraba España.

Por último, el LG V30 cuenta con un lector de huella dactilar situado en la parte de atrás del teléfono. Basta con colocar el dedo encima para que se desbloquee el teléfono, sin necesidad de apretar el botón.

El proceso de reconocimiento de la huella no es tan rápido como en otros smartphones que hemos probado, sino que hay un pequeño retardo de alrededor de un segundo desde que colocamos el dedo hasta que vemos el escritorio.

El inconveniente de esta ubicación es que, cuando el teléfono está colocado sobre una mesa, resulta incómodo tener que introducir el código de desbloqueo o levantar el teléfono. Ojalá en un futuro veamos los lectores de huella integrados en la propia pantalla u otro tipo de tecnologías biométricas.

Lamentablemente LG no ha imitado el gesto de los Pixel de desplegar el área de notificaciones arrastrando el dedo hacia abajo por el lector de huella dactilar. Dada la altura de la pantalla, sería un añadido muy útil.

El lector de huella permite proteger el acceso a la Galería y QuickMemo+, pero no podemos restringir el acceso a cualquier app, como ocurre en otros smartphones.

Software y funcionalidades

El LG V30 corre Android 7.1.2 Nougat, aunque suponemos que LG ya estará trabajando en la actualización a Oreo. Nos hubiera gustado que el teléfono llegase al mercado con Android Oreo, dado que algunos competidores como Sony y, por supuesto, Google ya han lanzado smartphones con Oreo de fábrica. Además, el LG V20 fue el año pasado el primer smartphone no Google en llegar con Android Nougat.

Por encima del sistema operativo, LG incorpora su propia capa de personalización UX 6.0.

En el pasado, la capa de software de LG se ha caracterizado por ofrecer un aspecto colorido y, en algunos casos, por abusar de los tonos pastel.

La capa de personalización de LG  V30 sigue ofreciendo un aspecto más colorido que otras capas, tanto en los iconos de apps del sistema como en el apartado de Ajustes.

LG siempre cuida los fondos de pantalla que incluye en sus smartphones y en esta ocasión no es diferente ya que el LG V30 llega con varios fondos oscuros, ideales para una pantalla OLED, con formas que recuerdan la letra «V»

Por defecto la pantalla principal muestra un widget con la hora y la temperatura, la barra de búsqueda de Google, y queda espacio para colocar 10 iconos de aplicaciones o carpetas en el escritorio.

LG permite personalizar algunos aspectos del interfaz, como el efecto de cambio de pantalla, la forma de los iconos (original o cuadrado redondeado), el orden de las apps (por nombre o fecha descargada), el tamaño de la cuadrícula (4×4, 4×5 o 5×5) y más.

También es posible ocultar algunas apps del escritorio, en caso de que no queramos que se muestren, y existe un gestor de temas con cuatro temas por defecto y más para descargar desde LG SmartWorld.

Algunas de las apps del sistema como Contactos, Calendario o Clima aprovechan la nueva resolución de la pantalla y muestran dos cuadrados, uno al lado del otro, para proporcionar información adicional.

 

Por defecto, el interfaz de LG no muestra el cajón de aplicaciones, lo que significa que los iconos de todas las aplicaciones instaladas están colocados por las distintas pantallas del escritorio, al más puro estilo de la capa de personalización de Huawei. LG también incorpora un launcher que permite recuperar el cajón de aplicaciones, si así lo deseas.

El LG V30 permite activar opcionalmente una pantalla de Inicio adicional llamada Smart Bulletin, que muestra pestañas de información personalizada sobre LG Health, Calendario, Música y Smart Settings..Esta pantalla no tiene gran utilidad y, posiblemente por ello, LG no la activa por defecto.

Una función interesante es Buscar, que se activa deslizando hacia abajo la pantalla estando en el escritorio.

Esta función nos permite buscar rápidamente apps o contenido dentro de las mismas en nuestro teléfono.

Por ejemplo, si buscamos el nombre de una persona, aparece su contacto, los mensajes de correo electrónico que hemos intercambiado con esa persona, etc.

Si pulsamos sobre el botón de Tareas, accedemos a una vista de las aplicaciones abiertas recientemente.

Las aplicaciones se muestran en forma de baraja de cartas, y es posible cerrar una de estas aplicaciones deslizándola hacia la izquierda o la derecha.

También es posible cerrar todas de golpe con el botón ‘LIMPIAR TODO’, a excepción de aquellas que hayamos fijado con una chincheta.

Algunas apps muestran en la vista de Tareas un icono que permite utilizarlas en pantalla dividida, es decir, mostrando dos apps a la vez en pantalla, en dos cuadrados uno al lado del otro, aprovechando el ratio 2:1 de la pantalla.

En cuanto a widgets, el LG V30 incorpora unos pocos propios para LG Health, Música, QuickMemo+, Radio FM, etc. pero ninguno de ellos es especialmente destacable. LG dejó hace tiempo de incluir el widget Smart Notice, que ofrecía información relevante en forma de tarjetas.

Al arrastrar la pantalla hacia abajo desde el extremo superior aparece el panel de notificaciones.

En la primera fila encontramos los ajustes rápidos, que pueden ser personalizados para añadir o eliminar iconos a nuestro gusto.

El primero de estos elementos se llama Captura+ y permite tomar notas con el dedo sobre la imagen de la pantalla, y guardar el resultado como una imagen o en la aplicación QuickMemo+.

En la segunda fila encontramos el ajuste brillo. Si arrastramos la pantalla una segunda vez hacia abajo los ajustes rápidos se expanden y aparecen también dos botones para activar las funciones de Compartir Pantalla y Compartir Archivos.

El LG V30 cuenta con una pantalla Always-On Display que muestra permanentemente información útil como la hora, la fecha, el nivel de batería restante e iconos de las apps con notificaciones pendientes de leer. Si arrastramos la zona superior de la pantalla a izquierda o derecha, podemos acceder a controles multimedia y ajustes rápidos.

El LG V30 ofrece algunas funciones relacionadas con movimientos. Es posible encender y apagar la pantalla haciendo un doble toque sobre la misma. Durante una llamada entrante es posible atenderla simplemente llevándose el teléfono al oído. Otra posibilidad es silenciar el tono de llamada al darla vuelta al dispositivo.

LG ofrece algunas funciones interesantes en el teclado. En primer lugar es posible ajustar la altura del teclado para que ocupe una franja mayor o menor de la pantalla y, por tanto, las teclas sean mayores.

Otra función bastante interesante es la posibilidad de desplazar el cursor por una palabra apretando y arrastrando el dedo sobre la barra espaciadora, ya que de esta forma no es necesario alejar el dedo del teclado.

El teclado sugiere palabras a medida que escribimos y es posible seleccionar automáticamente una de las sugerencias deslizando el dedo hacia arriba por el teclado. Si lo hacemos en la zona izquierda, se selecciona la palabra sugerida de la izquierda, mientras que si lo hacemos en la zona derecha, se selecciona la de la derecha.

El teclado de LG va aprendiendo de la forma de escribir del usuario, de forma que si pulsas la tecla la tecla ‘o’ cuando tratas de pulsar la ‘i’, el teclado aprenderá y corregirá este comportamiento.

El LG V30 también incorpora una utilidad interesante llamada Smart Doctor que permite identificar ficheros que pueden ser eliminados del teléfono para liberar espacio. Entre estos ficheros se encuentran ficheros temporales, ficheros RAW, ficheros descargados, o las aplicaciones no utilizadas.

Esta app también permite identificar que apps están haciendo uso de la memoria RAM y parar algunas de ellas. O incluso podemos optimizar el teléfono eliminando ficheros temporales y cerrando apps con el botón ‘Optimizar’.

Por último, esta app permite realizar pruebas de distintos componentes de hardware — WiFi, Bluetooth, sensor de proximidad, sensor de luz, sensor de huella, acelerómetro, giroscopio, sensor de movimiento y magnetómetro — llevar a cabo un diagnóstico de la batería, las aplicaciones, el almacenamiento y la red del teléfono.

LG ha incorporado la funcionalidad Smart Settings que permite automatizar ciertas acciones – perfil de sonido, Bluetooth o Wi-Fi – cuando llegamos o salimos de casa.

También es posible automatizar la apertura de una aplicación cuando conectamos auriculares o nos conectamos por Bluetooth.

Aunque la idea de Smart Settings es muy interesante, las opciones que ofrece en cuanto a acciones a automatizar y ubicaciones son bastante escasas en comparación con otras aplicaciones específicas como Llama.

LG también ofrece una tecla de Acceso Directo que permite abrir rápidamente ciertas aplicaciones cuando la pantalla está bloqueada

Si presionamos la tecla de volumen hacia arriba dos veces, accedemos a Captura+. Si presionamos la tecla de volumen hacia abajo dos veces accedemos a la Cámara y, opcionalmente, podemos hacer que se tome una fotografía instantáneamente.

Lamentablemente LG no permite personalizar las aplicaciones que se abren con estos accesos directos, por lo que no podemos crear un atajo para abrir rápidamente WhatsApp u otra aplicación.

En los juegos aparece un nuevo botón en la barra de botones que nos permite acceder a tres funcionalidades durante nuestras partidas:

  • Tómese un descanso, que reduce el brillo y el rendimiento mientras descansas
  • Tomar instantánea , que simplemente toma una captura de la pantalla
  • Ajuste los gráficos del juego, que permite reducir la resolución y velocidad de los fotogramas para reducir el consumo de batería.

LG incorpora una función llamada Floating Bar, la cual curiosamente viene desactivada por defecto, que viene a cubrir la ausencia de la pantalla secundaria presente en anteriores modelos de la serie LG V.

Floating Bar muestra una barra flotante sobre el escritorio para acceder rápidamente a apps y funciones, captura de pantalla, contactos y controles de reproducción de música.

Normalmente la barra se encuentra contraída a un lado de la pantalla y, cuando pulsamos encima, se expande para mostrar los accesos rápidos.

El nuevo ratio de pantalla 18:9 también ha hecho que LG incluya una opción en el menú de Ajustes que permite configurar cómo se deben mostrar las aplicaciones en pantalla.

En general, no es necesario realizar ningún ajuste sobre las apps para que se vean bien, pero si tienes problemas con alguna de ellas, este es el sitio donde debes ir.

LG ha incluido una funcionalidad llamada Papelera de aplicaciones que funciona de forma parecida a la papelera de reciclaje de Windows.

Las aplicaciones que desinstalamos se borran permanentemente después de haber estado en la papelera durante 24 horas.

LG ha incluido el asistente de Google en el LG V30, que desde hace poco ya habla español.

 

Aplicaciones incluidas

El LG V30 incluye algunas aplicaciones propias preinstaladas como Gestor de Archivos, QuickMemo+, RemoteCall Service, SmartWorld, LG Health y LG Mobile Switch, por citar las más importantes. A continuación, vamos a repasar brevemente en qué consiste cada una de estas aplicaciones.

Gestor de Archivos permite gestionar todos los archivos almacenados en el teléfono, así como aquellos que tenemos alojados en servicios de almacenamiento en la nube como Dropbox, Drive, Box y OneDrive.

QuickMemo+ es una herramienta para tomar notas, bien sea con el teclado o dibujando con el dedo. A cada nota podemos añadir un recordatorio para que la nota se muestre a una hora determinada o al llegar a una ubicación concreta.

La aplicación RemoteCall Service permite establecer una conexión remota con el centro de soporte de LG para que un especialista nos ayude. Sin embargo no hemos podido utilizarla ya que nos pide un número de acceso de 6 dígitos que debe proporcionar el Centro de Servicios de LG.

SmartWorld es una tienda propia de LG donde ofrece fondos de pantalla, paquetes de personalización, tipos de letra, temas, aplicaciones, etc. que a primera vista no nos ha parecido que aporte ningún aspecto diferencial respecto a Google Play.

LG SmartWorld

 

LG Health es una aplicación que permite registrar sesiones de ejercicio (caminata, correr, ciclismo, senderismo y patinaje) y contar el número de pasos. También es posible introducir parámetros corporales como el peso, la presión arterial, la temperatura corporal, etc.

Por último, LG Mobile Switch es una herramienta que permite transferir datos como SMS, imágenes y pantallas de inicio desde un dispositivo antiguo a un dispositivo nuevo por cable USB, conexión inalámbrica y tarjeta SD.

Afortunadamente LG no ha incorporado apps de terceros, por lo que se encuentra libre de bloatware.

Multimedia

El LG V30 cuenta con un altavoz mono en la parte inferior, que suena con un volumen relativamente potente, lo cual es interesante para no perder ninguna alarma o llamada, además de para disfrutar de música o vídeos en entornos ruidosos.

Nos hubiera gustado más que LG incorporase altavoces estéreo, por ejemplo utilizando el auricular para el oído como segundo altavoz.

La posición del altavoz no es la mejor, ya que es sencillo taparlo con un dedo o con la mano, sobre todo al jugar con el teléfono en horizontal.

El altavoz cumple con su cometido para ver vídeos de YouTube o escuchar música ocasionalmente, pero si quieres disfrutar de un buen sonido, tendrás que recurrir a los auriculares.

Por suerte, LG ha mantenido el conector de auriculares tradicional de 3.5mm así que no tendrás que recurrir a adaptadores.

La buena noticia para los amantes de la música es que el LG V30 llega con un Quad DAC Hi-Fi de 32 bits de ESS Technology para mejorar la experiencia auditiva. Este año, el ajuste del sonido ha sido realizado por B&O.

Todo esto significa que el sonido con auriculares ofrece menos distorsión, menos ruido y un rango dinámico mejorado. El Quad DAC ofrece un control de volumen de 75 pasos, con controles individuales para los canales izquierdo y derecho.

LG incorpora ciertos ajustes pre-seleccionados de sonido y filtros digitales que permiten ajustar mejor el sonido. Las preselecciones de sonido incluyen normal, mejorado, detallado, directo y graves. Los filtros digitales permiten seleccionar Short, Sharp o Slow, que producen un sonido más ambiental, más natural y más claro respectivamente.

Otra de las mejoras de sonido que incorpora el LG V30 es el soporte de Master Quality Authenticated (MQA). Este es un formato de sonido relativamente nuevo que ofrece un sonido de alta resolución con un tamaño muy inferior. Esto significa que puedes disfrutar de sonido en streaming de mayor calidad. Por el momento no hay muchos servicios de streaming compatibles con MQA: Tidal es uno de los más importantes y Spotify podría incorporarlo pronto.

Si prefieres escuchar música a través de Bluetooth, te alegrará saber que el LG V30 es compatible con aptX HD. Este es el codec de sonido de Qualcomm que permite transmitir sonido de alta definición a dispositivos inalámbricos. Aunque la mayoría de los usuarios tendrán que esperar a Android Oreo para disfrutar de aptX HD, LG ha decidido incorporarlo en el LG V30 con Nougat.

Pasando al apartado software, el LG V30 incorpora un reproductor de música bastante completo, que permite visualizar las canciones por título, álbum, artista y género.

El reproductor también incorpora otras funcionalidades interesantes como un ecualizador con ajustes preconfigurados, la posibilidad de ajustar el tono y la velocidad de la reproducción, y el acceso a YouTube para buscar el vídeo de una canción. También es posible reproducir ficheros de música almacenados en Drive, Box, Dropbox o OneDrive.

Lamentablemente el reproductor no es capaz de descargar carátulas ni la letra de la canción, algo que sí que encontramos en otros teléfonos.

 

La aplicación Galería se utiliza para visualizar y reproducir las fotos y vídeos almacenados en el teléfono e incluso aquellas almacenadas en discos NAS conectados a la red o servicios en la nube como Drive, Box, Dropbox o OneDrive.

La aplicación Galería no permite editar directamente las imágenes sino que, al intentar hacerlo, redirige a la aplicación Fotos de Google.

 

La reproducción de vídeo es excelente y el teléfono es capaz de reproducir sin problemas ficheros de vídeo compatibles con suavidad gracias a su procesador.

Para comprobar la compatibilidad con diversos formatos de audio y vídeo, hemos reproducido cuatro ficheros, dos con resolución Full HD y dos con resolución 4K, codificados con el formato H.264 y con el más moderno HEVC. Los cuatro se reproducen perfectamente con total suavidad.

Por supuesto, los vídeos de servicios de streaming como Netflix y Amazon Prime Video se reproducen sin ningún problema, El LG V30 aparece en la lista de dispositivos certificados por Netflix para disfrutar contenido de HDR10.

La mayoría de los vídeos están grabados en formato 16:9, por lo que a derecha e izquierda pueden aparecer dos bandas negras.

 

La aplicación de Vídeos es bastante simple, pero presenta algunas opciones interesantes como la posibilidad de recortar el vídeo, reducir su resolución o convertirlo a un GIF animado.

También es posible reproducir un vídeo en una ventana flotante, lo que permite que sigas utilizando el resto del teléfono y, por tanto, que puedas responder un WhatsApp, mandar un mensaje, o cualquier otra actividad sin dejar de ver el vídeo.

 

Cámara de fotos

LG ha optado por replicar en el LG V30 la configuración de cámara dual con cámara de visión estándar y cámara gran angular que vimos en el LG G6, pero incorpora diversas mejoras.

La cámara de visión estándar cuenta con un sensor de 16MP con apertura f/1.6 (la mayor apertura jamás vista en un smartphone), estabilización óptica y enfoque por detección de fase y láser. Su lente posee un angular de 71º.

La cámara gran angular posee un sensor de 13MP con una lente gran angular de 120º con apertura f/1.9. No posee estabilización óptica pero no parece necesaria debido a su gran angular.

A través de la aplicación de Cámara podemos elegir cuál de las dos cámaras queremos utilizar.

 

Cada cámara del LG V30 es independiente pero, lamentablemente, LG no ofrece ningún modo que aproveche ambas cámaras para, por ejemplo, captar información de profundidad y difuminar el fondo al tomar retratos como hacen otros smartphones.

El uso de la lente con gran angular es un añadido muy interesante del que pueden presumir pocas cámaras. Permite tomar fotografías que incluyen un mayor número de elementos — fotografías que, con la cámara estándar, obligarían a tomar una foto panorámica o alejarte mucho del elemento fotografiado.

A continuación, puedes ver un ejemplo de la misma escena captada por ambas cámaras desde el mismo punto. En mis pruebas con un LG G6 y un LG V30, he notado que el LG V30 introduce menor distorsión de barril en la imagen que el LG G6 al tomar fotografías en gran angular.

 

En cuanto al interfaz de la cámara, resulta bastante intuitivo. En la parte derecha encontramos los habituales botones de captura de foto y grabación de vídeo, así como la última foto tomada y un botón para ir atrás. En la parte de arriba tenemos el selector de lente — estándar y gran angular — y, tras tomar una fotografía, tenemos iconos que nos permiten compartir la captura en redes sociales o apps de mensajes.

En la parte izquierda de la pantalla tenemos varios iconos:

  • Flash: Activado, desactivado y automático
  • Cámara frontal/trasera
  • Filtros
  • Modo: Automático, Cine Vídeo, Alimento, Película instantánea, Resaltar, Manual, Encuadre, Guía de disparo, Cámara rápida, 360 Panorama, Manual vídeo, Instantánea, Red de disparo, Cámara lenta y Panorámica.
  • Ajustes: HDR, disparo por voz, temporizador, formato de almacenamiento de archivos (JPG o RAW), seguimiento de objetos, etc.

 

LG también incluye un modo manual que ofrece mucha más opciones de ajuste para los fotógrafos experimentados: velocidad del obturador, nivel de exposición, balance de blancos, ISO, bloqueo de la exposición, enfoque manual, etc.

Mi única queja respecto al modo manual es que es demasiado manual. Por ejemplo, al seleccionar un valor de sensibilidad ISO, los parámetros de apertura y exposición no se ajustan automáticamente, sino que es necesario ajustarlos manualmente. Me gustaría que LG ofreciera un modo semiautomático al estilo de los modos Av/Tv de las cámaras réflex.

LG también ha añadido una funcionalidad a la cámara llamada Graphy que permite aplicar el estilo de una fotografía a tu próxima captura. La idea es poder replicar el estilo de grandes fotógrafos a la hora de tomar una fotografía, sin tener que ajustar manualmente el balance de blancos, la sensibilidad, tiempo de exposición y apertura.

Funciona bastante bien siempre que la fotografía que elijas refleje muy bien la escena que tienes delante. Si no es así, tendrás que hacer ajustes para que la exposición sea correcta y no quede demasiado iluminada u oscura.

Centrándonos en la calidad de la fotografía, a continuación vamos a comparar las imágenes captadas por la lente estándar del LG V30 (16MP) con las capturadas por el Samsung Galaxy Note8 (12MP), iPhone X (12MP), Pixel 2 XL (12MP), Samsung Galaxy S8+ (12MP), Huawei Mate 10 (23MP), OnePlus 5T (16MP), BlackBerry KEYone (12MP) y LG G6 (13MP).

En primer lugar, hemos querido comparar la nitidez de la imagen y para ello hemos ampliado la misma zona de una imagen capturada por las cámaras de todos los smartphones en el mismo momento.

El LG V30 ofrece una imagen nítida que permite apreciar perfectamente todos los detalles de la imagen. La reproducción de colores y el rango dinámico también es bueno, aunque en todos los smartphones que hemos comparado ofrecen unos buenos resultados.

 

A continuación, hemos repetido la misma prueba en una escena nocturna para apreciar el rendimiento del sensor con poca luz.

La calidad de la cámara del LG V30 en condiciones de poca luz es excelente. A pesar de la poca luz con la que se ha tomado la foto, el LG V30 consigue mantener una gran cantidad de detalle.

Las letras del cartel que cuelga a la izquierda de la imagen se leen bastante mejor en la imagen captada en el LG V30 que en el resto de los smartphones, aunque el Pixel 2 XL ha conseguido captar mejor el interior del establecimiento.

 

El LG V30 es capaz de grabar vídeos en resolución UHD (3840×2160) a 30 fps y Full HD (1920×1080) a 60 fps. La grabación a cámara lenta se realiza con resolución 720p a 120 fps.

LG incorpora diversas funciones especialmente dirigidas para los aficionados a grabar vídeo, como un modo completamente manual para la grabación de vídeos que, en las manos adecuadas, puede producir vídeos de gran calidad ya que ofrece funcionalidades como reducción de ruido de viento, ajustar el volumen del micrófono,  modificar la sensibilidad ISO, fijar el enfoque, etc.

Además, LG ha añadido la posibilidad de grabar en formato LG-Cine Log. El modo de grabación Log suele estar presente en cámaras réflex y ofrece un mayor rango dinámico, por lo que es especialmente apropiado para un posterior procesado.

Si no quieres complicarte la vida con tareas de post-producción, LG ha incorporado otra funcionalidad llamada Cine Vídeo. Este modo permite aplicar filtros sobre la imagen capturada directamente desde la app de Cámara, por lo que no tienes que preocuparte de procesar posteriormente el vídeo.

Otra funcionalidad interesante de la grabación de vídeo es Point Zoom, que permite marcar un punto en la pantalla y hacer zoom hacia ese punto de forma suave, sin saltos y de forma progresiva.

A continuación, podemos ver un vídeo grabado a plena luz del día con resolución Ultra HD con el LG V30.

 

La cámara frontal posee un sensor de 5MP con una lente que tiene una apertura f/2.2 y un angular de 90º. Estas especificaciones están algo por debajo de otras cámaras frontales, que incorporan sensores de más resolución y lentes más luminosas.

A la hora de captar el selfie es posible realizar ajustes en tiempo real sobre la iluminación y el tono (que viene a ser el suavizado de la piel), aplicar filtros y alternar entre dos modos de disparo, uno para selfies individuales (angular de 82º) y otro para selfies de grupo (angular de 82º) .

A continuación, podemos ver un selfie captado con la cámara del LG V30, que ofrece una calidad correcta.

 

La cámara frontal permite capturar selfies con un gesto con la mano: basta con levantar la mano y cerrar el puño para que el teléfono inicie una cuenta atrás de tres segundos. Si cierras el puño dos veces, la cámara toma cuatro fotos en un lugar de una.

Otra posibilidad es activar el disparo por voz diciendo «cheese», «smile», «whisky», «kimchi» o «LG».

Aquí os dejamos con una galería de fotografías tomadas con el LG V30 en tamaño original para que podáis apreciar la calidad de las imágenes en una gran variedad de situaciones.

Llamadas de voz

En las pruebas que hemos realizado la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

 

Precio y competidores

El LG V30 sale a la venta el 15 de diciembre en España por un precio oficial de 899 euros, un precio que refleja su condición de gama alta.

Si nos fijamos en otros teléfonos, tenemos varias opciones interesantes en la gama alta que pueden competir frente al LG V30.

El Samsung Galaxy S8 ([amazon template=precio&asin=B06XXFHG6J]) es sin duda el competidor más fuerte del LG V30. Cuenta también con un diseño exquisito con una pantalla curvada de 5.8” con resolución QHD+ (2960×1440 píxeles) rodeada por unos marcos superior e inferior muy estrechos, procesador Exynos 8895 / Snapdragon 835, 4GB de RAM, cámara principal de 12MP y batería no extraíble de 3.000 mAh.

El Pixel 2 XL (EUR 959) también es una buena alternativa para quienes buscan una experiencia pura de Android. Llega con una pantalla OLED QHD de 6″ con ratio 18:9, procesador Snapdragon 835, 4GB de RAM, 64/128GB de almacenamiento, cámara de 12MP y batería de 2520 mAh. Ahora bien, no cuenta con carga inalámbrica ni conector de auriculares.

El OnePlus 5T (EUR 499) es una gran opción por su reducido precio. Cuenta con una pantalla AMOLED de 6″ con resolución Full HD+, procesador Snapdragon 835, 6/8GB de RAM, 64/128GB de almacenamiento, cámara dual de 16/20MP, y batería de 3.300 mAh.

Por último, también tenemos el Huawei Mate 10 (EUR 677), que posee una pantalla IPS LCD de 5.9″ con resolución QHD, procesador Kirin 970, 4GB de RAM, cámara dual de12MP+20MP y batería de 4.000 mAh.

 

Conclusiones

Cuando LG presentó el LG G6 a principios de año, quedamos sorprendidos por su diseño frontal, sin apenas marcos rodeando de la pantalla.

Con el paso de los meses, han ido saliendo a la venta otros smartphones con un diseño similar pero con especificaciones algo más potentes y algunas características técnicas con las que no contaba el LG G6 que llegó a España, como la carga inalámbrica o el conversor HiFi Quad DAC de 32 bits para un mejor sonido.

Por suerte, LG ha tomado buena nota de los aspectos a mejorar y ha lanzado el LG V30 con un diseño y unas especificaciones técnicas envidiables.

Comenzando por su diseño, el LG V30 posee un aspecto muy atractivo con materiales sofisticados, un grosor mínimo y unos acabados excelentes.

El LG V30 llega con un frontal dominado por una gran pantalla FullVision de 6″, que está rodeada por unos marcos superior e inferior realmente estrechos, incluso en comparación con sus principales rivales.

La parte de atrás del LG V30 resulta muy vistosa gracias a su acabado en cristal, aunque resulta un imán para las huellas dactilares. Entre el cristal frontal y trasero, encontramos un resistente chasis de metal.

Como no podía ser de otra forma, el LG V30 cuenta con protección IP68 frente al agua y, además, la compañía presume de que el teléfono ha superado duras pruebas de resistencia militar. Tanto la pantalla como la parte de atrás están protegidas por Gorilla Glass 5.

La pantalla del LG V30 cuenta con un panel OLED, lo que garantiza unos negros realmente profundos. Este panel nos ha dejado una buena sensación gracias a su elevada nitidez, su alto brillo y su inmenso contraste, pero la pantalla muestra un tinte azulado bastante marcado al ser observada desde un ángulo.

En el modo de color Normal, los colores se muestran algo sobresaturados — lo cual, aunque parezca extraño, es lo que prefieren muchos usuarios — y el color blanco tiende a ser algo azulado. Si cambiamos al modo de color Web, que es el que mejor está calibrado para el gamut sRGB, la fidelidad de los colores mejora pero no llega a la precisión de color que exhibe el iPhone X o el Samsung Galaxy Note8 (en su modo de color Básico).

El LG V30 cuenta con otros dos modos adicionales de color, Fotos y Películas, que prácticamente cubren el 100% de los gamuts Adobe RGB y DCI-P3 respectivamente. Estos gamuts son bastante más amplios que sRGB y denotan la gran amplitud cromática del panel de LG.

 

La pantalla del LG V30 es capaz de reproducir contenido HDR en formatos HDR10 y Dolby Vision y, en nuestras pruebas con vídeos creados en estos formatos, los resultados son espectaculares. Además, el LG V30 es uno de los pocos smartphones certificados por Netflix para reproducir contenido HDR10.

Un aspecto que ya estaba presente en el LG G6 pero que nos sigue gustando es la Pantalla Always-On, que permite ver de un solo vistazo la hora y, sobre todo, las notificaciones que tenemos pendientes de leer.

LG ha incorporado los mejores componentes hardware en el LG V30, como un procesador Qualcomm Snapdragon 835, 4GB de RAM LPDDR4 y 64GB de almacenamiento UFS 2.1 ampliable mediante micro-SD.

Como era de esperar, el LG V30 se ha comportado de manera ejemplar en los benchmarks, obtenido puntuaciones muy elevadas a la altura de otros smartphones estrella del momento.

En el día a día, el rendimiento del LG V30 es excelente, sin parones ni lag a la hora de movernos por el interfaz o utilizar apps complejas y juegos 3D exigentes.

La compañía ha incorporado 64GB de almacenamiento de tipo UFS 2.1 en el LG V30, que por suerte pueden ser ampliados mediante micro-SD.

LG no ha habilitado la función Adoptable Storage de Android, por lo que no podemos formatear las tarjetas micro-SD como una extensión del almacenamiento interno.

La autonomía del LG V30 es elevada, por encima de otros smartphones de gama alta gracias a su pantalla OLED y la mejora en eficiencia que supone el procesador fabricado en un proceso de 10nm.

En la práctica, no he tenido problemas para llegar al final del día con tranquilidad, a pesar de dar un uso intensivo al teléfono. Si necesitas recargar la batería, te alegrará saber que es compatible con carga rápida QuickCharge 3.0, por lo que conseguirás la mitad de carga en poco más de media hora y la totalidad en unas dos horas.

Otro añadido interesante del LG V30 es la incorporación de carga inalámbrica, que permite cargar cómodamente el teléfono con solo apoyarlo sobre una base de carga compatible.

 

En el aspecto software, el LG V30 todavía llega con Android Nougat, aunque esperamos que sea actualizado pronto a Oreo. Por encima del sistema Android, LG incorpora su propia capa de personalización que ofrece un interfaz con un aspecto colorido y bastantes opciones de personalización.

La eliminación de la pantalla secundaria, presente en modelos anteriores, ha sido compensada con la funcionalidad Floating Bar que muestra una barra flotante en la pantalla con accesos directos a funciones y aplicaciones. Su utilidad depende de cada uno, aunque personalmente suelo olvidarme de su existencia y rara vez la utilizo.

LG mantiene muchas de las funciones software que estaban presentes en modelos anteriores, como el teclado de altura personalizable de LG, la función Buscar, las opciones de automatización con Smart Settings, el doble toque en pantalla para encenderla, el control por gestos, etc.

No obstante, echamos de menos algunas de las funcionalidades que incorporan otros fabricantes, como la posibilidad de proteger el acceso a cualquier app mediante huella (no solo a la Galería y QuickMemo+), un control más exhaustivo de los permisos de las apps para consumir datos o energía en segundo plano, una función para clonar apps y configurar dos cuentas, etc.

LG ha incorporado aplicaciones interesantes para reproducir ficheros multimedia – imágenes, vídeos y música – que pueden conectarse a servidores NAS de ficheros de la red local o servicios populares de almacenamiento en la nube.

El sonido es otro de los aspectos fuertes del LG V30, ya que el teléfono cuenta con un Hi-Fi Quad DAC que mejora notablemente el sonido en comparación con otros smartphones al utilizar auriculares. El sonido se escucha con menos distorsión, menos ruido y un rango dinámico mejorado, y además LG incorpora ciertos ajustes pre-seleccionados de sonido y filtros digitales

Si te gusta escuchar música con auriculares Bluetooth, te alegrará saber que LG ha incorporado el codec aptX HD para la transmisión inalámbrica sonido de alta definición.

LG ha repetido la fórmula de la cámara dual con una lente de visión estándar y una lente gran angular, que ahora exhibe algo menos de distorsión. Esta combinación es bastante inusual ya que la mayoría de fabricantes introduce una segunda cámara con zoom o monocromática, pero resulta bastante útil a la hora de fotografiar edificios o grandes monumentos, por ejemplo.

La cámara principal del LG V30 nos ha dejado gratamente sorprendidos, ya que la calidad de las imágenes es excepcional tanto en escenas con buena iluminación como en escenas nocturnas. Además, el software de LG ofrece una gran cantidad de controles manuales, tanto a la hora de capturar fotos como vídeo.

De hecho, la grabación de vídeo es uno de los aspectos en los que sobresale el LG V30 ya que cuenta con funcionalidades que no están presentes en otros smartphones como la grabación en formato LG-Cine Log, la aplicación de filtros de vídeo en tiempo real y la posibilidad de realizar zoom suave progresivo.

 

Por último, el precio oficial del LG V30 (EUR 899) es bastante elevado, aunque no nos sorprende ya que está en línea con otros smartphones de gama alta del mercado.

¿Merece la pena comprar el LG V30? Sin andas buscando un smartphone que destaque entre los demás, el LG V30 no te va a defraudar. Su diseño, rendimiento, sonido y cámara son, sin lugar a dudas, de lo mejor que puedes encontrar en el mercado.

Ahora bien, cuando salga a la venta el LG V30 a mitad de diciembre, estaremos a pocos meses de la llegada de una nueva hornada de smartphones que no sabemos con qué nos sorprenderán…

Lo mejor:

  • Diseño elegante en metal y cristal con marcos frontales muy estrechos.
  • Pantalla de 6″ con panel OLED y resolución QHD+, que ofrece una excelente nitidez, brillo, amplitud cromática y contraste
  • Pantalla Always-On que muestra notificaciones e información relevante en todo momento
  • Fluidez en el manejo del teléfono gracias a un potente procesador Snapdragon 835, 4 GB de RAM LPDDR4 y 64GB de almacenamiento UFS 2.1.
  • Cámara con excelente rendimiento en condiciones de poca luz y múltiples opciones de control manual.
  • Funciones avanzadas para la grabación de vídeo: modo manual, grabación LG-Cine Log, filtros de vídeo en tiempo real y zoom suave.
  • Almacenamiento ampliable mediante tarjeta micro-SD (aunque no soporta Adoptable Storage)
  • Buena autonomía. Carga rápida Quick Charge 3.0 que carga el teléfono en unas dos horas. Carga inalámbrica presente.
  • Mejoras interesantes de LG sobre Android como Floating Bar, Smart Settings, Smart Cleaning, control por gestos, doble toque para encender, etc.
  • Sonido excelente mediante auriculares gracias a la incorporación de un Quad DAC de 32 bits. Codec aptX HD para sonido de alta definición vía Bluetooth
  • Presencia de radio FM y conector de auriculares
  • Resistencia IP68 al agua y el polvo

Lo peor:
  • Pantalla con cierto tinte azulado al ser observada desde un ángulo. Fidelidad de los colores mejorable.
  • No llega con Android Oreo sino con Android Nougat, aunque suponemos que será actualizado pronto.
  • Cámara trasera sin modo Retrato a pesar de contar con dos lentes
  • Cámara frontal con menor resolución y apertura que otros smartphones estrella
  • Ausencia de algunas funcionalidades software que incorporan otros fabricantes como protección de acceso a cualquiera app mediante huella, clonado de apps para usar múltiples cuentas, control granular de permisos de apps, etc.
  • Precio elevado

🌴 ¡Oferta Veranito!Consigue Windows 10 Pro por tan solo 12,43€ y más ofertas [ Cupones ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

    Deja un comentario