Análisis del LG V30 a fondo y opinión [REVIEW]


🎁 ¿Vas a comprar un OnePlus 7 / 7 Pro? Aquí tienes 10€ de descuento para la tienda oficial [ Descuento 10€ ]

Ir a página :

Llamadas de voz

En las pruebas que hemos realizado la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

 

Precio y competidores

El LG V30 sale a la venta el 15 de diciembre en España por un precio oficial de 899 euros, un precio que refleja su condición de gama alta.

Si nos fijamos en otros teléfonos, tenemos varias opciones interesantes en la gama alta que pueden competir frente al LG V30.

El Samsung Galaxy S8 ( EUR 327,80) es sin duda el competidor más fuerte del LG V30. Cuenta también con un diseño exquisito con una pantalla curvada de 5.8” con resolución QHD+ (2960×1440 píxeles) rodeada por unos marcos superior e inferior muy estrechos, procesador Exynos 8895 / Snapdragon 835, 4GB de RAM, cámara principal de 12MP y batería no extraíble de 3.000 mAh.

El Pixel 2 XL (EUR 959) también es una buena alternativa para quienes buscan una experiencia pura de Android. Llega con una pantalla OLED QHD de 6″ con ratio 18:9, procesador Snapdragon 835, 4GB de RAM, 64/128GB de almacenamiento, cámara de 12MP y batería de 2520 mAh. Ahora bien, no cuenta con carga inalámbrica ni conector de auriculares.

El OnePlus 5T (EUR 499) es una gran opción por su reducido precio. Cuenta con una pantalla AMOLED de 6″ con resolución Full HD+, procesador Snapdragon 835, 6/8GB de RAM, 64/128GB de almacenamiento, cámara dual de 16/20MP, y batería de 3.300 mAh.

Por último, también tenemos el Huawei Mate 10 (EUR 677), que posee una pantalla IPS LCD de 5.9″ con resolución QHD, procesador Kirin 970, 4GB de RAM, cámara dual de12MP+20MP y batería de 4.000 mAh.

 

Conclusiones

Cuando LG presentó el LG G6 a principios de año, quedamos sorprendidos por su diseño frontal, sin apenas marcos rodeando de la pantalla.

Con el paso de los meses, han ido saliendo a la venta otros smartphones con un diseño similar pero con especificaciones algo más potentes y algunas características técnicas con las que no contaba el LG G6 que llegó a España, como la carga inalámbrica o el conversor HiFi Quad DAC de 32 bits para un mejor sonido.

Por suerte, LG ha tomado buena nota de los aspectos a mejorar y ha lanzado el LG V30 con un diseño y unas especificaciones técnicas envidiables.

Comenzando por su diseño, el LG V30 posee un aspecto muy atractivo con materiales sofisticados, un grosor mínimo y unos acabados excelentes.

El LG V30 llega con un frontal dominado por una gran pantalla FullVision de 6″, que está rodeada por unos marcos superior e inferior realmente estrechos, incluso en comparación con sus principales rivales.

La parte de atrás del LG V30 resulta muy vistosa gracias a su acabado en cristal, aunque resulta un imán para las huellas dactilares. Entre el cristal frontal y trasero, encontramos un resistente chasis de metal.

Como no podía ser de otra forma, el LG V30 cuenta con protección IP68 frente al agua y, además, la compañía presume de que el teléfono ha superado duras pruebas de resistencia militar. Tanto la pantalla como la parte de atrás están protegidas por Gorilla Glass 5.

La pantalla del LG V30 cuenta con un panel OLED, lo que garantiza unos negros realmente profundos. Este panel nos ha dejado una buena sensación gracias a su elevada nitidez, su alto brillo y su inmenso contraste, pero la pantalla muestra un tinte azulado bastante marcado al ser observada desde un ángulo.

En el modo de color Normal, los colores se muestran algo sobresaturados — lo cual, aunque parezca extraño, es lo que prefieren muchos usuarios — y el color blanco tiende a ser algo azulado. Si cambiamos al modo de color Web, que es el que mejor está calibrado para el gamut sRGB, la fidelidad de los colores mejora pero no llega a la precisión de color que exhibe el iPhone X o el Samsung Galaxy Note8 (en su modo de color Básico).

El LG V30 cuenta con otros dos modos adicionales de color, Fotos y Películas, que prácticamente cubren el 100% de los gamuts Adobe RGB y DCI-P3 respectivamente. Estos gamuts son bastante más amplios que sRGB y denotan la gran amplitud cromática del panel de LG.

 

La pantalla del LG V30 es capaz de reproducir contenido HDR en formatos HDR10 y Dolby Vision y, en nuestras pruebas con vídeos creados en estos formatos, los resultados son espectaculares. Además, el LG V30 es uno de los pocos smartphones certificados por Netflix para reproducir contenido HDR10.

Un aspecto que ya estaba presente en el LG G6 pero que nos sigue gustando es la Pantalla Always-On, que permite ver de un solo vistazo la hora y, sobre todo, las notificaciones que tenemos pendientes de leer.

LG ha incorporado los mejores componentes hardware en el LG V30, como un procesador Qualcomm Snapdragon 835, 4GB de RAM LPDDR4 y 64GB de almacenamiento UFS 2.1 ampliable mediante micro-SD.

Como era de esperar, el LG V30 se ha comportado de manera ejemplar en los benchmarks, obtenido puntuaciones muy elevadas a la altura de otros smartphones estrella del momento.

En el día a día, el rendimiento del LG V30 es excelente, sin parones ni lag a la hora de movernos por el interfaz o utilizar apps complejas y juegos 3D exigentes.

La compañía ha incorporado 64GB de almacenamiento de tipo UFS 2.1 en el LG V30, que por suerte pueden ser ampliados mediante micro-SD.

LG no ha habilitado la función Adoptable Storage de Android, por lo que no podemos formatear las tarjetas micro-SD como una extensión del almacenamiento interno.

La autonomía del LG V30 es elevada, por encima de otros smartphones de gama alta gracias a su pantalla OLED y la mejora en eficiencia que supone el procesador fabricado en un proceso de 10nm.

En la práctica, no he tenido problemas para llegar al final del día con tranquilidad, a pesar de dar un uso intensivo al teléfono. Si necesitas recargar la batería, te alegrará saber que es compatible con carga rápida QuickCharge 3.0, por lo que conseguirás la mitad de carga en poco más de media hora y la totalidad en unas dos horas.

Otro añadido interesante del LG V30 es la incorporación de carga inalámbrica, que permite cargar cómodamente el teléfono con solo apoyarlo sobre una base de carga compatible.

 

En el aspecto software, el LG V30 todavía llega con Android Nougat, aunque esperamos que sea actualizado pronto a Oreo. Por encima del sistema Android, LG incorpora su propia capa de personalización que ofrece un interfaz con un aspecto colorido y bastantes opciones de personalización.

La eliminación de la pantalla secundaria, presente en modelos anteriores, ha sido compensada con la funcionalidad Floating Bar que muestra una barra flotante en la pantalla con accesos directos a funciones y aplicaciones. Su utilidad depende de cada uno, aunque personalmente suelo olvidarme de su existencia y rara vez la utilizo.

LG mantiene muchas de las funciones software que estaban presentes en modelos anteriores, como el teclado de altura personalizable de LG, la función Buscar, las opciones de automatización con Smart Settings, el doble toque en pantalla para encenderla, el control por gestos, etc.

No obstante, echamos de menos algunas de las funcionalidades que incorporan otros fabricantes, como la posibilidad de proteger el acceso a cualquier app mediante huella (no solo a la Galería y QuickMemo+), un control más exhaustivo de los permisos de las apps para consumir datos o energía en segundo plano, una función para clonar apps y configurar dos cuentas, etc.

LG ha incorporado aplicaciones interesantes para reproducir ficheros multimedia – imágenes, vídeos y música – que pueden conectarse a servidores NAS de ficheros de la red local o servicios populares de almacenamiento en la nube.

El sonido es otro de los aspectos fuertes del LG V30, ya que el teléfono cuenta con un Hi-Fi Quad DAC que mejora notablemente el sonido en comparación con otros smartphones al utilizar auriculares. El sonido se escucha con menos distorsión, menos ruido y un rango dinámico mejorado, y además LG incorpora ciertos ajustes pre-seleccionados de sonido y filtros digitales

Si te gusta escuchar música con auriculares Bluetooth, te alegrará saber que LG ha incorporado el codec aptX HD para la transmisión inalámbrica sonido de alta definición.

LG ha repetido la fórmula de la cámara dual con una lente de visión estándar y una lente gran angular, que ahora exhibe algo menos de distorsión. Esta combinación es bastante inusual ya que la mayoría de fabricantes introduce una segunda cámara con zoom o monocromática, pero resulta bastante útil a la hora de fotografiar edificios o grandes monumentos, por ejemplo.

La cámara principal del LG V30 nos ha dejado gratamente sorprendidos, ya que la calidad de las imágenes es excepcional tanto en escenas con buena iluminación como en escenas nocturnas. Además, el software de LG ofrece una gran cantidad de controles manuales, tanto a la hora de capturar fotos como vídeo.

De hecho, la grabación de vídeo es uno de los aspectos en los que sobresale el LG V30 ya que cuenta con funcionalidades que no están presentes en otros smartphones como la grabación en formato LG-Cine Log, la aplicación de filtros de vídeo en tiempo real y la posibilidad de realizar zoom suave progresivo.

 

Por último, el precio oficial del LG V30 (EUR 899) es bastante elevado, aunque no nos sorprende ya que está en línea con otros smartphones de gama alta del mercado.

¿Merece la pena comprar el LG V30? Sin andas buscando un smartphone que destaque entre los demás, el LG V30 no te va a defraudar. Su diseño, rendimiento, sonido y cámara son, sin lugar a dudas, de lo mejor que puedes encontrar en el mercado.

Ahora bien, cuando salga a la venta el LG V30 a mitad de diciembre, estaremos a pocos meses de la llegada de una nueva hornada de smartphones que no sabemos con qué nos sorprenderán…

Lo mejor:

  • Diseño elegante en metal y cristal con marcos frontales muy estrechos.
  • Pantalla de 6″ con panel OLED y resolución QHD+, que ofrece una excelente nitidez, brillo, amplitud cromática y contraste
  • Pantalla Always-On que muestra notificaciones e información relevante en todo momento
  • Fluidez en el manejo del teléfono gracias a un potente procesador Snapdragon 835, 4 GB de RAM LPDDR4 y 64GB de almacenamiento UFS 2.1.
  • Cámara con excelente rendimiento en condiciones de poca luz y múltiples opciones de control manual.
  • Funciones avanzadas para la grabación de vídeo: modo manual, grabación LG-Cine Log, filtros de vídeo en tiempo real y zoom suave.
  • Almacenamiento ampliable mediante tarjeta micro-SD (aunque no soporta Adoptable Storage)
  • Buena autonomía. Carga rápida Quick Charge 3.0 que carga el teléfono en unas dos horas. Carga inalámbrica presente.
  • Mejoras interesantes de LG sobre Android como Floating Bar, Smart Settings, Smart Cleaning, control por gestos, doble toque para encender, etc.
  • Sonido excelente mediante auriculares gracias a la incorporación de un Quad DAC de 32 bits. Codec aptX HD para sonido de alta definición vía Bluetooth
  • Presencia de radio FM y conector de auriculares
  • Resistencia IP68 al agua y el polvo
Lo peor:
  • Pantalla con cierto tinte azulado al ser observada desde un ángulo. Fidelidad de los colores mejorable.
  • No llega con Android Oreo sino con Android Nougat, aunque suponemos que será actualizado pronto.
  • Cámara trasera sin modo Retrato a pesar de contar con dos lentes
  • Cámara frontal con menor resolución y apertura que otros smartphones estrella
  • Ausencia de algunas funcionalidades software que incorporan otros fabricantes como protección de acceso a cualquiera app mediante huella, clonado de apps para usar múltiples cuentas, control granular de permisos de apps, etc.
  • Precio elevado

Ir a página :