Análisis del Moto E5 Plus a fondo y opinión

Ir a página :

Precio y competidores

El Moto E5 Plus de 2GB/16GB está a la venta por un precio de 119 euros (color gris) o 169 euros (color dorado).

En un rango de precios algo superior encontramos el Xiaomi Mi A2 Lite (191 euros). Posee una pantalla Full HD de 5.8″, procesador Snapdragon 625, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento, cámara trasera dual 12+5MP, cámara frontal de 5MP y batería de 4.000 mAh.

Otra opción interesante es el Huawei P Smart (158 euros), que cuenta con pantalla Full HD de 5.6″, procesador Kirin 659, 3GB de RAM, 32GB de almacenamiento, cámara trasera de 13+2MP, cámara frontal de 8MP y batería de 3.000 mAh.

Conclusiones

Aunque muchos smartphones han adoptado el uso de la muesca para maximizar la superficie de pantalla, el Moto E5 Plus llega con un diseño tradicional con grandes marcos rodeando la pantalla por encima y por debajo.

El marco superior está ocupado por los elementos habituales — cámara frontal con flash, sensores y auricular para el oído — pero el marco inferior, a pesar de su gran tamaño, está libre de cualquier elemento.

Me hubiera gustado que Motorola aprovechase el espacio del marco inferior colocando un botón multi-función como el del Moto G6, que no solamente sirve para manejar la interfaz sino que también actúa como lector de huella dactilar.

En la parte de atrás, Motorola ha optado por un diseño elegante. La cubierta trasera está hecha de plástico curvado a ambos lados, reduciendo el grosor en los bordes.

En la parte de atrás encontramos el módulo de cámara trasera que, aunque aparenta ser doble, realmente alberga una única cámara — el módulo que está al lado es el de enfoque por láser.

Debajo de la cámara está el lector de huella dactilar, que funciona de manera fiable pero es algo más lento que el de otros smartphones. Lamentablemente Motorola no ha incluido reconocimiento facial de ningún tipo.

La pantalla del Moto E5 Plus cuenta con resolución HD, por lo que su densidad de píxeles de 268 ppp está por debajo de otros smartphones. Aún con todo, la pantalla se ve nítida y, salvo que te fijes con mucho detenimiento, no distinguirás los píxeles individuales.

El brillo máximo supera los 600 nits bajo la luz del sol, un valor muy alto para un dispositivo de precio asequible, por lo que no deberías tener problemas al utilizar el teléfono bajo la luz del sol.

La calidad del panel es correcta pero queda lejos de la perfección que encontramos en dispositivos más caros. La pantalla cubre prácticamente el 100% del gamut sRGB pero la fidelidad de color es mejorable en ambos modos de color, intenso y estándar. Por otro lado, la pantalla ofrece un cierto tinte azulado que no puede corregirse por software. Nada especialmente grave, por otro lado.

 

El Moto E5 Plus cuenta con un procesador Snadpragon 425, que fue anunciado en febrero de 2016, por lo que está a punto de cumplir los tres años. Se trata de un procesador con un rendimiento más bien justo, que está dirigido a smartphones sin grandes pretensiones en cuanto a rendimiento.

Este procesador viene acompañado por 2 o 3 GB de RAM en función de la variante. El modelo que yo he probado es el de 2 GB de RAM, que es una cantidad bastante limitada si eres de los que cambian continuamente entre apps.

En los benchmarks, el rendimiento del Moto E5 ha quedado por debajo de los rivales de gama media que hemos probado, ya que muchos otros modelos (más caros, eso sí) incorporan procesadores de la serie Snapdragon 600 más potentes.

Si nos centramos en la experiencia de uso, el rendimiento del Moto E5 Plus nos deja con ganas de más. La interfaz se mueve con fluidez pero las apps tardan más en cargar y se mueven más despacio que en otros smartphones. Un buen ejemplo es el navegador, al que en ocasiones hay que dejar que cargue la página web completa y renderice el contenido antes de poder desplazarnos por la página y leerla cómodamente.

A la hora de jugar, no he encontrado problemas serios de rendimiento con títulos 3D como Asphalt Extreme (Asphalt 9 no es compatible), Dead Effect 2 o PUBG, aunque por ejemplo PUBG se configura en el nivel de calidad más bajo y todo se nota más pixelado.

El almacenamiento interno del Moto E5 Plus es de 16 o 32 GB, que resulta bastante escaso.

Por suerte, el Moto E5 Plus soporta tarjetas micro-SD y además es posible formatear la tarjeta como almacenamiento interno ya que es compatible con Adoptable Storage de Android.

En el apartado multimedia, el Moto E5 Plus solo cuenta con un altavoz, que suena con un volumen bastante bajo y la calidad deja bastante que desear.

Motorola ha mantenido el conector de auriculares de 3.5 mm, por lo que si quieres una mejor calidad de sonido, puedes recurrir a él.

El Moto E5 Plus posee una batería de 5.000 mAh que, en la práctica, le aporta una autonomía espectacular, muy por encima de lo que hemos visto en otros smartphones. A esta gran autonomía ayuda sin duda la menor resolución de su pantalla y la limitada velocidad de reloj del procesador.

El Moto E5 Plus se carga a través de un antiguo conector micro-USB. Utilizando el cargador de 10W incluido en la caja, el proceso de carga no es demasiado rápido ya que lleva algo más de 3 horas, y el 50% no se alcanza hasta pasada la primera hora.

El Moto E5 Plus que he probado corre Android 8.0 Oreo, una versión que ya está un poco anticuada dado que Android 8.1 fue lanzada a finales de 2017 y Android 9 Pie a finales de 2018.

La capa de personalización de Motorola es muy ligera y apenas incorpora cambios respecto a Android puro, lo que ayuda a que mejorar la fluidez del terminal. Por contra, tiene como inconveniente que el Moto E5 Plus no incorpora funcionalidades software avanzadas que vemos en otros smartphones como modos adicionales  de ahorro de energía, espacio privado, clonado de aplicaciones, etc.

El Moto E5 Plus solo incorpora dos funcionalidades propias llamadas Pantalla Moto y Acciones Moto. Pantalla Moto permite encender la pantalla cuando llega una notificación o si detecta un movimiento, así como aplicar un filtro de color azul por la noche y mantener la pantalla encendida mientras la miras. Acciones Moto permite controlar ciertas funciones del teléfono mediante gestos.

 

En el apartado fotográfico, el Moto E5 Plus cuenta con una única cámara trasera de 12M y apertura f/2.0.  La interfaz de la cámara no se mueve con mucha fluidez y se nota cierto retardo — de hasta varios segundos — al tomar una fotografía en condiciones de poca luz.

En cuanto a las calidad de las capturas, el Moto E5 Plus ofrece buenos resultados en condiciones de luz abundante pero, cuando la luz escasea, la calidad empeora notablemente ya que se pierde detalle y rango dinámico. Motorola ha incluido un modo manual pero, lamentablemente, no cuenta con modo Retrato.

Algunas fotografías tomadas por el Moto E5 Plus (más en el apartado de Cámara)

 

El Moto E5 Plus puede grabar vídeo hasta 1080p@30fps (nada de grabar a 60 fps o en 4K). En nuestras pruebas, se nota cierto temblor al grabar y, con frecuencia, el teléfono busca el enfoque.

La cámara frontal de 5MP permite capturar imágenes con calidad decente, aunque podrían tener mayor nitidez. Si lo necesitamos, podemos hacer uso del flash frontal que incorpora.

 

El Moto E5 Plus de 2GB/16GB está a la venta por un precio de 119 euros (color gris) o 169 euros (color dorado). Se trata de unos precios muy atractivos al alcance de casi cualquier bolsillo.

En definitiva, el Moto E5 Plus es un smartphone de precio asequible que destaca por su gran autonomía, pero presenta limitaciones importantes en rendimiento, por lo que está dirigido a usuarios poco exigentes.

Lo mejor:

  • Aspecto atractivo con un chasis de metal y cubierta trasera curvada.
  • Pantalla con brillo máximo elevado, que facilita su uso bajo la luz del sol
  • Pantalla que se ilumina para mostrar notificaciones cuando llegan o al detectar movimiento.
  • Almacenamiento ampliable mediante micro-SD hasta 256 GB (y además puede ser formateado como una extensión del almacenamiento interno)
  • Control por gestos para acceder a ciertas funciones (dar la vuelta para no molestar, silenciar al acercar a la oreja, deslizar para reducir pantalla, etc.)
  • Autonomía excelente, por encima de la mayoría de smartphones.
  • Conector de auriculares
  • Radio FM
Lo peor:
  • Frontal poco aprovechado, con gran cantidad de espacio libre debajo de la pantalla (el lector de huella está detrás)
  • Rendimiento limitado debido a un hardware poco potente y bastante antiguo
  • Ausencia de funcionalidades avanzadas por encima de Android como modos avanzados de ahorro de energía, clonado de aplicaciones, espacio privado, etc.
  • Altavoz con un sonido muy poco potente y de baja calidad
  • Una única cámara trasera con rendimiento mejorable en condiciones de poca luz. Ausencia de modo Retrato.
  • Carga del teléfono bastante lenta (más de 3 horas). Conector micro-USB.
  • Ausencia de conectividad WiFi en la banda de 5GHz y de NFC

Galería de fotografías del Moto E5 Plus

Nota: El teléfono Moto E5 Plus ha sido cedido amablemente por Motorola España para la realización de este análisis.

Si te ha gustado el análisis, comparte el artículo en tus redes sociales. También puedes pulsar este botón:

 

Ir a página