fbpx

Análisis del Moto G5 a fondo y opinión [REVIEW]


🎓 ¿Eres estudiante universitario? Consigue una suscripción a Amazon Prime a mitad de precio por 18€/año con 90 días gratis [ Más información ]

Ir a página :

Cámara de fotos

La cámara principal del Moto G5 no es tan avanzada como la del Moto G5 Plus. El Moto G5 llega con una cámara de 13MP con apertura f/2.0 y píxeles de 1.1 micras, mientras que su hermano mayor llega con cámara de 12MP con apertura f/1.7 y píxeles de 1.4 micras.

El interfaz de la cámara es bastante simple, como se puede observar en la imagen. A la derecha encontramos el botón de captura, el icono de modo de cámara (manual, cámara lenta, panorámica, vídeo y automática) y el icono de conmutar entre cámara frontal y trasera. El modo Manual ofrece bastantes opciones para controlar mejor las capturas: balance de blancos, sensibilidad ISO, velocidad de disparo, etc.

A la izquierda encontramos tres iconos para establecer una cuenta atrás, ajustar el flash (automático, activado o desactivado) y activar HDR (automático, activado o desactivado).

 

Al pulsar sobre una zona de la pantalla establecemos el punto de enfoque y podemos ajustar manualmente la exposición moviendo el dedo en círculo. Desplazando el dedo verticalmente hacia arriba o abajo podemos hacer zoom, y arrastrando el dedo desde el borde izquierdo o derecho hasta el centro podemos acceder a los Ajustes o la Galería respectivamente.

La captura de fotografías es prácticamente instantánea salvo cuando utilizamos el modo HDR, que conlleva un cierto retardo por el post-procesado.

 

El Moto G5 cuenta con enfoque por detección de fase, por lo que es capaz de enfocar más rápidamente que aquellos que solo cuentan con enfoque por contraste. Moto no ha incluido enfoque ayudado por láser, que es útil en condiciones de poca luz.

El Moto G5 puede capturar imágenes panorámicas, aunque la calidad no es muy buena ya que la resolución vertical es bastante baja. Aquí podéis ver un ejemplo.

 

Para analizar la calidad de la cámara, hemos tomado una primera fotografía en condiciones de buena luz. La imagen presenta una nitidez excelente en todas las zonas y un colorido muy vivo.

 

Esta otra fotografía ha sido captada por la noche, cuando ya no había luz solar y, por tanto, los teléfonos tienen grandes dificultades para contener el ruido. En esta ocasión, el Moto G5 acusa la ausencia de estabilización óptica y el valor de apertura f/2.0.

Moto ha aplicado un algoritmo de reducción de ruido muy agresivo que elimina gran parte de los detalles: las letras de los carteles del comercio de la esquina no son apenas visibles, y tampoco se aprecian los ladrillos. Los colores, sin embargo, se han preservado bastante bien.

 

El valor de apertura f/2.0 tampoco ayuda a la hora de tomar retratos con efecto bokeh, como podemos apreciar en esta fotografía. Una valor de apertura más bajo permitiría desenfocar mejor el fondo y que solo se vea nítido el sujeto que estamos enfocando.

 

La cámara frontal posee un sensor de 5 MP con lente con apertura f/2.2 y gran angular. Además, puede grabar vídeo 1080p, por lo que debería ser más que suficiente para los amantes de los selfies.

La calidad de la imagen es correcta pero no especialmente destacable, como puede apreciarse en la siguiente imagen.

 

Aquí os dejamos con una galería de fotografías tomadas con el Moto G5 en tamaño original para que podáis apreciar la calidad de las imágenes en una gran variedad de situaciones.

 

El Moto G5 puede grabar vídeo 1080p con una tasa de 30 fps, pero no es capaz de grabar vídeo a 60 fps ni menos aún a cámara lenta. Los vídeos tienen buena calidad y las imágenes son fluidas.

 

Llamadas de voz

En las pruebas que hemos realizado la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

Ir a página