Quitar este panel

Análisis del Moto G5s Plus a fondo y opinión [REVIEW]

💻 ¡Oferta septiembre! Hazte con Windows 10 Pro por solo 12,43€ en CDKOffers [ Ofertón ]

¿No quieres leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del Moto G5s Plus.

La serie Moto G es sinónimo de buenas prestaciones a un precio ajustado, por lo que año tras año los terminales de esta serie gozan de una gran popularidad entre los usuarios.

A principios de este año, Lenovo Moto anunció el Moto G5 y Moto G5 Plus, que tuvimos oportunidad de probar a fondo en MWC. Alrededor de seis meses después, a principios de agosto, la compañía anunció los nuevos Moto G5s y G5s Plus, que ofrecen una construcción más premium y unas especificaciones mejoradas.

El Moto G5s Plus es el mayor de los dos dispositivos que fueron anunciados en verano y llega con un elegante chasis de aluminio, panel LCD IPS Full HD de 5.5″, procesador Snapdragon 625, 3GB de RAM, 32GB de almacenamiento, cámara trasera dual de 13MP, cámara frontal de 8MP y batería de 3.000 mAh.

El Moto G5s Plus está a la venta a un precio de 279 euros en diversas tiendas online como Mediamarkt o Amazon. Hemos tenido la oportunidad de analizar a fondo el Moto G5s Plus y, a continuación, os contamos nuestras impresiones al respecto

 

 

Diseño y construcción

El Moto G5s Plus es un smartphone con un tamaño considerable ya que cuenta con una pantalla de 5.5″, bastante más grande que la pantalla de 5.2″ del Moto G5 Plus.

Además de una gran pantalla, los marcos que la rodean por encima y por debajo son bastante amplios, lo que contribuye a incrementar aún más el tamaño del dispositivo.

En el rango de precios en el que se mueve el Moto G5s Plus, no es frecuente ver smartphones con marcos muy estrechos, pero no nos hubiera importado que fueran un poco más reducidos para aprovechar mejor el espacio.

El frontal del Moto G5s Plus es muy parecido al su antecesor, el Moto G5 Plus, y resulta algo soso ya que es completamente negro, sin ningún elemento decorativo.

Debajo de la pantalla encontramos el lector de huella dactilar, que está ligeramente hundido. Este diseño del lector de huellas me gusta más que el pequeño cuadrado que llevaban los terminales Moto del año pasado, y además es más versátil.

Aunque pudiera parecer que el lector de huella hace las veces de botón de Inicio, por defecto los controles de navegación son virtuales y aparecen en la pantalla cuando es necesario. Por suerte, Moto permite utilizar el lector de huella para navegar y, de esta forma, ganamos espacio en la pantalla al prescindir de los botones virtuales.

Una pulsación corta nos lleva a la pantalla principal, deslizar el dedo de derecha a izquierda equivale al botón Volver, deslizar el dedo de izquierda a derecha equivale al botón Tareas, una pulsación larga bloquea la pantalla y una pulsación muy larga activa Google Assistant.

Este modo de funcionamiento es similar al que implementan smartphones de Huawei y Meizu. Aunque al principio resulta algo liosa, una vez que le coges el truco, resulta una funcionalidad bastante cómoda.

 

Mientras que el Moto G5 Plus contaba con una cubierta trasera de aluminio y laterales de plástico, la construcción del Moto G5s Plus es más refinada ya que todo el cuerpo del teléfono es de aluminio.

Esto hace que su diseño sea más atractivo, en línea con lo que solemos ver en terminales de precio superior. El cuerpo de una sola pieza de metal hace inevitable la presencia de líneas de antena para dejar pasar las ondas, pero están bien integradas en la parte superior e inferior de la cubierta trasera y no desentonan.

Una consecuencia del cuerpo metálico es que ya no podemos acceder al interior del dispositivo. Cada vez quedan menos smartphones con baterías reemplazables pero, sin ir más lejos, el Moto G5 sí que lo permitía.

El Moto G5s Plus no es un smartphone excesivamente grueso, ya que tiene un espesor de 8 mm que aumenta hasta los 9.5 mm en la protuberancia de la cámara. Los bordes y las esquinas son redondeados, por lo que el teléfono se siente bien en la mano a pesar de su tamaño.

La parte de atrás del Moto G5s Plus es plana, lo que permite manejar el teléfono con comodidad cuando está apoyado sobre una superficie plana, aunque la protuberancia saliente de la cámara hace que baile un poco al pulsar sobre la pantalla en los laterales.

 

El Moto G5s Plus presenta un buen agarre en la mano aunque puede resultar algo resbaladizo debido a que la superficie trasera del teléfono no posee ninguna textura. Las huellas dactilares no quedan apenas marcadas en la parte de atrás.

La parte frontal del teléfono está ocupada principalmente por la pantalla de 5.5″, que está rodeada de un marco bastante ancho a izquierda y derecha.

Encima de la pantalla encontramos el altavoz y, a la izquierda de este, los sensores de iluminación y proximidad y, a continuación, la cámara frontal.

A la derecha del altavoz se encuentra el flash para la cámara frontal.

El Moto G5 Plus no cuenta con LED para notificaciones, aunque su pantalla  se ilumina cuando recibe una notificación, por lo que no es tan necesario.

Debajo de la pantalla encontramos el lector de huella dactilar que, como ya hemos comentado, está situado en una hendidura con aspecto de botón de Inicio pero que, en realidad, no se puede pulsar ya que no es un botón como tal.

El Moto G5s Plus no dispone de botones físicos, sino que estos aparecen dibujados en la parte inferior de la pantalla cuando es necesario.

En la parte de atrás encontramos la cámara trasera en una protuberancia circular que sobresale bastante de la superficie del teléfono.

Lenovo Moto no ha especificado cuál es el material del cristal que protege la cámara trasera, por lo que nos preocupa que pueda rayarse si la apoyamos de este lado sobre superficies rugosas.

En la parte inferior del círculo se encuentra el flash LED y, encima, las dos lentes de la cámara.

Cerca del centro, pero todavía en la mitad superior se encuentra el logotipo circular de Moto, ligeramente hundido.

En la parte superior e inferior de la cubierta trasera encontramos dos líneas de antena con un color gris algo más oscuro.

Como hemos comentado anteriormente, la cubierta trasera no puede ser retirada para acceder al interior del teléfono.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido, con una cierta textura, y encima se encuentran el botón de volumen de una sola pieza. Ambos botones presentan un recorrido adecuado.

 

En el lateral izquierdo está la ranura donde debemos insertar la tarjeta SIM y la tarjeta micro-SD.

 

La parte superior del teléfono cuenta con el conector de auriculares.

 

Por último, la parte inferior posee el puerto micro-USB de carga y el altavoz.

 

El cristal que recubre la pantalla cuenta con Gorilla Glass 3, que si bien no es la versión más reciente ni la más resistente, proporciona una capa de protección que nos ayudará a mantener el teléfono libre de arañazos..

El Moto G5s Plus cuenta con una gran resistencia frente al agua, sino solamente frente a «derrames, salpicaduras y precipitaciones ligeras», por lo que debes tener cuidado con que no se te caiga al agua.

Pantalla

El Moto G5s Plus cuenta con un panel LCD IPS de 5.5″ con resolución Full HD (1920 x 1080 píxeles), lo que implica una densidad de píxeles elevada de 401 ppp.

El tamaño de la pantalla es bastante grande, por lo que será del agrado de aquellos usuarios a los que les gusta disfrutar de vídeos y juegos en su smartphone.

La matriz de sub-píxeles del Moto G5s Plus es de tipo RGB, como es habitual en los paneles LCD. En las pantallas RGB los sub-píxeles se organizan uno a continuación de otro en hileras rojo-verde-azul (RGB).

A igualdad de resolución, este tipo de pantallas se ven más nítidas que las PenTile, características de los paneles OLED como los de Samsung, que poseen una peculiar disposición de los sub-píxeles que reduce la resolución efectiva, aunque estas tienen otras ventajas en cuanto a contraste y consumo energético.

Matriz RGB del panel del Moto G5s Plus

 

Los textos y los iconos se ven muy nítidos y, por más que lo hemos intentado, no he sido capaz de distinguir a simple vista los píxeles individuales.

En nuestras pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro, el brillo máximo del Moto G5s Plus es de 480 nits cuando el brillo está al máximo en el modo manual pero aumenta hasta 617 nits cuando está activado el modo de brillo automático y nos encontramos en un ambiente muy iluminado — por ejemplo, bajo la luz del sol.

Este es un valor bastante elevado para un teléfono de gama media, e incluso para un teléfono de gama alta, que rara vez alcanzan valores tan elevados de brillo.

 

El Moto G5s Plus ofrece dos modos de color: estándar, que muestra colores reales, e intenso, que muestra colores más saturados. Hemos realizado todas las pruebas con el modo intenso, que es el que viene activado por defecto, salvo que indiquemos lo contrario.

En el modo intenso, la fidelidad de color es adecuada ya que el error medio resulta ser 5.3 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 se considera inaceptable), y el error máximo resulta ser de 8.2 dE. En el modo estándar, la fidelidad es algo mejor con un error medio de 4.7 dE, aunque está lejos de los valores inferiores a 4 que vemos en smartphones de gama alta.

La gama de colores que puede representar el panel del Moto G5s Plus es amplia, ya que cubre un 94% del espacio de color sRGB, aunque es cierto que otros teléfonos cubren todo este espacio de color sRGB e incluso otros más amplios como Display P3.

 

El color blanco presenta una temperatura de color de 7.800 ºK, un valor bastante por encima del nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica un tono azulado que es apreciable en aplicaciones con fondo blanco, como el navegador. Lamentablemente Lenovo Moto no ofrece ninguna forma de ajustar la temperatura de color de la pantalla.

El valor de gamma es correcto, 2.4, y el color negro es bastante profundo (0,26 nits), lo que implica que el contraste es muy elevado, alrededor de 2.400:1. 

Los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo.

Hardware y rendimiento

El Moto G5s Plus llega con el mismo procesador Qualcomm Snapdragon 625 que vimos en el Moto G5 Plus, y viene acompañado por 3GB de RAM.

El Snapdragon 625 fue anunciado en febrero de 2016, así que ya es un procesador algo antiguo, pero ha resultado ser muy popular entre terminales de gama media como el Moto Z Play, Huawei Nova Plus o Xiaomi Redmi Note 4, por citar algunos.

Este chip cuenta con ocho núcleos Cortex-A53 a 2.0GHz y una GPU Adreno 506, y está fabricado en un proceso bastante eficiente de 14nm. El Snapdragon 625 fue uno de los primeros chips que incorporó un ISP dual capaz de manejar una cámara de 24MP o dos cámaras de 13MP cada una, por lo que está indicado para smartphones con cámara dual como el Moto G5s Plus.

Los 3GB de RAM del Moto G5s Plus deberían ser suficientes para un smartphone de estas características, por lo que cabe esperar una buena experiencia de multi-tarea.

A continuación, os presentamos los resultados del teléfono en diversos benchmarks, lo que nos dará una idea de la potencia de este terminal en comparación con otros teléfonos.

 

En el benchmark AnTuTu v6 ha dado un resultado de 64.232 puntos, una puntuación muy alta en comparación con otros smartphones de esta categoría.

 

En los tests de velocidad de lectura y escritura de datos en la memoria interna con Androbench, el teléfono obtiene unos resultados correctos.

 

En el test de rendimiento general PCMark, ha obtenido una puntuación de 5.222 puntos, un valor que es muy alto frente a otros terminales de gama media.

 

El test 3DMark centrado en las capacidades gráficas del teléfono ha arrojado unos resultados muy altos.

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados buenos, superiores a otros teléfonos de gama media.

 

Los resultados de los benchmarks revelan que el Moto G5s Plus es un smartphone bastante potente, que supera a la mayoría de los smartphones de gama media que hemos probado y, por supuesto, al Moto G5 Plus.

Si dejamos a un lado los benchmarks, el teléfono ofrece un rendimiento elevado y, en general, no hemos encontrado problemas de lentitud o parones al utilizar apps frecuentes como WhatsApp, Twitter, Facebook, Google Maps, etc.

El interfaz del Moto G5s se mueve con suavidad, tanto a la hora de movernos por las distintas pantallas como al abrir apps o hacer uso de la multi-tarea. Solamente hemos sufrido parones momentáneos al interrumpir la ejecución de un benchmark y movernos a otra aplicación, que se movía muy despacio, pero se ha solucionado cerrando todas las apps.

 

En el apartado gráfico, la GPU ha arrojado unos resultados excelentes para un teléfono de este rango de precio, por lo que los aficionados a los juegos podrán disfrutar de títulos exigentes.

En concreto, los tres juegos exigentes que hemos probado — Asphalt Xtreme, Dead Effect 2 y Afterpulse — se han movido con fluidez.

Utilizando el software GameBench, hemos podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos y el resultado ha sido bueno, con tasas de imágenes por segundo alrededor por encima de 30 fps, excepto para Afterpulse, que es un juego extremadamente exigente.

Juego FPS medio Estabilidad FPS %GPU %CPU
Asphalt Xtreme 30 100% 11%
Dead Effect 2 39 93% 16%
Afterpulse 19 80% 10%


El Moto G5s Plus llega con 32 GB de almacenamiento, una cantidad que debería ser suficiente para la mayoría de los usuarios. En todo caso, cuenta con una ranura para poder introducir una tarjeta micro-SD de hasta 128GB y ampliar el almacenamiento.

Afortunadamente, Lenovo Moto incorpora la funcionalidad Adoptable Storage de Android Marshmallow, por lo que es posible formatear la tarjeta micro-SD como si fuera una extensión del almacenamiento interno para instalar apps directamente en la tarjeta micro-SD.

Muchos fabricantes como Samsung, Huawei o LG no activan esta funcionalidad, por lo que es un punto a favor de Moto que hayan habilitado esta posibilidad.

En el aspecto de conectividad, el Moto G5s Plus es compatible con WiFi 802.11 a/b/g/n en las bandas de 2.4 GHz y 5 GHz pero no con 802.11ac. También soporta Bluetooth 4.2, 3G/HSPA+, 4G/LTE,  radio FM y NFC.

La conectividad 4G es Cat.7, por lo que puede alcanzar velocidades máximas teóricas de 300 Mbps de descarga y 150 Mbps de subida.

Hemos realizado algunas pruebas de velocidad de conexión tanto por red móvil 4G como por WiFi.

El Moto G5s Plus ha alcanzado los 122 Mbps de bajada y 25 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300/30.

En la prueba de 4G, se alcanzaron los 6 Mbps de bajada y 4 Mbps de subida con una conexión de Movistar. Estos valores son un poco bajos pero la cobertura no era demasiado buena en el lugar de las pruebas.

El Moto G5s Plus cuenta con un lector de huella dactilar en la parte de delante, que permite desbloquear el teléfono simplemente colocando el dedo sobre el lector.

En nuestras pruebas, el reconocimiento de huella ha funcionado de forma fiable y el desbloqueo es bastante rápido.

Batería

La batería del Moto G5s Plus posee una capacidad de 3.000 mAh, una cantidad que puede pecar de ser algo escasa para un terminal con este tamaño de pantalla, sobre todo teniendo en cuenta que el Moto G5s de 5.2″ tiene una batería con la misma capacidad.

 

Lamentablemente, no hemos podido llevar a cabo la prueba de batería de PCMark 2.0, ya que tras numerosos intentos, el test acaba colgándose en algún momento antes de terminar la prueba. Nos hemos puesto en contacto con Futuremark, desarrolladores de PCMark, y si conseguimos una versión de la app sin este problema, actualizaremos el análisis.

En la práctica, la autonomía del Moto G5s Plus es buena, posiblemente gracias a que incorpora un procesador fabricado en un proceso de 14nm, bastante más eficiente que los procesadores de la serie Snapdragon 400 de otros smartphones de gama media.

En nuestras pruebas, no hemos tenido demasiado problema en llegar al final del día con algo de batería remanente a no ser que hagamos un uso muy intenso.

Lenovo Moto no ha incluido ningún modo de ahorro de batería especial, además del que incorpora Android por defecto para reducir el rendimiento del dispositivo y limitar la vibración del dispositivo, los servicios de ubicación y la mayor parte de transmisión de datos en segundo plano.

El Moto G5s Plus es compatible con carga rápida TurboPower gracias a su cargador de 5V/3A (15W) que viene incluido en la caja.

Gracias a la carga rápida, el teléfono alcanza un 80 por ciento de su carga en algo menos de una hora, mientras que completar el 20 por ciento restante nos lleva hasta 1 horas y 42 minutos de tiempo total de carga.

 

A pesar de que poco a poco se va imponiendo el conector USB-C, especialmente en la gama alta y media-alta de smartphone, el Moto G5s Plus llega con un conector tradicional micro-USB, que es más incómodo de utilizar.

Como era de esperar, Moto no ha dotado al Moto G5s Plus de carga inalámbrica, una funcionalidad que por ahora está limitada a terminales de gama alta de unos pocos fabricantes.

 

Interfaz y funcionalidades

El Moto G5s Plus que hemos probado corre ya Android 7.1.1 Nougat, aunque la compañía ha confirmado que recibirá la actualización a Oreo en algún momento.

La capa de personalización de Android es, posiblemente, la que menos cambios realiza sobre Android original, por lo que a lo largo de todo el teléfono encontramos una estética muy similar a la que podemos obtener en un smartphone con Android puro.

Como veremos más adelante, los añadidos de Lenovo Moto se centran en los avisos de nuevas notificaciones cuando está la pantalla apagada y el control por gestos.

La presencia de una capa de personalización tan ligera es una de las razones por las que los teléfonos Moto reciben actualizaciones de Android lleguen antes que otros teléfonos.

Otros fabricantes con capas de personalización más pesadas deben adaptar y probar todas sus funcionalidades y software añadido con cada nueva versión de Android.

Otra ventaja de la ausencia de una capa pesada de software por encima de Android es que el rendimiento del teléfono es elevado, algo que no siempre ocurre con teléfonos que incorporan una capa sofisticada que consume valiosos recursos como CPU y memoria.

En el escritorio, las carpetas tienen forma circular y dejan ver parcialmente cuatro de los iconos de su interior.

El Moto G5s Plus utiliza el mismo gesto para abrir el cajón de aplicaciones — arrastrar la pantalla de abajo a arriba — que el del Google Pixel.

Al desplegar el cajón de aplicaciones, encontramos una sección para buscar apps por nombre y otra con las cinco aplicaciones sugeridas por el teléfono.

A continuación encontramos todos los iconos de las apps instaladas por orden alfabético, pero no es posible crear carpetas ni ordenar las apps por otro criterio.

Lenovo Moto ha incluido tan solo una aplicación propia en el Moto G5s Plus llamada Moto, que permite habilitar el uso de las funcionalidades Pantalla y Acciones.

Pantalla Moto consiste en que, cuando el teléfono tiene la pantalla apagada, enciende y apaga brevemente la pantalla para mostrar las notificaciones cuando llegan.

El Moto G5s Plus también detecta movimiento y, si lo tomamos en la mano, ilumina la pantalla brevemente para mostrarnos información esencial como la hora, fecha, nivel de batería, etc.

Otra funcionalidad presente dentro de Pantalla Moto es la Pantalla Nocturna, que permite reducir automáticamente la luz azul que puede afectar al sueño en un horario determinado, en función de la hora de alarma del día siguiente o al atardecer.

Dentro del grupo de funcionalidades Acciones Moto, encontramos diversas acciones mediante gestos:

  • Navegar con el sensor de huella dactilar
  • Agitar dos veces para activar la linterna
  • Girar dos veces la muñeca con rapidez para abrir la cámara
  • Poner el teléfono boca abajo para silenciar notificaciones y llamadas
  • Deslizar el dedo para empequeñecer la pantalla y usarla con una mano,
  • Levantar el teléfono cuando suena para silenciarlo

 

Lenovo Moto también ha incorporado una app llamada Ayuda del Dispositivo que permite realizar pruebas del hardware, acceder a información del dispositivo y obtener información sobre las aplicaciones instaladas.

Por suerte, Lenovo Moto no ha incorporado ninguna app de terceros, por lo que tenemos un teléfono completamente libre de bloatware. Aunque la compañía ha incluido pocas aplicaciones en el teléfono, por supuesto podemos descargar cualquier aplicación desde Google Play Store.

 

Multimedia

El Moto G5s Plus llega con un único altavoz, que está situado en la parte inferior del teléfono, junto al conector de carga micro-USB.

La calidad del sonido es correcta para un teléfono de este rango de precios y suena bastante potente para su pequeño tamaño.

Por suerte, Moto no ha prescindido del conector tradicional de 3.5mm, por lo que puedes recurrir a unos auriculares para disfrutar del sonido con mejor calidad.

El Moto G5s Plus no incorpora una app propia de reproducción de música sino que recurre a Play Música de Google.

Play Música permite organizar nuestras canciones por géneros, artistas, álbumes y títulos.

También ofrece un servicio de suscripción de música en streaming similar a Spotify. Otra opción interesante es que permite crear mezclas al instante basadas en las canciones que más te gustan o en tus artistas favoritos. Tiene soporte de listas de reproducción, pero es incapaz de descargar portadas de discos o las letras de las canciones, por citar alguna limitación.

Para ver imágenes, Moto recurre a Fotos de Google. La aplicación Fotos muestra todas las imágenes almacenadas en el teléfono organizadas por álbumes, lugares, fecha, personas y cosas.

En el apartado «cosas» podemos ver fotografías organizadas según elementos que ha identificado Google en las fotos. Por ejemplo, podemos ver fotos donde aparezcan «coches», «comida» o «pájaros».

Fotos también permite realizar ciertos retoques a la imagen como girar, recortar, aplicar filtros, ajustar la exposición, controlar el contraste, etc.

Otra posibilidad que ofrece Fotos es crear collages y animaciones a partir de fotografías, o crear películas combinando fotografías y vídeos. Por último, Google permite incluso realizar copias de seguridad de las fotografías en tu cuenta de Google.

 

La reproducción de vídeos es excelente gracias a la potencia de su procesador, que no tiene problemas a la hora de mover vídeos HD.

Para comprobar la compatibilidad con diversos formatos de audio y vídeo, hemos reproducido cuatro ficheros, dos con resolución Full HD y dos con resolución 4K, codificados con el formato H.264 y con el más moderno HEVC. Todos se reproducen perfectamente con total suavidad, a excepción del vídeo 4K HEVC, que no es compatible.

Por supuesto, la reproducción de vídeos de servicios en streaming como YouTube o Netflix se realiza sin problemas.

Cámara de fotos

El Moto G5s Plus es el primer smartphone de la serie Moto G que llega con una cámara dual en la parte de atrás. Esta cámara cuenta con dos sensores de 13MP y lentes con apertura f/2.0, pero carecen de estabilización óptica.

Mientras que algunos fabricantes incorporan una segunda lente «zoom» (como Samsung o Apple) o gran angular (como LG), Lenovo Moto ha optado porque ambas cámaras tengan la misma distancia focal.

La utilidad de la cámara dual del Moto G5s Plus es capturar fotografías con efecto «bokeh», es decir, con el fondo desenfocado para emular el efecto típico de las cámaras réflex.

 

El interfaz de la cámara es bastante simple, como se puede observar en la imagen. A la derecha encontramos el botón de captura, el icono de modo de cámara (manual, cámara lenta, panorámica, vídeo y automática) y el icono de conmutar entre cámara frontal y trasera. El modo Manual ofrece bastantes opciones para controlar mejor las capturas: balance de blancos, sensibilidad ISO, velocidad de disparo, etc.

A la izquierda encontramos tres iconos para establecer una cuenta atrás, ajustar el flash (automático, activado o desactivado) y activar HDR (automático, activado o desactivado).

Al pulsar sobre una zona de la pantalla establecemos el punto de enfoque y podemos ajustar manualmente la exposición moviendo el dedo en círculo. Desplazando el dedo verticalmente hacia arriba o abajo podemos hacer zoom, y arrastrando el dedo desde el borde izquierdo o derecho hasta el centro podemos acceder a los Ajustes o la Galería respectivamente.

La captura de fotografías no es tan rápida como en otros smartphones que hemos probado, sino que es habitual experimentar un pequeño retardo, en torno a medio segundo, desde que pulsamos el disparador hasta que la fotografía se guarda.

 

El Moto G5s Plus cuenta con enfoque por detección de fase, por lo que es capaz de enfocar con bastante rapidez. Lenovo Moto no ha incluido enfoque por láser, que puede ser útil en condiciones de poca luz.

El Moto G5s Plus puede capturar imágenes panorámicas, aunque la calidad no es muy buena ya que la resolución vertical es bastante baja. Aquí tenemos un ejemplo.

Fotografía panorámica tomada con el Moto G5s Plus

 

El efecto de desenfoque obtenido gracias a la cámara dual puede ser aplicado a posteriori y es posible incluso sustituir el fondo de la imagen por cualquier otra imagen de la biblioteca de Google Fotos, o convertir selectivamente a blanco y negro un plano concreto de la imagen.

 

En nuestras pruebas con el efecto bokeh, los resultados han quedado por detrás de lo que ofrecen otros smartphones con cámara dual, aunque también es cierto que este es el más económico de los que hemos probado con esta funcionalidad.

A continuación podemos ver una fotografía tomada con el efecto bokeh, donde se puede apreciar que los bordes del pelo y de la ropa no están bien definidos sino que están recortados de forma irregular o difuminados como si fueran parte del fondo.

Fotografía tomada con el efecto Profundidad. Los bordes están poco definidos.

 

Para analizar la calidad de imagen de la cámara en capturas normales, hemos tomado una primera fotografía en condiciones de buena luz. La imagen presenta una buena nitidez en todas las zonas y un colorido muy vivo.

Fotografía tomada con el Moto G5s Plus en condiciones de buena luz

 

Esta otra fotografía ha sido captada por la noche, cuando ya no había luz natural y, por tanto, los teléfonos tienen grandes dificultades para contener el ruido. En esta ocasión, el Moto G5s Plus acusa la ausencia de estabilización óptica y el valor de apertura f/2.0.

Aún con todo, la calidad de la imagen es decente para un teléfono de este rango de precios. El algoritmo de reducción de ruido mantiene buena parte de los detalles, como se puede apreciar en las pequeñas letras de los carteles y, a pesar de la poca luz, el colorido de los coches también se ha captado bien. Obviamente no está a la altura de las mejores cámaras de smartphone, pero hace un trabajo correcto.

Fotografía tomada con el Moto G5s Plus en condiciones de poca luz

 

La cámara trasera del Moto G5s Plus es capaz de grabar vídeo 4K a 30 fps y también 1080p a 60 fps. Los vídeos tienen buena calidad, aunque la imagen tiembla un poco debido a la ausencia de estabilización.

A continuación podemos ver un vídeo de ejemplo tomado en resolución 4K.

 

La cámara frontal posee un sensor de 8 MP con lente gran angular con apertura f/2.0 y flash frontal. Puede grabar vídeo 1080p, por lo que debería ser más que suficiente para los amantes de los selfies.

La calidad de la imagen en exteriores es bastante buena pero comienza a flaquear en condiciones de poca luz. Por suerte, siempre podemos recurrir al flash frontal para iluminar la escena.

 

Aquí os dejamos con una galería de fotografías tomadas con el Moto G5s Plus en tamaño original para que podáis apreciar la calidad de las imágenes en una gran variedad de situaciones.

 

 

Llamadas de voz

En las pruebas que hemos realizado la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

Precio y competidores

El Moto G5s Plus está a la venta a un precio de 279 euros en diversas tiendas online como Mediamarkt o Amazon. En este rango de precios tenemos varias opciones interesantes que vamos a repasar de forma rápida.

El Huawei P10 Lite cuesta 259 EUR y llega con pantalla Full HD de 5.2″, procesador Kirin 658, 4GB de RAM, 32GB de almacenamiento, cámaras de 12MP/8MP y batería de 3.000 mAh.

El Sony Xperia XA1 tiene un precio de 249 EUR. Cuenta con una pantalla de 5″ menos nítida (720p) sin marcos laterales, procesador Helio P20, 3GB de RAM, 32GB de almacenamiento, cámara principal de 23MP, cámara frontal de 8MP y una escasa batería de 2.300 mAh.

El Samsung Galaxy A5 (2017) cuesta 305 EUR. Posee una pantalla Full HD de 5.2″, procesador Exynos 7880, 3GB de RAM, 32GB de almacenamiento, cámaras de 16MP/16MP y batería de 3.000 mAh

Por último, no podemos dejar de nombrar a su hermano pequeño, el Moto G5s, que se comercializa por 225 EUR con pantalla Full HD de 5.2″, procesador Snapdragon 430, 3GB de RAM, 32GB de almacenamiento ampliable mediante micro-SD, cámaras de 16MP/5MP y batería de 3.000 mAh

 

Conclusiones

La familia Moto G ha sido siempre una apuesta segura para aquellos que buscan un smartphone con especificaciones equilibradas a un precio ajustado. El Moto G5s Plus llega con un precio superior al que solemos encontrar en la gama Moto G, pero cuenta con algunas características inéditas en esta serie.

Una de las características «premium» del Moto G5s Plus es su construcción, ya que el nuevo smartphone cuenta con un cuerpo de una sola pieza de aluminio.

Este diseño resulta más sofisticado que el que encontrábamos en modelos anteriores, donde predominaba el uso del plástico en ciertas zonas.

El frontal del Moto G5s Plus es posiblemente la zona más aburrida del diseño del Moto G5s Plus. La pantalla está rodeada por unos marcos bastante anchos, en un sobrio color negro.

En este rango de precios es habitual encontrar marcos bastante amplios rodeando la pantalla, pero nos hubiera gustado ver unos marcos algo más estrechos para aprovechar mejor mejor el espacio, dado que su pantalla de 5.5″ hace que el teléfono sea bastante grande.

La pantalla del Moto G5s Plus cuenta con una resolución Full HD, más que suficiente para ofrecer una elevada nitidez, ya que la densidad de píxeles resulta ser 401 ppp.

El brillo máximo es muy alto, en torno a 620 nits, por lo que es posible utilizarlo bajo el sol sin problemas. La pantalla cubre casi el 100% del gamut sRGB y la fidelidad del color es correcta en el modo Intenso que viene activado por defecto, y algo mejor en el modo Estándar que se puede activar en los ajustes.

Otros smartphones de gama alta cubren gamuts de color más amplios y ofrecen una mayor fidelidad, pero en general la pantalla del Moto G5s Plus está por encima de lo que encontramos en teléfonos de precio superior.

 

El Moto G5s Plus repite el mismo procesador que llevaba el Moto G5 Plus, un Snapdragon 625 fabricado en un proceso de 14nm. Se trata de un procesador muy popular ya que ofrece un rendimiento más que suficiente, un consumo de energía bastante reducido y es compatible con configuraciones de cámara dual.

Este procesador viene acompañado por 3GB de RAM, una cantidad suficiente para ofrecer una buena experiencia de uso y multi-tarea, especialmente teniendo en cuenta que la capa de personalización del Moto G5s Plus es muy ligera.

En los benchmarks, el rendimiento del Moto G5s Plus ha sido muy elevado y el teléfono ha quedado consistentemente por encima de la mayoría de rivales de gama media que hemos probado.

Si nos fijamos en la experiencia de uso, el rendimiento del Moto G5s Plus en el día a día es excelente. Las aplicaciones se abren rápido y no hemos encontrado problemas al utilizar las apps más frecuentes.

Obviamente no responde tan rápidamente como un terminal de gama alta ni se mueve con tanta suavidad a la hora de hacer scroll o ampliar/reducir una página web compleja, pero su rendimiento es más que suficiente para la mayoría de los usuarios.

El almacenamiento interno del Moto G5s Plus es de 32GB, de los que quedan libres en torno a 24GB.

Además, podemos insertar una tarjeta micro-SD e incluso formatearla como almacenamiento interno ya que es compatible con Adoptable Storage de Android.

El Moto G5s Plus posee una batería de 3.000 mAh que, sobre el papel, puede parecer algo escasa un terminal con esta pantalla.

Por suerte, la eficiencia del procesador Snapdragon 625 hace que el Moto G5s Plus ofrezca una buena autonomía, suficiente para llegar al final del día bajo un uso moderado sin muchas dificultades.

El Moto G5s Plus es compatible con la carga rápida Turbo Charge y Lenovo Moto ha incorporado un cargador rápido que es capaz de recargar un 80% de la batería en menos de una hora.

El Moto G5s Plus que hemos probado corre Android 7.1 Nougat y, como es habitual, la compañía ha introducido pocos cambios respecto a Android. Esto tiene como ventaja que el rendimiento no se ve disminuido por una capa de personalización pesada y que las actualizaciones llegan más rápidamente.

El inconveniente de una capa de personalización tan ligera es que Lenovo Moto apenas ha incorporado funcionalidades adicionales, salvo Pantalla Moto y Acciones Moto.

Pantalla Moto permite encender la pantalla cuando llega una notificación y aplicar un filtro de color azul por la noche, mientras que Acciones Moto permite controlar ciertas funciones del teléfono mediante diversos gestos.

 

En el apartado de fotografía, el Moto G5s Plus es el primer smartphone de la serie Moto G que llega con cámara dual. La cámara dual permite tomar fotografías con fondo desenfocado (efecto «bokeh») y, en nuestras pruebas, el resultado ha sido correcto pero la separación del sujeto y el fondo no es tan buena como la conseguida por otros smartphone de gama alta.

En cuanto a las calidad de las imágenes, el Moto G5s Plus ofrece unos buenos resultados en condiciones de buena luz pero empeora cuando la luz escasea debido a la ausencia de estabilización óptica y un valor de apertura no demasiado elevado. Aún con todo, las capturas son mejores de las que solemos encontrar en smartphones de este rango de precios.

El software de cámara no parece estar muy optimizado ya que el proceso de captura de una fotografía es algo más lento de lo habitual.

En conclusión, si andas buscando un smartphone con un diseño atractivo, un rendimiento bastante elevado, una experiencia de Android cercana a la original y la posibilidad de hacer fotografías en modo «Retrato», el Moto G5s Plus es una buena compra.

Lo mejor:

  • Diseño atractivo con un cuerpo de una sola pieza de metal
  • Pantalla con alta densidad de píxeles, elevado brillo, amplios ángulos de visión y una buena fidelidad de color
  • Almacenamiento ampliable mediante micro-SD hasta 128GB (y además puede ser formateado como una extensión del almacenamiento interno)
  • Fluidez en el uso del teléfono gracias a una capa de personalización ligera de Android y unas especificaciones hardware potentes.
  • Pantalla que se ilumina para mostrar notificaciones cuando llegan. Control por gestos para acceder a ciertas funciones
  • Lector de huella dactilar que puede sustituir los botones de navegación
  • Cámara dual que permite tomar fotografías con el fondo desenfocado
  • Carga rápida Turbo Charge con cargador compatible incluido en la caja
  • Radio FM

Lo peor:
  • Marcos bastante amplios rodeando la pantalla, que hacen que sea un terminal bastante grande
  • Lentitud de la cámara en algunas ocasiones al realizar capturas fotográficas.
  • Sin funcionalidades extra por encima de Android como las que ofrecen otros fabricantes: modos adicionales de ahorro de energía, clonado de aplicaciones, espacio privado, etc.
  • Sin conector USB Tipo-C (llega con conector micro-USB)
  • Sin resistencia al agua, solo a salpicaduras

Nota: El teléfono Moto G5s Plus ha sido cedido amablemente por Lenovo España para la realización de este análisis.

💻 ¡Oferta septiembre! Hazte con Windows 10 Pro por solo 12,43€ en CDKOffers [ Ofertón ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
1 Comentarios
Deja un comentario
  • Rodrigo Parias
    4 junio 2020 at 15:54

    Hola, pregunto: cómo se reinicia el teléfono si no responde el botón de inicio? Gracias

Deja un comentario