Análisis del Nokia 8 a fondo y opinión [REVIEW]


¡SORTEOS! Sorteamos dos smartphones Vernee [ Ver sorteos ]

Ir a página

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del Nokia 8.

Tras el lanzamiento de varios modelos de smartphones de gama media y baja, HMD Global anunció finalmente su esperado smartphone estrella, Nokia 8, a mediados de agosto.

El Nokia 8 llega con unas especificaciones propias de un smartphone de gama alta: pantalla de 5.3″ con resolución QHD, procesador Snapdragon 835, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento, cámara trasera dual de 13MP, cámara frontal de 13MP y batería de 3.090 mAh.

En cuanto al diseño, HMD Global no se ha dejado contagiar por la moda de este año de los marcos estrechos y las líneas curvas sino que ha dotado al Nokia 8 de un aspecto muy parecido a otros modelos de la marca, con generosos marcos rodeando la pantalla y un aspecto bastante cuadrado.

El Nokia 8 aterrizó en nuestro país el día 20 de septiembre con un precio oficial de 599 euros, aunque puedes encontrar ofertas más económicas en tiendas online como Amazon.

Hemos tenido la oportunidad de utilizar el Nokia 8 durante varias semanas, lo que nos ha permitido probar a fondo todas sus funcionalidades. A continuación os contamos nuestras impresiones al respecto.

Índice

 

Diseño y construcción

El Nokia 8 está creado a partir una sola pieza en aluminio que, según la compañía, pasa por un proceso de 40 fases de mecanización, anodización y pulido hasta alcanzar su estado final.

El aluminio utilizado por Nokia pertenece a la serie 6000, por lo que no es tan rígido como el aluminio serie 7000 que encontramos en otros smartphones de gama alta, aunque esto no debería ser un problema ya que no se dobla fácilmente.

El Nokia 8 está disponible en varios tonos de color brillante y mate. En concreto, el teléfono está disponible en cuatro colores: azul pulido, cobre pulido, azul templado y acero.

Ninguno de estos colores es tan chillón como los que solía utilizar Nokia en sus terminales con Windows Phone, a excepción del cobre pulido, que es bastante llamativo.

El modelo que he probado es el de color azul templado, como se puede apreciar en las fotografías, que resulta bastante elegante.

El frontal del Nokia 8 es siempre de color negro, independientemente de la variante de color que elijas, y posee un cristal 2.5D ligeramente curvado en la zona cercana a los bordes que le aporta un acabado interesante y un tacto agradable al pasar el dedo por encima.

Nos hubiera gustado encontrar unos marcos por encima y por debajo de la pantalla algo más estrechos, especialmente ahora que casi todos los fabricantes están optando por pantallas que ocupan casi todo el frontal. Algunos rumores apuntan a que este diseño podría llegar con el Nokia 9, que todavía no ha sido anunciado.

Nokia ha incorporado un botón capacitivo ovalado debajo de la pantalla, que hace las veces de lector de huella dactilar y botón de Inicio. A los lados tenemos los habituales botones táctiles que se iluminan para mostrar los iconos de Atrás Recientes.

 

El frontal está recubierto por cristal Gorilla Glass 5, por lo que debería resistir bastante bien los arañazos. Durante el tiempo que he utilizado el Nokia 8, no he detectado signos de arañazos ni golpes en su superficie.

El cuerpo de aluminio del Nokia 8 ofrece buenas sensaciones al tacto y sus laterales curvados hacen que el teléfono se adapte bien a la mano, incluso al sujetarlo con fuerza. Mi única queja es el tacto de los botones de encendido y control de volumen, que son algo angulosos y raspan el dedo al arrastrarlo por encima.

En los extremos superior e inferior encontramos las líneas de antena totalmente integradas en el cuerpo del teléfono, hasta el punto de que son difíciles de apreciar. El hecho de que estén en ambos extremos asegura que nunca quedan ambas tapadas al sujetar el teléfono en la mano.

A continuación, vamos a examinar en detalle los elementos que encontramos en cada lado del teléfono.

La parte de delante del Nokia 8 está ocupada principalmente por la pantalla, rodeada de un marco lateral a izquierda y derecha con un grosor medio.

Encima y debajo de la pantalla encontramos unos espacios bastante amplios, como hemos comentado anteriormente.

En la zona de encima de la pantalla encontramos la cámara frontal, el altavoz del oído, los sensores habituales de proximidad y luminosidad y el logotipo de NOKIA en color gris, que pasa bastante desapercibido.

En la parte inferior, encontramos el botón físico de Inicio, ligeramente hundido, que alberga el lector de huella dactilar y, a izquierda y derecha, dos botones capacitivos invisibles para Atrás y Recientes que en ocasiones se iluminan.

Nokia no ha integrado un LED de notificaciones en la versión internacional del dispositivo aunque parece que sí que cuenta con él en China. Por suerte, la compañía ha incorporado la funcionalidad Glance, que hace que la pantalla se encienda al detectar movimiento para mostrar cierta información relevante (hablaremos sobre ella más adelante).

En la parte de atrás encontramos, en la parte superior, un módulo alargado para la cámara que está rodeado por un borde plateado.

Este módulo integra la lente doble y el flash de doble tono, así como la inscripción ZEISS para dejar claro el origen de las lentes.

El módulo de cámara sobresale ligeramente de la superficie del teléfono, por lo que debemos tener cuidado para que el cristal que protege la cámara no acabe rayándose.

Además, el hecho de que la cámara sobresalga ligeramente hace que el teléfono baile un poco al teclear sobre la pantalla estando apoyado sobre una mesa.

En la zona central, alineado al centro, encontramos el logotipo de NOKIA en disposición vertical, con letras en color plateado que destacan frente al color oscuro de la superficie trasera. Por último, en la parte inferior encontramos algunas inscripciones sobre certificaciones del teléfono.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y, al lado, un único botón alargado de volumen. Los dos botones son firmes y presentan un recorrido adecuado.

 

En el lateral izquierdo encontramos el compartimento que oculta la ranura para la tarjeta SIM y micro-SD.

 

La parte superior del teléfono únicamente cuenta con el conector de auriculares.

 

La parte inferior del teléfono posee el conector USB Tipo-C, así como el altavoz principal.

 

Nokia únicamente ha dotado a este teléfono de protección anti-salpicaduras IP54, por lo que queda por detrás de otros smartphones que incluyen protecciones IP67 o superior, que permiten incluso sumergirlos en agua.

Ir a página