Análisis del tablet Pixel C de Google


¡SORTEOS! Sorteamos dos smartphones Vernee [ Ver sorteos ]

 

Google siempre había confiado en otros fabricantes para la construcción de sus dispositivos Nexus, pero en esta ocasión la compañía ha decidido ir en solitario con el lanzamiento de su último tablet Pixel C.

El Pixel C posee un cuerpo de aluminio muy atractivo y cuenta con unas especificaciones técnicas muy potentes: procesador NVIDIA Tegra X1 con GPU Maxwell, 3GB de RAM LPDDR4, 32GB o 64GB de almacenamiento, altavoces estéreo, y conector USB Tipo C. Al tratarse de un tablet fabricado por Google, Pixel C corre la última versión de Android, en estos momentos 6.0.1 Marshmallow.

Google también comercializa un teclado que nos ha sorprendido muy gratamente, ya que se acopla fácilmente al tablet, no requiere ser cargado y permite inclinar el tablet casi en cualquier posición.

El Pixel C no es un tablet especialmente asequible, ya que cuesta 499€ (32GB) o 599€ (64GB), ni tampoco lo es el accesorio de teclado, que cuesta 169€. Sin embargo, como veremos a lo largo del análisis, se trata de un tablet excelente en rendimiento y fluidez.

Hemos tenido oportunidad de probar el Pixel C durante unas semanas y, a continuación, os presentamos nuestras conclusiones.

Índice

 

Diseño y construcción

El tablet Pixel C es un dispositivo muy elegante, con un chasis de aluminio anodizado y un cuerpo estilizado y suave al tacto.

Pixel C - 27Como ya hemos comentado en anteriores ocasiones, pocos tablets son capaces de competir frente al iPad en su calidad de construcción y apariencia, pero en esta ocasión podemos afirmar que el Pixel C es un gran rival para el tablet de Apple en diseño.

Al haber sido diseñado por el equipo de Pixel de Google, no es extraño que este tablet comparta algunos elementos de diseño con el portátil Chromebook Pixel.

Ambos elementos poseen un diseño minimalista y en ambos encontramos una barra de luces trasera.

Durante el uso normal del tablet, estas luces se iluminan en los cuatro colores de Google: azul, rojo, amarillo, y verde.

Cuando el tablet está apagado, las luces también están apagadas, salvo que golpeemos el lateral del tablet dos veces. En ese caso, las cuatro luces se iluminan selectivamente en color verde para representar el estado de carga de la batería: una luz para menos del 25%, dos luces para 25%-50%, etc.

Esta barra de luces otorga al Pixel C un toque de originalidad y distinción ya que no es habitual encontrar este tipo de detalles en otros tablets Android.

Pixel C - 7

 

Los acabados del tablet son excelentes – desde los botones laterales que tienen un tacto y textura muy adecuados hasta las rejillas de los altavoces perfectamente integradas en el chasis de metal.

El tablet Pixel C es algo más grueso y más pesado que otros tablets de gama alta, aunque las diferencias no son fácilmente apreciables a simple vista. También los marcos que rodean la pantalla resultan algo más anchos que lo que nos gustaría, sobre todo teniendo en cuenta que no albergan ningún botón físico.

ModeloPantallaDimensionesPeso (gr.)
Fire HD 8 (2016)8"214 x 128 x 9,2341
HTC/Google Nexus 98,9"228 x 154 x 7,95425
iPad Air 29,7"240 x 170 x 6,1437
iPad Pro de 9.7"9,7"240 x 170 x 6,1437
Samsung Galaxy Tab S2 9.79,7"237 x 169 x 5,6392
Sony Xperia Z4 Tablet10,1"167 x 254 x 6,1393
ASUS ZenPad 1010,1"252 x 172 x 7.9500
Google Pixel C10,2"242 x 179 x 7517
iPad Pro de 12.9"12,9"305 × 220 × 7720

 

El tablet se sostiene cómodamente en la mano y, tras largos periodos de uso, no hemos notado ninguna molestia, aunque es cierto que hubieramos agradecido unos bordes más redondeados.

Por la disposición de los botones y los altavoces, parece que Google espera que utilicemos este tablet en horizontal, aunque para ciertas tareas como la navegación web probablemente queramos optar por la disposición vertica.

Pixel C - 2La parte frontal del tablet está ocupada principalmente por la pantalla de 10.2″, que está rodeada de un marco con una anchura adecuada que facilita el agarre sin tocar la pantalla.

Alrededor de este marco podemos ver el chasis de aluminio del tablet

En uno de los lados de la pantalla encontramos la cámara frontal situada justo en el centro del marco.

A los lados de la cámara frontal se encuentran los sensores de proximidad y luz ambiente.

En el frontal del tablet no encontramos ningún botón físico sino que, como ya es habitual en los dispositivos de Google, los botones son virtuales y aparecen dibujados en la pantalla cuando es necesario.

El frontal del tablet no incluye ningún otro elemento decorativo, ni siquiera el logotipo de Google.

Pixel C - 3En la parte de atrás encontramos la cámara trasera, situada en una de las esquinas del tablet, que está protegida por un cristal que se encuentra algo hundido para evitar que se raye fácilmente.

Como hemos comentado anteriormente, en la parte de atrás también encontramos una barra de luces que se ilumina en cuatro colores cuando estamos utilizando el tablet.

Esta misma barra de luces se ilumina para indicar el estado de carga cuando el tablet está apagado y golpeamos dos veces un lateral.

Curiosamente, en la parte de atrás del tablet no encontramos tampoco ninguna referencia a Google, sino que la cubierta trasera está totalmente despejada.

En el lateral derecho encontramos el conector de auriculares y también uno de los altavoces, perfectamente integrado en el chasis del tablet.

Pixel C - 4

 

En el lateral izquierdo cuenta con un conector USB Tipo-C, el control de volumen y otro de los altavoces.

Pixel C - 4

 

La parte superior del tablet solo cuenta con el botón de encendido cerca de una de las esquinas.

Pixel C - 5

 

Por último, la parte inferior está libre de conectores o botones.

Pixel C - 6

 

Lamentablemente el Pixel C no es resistente al agua, por lo que debemos tener cuidado a la hora de utilizar el tablet para que no se viertan líquidos por encima o, lo que sería peor, no se sumerja en agua.

Pixel C - 1

Ir a página