Análisis del robot aspirador Roborock S6 MaxV con IA

🎉💻 ¡Ahorra! Consigue Windows 10 Pro por 14€ y Office 2019 Pro Plus por 39€ para siempre [ Ofertas ]

En los últimos años, el uso de robots aspiradores se ha popularizado por la comodidad que supone tener un dispositivo que limpia el suelo de tu casa de manera automática.

Con el tiempo, estos dispositivos se han vuelto cada vez más inteligentes y los últimos modelos son capaces de mapear por completo las habitaciones tu casa, enviar imagen en directo al móvil, identificar y evita obstáculos, e incluso integrarse con altavoces inteligentes del hogar para recibir instrucciones mediante voz.

El Roborock S6 MaxV (649€) es el modelo más sofisticado de la marca Roborock y uno de los más avanzados del mercado. Este robot aspirador no solamente recoge el polvo y la suciedad sino que también puede fregar el suelo, y cuenta con una gran cantidad de funciones inteligentes.

He tenido oportunidad de probar el robot aspirador de Roborock durante más de un mes y, a continuación, os traigo mis impresiones.

Diseño

Como otros robots aspiradores, el Roborock S6 MaxV tiene forma de cilindro achatado con ruedas. Posee un diámetro de unos 35 cm. y una altura de casi 10 cm., así que es uno de los más grandes del mercado. Su peso es 3,7 kg. aunque lo normal es que no tengas que levantarlo.

Estas dimensiones hacen que el S6 MaxV no puede colarse por debajo de la mayoría de los sofás ni tampoco entre las patas de las sillas, pero sí que es capaz de subirse a alfombras y limpiar por debajo de las mesas.

Roborock S6 MaxV

 

Dejando a un lado sus dimensiones, el S6 MaxV tiene un diseño moderno, con un acabado en color negro brillante que no es muy sufrido, así que toca limpiarlo de vez en cuando con un paño húmedo.

En su interior, posee un compartimento para polvo con una capacidad de 460 ml y un depósito de agua para fregado con una capacidad de 300 ml, en ambos casos por encima de otros rivales — algo que se agradece.

En la parte superior, encontramos tres botones táctiles:

  • Encendido/Limpieza, para iniciar la limpieza (pulsación corta) o encender/apagar el robot (pulsación larga)
  • Limpieza localizada, para iniciar una limpieza localizada en un lugar concreto
  • Estación, para volver a la estación de carga

El botón de Encendido/Limpieza también indica el nivel de batería mediante un código de colores (blanco si está por encima del 20% y rojo si está por debajo), el estado de carga (parpadeando mientras carga) y el estado de funcionamiento (parpadeando lento cuando inicia una tarea y rojo intermitente en caso de error).

Botones de la parte superior

 

En la parte superior central, hay un cilindro que sobresale unos centímetros donde está el sensor LiDAR para medición de distancias. También en la parte superior encontramos una tapa que nos da acceso al depósito de polvo y el indicador de WiFi.

En el frontal, se encuentran las cámaras Reactive AI que identifican obstáculos, así como el localizador de la estación de carga y la luz infrarroja para ver en la oscuridad. Y en un lateral, hay un sensor de pared.

Si le damos la vuelta, tenemos acceso al depósito de polvo, el cepillo principal y el cepillo lateral. Es importante vaciar el depósito de polvo cada pocos ciclos de limpieza y limpiar los cepillos con cierta frecuencia ya que se engancha una gran cantidad de pelo.

También en la parte de abajo se encuentran los sensores de desnivel que evitan que el S6 MaxV se caiga por las escaleras u otros desniveles — algo muy útil en casas con varias plantas comunicadas por escaleras.

Parte de abajo del Roborock S6 MaxV

Configuración inicial

La configuración de Roborock S6 MaxV es muy sencilla ya que solo tienes que encontrar un lugar cerca de un enchufe donde colocar la estación de carga a la que volverá el robot después de cada limpieza. Es importante que esté en un lugar con cobertura WiFi para que pueda recibir órdenes desde la app.

Roborock ha incluido una alfombrilla a prueba de humedad con adhesivos que debes pegar al suelo junto a la estación de carga para que repose ahí la aspiradora sin estropear el suelo tras haber fregado, ya que la alfombrilla permanece húmeda.

Estación de carga y alfombrilla a prueba de humedad

 

Durante el proceso de configuración inicial es necesario introducir la contraseña de tu red WiFi y, a partir de entonces, todo se controla desde la app — desde crear el mapa de la planta hasta dar órdenes de limpieza o actualizar el firmware. Si te da pereza usar la app, puedes pulsar el botón de Limpieza para que inicie la limpieza.

El S6 MaxV puede aspirar y, opcionalmente, fregar. En caso de que quieras que friegue, es necesario que llenes el depósito de agua que, en mi caso, solo da para una limpieza antes de agotarse, y que acoples un soporte de paño de fregado y el paño el dicho soporte. El paño se ensucia bastante, por lo que conviene meterlo en la lavadora de vez en cuando.

La primera vez que utilizas el S6 MaxV se crea un mapa de la planta. Aunque esta funcionalidad aparece como en «beta», funciona realmente bien ya que incluso es capaz de dividir la planta en habitaciones automáticamente.

Proceso inicial de descubrimiento de la planta y creación del mapa

 

Un aspecto curioso es que, cuando mapea la casa, podemos distinguir perfectamente las patas de las mesas, el contorno del sofá y cualquier otro objeto que tengamos sobre el suelo. Incluso es capaz de ver a través de cristales y mapear zonas que no ha pisado, como la terraza.

Es posible dividir / unir habitaciones para corregir pequeños fallos, así como poner nombre a las habitaciones para pedir después al robot que limpie una habitación en concreto. También es posible configurar el orden en el que tiene que limpiar las habitaciones si, por alguna razón, prefieres que empiece o acabe por una en particular.

Si vives en un casa con varias plantas, es posible crear un mapa de cada planta (hasta un máximo de 4 plantas).

Lo mejor de todo es que no es necesario que muevas la estación de carga cada limpieza sino que basta con llevar el robot a la planta que quieres limpiar, dejarlo en cualquier sitio y pedirle que limpie. Automáticamente detectará en qué planta está y comenzará a limpiar, volviendo al acabar al mismo punto donde le dejaste.

Desde la app es posible configurar cuatro niveles de aspiraciónSilencioso, Equilibrado, Turbo y Máximo — así como cuatro ajustes del flujo de aguaApagado, Bajo, Medio y Alto. Es posible personalizar estos niveles para cada habitación. En mi caso, por ejemplo, he configurado los niveles máximos para los baños y la cocina, cuyo suelo se ensucia más.

Mapas de varias plantas con separación por habitaciones

 

Si tienes alfombras en casa, querrás activar el modo Alfombra que aplicará la máxima potencia de aspiración cuando detecta que está sobre la tela de una alfombra. El modo normal se reanuda cuando el robot vuelve a estar sobre suelo duro.

También es posible definir zonas donde el robot no debe fregar, así como crear paredes invisibles y zonas en las que no debe entrar el S6 MaxV. En mi caso, por ejemplo, he creado un zona prohibida en el lugar donde tengo colocada mi recién comprada consola PS5 en vertical ya que lo último que quiero es que el robot la golpee por error.

Otra funcionalidad interesante es que puedes enlazar Roborock S6 MaxV con Alexa y, supuestamente, también con Google Home, aunque no lo he probado. En mi caso, lo he enlazado con Alexa a través de su skill para poder iniciar o parar la limpieza mediante instrucciones de voz del tipo «Alexa, pide a Roborock que limpie», «Alexa, pide a Roborock que pare la limpieza» o «Alexa, pide a Roborock que se recargue.»

Si eres usuario de iPhone, es posible crear comandos de Siri en la app Atajos para que el robot comience / pare / reaude la limpieza, vuelva a la estación de carga, limpie una habitación en concreto, ajuste el nivel de aspiración o indique dónde se encuentra.

En caso de que vivas con más personas, todas pueden instalar la app en su dispositivo y acceder al robot si les das permiso.

Funcionamiento

En el momento de elaborar este análisis, mi Roborock S6 MaxV lleva el firmware 01.51.96. En las últimas semanas, Roborock ha enviado actualizaciones de firmware con mejoras e incluso nuevas funcionalidades, por lo que ciertas características que no estaban presentes en el pasado ahora ya lo están.

Para iniciar una limpieza, puedes dirigirte a la app de Roborock y pedirle que limpie toda la planta, varias habitaciones, una única habitación o una zona concreta que marques con un rectángulo.

Si tienes el S6 MaxV enlazado con Alexa, Google Assistant o Siri, puedes pedirle que limpie mediante un comando de voz.

Vista de la cámara del robot y del mapa a la vez

 

También puedes programar limpiezas para que comiencen a una hora determinada todos los días o los días de la semana que elijas. Es posible configurar que limpie toda la planta o algunas habitaciones en concreto, así como el nivel de aspiración y fregado.

Durante la limpieza, puedes ver en todo momento el recorrido que ha hecho el robot y cómo se mueve en tiempo real. Incluso es posible activar la cámara para ver en primera persona lo que está viendo Roborock en ese momento junto al mapa.

Como curiosidad, Roborock ha incluido un modo de control remoto que te permite manejar el robot con un joystick virtual mientras ves lo que captan sus cámaras. Incluso es posible grabar un mensaje de voz para que Roborock lo reproduzca por sus altavoces.

Esto puede ser útil si has salido de casa y quieres comprobar si has cerrado las ventanas o si tienes algún tipo de alarma que se ha disparado y quieres asegurarte de que todo está bien.

Control remoto del Roborock S6 MaxV

 

El volumen de sonido de la aspiradora depende del nivel de succión que hayas configurado y, según la compañía, alcanza los 67 dB en el modo equilibrado.

En mis pruebas, el ruido va desde el nivel de un secador de pelo bastante silencioso hasta un secador de pelo ruidoso al nivel máximo de aspiración. Normalmente, trato de activar el S6 MaxV cuando me voy de casa para que no me moleste el ruido ya que puede ser un poco escandaloso.

Si te molesta que Roborock haga ruido por la noche, es posible configurar una franja horaria en la que el robot deja de limpiar, los mensajes de voz se vuelven más silenciosos y el indicador de energía se atenúa.

Cámara ReactiveAI para reconocimiento de obstáculos

 

Durante la limpieza, el robot es capaz de identificar ciertos tipos de obstáculos gracias al uso de su cámara con Inteligencia Artificial. Reconoce zapatos, pedestales, básculas, zapatos, cables, residuos de mascotas y más objetos cotidianos.

Cuando evita uno de estos objetos, los marca en el mapa junto con una foto donde puedes comprobar si lo ha identificado correctamente y, en caso de que se haya equivocado, puedes decirle que no lo evite en el futuro.

Un par de objetos en el suelo identificados

 

También es capaz de esquivar objetos desconocidos desde 5 cm de ancho y 3 cm de altura, como juguetes tirados en suelo, cuencos para mascotas, objetos fuera de lugar, etc.

Obviamente el sistema no es perfecto y, en alguna ocasión, mi S6 MaxV se ha quedado enredado en cables o ha intentado escalar por el pedestal de un televisor que tengo temporalmente sobre el suelo del dormitorio — es lo que tiene haberse mudado hace unas semanas. Cuando eso ocurre, el S6 MaxV envía una notificación diciendo que está atascado para que le ayudes.

Aunque normalmente evita los obstáculos y no los golpea, en alguna ocasión me he encontrado con que ha golpeado un objeto. Por ejemplo, en mi despacho tengo dos focos de luz con una base de tres patas y, en una ocasión, tiró uno de ellos de un golpe. En este otro ejemplo, no evita un pequeño taburete sino que lo desplaza.

Roborock S6 MaxV no siempre evita los obstáculos

 

Para tu tranquilidad, las imágenes capturadas y procesadas por el robot son «eliminadas al instante», según Roborock. Las imágenes nunca son duplicadas, almacenadas o enviadas a la nube. Además, el procesamiento ocurre en el propio dispositivo.

Cuando activas el control remoto, el S6 MaxV va anunciando que este modo está activo en voz alta cada pocos segundos para evitar que te esté grabando la cámara sin tu conocimiento.

En mi experiencia, el S6 MaxV hace un excelente trabajo a la hora de aspirar migas, suciedad, polvo y pelo del suelo. Tras una limpieza del suelo, este se ve mucho más limpio y basta con abrir el depósito de polvo para comprobar la gran cantidad de suciedad que ha capturado. A esto ayuda su potencia máxima de succión de 2.500 Pa, por encima de muchos robots aspiradores.

Como la mayoría de los robots que friegan, el S6 MaxV friega solo con agua. Roborock advierte que no deberías utilizar productos de limpieza o desinfectantes. Aunque los suelos quedan más limpios cuando utilizas la función de fregado, el uso de agua no es comparable a lo que puedes hacer con una fregona y productos de limpieza ya que on es capaz de sacar manchas.

Paño de limpieza instalado

 

En el manual, Roborock afirma que para evitar la acumulación excesiva de suciedad en el paño de fregado, los suelos deben aspirarse al menos tres veces antes de la primera sesión de fregado. Para habilitar el fregado, debes desmontar el depósito de agua, rellenarlo de agua y volver a montarlo. Después, tienes que humedecer el paño de fregado e introducirlo en el soporte de fregado.

El S6 MaxV no evita automáticamente suelos enmoquetados o alfombras a la hora de fregar, por lo que deberías usar usar barreras virtuales y zonas prohibidas para evitar que el robot los friegue.

Roborock S6 MaxV fregando el suelo

 

Cuando la limpieza termina, Roborock vuelve a la estación de carga automáticamente o, si lo has colocado en una planta de tu casa sin estación de carga, vuelve al punto inicial donde lo habías dejado.

Si la batería comienza a agotarse antes de terminar de limpiar, vuelve a la estación a recargarse antes de continuar limpiando, así que no tienes que preocuparte porque el robot se quede tirado en medio de una limpieza. El tiempo total de carga es inferior a 6 horas según el fabricante.

El S6 MaxV tiene una batería de 5.200 mAh que, según Roborock, proporciona hasta 3 horas de limpieza continua en el modo Silencioso sin el sistema de fregado conectado. En mis pruebas, la limpieza y fregado de una pantalla de unos 80 m² (aproximadamente 60 m² de suelo a limpiar) lleva entre 60 minutos y consume un 50% de la batería.

Mantenimiento

El S6 MaxV no tiene la capacidad de vaciar su propio depósito de polvo como ciertos robots, por lo que toca limpiarlo periódicamente. Roborock recomienda limpiar el depósito de polvo y el cepillo principal una vez por semana, y el filtro lavable cada dos semanas.

En la base del S6 MaxV hay una herramienta de limpieza con una cuchilla para cortar el cabello que se enreda y un cepillo para limpiar las cerdas del cepillo principal.

Por suerte, el depósito de polvo cuenta con un detector que avisa cuando está lleno mediante una notificación en la app. Tanto el depósito como el filtro que incorpora se pueden lavar con agua, pero debes esperar a que se sequen antes de introducirlos.

Depósito de polvo instalado / extraído

 

En mi casa con dos plantas, tengo que vaciar el depósito de polvo cada dos limpiezas completas aproximadamente pero todo depende lo grande que sea la superficie a limpiar y, obviamente, lo sucia que esté la planta antes de la limpieza.

El S6 MaxV guarda registro de todas las limpiezas que ha hecho y te indica el tiempo que falta hasta que toque cambiar el filtro del depósito de polvo, el cepillo principal y el cepillo lateral. También sugiere que limpies los sensores cada 30 horas para que sigan «viendo» correctamente.

Precio

El Roborock S6 MaxV está a la venta por 649€ en la cuenta oficial de la compañía en Amazon España, pero puedes encontrarlo más barato en otros vendedores de Amazon o incluso en sitios como Fnac, donde está ahora a la venta 549,90€.

El Roborock S6 MaxV no es en absoluto el robot aspirador más caro del mercado, pero tampoco es el más barata — sólo hay que mirar la propia línea de productos Roborock para comprobar que hay robots por mucho menos.

Si buscas un robot aspirador de gama alta, el Roomba i7+ (729€) de iRobot es una alternativa interesante ya que incluye por primera vez un depósito de gran capacidad en el que el robot suelta el polvo que ha recogido. Como aspecto a mejorar, no tiene navegación por láser, por lo que puede tener problemas para desplazarse a oscuras.

Otra alternativa es el Conga 7090 IA (599€) de Cecotec, que también incorpora funcionalidades de inteligencia artificial y posicionamiento mediante láser.

Conclusiones

El Roborock S6 MaxV ha sido todo un descubrimiento para mí ya que este dispositivo ofrece todas las funcionalidades avanzadas que puedes esperar en un robot aspirador y fregador de gama alta.

El S6 MaxV puede ser controlado mediante una app o a través de la voz mediante un altavoz inteligente con Alexa, Google Assistant o Siri.

Su capacidad de escaneo mediante láser permite crear mapas precisos de la planta con identificación automática de habitaciones (incluso en casas con varias plantas).

Soporta la definición de zonas prohibidas y barreras virtuales para evitar que acceda a ciertos lugares, permite programar limpieza periódicas y utiliza IA para evitar obstáculos (zapatillas, pies de lámparas, cables, etc.) de forma bastante acertada — aunque eso no evita que en alguna ocasión se enrede con un cable o desplace un objeto tirado en el suelo.

 

Todo esto no serviría de nada si el nivel de limpieza fuera deficiente pero el S6 MaxV no decepciona. Con una  elevada potencia de aspiración de 2.500 Pa y una interesante función de fregado (solo con agua, eso sí), los suelos quedan limpios tras cada pasada.

En conclusión, si buscas un robot aspirador de gama alta, el Roborock S6 MaxV (649€) es una opción excelente que no te defraudará.

Lo mejor:

  • Control mediante una avanzada app para iOS / Android y asistentes virtuales como Alexa, Google Assistant o Siri.
  • Mapas precisos con un control granular de la potencia de aspiración y fregado en cada habitación. Posibilidad de crear zonas prohibidas y barreras virtuales.
  • Ruta de limpieza eficiente, sin dejarse ninguna zona de la casa ni pasar dos veces por el mismo sitio
  • Cámara integrada que permite identificar y evitar obstáculos habituales (cables, pies de lámpara, etc.)
  • Modo de vigilancia que permite controlar a distancia el movimiento del robot y ver la imagen captada por la cámara en tiempo real.
  • Programación de limpiezas periódicas a determinadas horas / días de la semana
  • Dos modos de funcionamiento (aspiración de polvo y fregado de suelos con agua) con buenos resultados de limpieza
  • Alta potencia de succión en el modo de aspiración. Gran tamaño del depósito de agua y del paño de fregado.
  • No es demasiado ruidoso en el modo equilibrado de aspiración
  • Autonomía suficiente para limpiar plantas de unos 200 m² sin tener que volver a la base.

Lo peor:

  • La detección de obstáculos no es perfecta. En ocasiones se queda atrapado o golpea un objeto por error, por lo que conviene revisar los objetos tirados en el suelo antes de ordenar una limpieza.
  • Función de fregado del suelo solo con agua, sin productos de limpieza, por lo que no te quita de pasar la fregona de vez en cuando. No evita automáticamente alfombras o moquetas al fregar

🎉💻 ¡Ahorra! Consigue Windows 10 Pro por 14€ y Office 2019 Pro Plus por 39€ para siempre [ Ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
33%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
67%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
1 Comentarios
Deja un comentario
  • Cati
    27 diciembre 2020 at 11:27

    Por ser nuevo tiene un precio carísimo en cambio los móviles por cierto yo tengo un móvil y vale la pena

Deja un comentario