fbpx

Análisis del Xiaomi Mi 9T Pro a fondo y opinión


🎓 ¿Eres estudiante universitario? Consigue una suscripción a Amazon Prime a mitad de precio por 18€/año con 90 días gratis [ Más información ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Xiaomi Mi 9T Pro.
Hace unos meses, Xiaomi anunció la separación de la serie Redmi como una marca independiente. Uno de los primeros smartphones que fue lanzado bajo esa marca fue el Redmi K20, que llegó a mediados de junio a España bajo el nombre de Xiaomi Mi 9T.

Ahora, un par de meses después, la compañía ha traído a España el Redmi K20 Pro bajo el nombre de (¡oh, sorpresa!) Xiaomi Mi 9T Pro.

En comparación con el Xiaomi Mi 9T, el nuevo modelo incorpora un procesador más potente (Snapdragon 855 vs. Snapdragon 730), un nuevo sensor de cámara principal diferente (Sony IMX586) que permite [email protected], enfoque por láser, pantalla anti-parpadeo (DC Dimming) y soporte de carga algo más rápida (27W vs. 18W).

El resto de características son idénticas, por lo que nos encontramos ante un smartphone con pantalla AMOLED de 6.4″ Full HD+, Snapdragon 855, 6GB de RAM, 64/128 GB de almacenamiento, cámara trasera triple (gran angular 48 MP f/1.75 + teleobjetivo 2X 8MP f/2.4 + ultra gran angular 13MP f/2.4), cámara frontal de 20MP f/2.2 y batería de 4.000 mAh.

El Xiaomi Mi 9T Pro está a la venta en España por un precio de 399€ para la variante 6GB/64GB y 449€ para 6GB/128GB. Este último saldrá a la venta el 2 de septiembre.

He tenido oportunidad de probar el Xiaomi Mi 9T Pro desde días antes de que saliera a la venta, lo que me ha permitido utilizar  a fondo el dispositivo. A continuación, os cuento mis impresiones.

 

Apartados del análisis

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Batería
  5. Software
  6. Multimedia
  7. Cámara
  8. Llamadas
  9. Precio y competidores
  10. Conclusiones

Diseño

Xiaomi siempre ha tenido un gran interés por crear smartphones que sean todo (o casi todo) pantalla, como ya dejó claro con el lanzamiento del Xiaomi Mi MIX en 2016, que contaba con unos marcos mínimos para la época.

El Xiaomi Mi 9T Pro se acerca mucho a ese objetivo  ya que cuenta con una gran pantalla que cubre todo el frontal a costa de relegar la cámara para selfies a un compartimento donde permanece oculta la mayor parte del tiempo.

La cámara frontal del Xiaomi Mi 9T Pro únicamente queda visible cuando queremos tomar un selfie o, si desde la pantalla de bloqueo, arrastramos hacia arriba teniendo activo el reconocimiento facial.

Xiaomi asegura que este mecanismo resiste más de 300.000 operaciones, lo que equivale a unos 8 años si te tomas 100 selfies al día, por lo que debería ser más que suficiente.

Si te preocupa su durabilidad, Xiaomi ha incorporado un mecanismo de detección de caídas que retrae la cámara si detecta que está en caída libre.

Ahora bien, el mecanismo tarda en torno en 1 segundo en retraerse, por lo que si la altura desde la que cae es pequeña es posible que no haya dado tiempo a que se retraiga por completo. De igual forma, la cámara tampoco se extiende si nota una presión — por ejemplo, si por error se activa la cámara frontal estando en un bolsillo.

El mecanismo de cámara emergente tiene algunos inconvenientes, como el aumento en el el grosor del dispositivo o la ausencia de resistencia al agua. Con 8,8 mm de espesor, es uno de los smartphones de gama alta más gruesos del mercado.

Dimensiones (mm.)Peso (gr.)PantallaBatería (mAh)Ratio pantalla a cuerpo (*)
Samsung Galaxy S10+158 × 74 × 7,81756,4″4.10089%
Huawei P30 Pro157 × 73 × 8,61906,5″4.20089%
Xiaomi Mi 9T Pro157 × 74 × 8,81916,4″4.00086%
OnePlus 7158 × 75 × 8,21826,4″3.70086%
Honor 20 Pro155 × 74 × 8.41826,3″4.00084%
LG G8s ThinQ155 × 77 × 8,11806,2″3.55084%
Pixel 3 XL158 × 77 × 7,91846,3″3.43083%
iPhone XS144 × 71 × 7.71775,8″2.65883%
LG V50 ThinQ 5G159 × 76 × 8,31836,4″4.00083%
Sony Xperia 1167 × 72 × 8.21786,5″3.33082%

(*) Datos de ratio de pantalla a cuerpo según la web GSM Arena

 

El uso del mecanismo emergente ha permitido a Xiaomi alanzar un elevado ratio de pantalla-a-cuerpo de 91,9% (o 86% según GSM Arena).

A este elevado ratio también ayudan losestrechos  marcos de la pantalla que, aunque no son los más finos que hemos visto, son aceptables. El marco inferior (conocido habitualmente como «barbilla») posee un grosor de 3.8 mm y es más ancho que los otros tres.

 

A diferencia de otros smartphones de gama alta como el OnePlus 7 Pro o Samsung Galaxy S10, la pantalla del Xiaomi Mi 9T Pro es completamente plana y no se curva a los lados. Esto es algo que muchos usuarios agradecerán ya que las pantallas curvadas a los lados tienden a producir reflejos en los extremos — aunque a nivel de aspecto son más atractivas.

La parte trasera del Mi 9T Pro es de cristal curvado a los lados y está disponible en tres colores: negro carbón, azul glaciar y rojo llama. El modelo que he probado es el negro carbón que resulta bastante soso en comparación con otros dos, que poseen un color y una apariencia mucho más llamativa.

El uso de cristal aporta un toque de sofisticación al terminal, pero incrementa el riesgo de rotura si el teléfono se cae al suelo. En este aspecto, cabe mencionar que el Mi 9T Pro utiliza cristal reforzado mediante Corning Gorilla Glass 5 para proteger la pantalla y la parte de atrás, aunque para nuestra sorpresa, el Mi 9 utiliza Gorilla Glass 6.

 

El agarre del Xiaomi Mi 9T Pro es bueno ya que los bordes del dispositivo presentan una cierta curvatura que hace que no se claven en la mano. Se siente un poco resbaladizo en la mano y si lo apoyas sobre una superficie que no esté totalmente horizontal, tienden a desplazarse.

La cámara trasera sobresale ligeramente de la superficie del teléfono, pero como está situada en el centro, el dispositivo no «baila» al tocar sobre la pantalla cuando el teléfono está apoyado sobre una mesa. Otros smartphones con la cámara colocada en una esquina sí que presentan este pequeño problema de estabilidad.

A continuación, vamos a repasar los cuatro lados del smartphone para revisar los botones y conectores que incorpora.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido de color rojo y al lado, un botón alargado de volumen. Ambos botones se distinguen bien al tacto, por lo que no tenemos ningún problema en pulsar sobre uno u otro sin mirarlo.

 

El lateral izquierdo está libre de cualquier elemento.

 

La parte superior del teléfono cuenta con el micrófono de cancelación de ruido, el conector de auriculares y el compartimento donde se guarda la cámara frontal emergente.

 

La parte inferior del teléfono posee el conector USB Tipo-C, el altavoz y el compartimiento para la doble tarjeta SIM (pero no microSD).

 

A pesar de utilizar cristal, las huellas dactilares no quedan excesivamente marcadas en la superficie ya que la variante carbón negro que he probado presenta un tono muy oscuro.

Xiaomi no ha dotado al Mi 9T Pro de resistencia al agua, por lo que debemos tener cuidado de que el smartphone no se moje.

Pantalla

El Xiaomi Mi 9T Pro cuenta con un panel AMOLED de 6.39″ con resolución Full HD+ (2340 x 1080 píxeles) y un ratio de aspecto alargado (19.5:9), lo que se traduce en una elevada densidad de píxeles de 403 ppp.

Si bien algunos smartphones de gama alta cuentan con un panel con resolución superior, normalmente QHD (2.340 x 1.440 píxeles), la nitidez que ofrece este panel es más que suficiente.

La matriz de sub-píxeles del Xiaomi Mi 9T Pro es de tipo PenTile, como es habitual en los paneles OLED. Esto significa que los sub-píxeles se colocan en forma de rombo con una mayor cantidad de sub-píxeles de color verde que de color rojo o azul. Por tanto, la resolución efectiva del panel es inferior a Full HD+ cuando la pantalla muestra colores azules o rojos.

Las pantallas LCD que poseen otros teléfonos cuentan con matrices RGB, donde los sub-pixeles se colocan uno a continuación de otro, en hileras rojo-verde-azul (RGB), por lo que la resolución anunciada aplica por igual a los sub-píxeles de cada color.

Matriz Pentile del panel AMOLED del Xiaomi Mi 9T Pro

 

Una diferencia con respecto al Mi 9T es que el Mi 9T Pro posee una pantalla libre de parpadeo gracias que el panel OLED no utiliza PWM (modulación por ancho de pulso) para controlar el brillo de la pantalla sino DC Dimming.

PWM enciende y apaga rápidamente los píxeles para reducir el brillo y esto da lugar a un parpadeo que causa dolores de cabeza a algunas personas que son sensibles. La funcionalidad DC Dimming reduce la corriente enviada a cada píxel, lo que reduce su brillo a la vez que la mantiene encendida constantemente (sin parpadear).

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

Según mis propias mediciones, el brillo máximo se encuentra alrededor de los 422 nits en el modo de brillo manual, pero aumenta hasta 575 nits cuando activamos el modo de brillo automático y nos encontramos bajo una luz intensa como la del sol. Estás mediciones se han realizado con la pantalla totalmente iluminada en blanco (100% APL, Average Picture Level).

Este valor  de brillo es alto pero queda por debajo de los smartphones de gama alta que superan los 600 nits. En todo caso, con este brillo no tendremos problemas para usar la pantalla a plena luz del día.

 

El color negro es muy profundo, hasta el punto de que el colorímetro ha sido incapaz de medir ningún nivel de brillo. Esto significa que es realmente negro y que el contraste es, teóricamente, infinito.

El Xiaomi Mi 9T Pro frece un ajuste de pantalla llamado (con poco acierto) contraste que permite controlar el gamut de color al que apunta la pantalla y la temperatura de color. Xiaomi ofrece tres modos de contraste: predefinido, alto y automático.

En el modo de contraste predefinido, la fidelidad de color es excelente ya que el error medio es 1.3 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 dE se considera inaceptable) y el error máximo es 2.8 dE.

En este modo, la pantalla cubre el 96% del modo de color sRGB y queda a un 71% del espacio de color DCI-P3. El color blanco presenta una temperatura de color de 6.700ºK, bastante cerca del nivel de referencia 6.500 ºK.

Resultados en el modo de contraste Predefinido

 

En el modo de contraste alto, que es el que ofrece colores más llamativos, el Xiaomi Mi 9T Pro ofrece una fidelidad de color mejorable ya que el error medio resulta ser 5.8 dE y el error máximo queda en 11.

La gama cromática de la pantalla cubre el 145% del espacio de color sRGB y un 100% del más amplio DCI-P3, que es utilizado en la industria cinematográfica. En cuanto a la temperatura de color, nos encontramos con 7.405 ºK, que está por encima del valor de referencia, lo que significa que la pantalla presenta un tinte azulado.

Este tono azulado es algo que posiblemente Xiaomi ha hecho a propósito ya que los usuarios suelen preferir una pantalla azulada frente a una anaranjada, ya que eso último se asocia con algo antiguo. En todo caso, el Mi 9T Pro ofrece algunas opciones para ajustar la temperatura de color de la pantalla y por tanto puedes regularla a tu gusto.

Resultados en el modo de contraste Alto

 

Por defecto, el Mi 9T Pro no viene configurado en el modo de contraste predefinido (como pudiera parecer por el nombre) sino en el modo de contraste automático, que apunta al espacio de color DCI P3 ofreciendo colores más realistas que el modo de contraste alto.

En el modo Automático, la pantalla ofrece una fidelidad de color buena pero mejorable, con un error medio de 5.3 dE y un error máximo de 7.7 dE. En este modo, el Mi 9T Pro cubre el 140% del modo de color sRGB y el 100% del espacio de color DCI-P3. El color blanco presenta una temperatura de color de 7.385ºK,  por encima del nivel de referencia 6.500ºK, por lo que la pantalla presenta un cierto tinte azulado.

Dado que la mayoría de las aplicaciones de Android apuntan al espacio sRGB, si valoras que los colores que se muestran en la pantalla sean los que deberían ser, te aconsejamos que pases del modo de contraste automático al modo predefinido.

Resultados en el modo de contraste Automático

 

Las pantallas OLED tienen un comportamiento peculiar al ser observadas´desde un ángulo. Por un lado, los emisores de luz están más cerca de la superficie, y esto hace que el contraste y el brillo varíen menos al desplazarnos respecto al centro, pero por otro lado la matriz Pentile provoca que los colores se distorsionen.

En el caso del Mi 9T Pro, los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven apenas alterados al observar la pantalla desde un ángulo. Solo al observarla desde ángulos muy extremos se empieza apreciar un cierto cambio de color.

La pantalla del Xiaomi Mi 9T Pro es compatible con HDR10, y por tanto podemos disfrutar de contenidos HDR en Netflix, YouTube y otras aplicaciones.

Estando el Xiaomi Mi 9T Pro bloqueado con la pantalla apagada, podemos encenderla al hacer un doble toque sobre la pantalla. La pantalla también se enciende automáticamente cuando recibimos una notificación o cuando levantamos el teléfono.

Pantalla Always On Display del Xiaomi Mi 9T Pro

 

Xiaomi ofrece la funcionalidad Always On Display que aquí se denomina Pantalla Ambiente. Dado que esta funcionalidad incrementa el consumo de energía, se apaga automáticamente cuando el dispositivo permanece en la oscuridad durante un largo período de tiempo o cuando se activa el ahorro de batería.

Es posible seleccionar el estilo de reloj entre 16 diseños disponibles, muchos de ellos con múltiples colores. También es posible programar la hora para activar y desactivar este modo.

El Xiaomi Mi 9T Pro cuenta con una funcionalidad llamada Modo Lectura que viene a ser un filtro de luz azul que reduce la fatiga ocular limitando la cantidad de luz azul que emite la pantalla. Es posible controlar la cantidad de luz azul que se filtra y programar el encendido automático a determinadas horas o coincidiendo con la puesta de sol.

Por último, Xiaomi ha incluido un Modo oscuro que utiliza una paleta de colores oscuros para las pantallas de ajustes del sistema, la barra de notificaciones y las aplicaciones compatibles.

Hardware y rendimiento

El Xiaomi Mi 9T Pro posee un procesador Qualcomm Snapdragon 855, el chip más potente de Qualcomm hasta la fecha, con permiso del recientemente anunciado Snapdragon 855+ que presenta mejoras para juegos, IA y XR.

Este chip está fabricado en un proceso de 7 nm e integra cuatro núcleos Cortex-A76 de alto rendimiento — uno que puede alcanzar los 2.84Ghz y tres núcleos que pueden llegar a 2.4 GHz — y cuatro núcleos eficientes Cortex-A55 que pueden llegar a 1.8GHz.

El Snapdragon 855 ofrece un rendimiento hasta un 45 por ciento superior en un solo núcleo y hasta un 35 por ciento en multi-núcleo en comparación con su predecesor, el Snapdragon 845.

Además, Qualcomm destaca la capacidad de su procesador de mantener un rendimiento sostenido a lo largo del tiempo.

Este chip también integra el nuevo modem LTE X24 que promete velocidades de bajada de hasta 2 Gbps y de subida de hasta 316 Mbps (LTE Cat. 20).

El Snapdragon 855 también puede ser configurado con el nuevo modem X50 5G pero Xiaomi no ha incorporado este componente, por lo que no cuenta con conectividad 5G.

Qualcomm también ha mejorado el modem WiFi integrado, que ahora soporta Wi-Fi 6. El DSP Hexagon 690ahora incorpora una unidad de proceso neuronal (NPU) y el ISP Spectra 380 incorpora un motor Computer Vision Engine que puede realizar cálculos en vídeos hasta 60 FPS, por ejemplo, para emular el efecto Retrato en vídeo.

El Xiaomi Mi 9T Pro llega en una configuración única con 6GB de RAM (la versión con 8GB no está a la venta en España), una cantidad que debería ser más que suficiente para una buena experiencia de multi-tarea.

El Xiaomi Mi 9T Pro obtiene unos resultados excelentes en los benchmarks

 

A continuación vamos a revisar los resultados que obtiene el Xiaomi Mi 9T Pro en los benchmarks.

En el benchmark AnTuTu v7 ha dado un resultado de 365.723 puntos, una puntuación excelente que lo sitúa incluso por encima del procesador A12 Bionic del iPhone XS.

 

En el benchmark Geekbench 4.1 centrado en el rendimiento del procesador, ha conseguido 2.934/10.132 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados altos aunque la puntuación con un solo núcleo está por debajo de otros smartphones con el mismo procesador.

 

En el apartado de almacenamiento, el teléfono obtiene unos resultados muy buenos en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura, aunque queda lejos de smartphones con el almacenamiento más reciente UFS 3.0.

 

En el test de rendimiento general PCMark 2.0, ha obtenido una puntuación de 8.503 puntos, un valor excelente.

 

En la prueba CPU Throttling que mide la caída de rendimiento de CPU al cabo de 15 minutos de carga sostenida, el teléfono ha visto caer su rendimiento en un 31% en dicho período. Esto significa que el desempeño al ejecutar apps muy exigentes (como juegos) se puede ver perjudicado en partidas largas.

 

Los resultados que ha obtenido el Xiaomi Mi 9T Pro en los benchmarks son excelentes, como era de esperar dado que lleva el procesador más potente que puedes encontrar en cualquier smartphone Android.

En el día a día, no he experimentado parones a la hora de moverme por la interfaz del teléfono o cuando he utilizado apps comunes como WhatsApp, Twitter, Facebook, Instagram, Gmail o Google Maps.

Los 6 GB de RAM permiten mantener en memoria un buen número de apps a la vez, y no he sufrido cierres de apps al ponerlas en segundo plano. Aunque hay smartphones que cuentan con 8 o incluso 12 GB de RAM, en mi opinión 6 GB es una cantidad suficiente a día de hoy.

El Xiaomi Mi 9T Pro mueve sin problemas los juegos 3D más exigentes

 

En cuanto a capacidad gráfica, el Snapdragon 855 incorpora una GPU Adreno 640, que ofrece una mejora de rendimiento del 20 por ciento frente a su predecesora, la GPU Adreno 630.

Esta mejora se consigue gracias a que la GPU Adreno 640 posee un 50% más de unidades de computación FP16 y FP32 y, además, su proceso de fabricación de 7 nm la hace un 20 por ciento más eficiente.

En la prueba de rendimiento gráfico SlingShot de 3DMark, el teléfono ha obtenido unos resultados muy buenos.

 

En las pruebas Car Chase y Manhattan de GFXBench con API OpenGL ES 3.1, el dispositivo ha obtenido unos resultados buenos.

 

En las prueba Aztec de GFXBench basadas en las APIs modernas de bajo nivel y alta eficiencia (Metal/OpenGL y Vulkan), también ha obtenido unos resultados muy buenos.

 

En las pruebas de rendimiento gráfico, la GPU ha obtenido unos resultados excelentes en los benchmarks, como era de esperar dado que nos encontramos ante un dispositivo muy potente.

Aunque normalmente medimos la tasa de FPS en juegos 3D populares como Asphalt 9, PUBG o Dead Effect 2, el software GameBench, que utilizamos habitualmente para este cometido no funciona correctamente con el Mi 9T Pro, por lo que no hemos podido llevar a cabo dichas pruebas.

En todo caso, a pesar de no tener mediciones de FPS, la experiencia a la hora de jugar a estos títulos ha sido excelente, como era de esperar dada su potencia gráfica.

Los smartphones suelen calentarse bastante bajo situaciones de carga elevada, como a la hora de jugar a títulos 3D exigentes. En el caso del Mi 9T Pro, he medido temperaturas máximas en la superficie del teléfono bastante razonables, de unos 36,5ºC por la zona de la cámara.

El Xiaomi Mi 9T Pro incorpora 64 o 128 GB de almacenamiento interno, en función de la variante que elijas. La variante de 256 GB no está disponible en nuestro país por ahora.

Aunque 64 GB deberían ser suficientes para cualquier usuario, si planeas tomar muchas fotografías o vídeos, o almacenar música, películas o series, quizás quieras hacerte con la versión de 128 GB ya que Xiaomi no ha incluido la opción de añadir una tarjeta micro-SD.

En el aspecto de conectividad, el Xiaomi Mi 9T Pro es compatible con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac a 2.4GHz y a 5GHz, Bluetooth 5.0, 4G/LTE, radio FM y NFC.

El compartimento para SIM ofrece espacio para incorporar dos tarjetas nano-SIM, lo que permite llevar dos números diferentes.

En las pruebas que he realizado, la velocidad de red tanto por Wi-Fi como por 4G ha sido buenos..

El Xiaomi Mi 9T ha alcanzado los 424 Mbps de bajada y 92 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica de 500/100 Mbps. En la prueba de 4G, se alcanzaron los 13 Mbps de bajada y 10 Mbps de subida con una conexión de Vodafone.

El Xiaomi Mi 9T Pro incorpora un lector de huella integrado bajo la pantalla. La compañía presume de haber incrementado la rapidez de desbloqueo respecto a generaciones anteriores (pero no respecto al Mi 9T).

En mis pruebas, el reconocimiento de huella ha funcionado bien, aunque todavía se percibe más lento que los lectores de huella tradicionales o incluso que el lector de huella integrado en pantalla del OnePlus 7 Pro.

Funcionamiento del reconocimiento de huella del Xiaomi Mi 9T Pro

 

Aunque Xiaomi afirma haber aumentado el área de reconocimiento de la huella, la realidad es que sigue siendo bastante reducida, por lo que debemos tener cuidado de colocar el dedo en la zona correcta para que se produzca el desbloqueo. Tampoco funciona bien si colocas el dedo de lado, así que debes acostumbrarte a colocar el dedo como manan los cánones (o más bien Xiaomi).

El Xiaomi Mi 9T Pro tiene pantalla Always On Display y, aunque la zona de la huella no aparece permanentemente marcada, bastante con colocar el dedo encima de la zona de lectura para desbloquear el teléfono sin tener que encender antes la pantalla.

El lector de huella del Xiaomi Mi 9T Pro está integrado en la propia pantalla

Batería

La batería del Xiaomi Mi 9T Pro posee una capacidad de 4.000 mAh, una cantidad que debería ser suficiente para su pantalla de 6.4″.

 

En la prueba de batería de PCMark Work 2.0, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un resultado de 11 horas y 8 minutos. Este resultado es alto en comparación con otros smartphones que he probado.

 

En la práctica, la autonomía del Xiaomi Mi 9T Pro es buena y no tendrás problemas para llegar al final del día con una buena cantidad de batería disponible.

El Xiaomi Mi 9T Pro ofrece una funcionalidad llamada Batería Adaptativa que limita el consumo de la batería para aquellas aplicaciones que no utilizas habitualmente.

Es posible seleccionar para cada aplicación si quieres que funcione en segundo plano sin restricciones o si prefieres que sea el teléfono el que aplique ahorro de batería en función del tipo de aplicación — por ejemplo, si identifica una app de mensajería, no impedirá que reciba mensajes en segundo plano.

Otra opción interesante es Optimización de batería, que realiza un análisis de nuestro smartphone y sugiere acciones para mejorar la autonomía del teléfono como errar aplicaciones con un uso de batería excesivo, desactivar GPS y más.

 

El Xiaomi Mi 9T Pro cuenta con carga rápida de 27W aunque lamentablemente el cargador incluido solo soporta carga rápida a 18W. El Xiaomi Mi 9T Pro carga por completo en 1 hora y 28 minutos utilizando el cargador incluido de 18W, que es un tiempo bastante ajustado.

Como podemos apreciar en la gráfica, la carga es más rápida hasta el 80 por ciento y se ralentiza ligeramente al final. El 50 por ciento de la carga se alcanza en poco más de 30 minutos.

La batería del Xiaomi Mi 9T Pro se carga por completo en una hora y media

 

Xiaomi no ha dotado al Mi 9T Pro de carga inalámbrica, algo que era esperable dado que Xiaomi no parece muy interesado en esta característica. Llegará algún día en el que la carga inalámbrica forme parte de los smartphones de forma estándar pero ese día aún no ha llegado — especialmente para Xiaomi.

Software

El Xiaomi Mi 9T Pro llega con la capa de personalización MIUI Global 10, que se basa en Android 9 Pie.

Como es habitual en los smartphones chinos, la capa de personalización de Xiaomi no cuenta con un cajón de aplicaciones, sino que todas las apps instaladas se colocan en el escritorio.

No es posible ocultar un icono, por lo que debemos ser un poco ordenados a la hora de colocar las apps en el escritorio.

Los iconos de las apps que incorpora Xiaomi son simples y coloridos, con un diseño más moderno que el que encontramos en, por ejemplo, los terminales de Huawei.

Si hacemos el gesto de pinza hacia dentro con los dedos accedemos a cuatro opciones en la parte inferior: Fondo de pantalla, Widgets y Ajustes.

Dentro de Ajustes podemos elegir los efectos de transición, establecer una pantalla como predeterminada y activar un par de opciones para rellenar celdas vacías y bloquear le diseño de la pantalla de inicio.

Pulsando sobre un botón Más accedemos a opciones adicionales, entre las que se encuentra la posibilidad de desactivar la Bóveda de aplicaciones. Bajo este curioso se nombre se encuentra una funcionalidad consistente en una pantalla extra situada a la izquierda de la pantalla principal, donde se muestran tarjetas con información de apps y atajos.

Por defecto encontramos accesos directos a ciertas apps, una tarjeta para realizar limpieza en el dispositivo, una tarjeta para tomar notas rápidas y una tarjeta que muestra los eventos del calendario.

Xiaomi incluye varios fondos de pantalla estáticos y también algunos dinámicos, así como un fondo de pantalla 24 horas que va cambiando de aspecto a lo largo del día.

 

Al arrastrar hacia abajo el panel de notificaciones vemos, en primer lugar, cinco ajustes rápidos que pueden expandirse a muchos más si arrastramos hacia abajo esa sección. A continuación encontramos el control de brillo, donde echamos de menos un botón para alternar entre brillo manual y automático (aunque está presente en los ajustes rápidos).

Debajo están las notificaciones, que aparecen sobre un fondo blanco. Si arrastramos una notificación hacia la derecha, la descartamos, y si la arrastramos hacia la izquierda podemos ocultar las notificaciones de esa aplicación permanentemente o posponerla por un tiempo.

La pantalla de bloqueo muestra la hora y ofrece un acceso rápido a la cámara arrastrando la pantalla desde la esquina inferior derecha hacia arriba.

Estando la pantalla apagada o con el modo Always On Display, es posible configurar que la pantalla encienda cuando recibe una notificación,.

Con la pantalla apagada, tenemos la opción de habilitar el encendido con un doble toque en la pantalla. Esta funcionalidad es muy útil cuando el teléfono está apoyado sobre una mesa.

De igual forma, podemos activar que se encienda la pantalla al levantar el teléfono, lo cual también es interesante.

Dado que el Mi 9T Pro no tiene botones físicos de navegación, debemos recurrir a botones sobre la pantalla o, si preferimos, al control por gestos similares a los del iPhone.

Si activamos el control por gestos, arrastrar hacia arriba la pantalla desde el extremo inferior nos lleva a la pantalla de inicio pero, si paramos un instante antes de levantar el dedo, aparece la lista de aplicaciones abiertas. Por último, si arrastramos la pantalla hacia la derecha desde el borde izquierdo de la pantalla, vamos atrás.

Para evitar pulsaciones accidentales, Xiaomi permite activar una opción que obliga a realizar los gestos dos veces en juegos y vídeos a pantalla completa para que tengan efecto.

Xiaomi ofrece su propio servicio de sincronización de contenidos en la nube. Cada cuenta Mi Nube obtiene 5GB de almacenamiento gratuito para realizar una copia de seguridad de los contactos, mensajes, galería de fotos, registro de llamadas, notas, ajustes WiFi, alarmas, agenda, grabadora, lista de números bloqueados, aplicaciones, y biblioteca de música.

 

Además, si te das de alta en Mi Nube, puedes activar la funcionalidad de Encuentra tu dispositivo. Si la cantidad de almacenamiento en la nube es insuficiente, puedes adquirir paquetes adicionales de 20GB, 100GB y 1024GB durante 3, 6 y 12 meses.

Los usuarios Premium cuentan además con algunas funcionalidades adicionales como una papelera en Mi Nube que mantiene los elementos borrados durante hasta 180 días, incluyendo los contactos, reconocimiento facial en las fotografías más rápido y copia de seguridad del teléfono diaria.

Otra de las funcionalidades que encontramos es un modo Silencio / No Molestar que permite silenciar cualquier interrupción, siendo posible excluir las alarmas y la música si así lo deseamos.Es posible establecer a qué días y a qué horas se debe activar este modo automáticamente.

El modo No Molestar permite añadir excepciones que se saltarán las restricciones de este modo. Estas interrupciones pueden ser llamadas y mensajes de determinados contactos o aquellas que ocurran dos veces seguidas en un plazo de 15 minutos.

 

Xiaomi ha incorporado un útil modo de manejo con una sola mano que se activa y desactiva arrastrando el dedo desde el botón de Inicio hacia la derecha o la izquierda, en función del lado al que queremos que se quede la pantalla reducida. Es posible incluso seleccionar el tamaño de la pantalla reducida: 3.5, 4 o 4.5 pulgadas

Xiaomi también ha añadido una bola flotante similar al que podemos encontrar en otras capas de personalización, y que permite acceder a los botones de navegación, al de bloqueo y al de captura.

Una opción interesante de MIUI es Segundo espacio, que permite crear un espacio separado en el teléfono, protegido por contraseña, donde podemos almacenar contactos, imágenes, archivos y aplicaciones que no son accesibles desde el espacio principal. Además, en función de qué contraseña introduzcamos en la pantalla de bloqueo o qué dedo usemos para desbloquear por huella, accedemos a uno u otro espacio automáticamente.

 

Una funcionalidad relacionada con la anterior es Bloqueo de aplicaciones, que permite restringir el acceso a ciertas apps mediante huella dactilar o patrón. También resulta interesante Aplicaciones duales que permite clonar una aplicación que no permita configurar múltiples cuentas como WhatsApp.

Xiaomi permite asociar gestos y pulsaciones de botones con ciertas acciones como abrir la cámara, realizar una captura de pantalla, iniciar Google Assistant, desactivar la pantalla, encender la linterna, cerrar la app actual, abrir la pantalla dividida o mostrar menú.

 

El Xiaomi Mi 9T Pro llega con el navegador de MIUI preinstalado, que incorpora algunas mejoras respecto a Chrome, como un modo nocturno, que invierte el fondo de pantalla y los colores de las letras, y un modo lectura que elimina los elementos innecesarios de la página web y agranda las letras para facilitar la lectura.

Este navegador cuenta asimismo con una utilidad para reducir el consumo de datos, y además permite descargar ficheros desde páginas web. También ofrece algunas otras funcionalidades adicionales como hacer scroll con las teclas de volumen, deslizar desde el borde para volver/pasar página o cambiar de pestaña, modificar el motor de búsqueda, etc.

 

Xiaomi ha incorporado la aplicación Gestor de archivos, que permite gestionar los ficheros almacenados en el teléfono. El gestor posee una opción llamada Limpiador que permite eliminar archivos en cache, archivos obsoletos, aplicaciones raramente usadas, etc.

Otra de las apps que incorpora es Seguridad, que ofrece multitud de funciones como:

  • Limpiador, que permite eliminar archivos en cache, obsoletos, etc.
  • Escaneo de seguridad, que busca virus y riesgos en el teléfono
  • Batería, que permite reducir el consumo de batería
  • Aumento de velocidad, que limpia la memoria
  • Administrar aplicaciones, que permite controlar qué apps se inician automáticamente al encender el teléfono y qué permisos tienen las apps
  • Limpieza a fondo, que realiza un escaneo para liberar espacio
  • Limpiador de WhatsApp, que limpia archivos adjuntos de WhatsApp
  • Limpiador de Facebook, que limpia archivos multimedia de Facebook
  • Solucionador de problemas, que busca problemas en el smartphone y propone soluciones
  • Acelerador de velocidad en juegos, que permite configurar diversos parámetros a la hora de jugar como establecer prioridad en la conexión de datos para el juego, restringir la sincronización en segundo plano, borrar caché, contestar llamadas automáticamente con manos libres, etc.
  • Uso de datos, que permite controlar el uso de redes WiFi y Móviles para cada aplicación
  • Comprobar la red, que permite analizar la velocidad de conexión de la red y ver qué apps están consumiendo tráfico de red.
  • Lista negra, que permite bloquear números de teléfono para SMS y llamadas
  • Aplicaciones duales, que clona apps que no soportan multi-cuenta
  • Bloqueo de aplicaciones, que permite proteger el acceso a una app

 

Mi Drop es una app que nos permite enviar ficheros de forma rápida a otros usuarios de Mi Drop cercanos o a un ordenador. La transferencia se realiza mediante WiFi y Bluetooth, por lo que no gastas datos móviles.

Mi Community nos da acceso a la comunidad de usuarios de Xiaomi, que siempre se ha caracterizado por ser bastante activa. Además, la compañía organiza bastantes eventos en grandes ciudades si vives en una de ellas.

Comentarios permite enviar informes de problemas o sugerencias a la compañía sobre el smartphone, Tienda Xiaomi es un enlace a la tienda online de Xiaomi y Apps es la tienda oficial de apps de Xiaomi.

Xiaomi ha incluido cierto bloatware ya que el teléfono viene con varias apps preinstaladas como Amazon compras, Facebook, Netflix, Amazon, AliExpress, WPS Office y Opera.

 

La capa MIUI es muy completa, pero puede resultar algo compleja ya que no es fácil moverse por las opciones. Por ejemplo, algunas de las funciones que encontramos en la aplicación Seguridad están también accesibles en los Ajustes del teléfono, y localizar dónde está la opción que buscas no siempre es sencillo.

Tampoco las explicaciones son siempre demasiado claras y, en ocasiones, debemos recurrir a prueba y error para entender qué hace cierta opción. Por ejemplo, el nombre de «Bóveda de aplicaciones» no es demasiado descriptivo.

En el pasado, nos hemos encontrado con publicidad en algunas de las aplicaciones nativas de MIUI aunque, durante el tiempo que he utilizado el Mi 9T Pro, no he visto ningún anuncio.

Multimedia

El Xiaomi Mi 9T Pro cuenta con un  altavoz en la parte de abajo del teléfono, junto al conector USB Tipo-C.

El altavoz suena con una potencia elevada y una calidad de sonido bastante aceptable, aunque no puede competir frente a smartphones con altavoces estéreo.

El Xiaomi Mi 9T Pro incorpora conector de 3.5 mm, por lo que si acostumbras a escuchas música con auriculares no tienes de qué preocuparte. Además, el Mi 9T Pro cuenta con la certificación HiRes de sonido de alta calidad sin pérdidas.

Centrándonos en el software, la app de reproductor de música posee varias pestañas: Recientes, Favoritos y Listas de reproducción.

También podemos mostrar la música por canciones, artistas, álbumes y carpetas, así como ordenar las canciones por fecha, nombre o número de reproducciones.

Es posible ocultar archivos de audio de corta duración o pequeño tamaño (que normalmente son tonos de notificación o sonidos de aplicaciones) y filtrar carpetas. También es posible aplicar efectos de sonido gracias a un ecualizador y posee ajustes predeterminados para determinados tipos de auriculares.

Aplicación Música

 

El Xiaomi Mi 9T Pro llega con una aplicación de Galería que muestra dos pestañas: Fotos y Álbumes. Dentro de la pestaña Fotos están todas las fotografías y vídeos seguidos, mientras que en la pestaña Álbumes encontramos algunas secciones especiales para Personas, Ubicaciones y Etiquetas (un nombre extraño para indicar reconocimiento de objetos), así como grupos según Favoritos, Cámara, Vídeos, Capturas de pantalla, etc.

Dentro del apartado Álbumes, si arrastramos la pantalla hacia abajo podemos acceder a un álbum privado protegido por contraseña o huella dactilar para que podamos almacenar nuestras imágenes más privadas.

Al pulsar sobre una fotografía podemos compartirla a través de otras apps, proyectarla en una pantalla, establecerla como fondo o foto de contacto, añadirla a un álbum, etc. El editor integrado ofrece distintos efectos de imagen, herramientas de recorte y ajustes de luz para retocar nuestras fotografías.

Una funcionalidad interesante es que la app identifica fotografías similares y marca aquella que considera que es la mejor toma. Esto resulta bastante útil si eres de disparo fácil y acostumbras a tomar varias fotografías prácticamente iguales.

Aplicación Galería

 

El Xiaomi Mi 9T Pro incorpora un reproductor de vídeo con una interfaz muy básica pero permite ajustar el volumen, el brillo y recortar fragmentos del vídeo.

La reproducción de vídeos almacenados en el teléfono es buena gracias a su pantalla 1080p que, como hemos comentado, ofrece un brillo relativamente alto y una buena fidelidad de color. Hemos probado a reproducir vídeos 4K codificados tanto con H.264 como con el codec HEVC más moderno, y el teléfono ha podido reproducirlos sin problema.

Por supuesto, también podemos disfrutar de vídeo de servicios de streaming como Netflix, Amazon u otros y, además, el Xiaomi Mi 9T Pro cuenta con la biblioteca Widevine L1, por lo que es posible ver contenidos de estos servicios de streaming en HD.

Además, dado que la pantalla es compatible con HDR, podemos reproducir contenidos de Netflix y YouTube codificados con este formato.

Cámara de fotos

El Xiaomi Mi 9T Pro llega con una cámara trasera triple formada por:

  • Cámara principal gran angular con sensor de 48MP y apertura f/1.75
  • Cámara ultra gran angular (125º) con sensor de 13MP y apertura f/2.4
  • Cámara teleobjetivo 2X con sensor de 8MP y apertura f/2.4

Por cierto, que no te engañe la inscripción de “48MP” junto a la primera de las cámaras traseras. La cámara de 48MP no es la primera, sino la que está justo debajo.

Aunque sobre el papel esta configuración de cámara parece ser la misma que la del Mi 9T, en realidad hay un par de pequeñas diferencias. La cámara principal del Xiaomi Mi 9T cuenta con un sensor Sony IMX582 mientras que la del Mi 9T Pro posee un sensor Sony IMX586.

La diferencia entre ambos sensores parece estar únicamente en la capacidad del Sony IMX586 de grabar vídeo 4K a 60 FPS en lugar de 30 FPS, por lo que no cabe esperar diferencias en cuanto a la calidad de imagen.

La segunda diferencia tiene que ver con el enfoque. Mientras que el Xiaomi Mi 9T cuenta con enfoque por detección de fase y contraste, el Mi 9T Pro añade además enfoque por láser. La ventaja del enfoque por láser es que permite un enfoque inicial rápido, que luego es afinado por el enfoque por detección de fase y contraste.

Comenzando por la calidad de la cámara principal, su sensor Sony IMX586 de tamaño 1/2″ posee una resolución 48MP y viene acompañado por una lente con apertura f/1.75 y enfoque por detección de fase y láser, pero lamentablemente no posee estabilización óptica.

El Xiaomi Mi 9T Pro ofrece un modo HDR que se activa automáticamente cuando lo necesitamos pero también puede activarse manualmente

El Xiaomi Mi 9T Pro cuenta con una triple cámara trasera

 

Por defecto, las fotografías se toman en 12MP haciendo uso de la tecnología pixel binning (también llamada Super Pixel) que combina 4 píxeles en 1 para reducir el ruido y mejorar el rendimiento en condiciones de poca luz. Sin embargo, es posible activar un modo de super alta resolución en el que las capturas se realizan a 48MP.

A continuación podemos ver una comparativa de un recorte de una misma escena tomada con resolución de 48 MP y de 12 MP. La imagen tomada con 48MP ofrece  claramente más  nitidez.

Detalles de dos capturas tomadas a 48MP y 12MP

 

Xiaomi ha incorporado un sistema de reconocimiento de 27 escenas por IA que, si no te gusta, puedes desactivarlo sobre la marcha pulsando sobre el icono que marca la escena que se ha detectado.

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de fotografías tomadas con la detección de escenas activada y desactivada. El efecto es bastante sutil, hasta el punto de que cuesta notarlo en ciertas pantallas.

Fotografías captadas con/sin detección de escenas por IA

 

Centrándonos en la calidad de la fotografía con el disparo en modo automático, a continuación vamos a ver algunas fotografías tomadas con el Xiaomi Mi 9T Pro.

En primer lugar, hemos querido analizar la calidad de la imagen en condiciones de buena iluminación. En las siguientes imágenes podemos apreciar que la cámara del  ofrece un buen nivel de detalle, unos colores vivos (algo sobre saturados para mi gusto en algunas tomas) y un amplio rango dinámico.

Fotografías tomadas con abundante luz con la cámara principal

 

A continuación, hemos querido poner a prueba el Xiaomi Mi 9T Pro en condiciones de poca luz, que es donde las cámaras de los smartphones suelen tener más dificultades.

Las imágenes tomadas con poca luz presentan un nivel de calidad inferior a otros smartphonesd e gama alta debido a la ausencia de estabilización óptica y a la apertura menos amplia de su lente (f/1.75 frente a otros smartphones que cuentan con f/1.5 o incluso menos).

En condiciones de baja luminosidad, el teléfono se ve obligado a aumentar la sensibilidad ISO para reducir el tiempo disparo y, como consecuencia, aparecen niveles elevados de ruido, que se contrarrestan con un algoritmo de reducción de ruido bastante agresivo.

Además, en varias ocasiones, he obtenido fotos movidas al tomar fotografías con poca luz (como en la última captura de la siguiente serie).

Fotografías tomadas con poca luz con la cámara principal

 

La cámara ofrece un modo Nocturno que permite tomar fotografías con larga exposición a pulso, sin necesidad de utilizar un trípode. El resultado es una imagen que presenta una mayor luminosidad y un mayor rango dinámico, como se puede apreciar en los rótulos de neon que dejan de verse quemados.

A continuación, podemos ver algunas imágenes tomadas con el modo normal y con el modo nocturno.

Fotografía tomadas con modo normal / nocturno

 

La cámara ultra gran angular cuenta con una resolución de 13MP, una apertura bastante limitada de f/2.4 y carece de estabilización óptica. Aunque con una lente ultra gran angular es más difícil que la fotografía salga movida, en general esta cámara no está pensada para tomar fotografías con poca luz.

Una cámara ultra gran angular aporta una gran versatilidad a la hora de capturar fotografías de paisajes o arquitectura. Personalmente encuentro la cámara ultra gran angular muy útil ya que permite tomar fotografías mucho más espectaculares que la cámara normal.

Fotografías tomadas con la cámara ultra gran angular

 

La cámara teleobjetivo del Xiaomi Mi 9T Pro ofrece una ampliación 2X, por lo que nos permite acercarnos a detalles que, de otra forma, no podríamos fotografiar. Esta cámara tiene un sensor de 8MP, una lente con apertura f/2.4 y carece de estabilización óptica, por lo que no está indicada para tomar fotografías por la noche.

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de cómo puede acercarse la cámara teleobjetivo para ver los detalles.

Fotografías con cámara principal / cámara teleobjetivo 2X

 

A continuación, podemos ver algunas fotografías tomadas con la cámara teleobjetivo del Xiaomi Mi 9T Pro.

Fotografías tomadas con la cámara teleobjetivo 2X

 

Como otros smartphones, en condiciones de poca luz las fotografías tomadas con zoom 2X no son capturadas por la cámara teleobjetivo sino que el smartphone decide tomarlas con la cámara principal y ampliar digitalmente la captura.

Esto lo hace para evitar una captura con mucho ruido, ya que la cámara teleobjetivo posee una apertura muy inferior. A continuación, podemos ver un ejemplo de fotografía que, supuestamente, ha sido tomada con zoom 2X pero basta revisar los datos EXIF para darse cuenta de que ha sido tomada por la cámara principal.

Fotografías tomadas con zoom 2X con poca luz

 

El Xiaomi Mi 9T Pro es capaz de tomar fotografías en modo retrato detectando el contorno de la persona que queremos fotografiar y difuminando el fondo de la imagen.

Por suerte, el modo Retrato permite ajustar la profundidad de campo tanto durante la captura como a posteriori en la Galería, lo que permite ajustar el desenfoque a nuestro gusto o, incluso, descartar el desenfoque si la detección del contorno no se ha realizado correctamente.

A continuación, podemos ver un par de fotografías tomadas con este modo con máximo enfoque (f/16) y máximo desenfoque (f/1.0) para poder apreciar mejor la detección del contorno. Por defecto el grado de desenfoque elegido está en la mitad (f/4.0), por lo que no se ve tan artificial.

En general, el Xiaomi Mi 9T Pro hace un buen trabajo pero tiene algunos problemas con la zona del pelo o con objetos cercanos situados justo detrás del sujeto.

» Fotografías originales: Desenfoque / Enfoque

» Fotografías originales: Desenfoque / Enfoque

» Fotografías originales: Desenfoque / Enfoque

 

El modo Retrato utiliza la cámara teleobjetivo, lo cual tiene la gran ventaja de que la cara no aparece deformada — sacar un retrato a corta distancia con la cámara estándar produce imágenes tipo ojo de pez — pero tiene el inconveniente de que con poca luz, o en interiores, la calidad se resiente ya que aparece mucho ruido (ver última fotografía de la siguiente serie).

A continuación, podemos ver algunas imágenes tomadas con el modo Retrato.

Fotografías tomadas en modo Retrato

 

Además de editar el grado de desenfoque, Xiaomi permite ajustar la forma del desenfoque (círculos, corazones, rombos, etc.) y aplicar efectos de iluminación de estudio en fotografías donde los rostros ocupan la mayor parte de la imagen.

A continuación podemos ver algunos ejemplos de efecto de iluminación, que no dejan de ser más que una curiosidad.

Efectos de iluminación de estudio aplicados sobre un retrato

 

La cámara frontal está normalmente oculta en un compartimento y solamente aparece cuando activamos la cámara frontal para tomar un selfie o hacer uso del desbloqueo facial. Nada más salir, la cámara se ilumina pero, lejos de lo que pudiera parecer, esta luz no se utiliza a modo de flash sino que es simplemente decorativa.

Esta cámara cuenta con un sensor de 20MP (tamaño de píxel 0.8 µm) y lente con apertura f/2.2, y es capaz de grabar vídeo Full HD 1080p. Ofrece un modo belleza con un nivel de intensidad ajustable que permite incluso ajustar las facciones de la cara y aplicar maquillaje.

La cámara frontal del Xiaomi Mi 9T Pro ofrece buenos resultados

 

Aquí podemos ver un par de selfies capturado con la cámara frontal. Los selfies poseen una buena calidad, aunque el rango dinámico es algo limitado y, como podemos apreciar, el fondo se ve algo quemado.

Selfies tomados con la cámara frontal

 

La cámara frontal también puede tomar selfies en modo Retrato, como podemos ver en estos dos ejemplos, y el resultado es bastante bueno.

Selfies tomados en modo Retrato con la cámara frontal

 

Aquí os dejo con una galería de fotografías tomadas con el Xiaomi Mi 9T Pro en tamaño original para que podáis apreciar la calidad de las imágenes en una gran variedad de situaciones.

Galería de fotografías del Xiaomi Mi 9T Pro alojada en Flickr

 

El Xiaomi Mi 9T Pro puede grabar vídeo a 30 o 60 fps tanto en 4K como en 1080p, lo cual supone una mejora respecto al Mi 9T que no puede grabar vídeo 4K a 60 fps.

A continuación, podemos ver un par de vídeos 4K capturado por el smartphone, que ofrece una calidad de imagen buena aunque la estabilización de vídeo podría ser mejor.

Vídeos grabados a 4K con el Xiaomi Mi 9T Pro

Llamadas de voz

En las pruebas que hemos realizado la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

La aplicación de llamadas y la de contactos son la misma, aunque poseen dos pestañas diferentes. En el escritorio encontrarás dos accesos directos a Teléfono y Contactos que te llevan directamente a cada una de pestañas.

El Xiaomi Mi 9T Pro permite grabar una llamada mientras estás en ella o incluso configurarlo para que grabe automáticamente todas las llamadas. También ofrece la posibilidad de configurar respuestas rápidas, aumentar progresivamente el volumen del tono de llamada, silenciar el primer tono para llamadas de números desconocidos, silenciar el timbre si das la vuelta al teléfono o lo levantas y encender el flash cuando esté sonando, entre otras.

Otra opción interesante es que puedes configurar que el teléfono te avise de que tienes llamadas perdidas cada cinco minutos durante un número de veces.

Precio y competidores

El Xiaomi Mi 9T Pro está a la venta por 399€ (6GB/64GB) y, a partir del 2 de septiembre, también por 449€ (6GB/128GB). Sin duda se trata de precio muy ajustado para un smartphone con estas especificaciones técnicas.

Si estás pensando en hacer con el Mi 9T Pro, quizás quieras evaluar alguna de estas alternativas.

El Xiaomi Mi 9T (329 €) es algo más económico ya que cuenta con un procesador inferior. Posee una pantalla AMOLED de 6.4″ Full HD+, Snapdragon 730, 6GB de RAM, 64/128 GB de almacenamiento, cámara trasera triple (gran angular 48 MP f/1.75 + teleobjetivo 2X 8MP f/2.4 + ultra gran angular 13MP f/2.4), cámara frontal de 20MP f/2.2 y batería de 4.000 mAh.

El OnePlus 7 (559 €) también cuenta con procesador Snapdragon 855 pero posee un precio más alto. Llega con una pantalla AMOLED de 6.4″, procesador Snapdragon 855, 6/8 GB de RAM, 128/256 GB de almacenamiento UFS 3.0, cámara trasera doble (gran angular 48MP f/1.7 + teleobjetivo 5MP f/2.4), cámara frontal de 16MP f/2.0 y batería de 3.700 mAh.

Conclusiones

Hace aproximadamente un año, Xiaomi lanzó el Poco F1, un smartphone que rompió esquemas ya que contaba con el procesador más potente del momento Snapdragon 845 a un precio muy ajustado. Este año no hemos visto un Poco F2 pero, para muchos, el Xiaomi Mi 9T Pro es un digno sucesor.

El Xiaomi Mi 9T Pro posee una gran pantalla de 6.4″ sin muesca, recorte ni ningún otro elemento que reduzca el área de visión. Para conseguirlo, Xiaomi ha incorporado un mecanismo de cámara emergente que solo se deja ver al tomar un selfie o si tenemos activado el reconocimiento facial.

De esta forma, el Xiaomi Mi 9T Pro obtiene un elevado ratio de pantalla a cuerpo, en torno a un 86% según GSM Arena, que podría ser incluso mayor si los marcos fueran algo más estrechos.

Xiaomi ha dotado al teléfono de una cubierta trasera de cristal curvado a los lados con un gradiente de color muy original que se oscurece conforme nos acercamos al centro y refleja la luz de forma muy atractiva. El modelo que hemos probado es el carbón negro, que es bastante soso, pero los modelos azul glaciar y rojo llama son mucho más llamativos.

Xiaomi utiliza cristal Gorilla Glass 5 en la parte frontal y trasera, un extraño pasó atrás respecto al uso de Gorilla Glass 6 en el Mi 9. Con 8,8 mm de grosor, es un smartphone bastante grueso en comparación con otros dispositivos de gama alta y, a diferencia de muchos de ellos, no cuenta con resistencia al agua.

Lo que sí que ha incorporado Xiaomi es un lector de huella dactilar bajo la pantalla, que permite desbloquear el teléfono con solo apoyar el dedo encima. El proceso de desbloqueo no es tan rápido como el de un lector tradicional (o el lector bajo pantalla del OnePlus 7 Pro), y debemos tener cuidado de apoyar bien toda la superficie del dedo.

El Xiaomi Mi 9T Pro cuenta con un panel AMOLED de 6.39″ con resolución Full HD+, lo que se traduce en una elevada densidad de píxeles de 403 ppp. Otros smartphones de gama alta ofrecen resolución Quad HD+ pero, en mi opinión, la pantalla se ve muy nítida.

 

La pantalla posee un brillo bastante alto, en torno a 575 nits si se encuentra temporalmente bajo una luz intensa como el sol (modo HBR, High Brightness Mode) y 422 nits el resto del tiempo.

El gamut de color es amplio ya que cubre el 100% del amplio espacio DCI-P3, que solo cubren los smartphones de gama alta.

De los tres modos de color que ofrece, el modo predefinido es el que exhibe una mayor fidelidad de color, pero la mayoría de la gente preferirá el modo automático que muestra colores más vivos (aunque menos realistas).

Los ángulos de visión son amplios y los colores no se ven apenas alterados al observar la pantalla desde un ángulo.

Xiaomi ha incluido la funcionalidad de Always On Display, por lo que podemos ver permanentemente la hora/fecha, el nivel de batería y las notificaciones.

Además, la pantalla se enciende momentáneamente cuando llega una notificación y, en cualquier momento, podemos hacer un doble toque para activarla manualmente.

El panel es capaz de reproducir contenidos HDR10 y, en mis pruebas, he conseguido reproducir con éxito contenido de YouTube y Netflix en este formato.

Por supuesto, cuenta con la certificación Widevine L1 para ver contenidos HD de Netflix y otros servicios de streaming.

El Xiaomi Mi 9T Pro posee un potente procesador Snapdragon 855, el más potente de Qualcomm con permiso del Snapdragon 855+ que debutó hace unas pocas semanas y todavía no hemos visto en el mercado.

Acompañando a este chip encontramos 6 GB de RAM y 64 / 128 GB de almacenamiento interno ya que, por el momento, la versión de 8GB / 256 GB no está a la venta en España.

Mi recomendación es que, si puedes permitírtelo, te hagas con el modelo con 128 GB para que no te quedes sin espacio ya que Xiaomi no ha incluido la opción de ampliar el almacenamiento mediante tarjeta micro-SD.

 

En las pruebas de benchmark que he llevado a cabo, el rendimiento del smartphone ha sido espectacular, como era de esperar dadas sus especificaciones técnicas.

En el día a día, el Xiaomi Mi 9T Pro se mueve con total fluidez y no he experimentado parones ni ningún problema al utilizar aplicaciones habituales como Twitter, Facebook, Instagram, Chrome, WhatsApp y otras. Tampoco he tenido problemas a la hora de disfrutar de títulos 3D exigentes como Asphalt 9, PUBG o Dead Effect 2.

El Xiaomi Mi 9T Pro llega con una batería de 4.000 mAh que, en la práctica, ofrece una autonomía excelente que permite llegar al final del día sin problemas. En este aspecto he notado una mejora respecto al Mi 9T, posiblemente motivada por la mayor eficiencia del nuevo procesador.

El teléfono cuenta con carga rápida de 27W, aunque el cargador incluido es de «solo» 18W y tarda en cargar por completo en 1 hora y 28 minutos, que es un tiempo bastante corto.

En el aspecto de conectividad, además de WiFi 802.11 a/b/g/n/ac en las bandas de 2.4/5 GHz y Bluetooth 5, el Mi 9T Pro también ofrece radio FM y NFC.

Lamentablemente no cuenta con conectividad 5G sino que debemos conformarnos con 4G/LTE.

El Xiaomi Mi 9T Pro llega con una triple cámara trasera que ofrece una gran versatilidad ya que permite tomar fotografías tanto con teleobjetivo 2X como con ultra gran angular.

La cámara principal cuenta con un sensor Sony IMX586 de 48MP y una lente con apertura f/1.75 con enfoque con láser pero sin estabilización óptica.

En condiciones de buena luz, la calidad de imagen es excelente pero, cuando la luz escasea, la limitada apertura frente a otros smartphones de gama alta, unida a la falta de estabilización óptica, pasan factura y la calidad se ve perjudicada. En el peor de los casos, la fotografía resulta movida, como me ha ocurrido en algunas ocasiones.

El modo Nocturno ayuda a conseguir fotografías más luminosas y con un rango dinámico más amplio (sin las luces fuertes quemadas), por lo que aunque el resultado puede ser algo artificial, merece la pena probarlo.

 

La cámara teleobjetivo permite captar detalles que, de otra manera, sería imposible registrar. Sin embargo, la ausencia de estabilización óptica y la apertura f/2.4 hacen que no sea apropiada para capturar escenas por la noche.

La cámara ultra gran angular aporta una perspectiva diferente a la ahora de fotografiar grandes objetos como edificios o monumentos. De nuevo, es una cámara útil durante el día pero que presenta bastante ruido al utilizarla para tomas nocturnas.

El Xiaomi Mi 9T Pro permite capturar fotografías en modo Retrato y podemos ajustar el grado de desenfoque tanto durante la captura como a posteriori — algo que no pueden hacer todos los smartphones. La cámara que se utiliza es la de teleobjetivo, por lo que en condiciones de buena luz los resultados son buenos pero con poca luz o interiores son apenas usables.

Es posible grabar vídeo con resolución de hasta 4K a 30/60 fps y, en mis pruebas, la imagen se ve con buena calidad.

Algunas fotografías tomadas con el Xiaomi Mi 9T Pro (galería completa en Flickr)

 

En cuanto a la cámara frontal, su resolución de 20MP es elevada y, en general ofrece una buena calidad de imagen, aunque los fondos suelen quedar algo sobre-expuestos. Es posible tomar selfies en modo Retrato, con un resultado bastante acertado.

El Xiaomi Mi 9T Pro ofrece un sonido correcto a través de un único altavoz en la parte inferior, aunque no puede competir frente a otros smartphones con sonido estéreo. Si eres de los que usas auriculares habitualmente, te alegrará saber que Xiaomi ha mantenido el conector de 3.5 mm y ofrece sonido compatible con Hi-Res.

Xiaomi incorpora en sus teléfonos la capa de personalización MIUI 10 basada en Android 9 Pie, que incorpora algunas funcionalidades interesantes para controlar el consumo de la batería, encender la pantalla con doble toque, manejar la pantalla con una sola mano, activar un modo oscuro a todo el sistema, controlar la interfaz por gestos, etc.

Una de las funcionalidades más interesantes es la de aplicaciones duales, que permite clonar apps como WhatsApp para poder configurar dos cuentas diferentes en el mismo teléfono.

También me gustan las funcionalidades de segundo espacio para tener un escritorio separado y privado, y bloqueo de aplicaciones para proteger con patrón o huella el acceso a ciertas apps.

Sin embargo, hay cosas de MIUI que no me gustan, como la complejidad de los menús de Ajustes y que algunos mensajes aparezcan en inglés.

Por último, una de las mejores bazas del Xiaomi Mi 9T Pro es su precio frente a otros smartphones con hardware de de gama alta, ya que está a la venta por 399€ para la variante 6GB/64GB y 449€ para 6GB/128GB.

Lo mejor:

  • Diseño atractivo con una pantalla de borde a borde sin muesca y una cubierta trasera de cristal con un acabado llamativo acabado en degradado de color.
  • Pantalla con alta densidad de píxeles, buen brillo máximo, gran amplitud cromática, excelente fidelidad de color y sin parpadeo (DC Dimming).
  • Funcionalidad de Always On Display, encendido de pantalla mediante doble toque y encendido momentáneo cuando llega una notificación.
  • Lector de huella dactilar integrado en la propia pantalla.
  • Rendimiento elevado gracias al procesador Snapdragon 855, 6 GB de RAM y 64/128 GB de almacenamiento.
  • Capa de personalización MIUI 10 basada en Android 9 Pie con muchas funcionalidades añadidas: control de consumo de batería y red por app, clonación de apps, protección de acceso a apps, segundo espacio, manejo por gestos, acelerador de juegos, modo oscuro para todo el sistema, etc.
  • Cámara trasera triple muy versátil (gran angular, ultra gran angular y zoom 2X) con buen rendimiento en condiciones de abundante luz. Modo Retrato con buenos resultados y posibilidad de editar el desenfoque a posteriori.
  • Cámara frontal dual con buena nitidez y modo Retrato, aunque un rango dinámico algo limitado.
  • Autonomía excelente gracias a una batería de 4.000 mAh. Carga rápida hasta 27W aunque el cargador incluido es de 18W y tarda unos 90 minutos.
  • Capacidad de SIM dual.
  • Conector de auriculares de 3.5mm (sonido compatible con HiRes), radio FM y NFC.
  • Precio muy atractivo para sus especificaciones técnicas.
Lo peor:
  • Acabado en cristal que resulta algo resbaladizo en la mano.
  • Sin posibilidad de ampliar el almacenamiento mediante tarjeta micro-SD.
  • Cámara con rendimiento mejorable en condiciones de poca luz debido a una apertura limitada y, sobre todo, la ausencia de estabilización óptica en todas las lentes.
  • La capa MIUI resulta algo confusa de manejar (es complicado encontrar las opciones).
  • Sin carga inalámbrica.
  • Sin resistencia al agua.

Si te ha gustado el análisis, comparte el artículo en tus redes sociales. También puedes pulsar este botón: