Análisis a fondo y opinión del Pocophone F1


🎁 ¡Sorteo! Gana un Huawei P20, un Huawei P Smart+ o un WD MyCloud Home 2TB [ Participar ]

Ir a página

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la página de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del Pocophone F1.
SSi por algo se caracteriza Xiaomi es por fabricar smartphones con un precio muy ajustado para sus especificaciones técnicas. Por eso, cuando nos enteramos de que planeaba lanzar una nueva marca para competir con OnePlus con smartphones potentes a un precio menor, se nos abrieron los ojos como platos.

Con el nuevo Pocophone F1, Xiaomi ha conseguido romper los esquemas pre-establecidos sobre lo que cabe esperar de un smartphone de 329 euros en términos de especificaciones técnicas. El nuevo dispositivo llega con unos componentes que, hasta ahora, eran impensables en este segmento de precios.

El Pocophone F1 posee una pantalla IPS LCD de 6.2″ con resolución Full HD+, procesador Snapdragon 845, 6GB de RAM, 64 o 128GB de almacenamiento, cámara trasera 12MP+5MP, cámara frontal de 20MP y batería de 4.000 mAh.

Obviamente, Xiaomi ha tenido que recortar en algunos aspectos para llegar a este precio (y no nos referimos solo a la agencia de marketing que ideó el nombre). Como veremos a lo largo del análisis, ciertas ausencias explican cómo el Pocophone F1 llega con un precio tan atractivo.

Tras varias semanas probando el Pocophoone F1, a continuación, os traemos nuestro análisis en profundidad.

 

Índice de páginas

  1. Diseño y Pantalla
  2. Hardware
  3. Batería y Software
  4. Multimedia, Cámara y Llamadas
  5. Precio y Conclusiones

Diseño y construcción

El Pocophone F1 no pasará a la historia por un diseño llamativo o innovador ya que presenta un aspecto bastante sobrio. El frontal del teléfono es como tantos otros que hemos visto este año, con una gran pantalla alargada y una muesca en la zona superior.

Mientras que otros fabricantes han optado por muescas más estrechas que la del iPhone X, Xiaomi parece haber copiado el tamaño de la muesca de Apple.

El gran tamaño de la muesca se debe a que el Pocophone F1 incorpora tecnología para reconocimiento facial por infrarrojos pero, por alguna razón, todavía no está habilitada en ciertas regiones.

Si el aspecto de la muesca te disgusta, Xiaomi da la posibilidad de ocultar la muesca oscureciendo la franja horizontal a los lados de la misma, aunque el efecto no es tan bueno como en una pantalla OLED ya que los píxeles no se apagan por completo.

El marco inferior está presente (como en todos los smartphones Android) pero es bastante estrecho y no alberga ningún elemento.

La muesca y los marcos relativamente estrechos (los del OnePlus 6 son aún más finos) han permitido a Xiaomi ofrecer una pantalla de 6.2″ sin que resulte un teléfono exageradamente grande. Su aprovechamiento del frontal es bastante elevado, en torno a un 82% de ratio pantalla-a-cuerpo. 

El uso de un ratio de pantalla alargado, 19:9, hace que el Pocophone F1 no sea demasiado ancho y, por tanto, resulte manejable en la mano. Si en algún momento necesitas utilizar el teléfono con una sola mano, te alegrará saber que Xiaomi ha incorporado una función en la interfaz de usuario que reduce el tamaño de la pantalla a 3.5″, 4″ o 4.5″ y la mueve a un lado.

Otra funcionalidad relacionada con el tamaño de la pantalla es la posibilidad de mostrar una bola flotante en la pantalla que se puede utilizar para emular las pulsaciones sobre los botones de Volver, Inicio y Tareas recientes, así como para realizar una captura de pantalla o bloquear el teléfono.

El Pocophone F1 pose un diseño algo aburrido con un cuerpo de metal y plástico

 

Durante la introducción a este análisis comentábamos que Xiaomi ha tenido que recortar en algunos aspectos para lograr un precio tan reducido. El primero de los recortes viene en forma del material empleado para la cubierta trasera del terminal, que no es metal ni cristal sino policarbonato (o sea, plástico).

A primera vista, el acabado de la cubierta trasera podría pasar por metal pero basta con tocarlo y golpearlo con los dedos para notar al tacto que se trata de plástico – de buena calidad, pero plástico. Dado que no posee ninguna textura sino que es liso, resulta más bien soso en comparación con otros smartphones.

Otro punto en el que se ha recortado es en la protección del cristal, que es Gorilla Glass 3 cuando ya está en el mercado Gorilla Glass 6 que es mucho más resistente.

El Pocophone F1 está disponible en dos colores — Graphite Black y Steel Blue — siendo el primero el que hemos probado. Se trata de un color gris oscuro con acabado mate en el que las huellas dactilares no quedan apenas marcadas, por lo que no tendrás que dedicar tiempo a limpiarlo.

 

Dada la corta altura del marco inferior de la pantalla, Xiaomi ha situado el lector de huella dactilar en la parte de atrás, a una altura bastante cómoda que hace que el gesto de colocar el dedo encima resulte natural.

Lo que no nos convence tanto es la posición de la cámara dual, que está pegada al lector de huella y tiene una forma muy similar, por lo que no es extraño colocar el dedo encima de la cámara al desbloquear el teléfono. En este aspecto, nos hubiera gustado más que la cámara estuviera en una esquina.

La cámara trasera apenas sobresale de la superficie por lo que, a diferencia de otros smartphones, el teléfono no baila al pulsar sobre pantalla mientras está apoyado en una superficie horizontal.

A continuación vamos a revisar los laterales del teléfono para ver qué botones y conectores encontramos.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y, encima, los botones de volumen. Los botones presentan una buena sensación al tacto y un recorrido suficiente.

 

En el lateral izquierdo solamente encontramos la ranura para albergar dos tarjeta nano-SIM o, si preferimos, una tarjeta nano-SIM + microSD

 

La parte superior del teléfono cuenta con un micrófono y el conector de auriculares.

 

La parte inferior del teléfono posee un conector USB-C en el centro. Aunque pudiera parecer que hay altavoces a ambos lados, en realidad solo emite sonido el del lado derecho.

 

El agarre del teléfono es bueno ya que el marco lateral del teléfono está ligeramente redondeado y, por tanto, no se clava en la mano al sujetarlo con fuerza.

Como era de esperar, el Pocophone F1 no es resistente al agua, por lo que debemos tener precaución para que no se moje. Nos hubiera gustado ver este añadido en el teléfono pero, de nuevo, es otro de los recortes que ha tenido que hacer Xiaomi para conseguir este precio.

Pantalla

El Pocophone F1 posee una pantalla con una diagonal de 6,2″ y un ratio 18.7:9, como es habitual en smartphones que adoptan diseños con marcos estrechos y muesca.

La resolución del panel es Full HD+ (2246 x 1080 píxeles), lo que resulta en una elevada densidad de píxeles de 403 ppp. La pantalla es muy nítida y no serás capaz de distinguir los píxeles individuales indistinguibles a simple vista.

El panel del Pocophone F1 es de tipo IPS LCD, a diferencia de muchos smartphones de gama alta que incorporan paneles OLED. Los paneles OLED ofrecen mayor amplitud cromática, mayor contraste, mayor brillo con contenidos mixtos y menor consumo de energía. No obstante, dado el precio del Pocophone F1, parece un recorte razonable.

La matriz de sub-píxeles del Pocophone F1 es de tipo RGB, como es habitual en los paneles LCD. En las pantallas RGB, los sub-píxeles se organizan uno a continuación de otro en hileras rojo-verde-azul (RGB), como se puede apreciar en la siguiente imagen.

Matriz RGB del panel LCD del Pocophone F1

 

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

La fidelidad de los colores es razonablemente buena ya que el error medio (Delta E) es 4.4 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 dE se considera inaceptable). El error máximo de fidelidad se da con un valor de 9.5 dE, que es algo elevado y se produce en los tonos blancos y grises.

En este modo, el smartphone cubre prácticamente el 100% del espacio de color sRGB y queda a un 84% del espacio de color más amplio, DCI-P3, utilizado habitualmente en la industria cinematográfica. Algunos smartphones de gama alta cubren el 100% de este gamut, pero no es habitual en un dispositivo de este rango de precios.

El color blanco presenta una temperatura de color de 8.375ºK, lo que indica que la pantalla posee un tinte azulado. El teléfono permite ajustar la temperatura de color y, en el modo cálido, la temperatura desciende hasta 7.578ºK, que sigue estando bastante por encima del valor de referencia de 6.500ºK.

 

El brillo máximo del Pocophone F1 se encuentra alrededor de 443 nits con el brillo al máximo, tanto en modo manual como en automático. A diferencia de otros smartphones, el Pocophone F1 no tiene un modo de potenciación de brillo que eleve temporalmente el brillo por encima del máximo bajo una luz intensa.

Este valor de brillo es bajo incluso para un teléfono de gama media, como se puede apreciar en la siguiente gráfica comparativa. Esto significa que, en condiciones de mucha luz, por ejemplo bajo el sol, podemos tener algunas dificultades para leer la pantalla con claridad.

 

El color negro es relativamente profundo (0,3 nits) y el contraste ofrece un valor no muy alto, alrededor de 1.476:1. 

Los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo, aunque el nivel de brillo disminuye al girar el teléfono y ver la pantalla desde un lado.

Xiaomi ha incorporado un modo lectura que viene a ser el equivalente al modo noche que vemos en otros smartphones. En este modo, se filtra la luz para aliviar el cansancio visual. Puede ser activado manualmente o, si preferimos, programar la hora de inicio y final.

Por último, Xiaomi ha incorporado también la funcionalidad de encender la pantalla con un doble toque, algo que resulta bastante cómodo cuando tenemos el teléfono apoyado sobre la mesa, o al levantarlo. Sin embargo, no cuenta con Pantalla Siempre Activa (Always On Display).

Ir a página