Quitar este panel

Análisis a fondo y opinión del Pocophone F1

💻 ¡Ofertón! Windows 10 Pro por 8,64€ y Office 2019 Pro por 32,93€ en MMORC [ Cupones ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la página de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del Pocophone F1.

Si por algo se caracteriza Xiaomi es por fabricar smartphones con un precio muy ajustado para sus especificaciones técnicas. Por eso, cuando nos enteramos de que planeaba lanzar una nueva marca para competir con OnePlus con smartphones potentes a un precio menor, se nos abrieron los ojos como platos.

Con el nuevo Pocophone F1, Xiaomi ha conseguido romper los esquemas pre-establecidos sobre lo que cabe esperar de un smartphone de 329 euros en términos de especificaciones técnicas. El nuevo dispositivo llega con unos componentes que, hasta ahora, eran impensables en este segmento de precios.

El Pocophone F1 posee una pantalla IPS LCD de 6.2″ con resolución Full HD+, procesador Snapdragon 845, 6GB de RAM, 64 o 128GB de almacenamiento, cámara trasera 12MP+5MP, cámara frontal de 20MP y batería de 4.000 mAh.

Obviamente, Xiaomi ha tenido que recortar en algunos aspectos para llegar a este precio (y no nos referimos solo a la agencia de marketing que ideó el nombre). Como veremos a lo largo del análisis, ciertas ausencias explican cómo el Pocophone F1 llega con un precio tan atractivo.

Tras varias semanas probando el Pocophoone F1, a continuación, os traemos nuestro análisis en profundidad.

 

Índice de páginas

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Batería
  5. Software
  6. Multimedia
  7. Cámara
  8. Llamadas
  9. Precio
  10. Conclusiones


Diseño y construcción

El Pocophone F1 no pasará a la historia por un diseño llamativo o innovador ya que presenta un aspecto bastante sobrio. El frontal del teléfono es como tantos otros que hemos visto este año, con una gran pantalla alargada y una muesca en la zona superior.

Mientras que otros fabricantes han optado por muescas más estrechas que la del iPhone X, Xiaomi parece haber copiado el tamaño de la muesca de Apple.

El gran tamaño de la muesca se debe a que el Pocophone F1 incorpora tecnología para reconocimiento facial por infrarrojos pero, por alguna razón, todavía no está habilitada en ciertas regiones.

Si el aspecto de la muesca te disgusta, Xiaomi da la posibilidad de ocultar la muesca oscureciendo la franja horizontal a los lados de la misma, aunque el efecto no es tan bueno como en una pantalla OLED ya que los píxeles no se apagan por completo.

El marco inferior está presente (como en todos los smartphones Android) pero es bastante estrecho y no alberga ningún elemento.

La muesca y los marcos relativamente estrechos (los del OnePlus 6 son aún más finos) han permitido a Xiaomi ofrecer una pantalla de 6.2″ sin que resulte un teléfono exageradamente grande. Su aprovechamiento del frontal es bastante elevado, en torno a un 82% de ratio pantalla-a-cuerpo. 

El uso de un ratio de pantalla alargado, 19:9, hace que el Pocophone F1 no sea demasiado ancho y, por tanto, resulte manejable en la mano. Si en algún momento necesitas utilizar el teléfono con una sola mano, te alegrará saber que Xiaomi ha incorporado una función en la interfaz de usuario que reduce el tamaño de la pantalla a 3.5″, 4″ o 4.5″ y la mueve a un lado.

Otra funcionalidad relacionada con el tamaño de la pantalla es la posibilidad de mostrar una bola flotante en la pantalla que se puede utilizar para emular las pulsaciones sobre los botones de Volver, Inicio y Tareas recientes, así como para realizar una captura de pantalla o bloquear el teléfono.

El Pocophone F1 pose un diseño algo aburrido con un cuerpo de metal y plástico

 

Durante la introducción a este análisis comentábamos que Xiaomi ha tenido que recortar en algunos aspectos para lograr un precio tan reducido. El primero de los recortes viene en forma del material empleado para la cubierta trasera del terminal, que no es metal ni cristal sino policarbonato (o sea, plástico).

A primera vista, el acabado de la cubierta trasera podría pasar por metal pero basta con tocarlo y golpearlo con los dedos para notar al tacto que se trata de plástico – de buena calidad, pero plástico. Dado que no posee ninguna textura sino que es liso, resulta más bien soso en comparación con otros smartphones.

Otro punto en el que se ha recortado es en la protección del cristal, que es Gorilla Glass 3 cuando ya está en el mercado Gorilla Glass 6 que es mucho más resistente.

El Pocophone F1 está disponible en dos colores — Graphite Black y Steel Blue — siendo el primero el que hemos probado. Se trata de un color gris oscuro con acabado mate en el que las huellas dactilares no quedan apenas marcadas, por lo que no tendrás que dedicar tiempo a limpiarlo.

 

Dada la corta altura del marco inferior de la pantalla, Xiaomi ha situado el lector de huella dactilar en la parte de atrás, a una altura bastante cómoda que hace que el gesto de colocar el dedo encima resulte natural.

Lo que no nos convence tanto es la posición de la cámara dual, que está pegada al lector de huella y tiene una forma muy similar, por lo que no es extraño colocar el dedo encima de la cámara al desbloquear el teléfono. En este aspecto, nos hubiera gustado más que la cámara estuviera en una esquina.

La cámara trasera apenas sobresale de la superficie por lo que, a diferencia de otros smartphones, el teléfono no baila al pulsar sobre pantalla mientras está apoyado en una superficie horizontal.

A continuación vamos a revisar los laterales del teléfono para ver qué botones y conectores encontramos.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y, encima, los botones de volumen. Los botones presentan una buena sensación al tacto y un recorrido suficiente.

 

En el lateral izquierdo solamente encontramos la ranura para albergar dos tarjeta nano-SIM o, si preferimos, una tarjeta nano-SIM + microSD

 

La parte superior del teléfono cuenta con un micrófono y el conector de auriculares.

 

La parte inferior del teléfono posee un conector USB-C en el centro. Aunque pudiera parecer que hay altavoces a ambos lados, en realidad solo emite sonido el del lado derecho.

 

El agarre del teléfono es bueno ya que el marco lateral del teléfono está ligeramente redondeado y, por tanto, no se clava en la mano al sujetarlo con fuerza.

Como era de esperar, el Pocophone F1 no es resistente al agua, por lo que debemos tener precaución para que no se moje. Nos hubiera gustado ver este añadido en el teléfono pero, de nuevo, es otro de los recortes que ha tenido que hacer Xiaomi para conseguir este precio.


Pantalla

El Pocophone F1 posee una pantalla con una diagonal de 6,2″ y un ratio 18.7:9, como es habitual en smartphones que adoptan diseños con marcos estrechos y muesca.

La resolución del panel es Full HD+ (2246 x 1080 píxeles), lo que resulta en una elevada densidad de píxeles de 403 ppp. La pantalla es muy nítida y no serás capaz de distinguir los píxeles individuales indistinguibles a simple vista.

El panel del Pocophone F1 es de tipo IPS LCD, a diferencia de muchos smartphones de gama alta que incorporan paneles OLED. Los paneles OLED ofrecen mayor amplitud cromática, mayor contraste, mayor brillo con contenidos mixtos y menor consumo de energía. No obstante, dado el precio del Pocophone F1, parece un recorte razonable.

La matriz de sub-píxeles del Pocophone F1 es de tipo RGB, como es habitual en los paneles LCD. En las pantallas RGB, los sub-píxeles se organizan uno a continuación de otro en hileras rojo-verde-azul (RGB), como se puede apreciar en la siguiente imagen.

Matriz RGB del panel LCD del Pocophone F1

 

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

La fidelidad de los colores es razonablemente buena ya que el error medio (Delta E) es 4.4 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 dE se considera inaceptable). El error máximo de fidelidad se da con un valor de 9.5 dE, que es algo elevado y se produce en los tonos blancos y grises.

En este modo, el smartphone cubre prácticamente el 100% del espacio de color sRGB y queda a un 84% del espacio de color más amplio, DCI-P3, utilizado habitualmente en la industria cinematográfica. Algunos smartphones de gama alta cubren el 100% de este gamut, pero no es habitual en un dispositivo de este rango de precios.

El color blanco presenta una temperatura de color de 8.375ºK, lo que indica que la pantalla posee un tinte azulado. El teléfono permite ajustar la temperatura de color y, en el modo cálido, la temperatura desciende hasta 7.578ºK, que sigue estando bastante por encima del valor de referencia de 6.500ºK.

 

El brillo máximo del Pocophone F1 se encuentra alrededor de 443 nits con el brillo al máximo, tanto en modo manual como en automático. A diferencia de otros smartphones, el Pocophone F1 no tiene un modo de potenciación de brillo que eleve temporalmente el brillo por encima del máximo bajo una luz intensa.

Este valor de brillo es bajo incluso para un teléfono de gama media, como se puede apreciar en la siguiente gráfica comparativa. Esto significa que, en condiciones de mucha luz, por ejemplo bajo el sol, podemos tener algunas dificultades para leer la pantalla con claridad.

 

El color negro es relativamente profundo (0,3 nits) y el contraste ofrece un valor no muy alto, alrededor de 1.476:1. 

Los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo, aunque el nivel de brillo disminuye al girar el teléfono y ver la pantalla desde un lado.

Xiaomi ha incorporado un modo lectura que viene a ser el equivalente al modo noche que vemos en otros smartphones. En este modo, se filtra la luz para aliviar el cansancio visual. Puede ser activado manualmente o, si preferimos, programar la hora de inicio y final.

Por último, Xiaomi ha incorporado también la funcionalidad de encender la pantalla con un doble toque, algo que resulta bastante cómodo cuando tenemos el teléfono apoyado sobre la mesa, o al levantarlo. Sin embargo, no cuenta con Pantalla Siempre Activa (Always On Display).

Hardware

El Pocophone F1 llega con el último y más potente procesador de Qualcomm, Snapdragon 845, que consta de cuatro núcleos Kryo 385 a 2.7 GHz y cuatro núcleos Kryo 385 a 1.7GHz, así como una GPU Adreno 630.

Este procesador ha sido fabricado en un proceso de 10nm muy eficiente en cuanto a consumo de energía, aunque Apple y Huawei ya han anunciado los primeros chips de 7nm.

Junto al procesador encontramos 6 GB de RAM, que son más que suficientes para poder tener varias aplicaciones abiertas a la vez. Es cierto que hay en el mercado algunos pocos smartphones con 8GB de RAM — como algunas variantes del OnePlus 6 o del Samsung Galaxy Note9 — pero en mi opinión es más una cuestión de marketing que una mejora real para los usuarios.

Para ofrecer un buen rendimiento, Xiaomi ha incorporado un sistema de refrigeración líquida que permite mantener al procesador a una temperatura baja, lo que ayuda a mantener la estabilidad y una alta frecuencia de rendimiento.

El rendimiento del Pocophone F1 es excelente

 

A continuación vamos a ver los resultados del teléfono en diversos benchmarks. Aunque por precio deberíamos incluir el Pocophone F1 en la categoría de gama media, hemos decidido compararlo con smartphones de gama alta ya que sus resultados encajan mejor en esta categoría.

En el benchmark AnTuTu v7, ha dado un resultado de 265.793 puntos, una puntuación espectacular en comparación con otros smartphones de gama alta.

 

En el benchmark Geekbench de CPU, ha dado un resultado de 1.945/7.859 puntos, una puntuación muy alta, a la par de a otros smartphones de gama alta.

 

En los tests de velocidad de lectura y escritura de datos en la memoria interna con Androbench, el teléfono obtiene unos resultados buenos.

 

En el test de rendimiento general PCMark, ha obtenido una puntuación de 8.242 puntos, un valor muy alto frente a otros terminales de gama alta.

 

Los resultados obtenidos en los benchmarks ponen en evidencia que nos encontramos ante uno de los smartphones más potentes del momento, como ya imaginábamos dado que cuenta con un procesador muy potente y una buena cantidad de memoria RAM.

Dejando a un lado los resultados de los benchmarks, el Pocophone F1 se mueve con  gran fluidez. La interfaz se mueve rápidamente, las aplicaciones cargan en poco tiempo y no he experimentado ningún problema de rendimiento al utilizar apps habituales con Facebook, WhatsApp, Telegram, Instagram o Twitter, por citar algunas.

El rendimiento gráfico del Pocophone F1 es también espectacular

 

En cuanto a la potencia gráfica, la GPU Adreno 630 ofrece un 30 por ciento más de rendimiento 3D y un 30 por ciento menos de consumo que la GPU Adreno 540 del Snapdragon 835, por lo que cabe esperar un rendimiento excelente.

A la hora de analizar la potencia gráfica, comenzamos con la prueba SlingShot de 3DMark, donde el teléfono ha obtenido unos resultados buenos pero por debajo de otros smartphones con el mismo procesador.

 

En el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados muy buenos, como se puede apreciar en la gráfica.

 

En las pruebas de rendimiento gráfico, el Pocophone F1 ha conseguido unos resultados muy buenos gracias a que cuenta con la impresionante potencia de la GPU Adreno 630 del Snapdragon 845.

Para comprobar el rendimiento gráfico en el día a día, hemos probado tres juegos 3D exigentes — Asphalt Xtreme, Dead Effect 2 y PUBG — y, en todos ellos, la experiencia con el Pocophoe F1 ha sido excelente.

Gracias al software GameBench, hemos podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos y el resultado ha sido muy bueno. En los tres juegos obtenemos tasas estables de casi 30 o 60 fps, sin apenas pérdidas de frames. Por defecto, PUBG se configura en modo gráfico de alta calidad, lo que ya es una muestra de la potencia del terminal.

JuegoFPS medioEstabilidad FPSMin. FPSMax. FPS%CPU
Asphalt Xtreme29100%29316%
Dead Effect 259100%50607%
PUBG29100%22318%

 

Los teléfonos de gama alta tienden a calentarse al ser utilizados para tareas que requieren una elevada carga de CPU/GPU como juegos 3D. En el caso del Pocophone F1, hemos medido temperaturas máximas en la superficie del teléfono de unos 39ºC, por lo que se nota caliente en la mano.

El Pophone F1 llega con 64 o 128 GB de almacenamiento interno, que podemos ampliar mediante micro-SD a costa de perder la segunda tarjeta SIM.

Lamentablemente Xiaomi ha desactivado la funcionalidad Adoptable Storage de Android, por lo que no podemos formatearlo como una extensión del almacenamiento interno (a decir verdad, solo unos pocos fabricantes lo permiten, por ejemplo Motorola o HTC).

En los Ajustes encontramos una opción llamada Limpiador que sugiere elementos que se pueden borrar en cinco categorías — archivos en caché, archivos obsoletos, paquetes, residuales y memoria — para liberar espacio interno.

También encontramos otro ajuste para seleccionar dónde queremos que se guarden por defecto los contenidos de la cámara , temas, copias de seguridad, galería y música. Para cada uno de estos elementos podemos escoger el almacenamiento interno o tarjeta SD.

En el aspecto de conectividad, el Pocophone F1 es compatible con WiFi 802.11 b/g/n/ac a 2.4 GHz y 5 GHz, Bluetooth 5.0 y 4G/LTE.

Xiaomi también ha incluido radio FM, algo que muchos usuarios agradecerán ya que cada vez menos fabricantes lo incorporan.

No hay emisor de infrarrojos y, lo que es peor, no cuenta con NFC, por lo que no es posible realizar pagos con el móvil ni utilizas otras apps basadas en NFC.

Como hemos comentado en el apartado de Diseño, el Pocophone F1 ofrece la posibilidad de insertar dos tarjetas nano-SIM a costa de perder la ranura para tarjeta micro-SD.

El Pocophone F1 incorpora un módem LTE Cat. 16 con velocidad de descarga hasta 1 Gbps.

En las pruebas que hemos realizado la velocidad de red tanto por Wi-Fi como por 4G fueron satisfactorias.

En la prueba de WiFi, el Pocophone F1 ha alcanzado los 306 Mbps de bajada y 86 Mbps con un router Google WiFi y una conexión a Internet de fibra óptica de 300 Mbps. En la prueba de 4G, se alcanzaron los 34 Mbps de bajada y 4 Mbps de subida con una conexión de Movistar.

El Pocophone F1 llega con un lector de huella en la parte de atrás, que no falla prácticamente nunca y desbloquea el teléfono con gran rapidez — nada más colocar el dedo se desbloquea, sin mostrar siquiera una animación.

El uso de la huella no solamente permite desbloquear el dispositivo sino que también facilita proteger aplicaciones y el acceso al segundo espacio privado.

El lector de huella del Pocophone F1 está situado en la parte de atrás

 

Como hemos comentado anteriormente, Xiaomi ha incluido un sistema de reconocimiento facial 3D que, por el momento, no está activo. Posiblemente será activado mediante una futura actualización de software aunque, si no quieres esperar, hemos oído que puedes tenerlo si eliges otra región (por ejemplo, India) durante la configuración.

Batería

La batería del Pocophone F1 posee una capacidad de 4.000 mAh, una cantidad que es bastante generosa para un smartphone con este tamaño de pantalla.

 

En la prueba de autonomía de PCMark 2.0, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un resultado de 10 horas y 31 minutos. Este resultado es espectacular, como podemos ver en la siguiente gráfica.

 

En el día a día, la autonomía del Pocophone F1 es excelente, como cabía esperar gracias a su gran batería y a la eficiencia del procesador Snapdragon 845. No tendrás problemas para llegar al final del día con una cantidad suficiente de batería restante.

Para reducir el consumo de batería, Xiaomi incorpora una funcionalidad llamada Modo no interactivo que, cuando detecta que no estás usando tu dispositivo, no enciende la pantalla para las notificaciones y apaga la luz del LED, el sensor de huellas digitales y los controles táctiles.

Xiaomi también ha incluido una utilidad que identifica problemas que pueden afectar a la duración de la batería. Analiza aspectos como aplicaciones con uso excesivo de batería, GPS, brillo de la pantalla, aplicaciones que se abren automáticamente, etc.

Por último, también tenemos el tradicional modo de ahorro de batería que monitoriza procesos en segundo plano y desactiva la sincronización. Es posible programar el cambio de modo a ciertas horas, aunque veríamos más lógico programar su activación al llegar a ciertos porcentajes de baterías.

 

El Pocophone F1 cuenta con el sistema de carga rápida Quick Charge 3.0 que permite cargar el teléfono rápidamente.

En nuestras pruebas, el proceso de carga completo ha tardado un total de 1 horas y 55 minutos. La carga es mucho más rápida hasta el 80 por ciento, que se alcanza en una hora, y después se ralentiza hasta completar el 20 por ciento restante.

El 50 por ciento de carga se alcanza en unos 37 minutos, una marca que no está mal teniendo en cuenta la gran capacidad de la batería.

 

Lamentablemente el Pocophone F1 no cuenta con carga inalámbrica, una funcionalidad que cada vez está más presente en smartphones de gama alta pero que no tiene cabida en un smartphone de este rango de precios.


Software

El Pocophone F1 corre Android 8.1.0 Oreo y, por encima del sistema operativo, Xiaomi incorpora incorporado su propia capa de personalización MIUI 9.6.

A diferencia de otros smarthones de Xiaomi, el Pocophone F1 llega con su propio launcher POCO Launcher que, en mi opinión, ofrece un aspecto bastante moderno.

Los iconos de las apps de Xiaomi son simples pero coloridos, como se puede apreciar en la imagen adjunta.

Si no te gustan estos iconos, puedes descargar nuevos packs de iconos de Play Store, aunque la mayoría tienen coste. También puedes optar por otro tema ya que vienen tres pre-instalados en el teléfono.

El launcher del Pocophone F1 cuenta con un cajón de aplicaciones, al que se accede arrastrando la pantalla hacia arriba.

En el cajón se muestran todas las aplicaciones instaladas en el dispositivo, ordenadas según el orden original o, si preferimos, por orden alfabético.

Como curiosidad, la parte superior del cajón permite filtrar las apps por categorías: Comunicación, Entretenimiento, Herramientas, Compras, Juegos, Personalización, Fotografía y Estilo de Vida. Ahora bien, no siempre acierta ya que, por ejemplo, Asphalt 9 no aparece en la categoría Juegos.

También podemos hacer que los iconos se agrupen por color para encontrar las apps más rápido, aunque en mis pruebas esta agrupación no ha funcionado demasiado bien.

Si hacemos el gesto de pinza hacia dentro con los dedos accedemos a tres opciones en la parte inferior: fondo de pantalla, widgets y ajustes.

 

En la parte superior del área de notificaciones vemos cuatro accesos rápidos que pueden expandirse a muchos más si arrastramos hacia abajo, así como el control de brillo. Echo de menos un botón para alternar entre control de brillo manual y automático.

Debajo están las notificaciones, que pueden ser descartadas si las arrastramos hacia la derecha o izquierda. Para expandir aquellas con información adicional, como las de Gmail, debemos utilizar los dos dedos.

Por alguna extraña razón, Xiaomi ha decidido que no se muestren en la zona superior de la pantalla los iconos de las apps que han mostrado una notificación. Esto resulta bastante molesto ya que es fácil que una notificación nos pase desapercibida.

La pantalla de bloqueo muestra la hora y ofrece un acceso rápido a la cámara arrastrando la pantalla desde la esquina inferior derecha hacia arriba.

Estando la pantalla apagada, también podemos pulsar el botón de Bajar volumen dos veces para abrir la cámara.

Otra opción interesante es el Modo Bolsillo, que bloquea el táctil de la pantalla al llevar el teléfono en un bolsillo.

Estando la pantalla apagada, tenemos la opción de habilitar el encendido con un doble toque en la pantalla. Esta funcionalidad es muy útil cuando el teléfono está apoyado sobre una mesa.

En el escritorio del teléfono, una pulsación simple sobre el botón de Tareas muestra las aplicaciones abiertas y podemos proteger una app para que no sea cerrada arrastrándola hacia abajo hasta que aparece el símbolo del candado.

Desde la pantalla de Tareas también podemos activar el modo de pantalla dividida, que permite mostrar dos apps a la vez dividiendo la pantalla en dos zonas. MIUI permite incluso ajustar la altura de cada zona de la pantalla.

Xiaomi ofrece su propio servicio de sincronización de contenidos en la nube llamado Mi Cloud. Cada cuenta obtiene 5GB de almacenamiento gratuito para realizar una copia de seguridad de los contactos, mensajes, calendario, notas, historial de llamadas, ajustes de Wi-Fi, grabadora, galería y datos del navegador.

Además, si te das de alta en Mi Cloud, puedes activar la funcionalidad de Encuentra tu dispositivo y la Copia de seguridad, que incluye las aplicaciones, la pantalla de inicio, los fondos de pantalla, y los ajustes del sistema como hora, alarma, reloj, notificaciones y otros.

Si la cantidad de almacenamiento en la nube es insuficiente, puedes adquirir paquetes adicionales de 20GB, 100GB y 1024GB durante 3, 6 y 12 meses. El único problema que hemos encontrado es que, al tratar de finalizar la compra, aparecen mensajes en chino.

Los usuarios Premium cuentan además con algunas funcionalidades adicionales como una Papelera en Mi Cloud que mantiene los elementos y contactos borrados durante 60 días, reconocimiento facial en fotografías más rápido y copia de seguridad del teléfono diaria.

La capa de personalización MIUI incorpora un modo No Molestar que permite silenciar cualquier interrupción. Es posible establecer a qué días y a qué horas se debe activar este modo automáticamente.

El modo No Molestar permite añadir excepciones que se saltarán las restricciones de este modo. Estas interrupciones pueden ser llamadas y mensajes de determinados contactos o aquellas que ocurran dos veces seguidas en un plazo de 15 minutos.

 

Una opción interesante de MIUI es Segundo espacio, que permite crear un espacio separado en el teléfono, protegido por contraseña o huella dactilar, donde podemos almacenar contactos, imágenes, archivos y aplicaciones que no son accesibles desde el espacio principal. Además, en función de qué dedo coloquemos en el lector de huella estando la pantalla bloqueada, accedemos a uno u otro espacio automáticamente.

En caso de que solo quieras proteger el acceso a una aplicación, te alegrará saber que es posible restringir el acceso de cualquier aplicación mediante huella dactilar o patrón.

También me ha gustado la funcionalidad de aplicaciones duales, que permite clonar una aplicación y crear una segunda instancia. Esto puede resultar útil para apps que no permiten configurar múltiples cuentas como WhatsApp o Facebook.

 

Xiaomi ofrece algunos accesos rápidos mediante gestos y pulsaciones de botones. Por ejemplo, es posible realizar una captura de pantalla deslizando hacia abajo 3 dedos o encender la linterna manteniendo pulsada la tecla Menú en la pantalla de bloqueo. Es posible configurar muchos más para abrir la cámara, iniciar Google Assistant, cerrar la app actual, etc.

Si eres aficionado a jugar, Xiaomi ofrece la funcionalidad Acelerador de velocidad en juegos que aumenta la velocidad de red priorizando el tráfico del juego e incluso restringiendo la sincronización en segundo plano, borra la cache de otras aplicaciones y evita molestias activando el modo no molestar, contestando llamadas en manos libres, desactivando pulsaciones de botones o manteniendo fijo el brillo de pantalla.

Otra funcionalidad interesante es la posibilidad de restringir el uso de datos móviles o WiFi a ciertas aplicaciones, así como el consumo de datos en segundo plano. De esta forma podemos hacer que, por ejemplo, Facebook no utilice datos móviles o que solo se actualice al abrir la app.

Por último, Xiaomi ha incluido algunas apps propias, entre las que cabe destacar dos. La primera es Mi Drop, que permite enviar y recibir ficheros a otros smartphones cercanos que cuenten con esta aplicación.

La segunda app interesante es Seguridad, que permite eliminar archivos temporales para recuperar espacio, escanear el teléfono en busca de riesgos y troyanos, aumentar la velocidad cerrando apps activas y optimizar la autonomía de la batería.

Multimedia

El Pocophone F1 incorpora sonido estéreo gracias a un altavoz situado en el auricular del oído y otra altavoz apuntando hacia abajo, junto al conector USB, que resulta bastante fácil de tapar con la mano cuando utilizamos el teléfono en horizontal.

Centrándonos en la calidad del sonido, el Pocophone F1 ofrece una experiencia auditiva correcta a la hora de reproducir música, ver vídeos o jugar.

Echamos de menos una mayor riqueza de tonos en los altavoces y, aunque el volumen máximo es bastante alto, se nota cierta distorsión cuando el volumen está al máximo.

Si acostumbras a escuchar música con auriculares, la experiencia auditiva es bastante mejor.

Xiaomi incorpora un ecualizador de sonido y una funcionalidad interesante llamada Mi Sound Enhancer que optimiza el sonido al emplear auriculares.

Mi Sound Enhancer ha sido desarrollado por una compañía llamada Diract y mejora la calidad del sonido en función del tipo de auriculares que estemos utilizando.

En la práctica, el sonido se escucha bastante bien con auriculares, aunque mi oído poco entrenado no aprecia una mejora sustancial con respecto a otros smartphones de gama alta.

 

El Pocophone F1 incorpora su propio software de reproducción de música con una interfaz simple y minimalista que permite visualizar las canciones por título, álbum, artista y carpeta.

La portada en sí misma se muestra en la mitad superior, y la mitad inferior adapta su color al de la portada del disco que está sonando. En caso de que el fichero de música incorpore la letra de la canción, esta también aparece en el reproductor. La app permite crear listas de reproducción, marcar canciones como favoritas y establecer un temporizador.

El reproductor de música no es capaz de descargar carátulas automáticamente desde Internet y no es posible reproducir la música almacenada en otros dispositivos de la misma red.

 

La aplicación Galería se utiliza para visualizar y reproducir las fotos y vídeos almacenados en el teléfono. La app ofrece una pestaña llamada Álbumes en la que las fotografías se organizan en diversos grupos.

La aplicación también permite editar las imágenes mediante diversas funcionalidades integradas, así como creación de collages de hasta cuatro fotografías.

 

Xiaomi ha incluido una app específica para reproducción de vídeo, y el teléfono es capaz de reproducir con suavidad ficheros compatibles gracias a su potente procesador.

Hemos reproducido algunos vídeos 1080p y 4K codificados con H.264 y con el codec más moderno HEVC, y todos ellos se han reproducido sin problemas.

También hemos podido disfrutar de películas de servicios de streaming como Netflix o Amazon Prime Video aunque conviene saber que el Pocophone F1 solo cuenta con la biblioteca Widevine L3, por lo que no es posible ver contenidos de estos servicios de streaming en HD sino que se queda en SD (960 x 540 píxeles).


Cámara de fotos

El Pocophone F1 llega con una doble cámara trasera: la cámara principal cuenta con un sensor con resolución de 12MP (píxeles de 1,4 μm) y apertura f/1.9, mientras que la cámara secundaria posee un sensor con resolución de 5 MP (píxeles de 1,12 μm) y apertura f/2.1

La cámara incluye enfoque por píxel dual, pero las lentes carecen de estabilización óptica.

El teléfono incorpora un modo Retrato que difumina las zonas de la fotografía en segundo plano, pero no ofrece efectos avanzados de iluminación. A diferencia de otros smartphones, cuando se elige el modo Retrato solo se guarda la imagen modificada, pero no la original. Tampoco es posible alterar el grado de desenfoque al tomar la captura o a posteriori.

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de fotografías tomadas en modo Retrato con el Pocophone F1. En general, el resultado es bastante bueno, aunque como es habitual las zonas delicadas como el pelo dan algunos problemas.

Ejemos de fotografías en modo Retrato con el Pocophone F1

 

El Pocophone F1 presume de utilizar algoritmos basados en Inteligencia Artificial (IA) para reconocimiento en tiempo real de hasta 25 categorías de objetos y 206 tipos de escenas, y adaptar automáticamente la exposición, la saturación y otros ajustes.

La app de Cámara muestra un icono con la escena detectada y, si no nos gusta el resultado, podemos desactivarlo con solo pulsar sobre el botón IA. Lamentablemente, no es posible desactivarlo a posteriori, desde la Galería de imágenes.

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de fotografías tomadas con el modo normal y con el modo IA. En general, los colores al tomar las fotografías con el modo IA activado se ven más saturados, aunque el efecto no es demasiado exagerado.

 

Como en toda la interfaz, Xiaomi ha optado por un diseño minimalista de la aplicación de Cámara. A la izquierda tenemos controles para acceder a los Ajustes, activar los filtros de color, activar el modo de IA, activar HDR y ajustar el flash.

A la derecha, encontramos los botones para realizar un disparo y conmutar la cámara frontal/trasera, y una vista de a última fotografía tomada. También tenemos los accesos a los modos de disparo Vídeo corto, Vídeo, Foto, Retrato, Cuadrado, Panorámica y Manual.

En el modo Manual podemos escoger el balance de blancos, apertura, velocidad de disparo y sensibilidad ISO.

La cámara dual del Pocophone F1 incorpora funcionalidades de Inteligencia Artificial

 

En cuanto a la velocidad de la cámara, el arranque de la aplicación Cámara es casi instantáneo y el enfoque resulta ser bastante rápido y preciso.

En condiciones de buena luz, la cámara del Pocophone F1 toma buenas capturas con un colorido fiel a la realidad, un amplio rango dinámico y una nitidez elevada, como podemos apreciar en estas imágenes.

Fotografías en condiciones de buena luz

 

Cuando la luz escasea, la calidad de la imagen se resiente debido a la ausencia de estabilización óptica y a una apertura no excesivamente amplia.

No obstante, las imágenes ofrecen una calidad bastante aceptable, como se puede apreciar en las siguientes capturas. El colorido captado por la cámara es vivo y el rango dinámico es amplio, sin zonas excesivamente oscuras o quemadas.

Fotografías en condiciones de escasa luz

 

A continuación vamos a comparar la cámara del Pocophone F1 con otro smartphone del mismo precio, Honor Play (16MP), así como con otro de gama alta, el Samsung Galaxy Note9 (12MP).

En la comparativa a plena luz del día, podemos apreciar que el Honor Play ofrece una imagen más nítida debido a que el sensor tiene una resolución mayor, pero algunas zonas de la imagen están quemadas. El Samsung Galaxy Note9 también parece ofrecer una imagen algo más nítida pero, de nuevo, la exposición del Pocophone F1 es más acertada.

Comparativa de fotografías en condiciones de buena luz

 

A continuación puedes encontrar las fotografías originales por si quieres compararlas por ti mismo.

 

Cuando la luz escasea, la cámara del Pocophone F1 ofrece un mejor resultado que la del Honor Play, y no queda lejos de lo que conseguimos con la cámara del Galaxy Note9. Mientras que el Pocophone F1 opta por mantener más detalle a costa de un mayor ruido, el Galaxy Note9 pierde detalle pero ofrece una imagen más limpia.

El colorido de la imagen del Pocophone F1 es poco realista ya que se ve muy anaranjada en comparación con las otras dos capturas.

Comparativa de fotografías en condiciones de escasa luz

 

A continuación puedes encontrar las fotografías originales por si quieres compararlas por ti mismo.

 

En cuanto a la grabación de vídeo de la cámara trasera, el Pocophone F1 puede grabar vídeo a 1080p y 4K a 30 fps con estabilización electrónica. Sin embargo, la cámara no es capaz de grabar vídeo a 60 fps.

Un aspecto interesante es que es posible seleccionar si queremos guardar los vídeos en el formato tradicional H.264 o en el formato más moderno H.265, que reduce el tamaño de los vídeos sin disminuir calidad pero no es tan compatible .

Los vídeos tienen una calidad bastante buena, como se puede apreciar en el siguiente vídeo capturado por el teléfono en condiciones de poca iluminación.

Vídeo grabado con el Pocophone F1 por la noche a [email protected]

 

La cámara frontal es de 20MP y cuenta con Inteligencia Artificial para detectar 10 escenas diferentes. La cámara frontal permite capturar instantáneas en modo Retrato, desenfocando el fondo por software.

Como muchos otros teléfonos, ofrece modos de belleza para mejorar nuestro aspecto en los selfies y también es capaz de alterar facciones como la forma de la cara, el tamaño de los ojos o el tono de la piel.

La calidad de la imagen es bastante buena, como podemos apreciar en estos selfies.

Selfies tomados con la cámara frontal del Pocophone F1

 

A continuación podemos ver un selfie tomado con el modo Retrato, donde podemos apreciar que el Pocophone F1 ha hecho un buen trabajo a la hora de separar los planos y desenfocar el fondo.

Fotografía tomada en modo Retrato con la cámara frontal del Pocophone F1

 

Aquí os dejamos con una galería de fotografías tomadas con el Pocophone F1 en tamaño original para que podáis apreciar la calidad de las imágenes en una gran variedad de situaciones.


Llamadas de voz

En las pruebas que he realizado la calidad de la voz es correcta y he podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

Precio y competidores

El Pocophone F1 se comercializa por 329 € (6GB/64GB), un precio muy atractivo teniendo en cuenta sus especificaciones técnicas.

Por el mismo precio tenemos el Honor Play (EUR 329), que cuenta con una gran pantalla pantalla LCD de 6.3″ con resolución Full HD+, procesador Kirin 970, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento, cámara trasera de 16MP+2MP, cámara frontal de 16MP y batería de 3.750 mAh.

Uno de los smartphones al que el Pocophone F1 trata de robar protagonismo es el OnePlus 6 (EUR 519), que cuenta con una pantalla AMOLED de 6.3″ con resolución Full HD+, procesador Snapdragon 845, 6/8GB de RAM, 64/128/256GB de almacenamiento, cámara trasera de 16MP+20MP, cámara frontal de 16MP y batería de 3.300 mAh.

Pocophone F1 (izquierda) y Honor Play (derecha)


Conclusiones

Xiaomi siempre se ha caracterizado por lanzar smartphones con una excelente relación calidad-precio y, con el Pocophone F1, la compañía ha roto moldes al lanzar un dispositivo con Snapdragon 845 y 6GB de RAM por poco más de 300 euros.

Xiaomi ha tenido que hacer algunos recortes para llegar a este precio y, por tanto, el Pocophone F1 no puede competir con smartphones estrella de otros fabricantes en ciertos aspectos. No obstante, los recortes que ha hecho Xiaomi son bastante lógicos y no ensombrecen el resultado final.

Comenzando por su construcción, el Pocophone F1 llega con una cubierta trasera de policarbonato (o sea, plástico) que, aunque es de buena calidad, no resulta tan atractiva ni ofrece una sensación al tacto tan agradable como el acabado en metal o cristal de otros smartphones.

El frontal posee un aspecto similar a otros smartphones de 2018, con una gran pantalla 19:9 con esquinas redondeadas y una muesca en la zona superior. Si no te gusta la muesca, siempre puedes ocultarla por software, aunque no se disimula tan bien como en pantallas OLED.

El cristal está protegido con Gorilla Glass 3, una generación bastante antigua teniendo en cuenta que desde hace meses está en el mercado Gorilla Glass 6.

Los marcos que rodean la pantalla son bastante estrechos (aunque no tanto como los del OnePlus 6, por ejemplo), por lo que el lector de huella se ha desplazado a la parte de atrás. El lector está en una posición cómoda de alcanzar con el dedo pero demasiado próxima a la doble cámara trasera.

Xiaomi ha dotado al Pocophone F1 de un sistema de reconocimiento facial por infrarrojos pero, por alguna razón, todavía no está activo en algunas regiones y, por tanto, estamos obligados al uso del lector de huella hasta que una futura actualización de software lo active.

Como era de esperar, Xiaomi no ha dotado al Pocophone F1 de protección frente al agua — de nuevo, otro punto que lo separa de muchos otros smartphones de gama alta.

La pantalla de 6.2″ es de tipo LCD IPS y cuenta con una resolución 1080p, suficiente para ofrecer una buena nitidez. La fidelidad de color es buena pero no ofrece un gamut de color tan amplio ni un contraste tan elevado como otros smartphones con pantalla OLED.

El brillo máximo de la pantalla resulta más bien bajo frente a otros smartphones, por lo que puedes tener alguna dificultad para ver la pantalla bajo la luz del sol. Los colores no se alteran al girar la pantalla pero el brillo se reduce ligeramente.

Echamos de menos algunas funcionalidades como la Pantalla Siempre Activa para mostrar notificaciones permanentemente. Sin embargo, sí que podemos hacer que se encienda la pantalla al tocar dos veces sobre la misma o al levantar el teléfono.

 

El procesador Snapdragon 845 que incorpora el Pocophone F1 es el más potente que encontrarás hoy en un smartphone Android, por lo que nos encontramos ante una bestia que no tiene nada que envidiar en rendimiento a otros smartphones de gama alta.

El Pocophone F1 responde con rapidez a todas nuestras órdenes y, en el uso diario, no hemos experimentado ningún parón ni signo de lentitud que deba preocuparnos. Sus 6GB de RAM ayudan a mantener un gran número de apps en memoria y poder disfrutar de una buena multi-tarea.

A la hora de disfrutar de juegos, el Pocophone F1 no decepciona ya que es capaz de mover títulos exigentes como Asphalt 9, Dead Effect 2 o PUBG con tasas de FPS elevadas y estables. A esto ayuda la presencia de un sistema de refrigeración líquida que evita que el procesador se caliente en exceso.

Además, Xiaomi incorpora una herramienta llamada Acelerador de velocidad en juegos que prioriza el tráfico de red del juego, borra la cache de otras apps y evita molestias durante las partidas.

En cuanto al sonido, el Pocophone F1 cuenta con altavoces estéreo, uno en el auricular del oído y otro junto al conector USB Tipo-C. Esta segunda posición tiene el inconveniente de que resulta fácil taparlo al sujetarlo en horizontal para jugar.

El sonido es potente pero distorsiona a volúmenes elevados, por lo que resulta más recomendable utilizar auriculares — por suerte, el conector de 3.5mm está presente.

Xiaomi incluye un ecualizador de sonido y la funcionalidad llamada Mi Sound Enhancer que optimiza la calidad del sonido en función del tipo de auriculares utilizados.

El Pocophone F1 llega con 64 o 128 GB de almacenamiento interno de tipo UFS 2.1, que podemos ampliar con una tarjeta micro-SD si no nos importa renunciar a la segunda tarjeta SIM. Lamentablemente no podremos formatearla como almacenamiento interno dado que no soporta Adoptable Storage.

En el aspecto de conectividad, el Pocophone F1 va bien servido con WiFi 802.11ac, LTE Cat. 18 y radio FM, pero lamentablemente no cuenta con NFC.

El Pocophone F1 cuenta con una batería de 4.000 mAh , que ofrece una excelente autonomía en comparación con otros smartphones. Además, incorpora carga rápida QuickCharge 3.0 que nos permite alcanzar el 50% en los primeros 37 minutos.

En el apartado fotográfico, el Pocophone F1 llega con una cámara trasera dual, que cuenta con un sensor de 12MP f/1.9 y otro sensor de 5MP f/2.0.

La combinación de las dos lentes permite tomar fotografías en modo Retrato con un desenfoque del fondo bastante conseguido, aunque carece de efectos de iluminación, no permite editar el grado de desenfoque y no guarda la fotografía original.

Algunas fotografías tomadas con el Pocophone F1 (galería completa en el apartado de Cámara)

 

Xiaomi ha dotado a la cámara de capacidades de inteligencia artificial para reconocer más de 200 escenas diferentes. Las fotografías tomadas con el modo de IA pecan de unos colores algo sobre-saturados, aunque el resultado no es tan exagerado como en otros smartphones. Lamentablemente no se guarda la fotografía original.

En condiciones de buena luz, la calidad de imagen es buena y las capturas ofrecen una excelente nitidez y un amplio rango dinámico. Cuando la luz escasea, las fotografías presentan un nivel de ruido aceptable, significativamente mejor que el que encontramos en otros smartphones del mismo rango de precios.

A la hora de grabar vídeo, echamos de menos la posibilidad de grabar vídeo a 60 FPS pero, obviando este detalle, la calidad es bastante buena incluso en condiciones de poca iluminación.

La cámara frontal de 20MP ofrece selfies con buena nitidez y, además, permite tomar fotografías en modo Retrato desenfocando el fondo de la imagen por software.

 

Centrándonos en el software, Xiaomi ha incorporado la capa de personalización MIUI 9.6 que hemos visto en otros smartphones junto con un nuevo launcher llamado POCO Launcher. Este launcher presenta un aspecto bastante moderno y, sorprendentemente, trae el cajón de aplicaciones activo por defecto.

Sorprendentemente, las notificaciones no muestran el icono de la app en la zona superior de la pantalla, por lo que es fácil que nos perdamos algunas notificaciones. Es posible que Xiaomi haya decidido hacerlo así debido al escaso espacio que queda a la izquierda de la muesca, pero no deja de ser un incordio.

MIUI añade un gran número de funcionalidades interesantes que complementan a Android como el almacenamiento en la nube Mi Cloud, manejo con una sola mano, segundo espacio, restricción del acceso a una app, clonado de apps, limpieza de espacio, control por gestos, acelerador de velocidad en juegos, envío de ficheros con Mi Drop, etc.

En conclusión, el Pocophone F1 es una excelente compra si andas detrás de un smartphone potente y con una gran autonomía pero no quieres gastarte demasiado dinero. Ahora bien, debes ser consciente de sus limitaciones para no llevarte una sorpresa.

Lo mejor:

  • Fluidez en el uso del teléfono y juegos 3D gracias a un hardware muy potente
  • Cámara trasera dual con buena calidad de imagen y funcionalidades avanzas de detección de escena por IA y modo Retrato
  • Cámara frontal con elevada resolución y modo Retrato por software
  • Lector de huella dactilar muy rápido y fiable, situado en una posición natural
  • Almacenamiento ampliable mediante tarjeta micro-SD (a costa de perder la segunda ranura SIM de la funcionalidad Dual SIM)
  • Gran número de funcionalidades software, algunas de ellas bastante útiles como la clonación de apps, el segundo espacio, la protección de apps, etc.
  • Increíble autonomía de la batería y carga rápida QuickCharge 3.0
  • Sonido estéreo, conector de auriculares de 3.5mm y radio FM
  • Precio muy atractivo

Lo peor:
  • Diseño más bien soso, con una gran muesca en la plástico, plástico en la cubierta trasera y cristal protegido por Gorilla Glass 3 de 2013
  • Pantalla con brillo máximo limitado y tinte azulado. Ausencia de Pantalla Siempre Activa (AoD).
  • Los modos IA y Retrato de la Cámara no guardan la fotografía original, por lo que te arriesgas a un mal resultado. Grabación de vídeo solo a 30 FPS (sin modo [email protected] ni [email protected])
  • Los iconos de las apps con notificaciones pendientes de leer no se muestran en la zona superior de la pantalla
  • Ausencia de reconocimiento facial avanzado (al menos hasta que el teléfono reciba la actualización de software que lo active)
  • Sin conectividad NFC

Galería de fotografías del Pocophone F1

Si te ha gustado el análisis, comparte el artículo en tus redes sociales. También puedes pulsar este botón:

💿 ¡Oferta Verano! Windows 10 Enterprise por solo 19€ y más ofertas [ Ver cupón ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
100%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

    Deja un comentario