fbpx


💰 Oferta Xiaomi Mi Note 10: Consíguelo por solo 458€ con cupón de Gearbest [ Oferta ]

Análisis del Xiaomi Mi A3 a fondo y opinión

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Xiaomi Mi A3.
La serie de smartphones Mi A de Xiaomi ha logrado un gran éxito de ventas con más de 10 millones de unidades vendidas en todo el mundo. La clave de este logro ha sido la excelente relación calidad-precio de sus terminales.

Hace unos días, la compañía presentó la tercera generación de la familia, el Xiaomi Mi A3, que llega con una filosofía similar a sus antecesores pero con algunas decisiones controvertidas.

El Xiaomi Mi A3 posee una pantalla AMOLED de 6″ con resolución HD (720p), procesador Snapdragon 665, 4GB de RAM, 64/128GB de almacenamiento ampliable mediante microSD, cámara trasera triple 48MP + 8MP (ultra gran angular) + 2MP (profundidad), cámara frontal de 32MP y batería de 4.030 mAh.

El Xiaomi Mi A3 está disponible en tres colores grisáceo, azulón y blanco puro con un precio bastante asequible de 249€ (4GB/64GB) y 279€ (4GB/128GB).

He tenido oportunidad de probar el Xiaomi Mi A3 durante un buen tiempo lo que me ha permitido probar a fondo el dispositivo. A continuación, os dejo mis impresiones.

 

Apartados del análisis

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Batería
  5. Software
  6. Multimedia
  7. Cámara
  8. Llamadas
  9. Precio y competidores
  10. Conclusiones

Diseño

Lejos quedan ya los días en los que los smartphones de precio asequible llegaban con grandes marcos rodeando la pantalla y una construcción con materiales plasticosos.

El Xiaomi Mi A3 posee un aspecto moderno, con un frontal caracterizado por una pequeña muesca tipo gota de agua en la parte superior de la pantalla, esquinas marcadamente redondeadas y marcos que, aunque podrían ser más finos, no resultan escandalosamente gruesos.

El marco inferior (conocido habitualmente como «barbilla») posee un grosor algo superior al resto, por lo que el diseño frontal no es completamente simétrico.

El Xiaomi Mi A3 ofrece un ratio de pantalla a cuerpo de un 80 por ciento (según GSM Arena), una cifra razonable para un smartphone de este rango de precios.

Aunque permanece oculto a la vista, en el marco superior se encuentra un LED de notificaciones que también se ilumina durante la carga.

La cubierta trasera del Xiaomi Mi A3 es de cristal, un material que resulta frágil y que tiende a ensuciarse con facilidad — las huellas quedan fácilmente marcadas en su superficie del Mi A3. Ahora bien, por otro lado, el acabado en cristal le confiere al teléfono un aspecto moderno y agradable a la vista.

El cristal de la parte trasera está curvado a los lados — un truco que hemos visto en otros smartphones para hacer parecer al dispositivo más fino de lo que realmente es. En todo caso, con 8.5 mm. de grosor y 174 gramos de peso, el Mi A3 no es un smartphone especialmente voluminoso, más aún teniendo en cuenta su gran batería.

Como comentaba anteriormente, el acabado en cristal es delicado pero Xiaomi ha dotado al Mi A3 de cristal reforzado con Gorilla Glass 5 tanto en la parte de delante como atrás. Si bien no se trata de la última generación de Gorilla Glass, debería ofrecer una resistencia adecuada.

 

En la parte trasera del Xiaomi Mi A3 únicamente encontramos la cámara ya que Xiaomi ha prescindido del lector de huellas tradicional en favor de un lector integrado en pantalla. Esto resulta muy interesante ya que facilita el desbloqueo del teléfono cuando este está apoyado sobre una mesa.

La cámara trasera sobresale ligeramente de la superficie del teléfono y, como está situada en una esquina, el dispositivo «baila» al tocar sobre la pantalla cuando el teléfono está apoyado sobre una mesa. Otros smartphones con la cámara colocada en el centro no tienen este problema de estabilidad.

El agarre del teléfono es bueno ya que los bordes del dispositivo no son angulosos sino que presentan una cierta curvatura que hace que no se claven en la mano. Se siente un poco resbaladizo en la mano pero, siendo de cristal, no cabía esperar otra cosa.

 

A continuación, vamos a repasar los cuatro lados del smartphone para revisar los botones y conectores que incorpora.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y al lado, un botón alargado de volumen. Ambos botones se distinguen bien al tacto, por lo que no tenemos ningún problema en pulsar sobre uno u otro sin mirarlo.

 

El lateral izquierdo está libre de cualquier elemento.

 

La parte superior del teléfono cuenta con el micrófono de cancelación de ruido, el conector de auriculares y un emisor de infrarrojos.

 

La parte inferior del teléfono posee el conector USB Tipo-C y, a ambos lados, un conjunto de orificios, aunque realmente solo uno de ellos se utiliza como altavoz.

 

El Xiaomi Mi A3 está disponible en tres variantes de color que llegan con nombres tan curiosos como grisáceo, azulón y blanco puro. El modelo que hemos probado es el gris, que es el más soso de los tres.

Durante la presentación en Madrid tuve oportunidad de ver y tocar los tres colores y, personalmente, creo que el azulón es el que resulta más vistoso. En todo caso, para gustos están los colores.

Xiaomi no ha dotado al Mi A3 de resistencia al agua, por lo que debemos tener cuidado de que el smartphone no se caiga al agua. Sin embargo, sí que lo ha dotado de resistencia a salpicaduras P2i.

Pantalla

El Xiaomi Mi A3 cuenta con un panel AMOLED de 6.1″ con resolución HD+ (1560 x 720 píxeles) y un ratio de aspecto alargado (19.5:9), lo que se traduce en una densidad de píxeles de 282 ppp.

Se trata de una resolución escasa para este tamaño de pantalla, más aún teniendo en cuenta que se trata de un panel AMOLED y, por tanto, posee una matriz tipo PenTile. En este tipo de matrices, los sub-píxeles se colocan en forma de rombo con una mayor cantidad de sub-píxeles de color verde que de color rojo o azul. Esto significa que la resolución efectiva del panel es inferior a HD+ cuando la pantalla muestra colores azules o rojos.

Las pantallas LCD que poseen otros teléfonos cuentan con matrices RGB, donde los sub-pixeles se colocan uno a continuación de otro, en hileras rojo-verde-azul (RGB), por lo que la resolución anunciada aplica por igual a los sub-píxeles de cada color.

En la práctica, si acercas la vista la pantalla, podrás notar el efecto diente de sierra a simple vista, especialmente si te fijas en letras o iconos de pequeño tamaño. Para la mayoría de los usuarios, este efecto pasará desapercibido (tienes que fijarte bien para notarlo) pero los usuarios más exigentes sí que verán esto como una limitación importante.

Matriz Pentile del panel AMOLED del Xiaomi Mi A3

 

El Xiaomi Mi A3 no ofrece ningún ajuste de modo de color o temperatura de color, por lo que tenemos que conformarnos con los ajustes que vienen de fábrica. Nada más encender la pantalla, llama la atención la viveza de los colores, lo que me hace presagiar que está calibrada para representar colores sobre-saturados.

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

Según mis propias mediciones, el brillo máximo se encuentra alrededor de los 342 nits en el modo de brillo manual y, a diferencia de otros smartphones, no aumenta cuando activamos el modo de brillo automático y nos encontramos bajo una luz intensa como la del sol.

Este valor máximo es bastante escaso si lo comparamos con otros smartphones de gama media. Esto puede explicarse en parte porque se trata de un panel AMOLED y, como es bien sabido, el brillo máximo en este tipo de paneles depende del número de píxeles iluminados, por lo que la medición con el 100% de la pantalla blanca no le favorece.

 

El color negro es muy profundo, hasta el punto de que el colorímetro ha sido incapaz de medir ningún nivel de brillo. Esto significa que es realmente negro y que el contraste es, teóricamente, infinito (Xiaomi habla de 60.000:1).

La fidelidad de color no es tan buena como me gustaría ya que el error medio llega a 6 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 dE se considera inaceptable) y el error máximo llega hasta 14 dE.

La pantalla cubre un amplio gamut de color ya que alcanza el 144% del modo de color sRGB y un 96% del espacio de color más amplio DCI-P3 que se utiliza habitualmente en la industria cinematográfica. El color blanco presenta una temperatura de color de 7.161ºK, lo que implica un tinte azulado que no puede corregirse mediante ningún ajuste software.

 

El Xiaomi Mi A3 no cuenta con ninguna función avanzada como el encendido de la pantalla mediante un doble toque sobre la misma, ni tampoco ofrece la funcionalidad de Pantalla Siempre Activa.

Lo que sí que está presente es la Pantalla Ambiente, que enciende la pantalla momentáneamente cuando llega una notificación, y un modo de Luz Nocturna que da un tono ámbar a la pantalla para conciliar mejor el sueño.

Hardware y rendimiento

El Xiaomi Mi A3 posee un procesador Qualcomm Snapdragon 665, un chip que viene a reemplazar al Snapdragon 660 con el que llegó su antecesor, el Mi A2.

El Snapdragon 665 ha sido fabricado en un proceso más eficiente de 11 nm. y cuenta con cuatro núcleos de alto rendimiento Kryo 260 Gold a 2 GHz y cuatro núcleos Kryo 260 Silver a 1.8 GHz.

Con respecto al Snapdragon 600, sin embargo, la mejora no es evidente ya que este también utilizaba núcleos Kryo 260. De hecho, en realidad, la velocidad de reloj de los núcleos más potentes ha disminuido de 2.2 a 2 GHz, mientras que la de los eficientes no ha cambiado.

Acompañando a esta CPU tenemos la nueva GPU Adreno 610 junto con el nuevo Hexagon 686 DSP para tareas de inteligencia artificial. Aquí sí que se debería notar una mejora con respecto al Snapdragon 660.

Snapdragon 660Snapdragon 665
CPU

4x Kryo 260 (CA73) @ 2.2GHz

4x Kryo 260 (CA53) @ 1.8GHz

4x Kryo 260 (CA73) @ 2.0GHz

4x Kryo 260 (CA53) @ 1.8GHz

GPUAdreno 512Adreno 610
DSPHexagon 680Hexagon 686
ISP / CámaraSpectra 160
24MP
Spectra 165
25MP única / 16MP dual
Memoria2x 16-bit @ 1866MHz
LPDDR4
14.9GB/s
Módem integradoSnapdragon X12 LTE
(Categoría 12/13)
DL = 600Mbps
3x20MHz CA, 256-QAMUL = 150Mbps
2x20MHz CA, 64-QAM
Codificador / DecodificadorH.264 & H.265
Proceso de fabricación14nm LPP11nm LPP
El Xiaomi Mi A3 llega en una configuración única con 4GB de RAM, una cantidad que, sin ir sobrada, debería ser suficiente para una buena experiencia de multi-tarea.

A continuación vamos a revisar los resultados que obtiene el Xiaomi Mi A3 en los benchmarks.

 

En el benchmark AnTuTu v7 ha dado un resultado de 140.318 puntos, una puntuación correcta que no destaca ni por arriba ni por abajo.

 

En el benchmark Geekbench 4.1 centrado en el rendimiento del procesador ha conseguido 1.523/5.559 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados normales para un smartphone de gama media.

 

En la prueba CPU Throttling que mide la caída de rendimiento de CPU al cabo de 15 minutos de carga sostenida, el teléfono ha visto caer su rendimiento en un 34% en dicho período. Esto significa que el rendimiento se puede ver perjudicado tras partidas largas a juegos, por ejemplo.

 

En el apartado de almacenamiento, el teléfono obtiene unos resultados altos en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura ya que cuenta con almacenamiento UFS 2.1.

 

En el test de rendimiento general PCMark 2.0, ha obtenido una puntuación de 6.656 puntos, un valor que sorprendentemente está por debajo de su antecesor.

 

El Xiaomi Mi A3 ha obtenido unos resultados que no pasan de correctos en todas las pruebas de rendimiento de CPU que hemos ejecutado. Como ya anticipábamos, el nuevo procesador no ofrece una mejora en cuanto a rendimiento, por lo que en este aspecto hemos quedado algo defraudados.

Si nos olvidamos de los benchmarks, el Mi A3 se mueve sin problemas, con animaciones fluidas a lo largo de toda la interfaz. Sin duda a este hecho también ayuda que el teléfono corra Android One, en lugar de una capa de personalización pesada, así como que la pantalla cuenta con una resolución «solo» HD.

En general, no he encontrado ningún problema de rendimiento a la hora de utilizar apps frecuentes — como WhatsApp, Instagram, Twitter, Facebook, Google Maps o Chrome — aunque en ocasiones se encasquilla un poco. Por ejemplo, a la hora de tomar fotografías, no siempre se captura la foto al pulsar sobre el botón de disparo sino que puede haber un buen retardo.

Sus 4 GB de RAM permiten una buena experiencia a la hora de hacer multi-tarea ya que la ausencia de una capa de personalización hace que quede más memoria libre para otros procesos.

 

En cuanto a la potencia gráfica, la GPU Adreno 610 consume un 20 por ciento menos de energía que la GPU Adreno 512 del Snapdragon 660 al ejecutar juegos con las APIs Vulkan 1.1.

A la hora de analizar la potencia gráfica, comenzamos con la prueba SlingShot de 3DMark, donde el teléfono ha obtenido unos resultados similares a los que vimos en el Xiaomi Mi A2.

 

En la prueba GFXBench con APIs tradicionales, el Xiaomi Mi A3 ha logrado unos resultados elevados en las pruebas on-screen (que son los que se ejecutan a la resolución nativa de la pantalla, en este caso 720p), pero bastante más bajos en las pruebas off-screen a una resolución 1080p.

 

En las pruebas de rendimiento gráfico, el Xiaomi Mi A3 ha obtenido unos resultados que tampoco destacan frente a otros smartphone de gama media. Por suerte, la resolución es solo HD+, por lo que los juego se moverán a una tasa de FPS sueprior a otros smartphones con un procesador similar pero resolución Full HD+.

Para comprobar el rendimiento gráfico en juegos, he probado títulos 3D exigentes:  Asphalt 9, Dead Effect 2 (que puede correr hasta 60 fps) y PUBG.

Utilizando el software GameBench, he podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos y la experiencia ha sido buena en Dead Effect 2 y en PUBG (que incluso se configura en calidad alta) pero mejorable en Asphalt 9.

JuegoFPS medioEstabilidad FPSMin. FPSMax. FPS%CPU
Asphalt 92390%16295%
Dead Effect 260100%53606%
PUBG2998%17319%

 

Los smartphones suelen calentarse bastante bajo situaciones de carga elevada, como a la hora de jugar a títulos 3D exigentes. En el caso del Xiaomi Mi A3, he medido temperaturas máximas en la superficie del teléfono de unos 36ºC por la zona de la cámara y el lector de huella, que no es un valor elevado.

El Xiaomi Mi A3 incorpora 64 o 128 GB de almacenamiento interno tipo UFS 2.1, en función de la variante que elijas.

Aunque 64 GB deberían ser suficientes para cualquier usuario, si planeas tomar muchas fotografías o vídeos, o almacenar música, películas o series, quizás quieras hacerte con la versión de 128 GB.

En todo caso, Xiaomi ha añadido la posibilidad de ampliar el almacenamiento hasta 256GB adicionales mediante tarjeta micro-SD (a costa de perder la segunda SIM).

En el aspecto de conectividad, el Xiaomi Mi A3 es compatible con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac a 2.4GHz y a 5GHz, Bluetooth 5.0, 4G/LTE y radio FM.

Xiaomi también ha incluido un emisor de infrarrojos pero, sin embargo, no hay ninguna app precargada tipo mando universal para aprovechar este hardware (puedes descargarla de Play Store).

Lamentablemente, Xiaomi no ha incluido NFC, por lo que no podrás realizar pagos con el móvil ni acceder a otros servicios que utilicen esta tecnología.

El compartimento para SIM ofrece espacio para incorporar dos tarjetas nano-SIM, lo que permite llevar dos números diferentes. Ahora bien, la segunda tarjeta SIM ocupa el espacio de la tarjeta micro-SD.

En las pruebas que he realizado, la velocidad de red tanto por Wi-Fi como por 4G ha sido excelentes.

El Xiaomi Mi A3 ha alcanzado los 234 Mbps de bajada y 90 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica de 500/100 Mbps. En la prueba de 4G, se alcanzaron los 35 Mbps de bajada y 23Mbps de subida con una conexión de Vodafone.

El Xiaomi Mi A3 incorpora un lector de huella integrado bajo la pantalla con tecnología de detección óptica.

Xiaomi afirma que la velocidad y el área de desbloqueo ha mejorado respecto a generaciones anteriores, incluso en condiciones que habitualmente son adversas como áreas muy iluminadas, con baja temperatura o con dedos secos.

En mis pruebas, el reconocimiento de huella ha funcionado bien, aunque se percibe más lento que los lectores de huella tradicionales o incluso que el lector de huella integrado en pantalla del OnePlus 7 Pro que, por el momento, es el más rápido que he probado.

 

El reconocimiento de huella funciona a la primera siempre que coloquemos el dedo en la zona correcta. Cuando la pantalla está apagada, la zona de la huella dactilar no está marcada pero basta con levantar el teléfono para que se ilumine el área de lectura.

El desbloqueo funciona con solo apoyar el dedo sobre la pantalla, incluso cuando está apagada. La lectura funciona mejor si apoyamos todo el dedo sobre la superficie ya que si solamente apoyamos un lado, el proceso de lectura es más lento o puede llegar a fallar completamente.

Xiaomi también ha añadido la posibilidad de desbloqueo mediante reconocimiento facial, que funciona de forma rápida y fiable. Ahora bien, debemos tener en cuenta que sistema de reconocimiento utiliza la cámara frontal 2D, por lo que no es tan seguro como la huella dactilar.

Batería

La batería del Xiaomi Mi A3 posee una capacidad de 4.030 mAh, una cantidad que debería ser más que suficiente para su pantalla de 6.1″.

 

En la prueba de batería de PCMark Work 2.0, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un resultado dehoras y 30 minutos. Este resultado es bueno si lo comparamos con otros smartphones.

 

En la práctica, la autonomía del Xiaomi Mi A3 es buena y no tendrás problema en utilizarlo durante largas jornadas.

Aunque ya hemos visto que su procesador no es una mejora en cuanto a rendimiento respecto a su antecesor, sí que es lo es en cuanto a eficiencia ya que está construido en un proceso de 11 nm. Si a esto sumamos la pantalla HD+, el resultado que es un smartphone con buena autonomía.

 

El Xiaomi Mi A3 cuenta con carga rápida de 18W, aunque la compañía no ha incluido un cargador de este tipo en la caja sino uno de tan solo 10W. El Xiaomi Mi A3 e carga por completo en 1 hora y 53 minutos con el cargador de 10W incluido.

Como podemos apreciar en la gráfica, la carga es más rápida hasta el 80 por ciento y se ralentiza ligeramente al final. El 50 por ciento de la carga se alcanza en algo menos de 45 minutos.

La batería del Xiaomi Mi A3 se carga por completo en algo menos de 2 horas

 

Como era de esperar, Xiaomi no ha dotado al Mi A3 de carga inalámbrica ya que, por el momento, esta funcionalidad está limitada a smartphones más costosos.

Software

El Xiaomi Mi A3 es uno de los pocos smartphones de Xiaomi que no utiliza la capa de personalización MIUI de Xiaomi, sino que corre Android 9 Pie bajo el programa Android One de Google.

Android One surgió en 2014 para facilitar que dispositivos con especificaciones modestas pudieran ejecutar Android de forma fluida pero, dado su éxito, se ha incorporado también en smartphones con especificaciones más potentes.

Google no permite a los fabricantes que se adhieren al programa Android One tocar prácticamente nada del sistema operativo, salvo aspectos propios del hardware del teléfono como la app de cámara o de control del emisor de infrarrojos.

El resultado es que la experiencia de uso de Android One es similar a la de Android puro.

En teoría, los smartphones con Android One son más fáciles de actualizar ya que la ausencia de una capa de personalización y aplicaciones de terceros hace que las labores de adaptación sean mínimas.

Sin embargo, el Xiaomi Mi A1 tardó bastante tiempo en recibir Android 8.1 Oreo y el Mi A2 tampoco fue de los primeros en contar con Android 9 Pie, por lo que la promesa de actualizaciones rápidas está en entredicho.

Con Android One, el Mi A3 recibirá al menos dos años de actualizaciones de Android, por lo que tienes la seguridad de que tu dispositivo recibirá Android R. Además, también recibirás tres años de actualizaciones mensuales de seguridad de Android.

En el caso del Xiaomi Mi A3, nos encontramos ante un Android sin añadidos excepto por dos aplicaciones: Mi Community y Tienda Xiaomi.

 

Mi Community nos da acceso a la comunidad de usuarios de Xiaomi, que siempre se ha caracterizado por ser bastante activa. Además, la compañía organiza bastantes eventos en grandes ciudades si vives en una de ellas.

Tienda Xiaomi nos da acceso a la tienda de Xiaomi con ofertas y noticias sobre productos de la marca.

 

El inconveniente de no contar con la capa de personalización MIUI es que no cuenta con funcionalidades software adicionales como el manejo con una sola mano, segundo espacio privado, protección del acceso a una app, clonado de una app que no admite multi-cuenta, limpiado de espacio, modos de ahorro de energía avanzados, doble toque en pantalla, etc.

Multimedia

El Xiaomi Mi A3 cuenta con un pequeño altavoz en la parte de abajo del teléfono, junto al conector USB Tipo-C.

El sonido que emite Xiaomi Mi A3 resulta bastante potente aunque la riqueza de tonos es escasa, como es habitual en los smartphones debido al pequeño tamaño de sus altavoces.

Un inconveniente de que el altavoz se encuentra en la parte inferior es que resulta fácil tapar el sonido con la mano al sostener el teléfono en horizontal.

El Xiaomi Mi A3 incorpora conector de 3.5 mm, por lo que si acostumbras a escuchar música con auriculares no tienes de qué preocuparte.

El teléfono emplea Play Música como reproductor de música por defecto. Play Música permite organizar nuestras canciones por géneros, artistas, álbumes y títulos.

A la hora de ver fotografías, el Mi A3 recurre a la aplicación Fotos de Google, que muestra todas las imágenes almacenadas en el teléfono organizadas por álbumes, lugares, fecha, personas y cosas.

 

La reproducción de vídeo es buena y el teléfono es capaz de reproducir sin problemas ficheros compatibles con suavidad gracias a su procesador.

He probado a reproducir algunos vídeos 1080p y 4K, en ambos casos codificados tanto con H.264 como en el más moderno y eficiente HEVC (H.265), y los cuatros se han reproducido con suavidad aunque obviamente escalados a la resolución HD (720p) de la pantalla.

También puedes disfrutar de servicios de streaming como Netflix, Amazon Prime Video o HBO sin problemas. El Xiaomi Mi A3 posee la certificación Widevine L1, por lo que es capaz de reproducir contenido HD de servicios de streaming con DRM como Netflix sin problemas.

Cámara de fotos

El Xiaomi Mi A3 llega con una cámara trasera triple formada por:

  • Cámara principal con sensor de 48MP
  • Cámara ultra gran angular con sensor de 8MP
  • Cámara de profundidad de 2MP

No es habitual que un smartphone de este rango de precios incorpore una óptica tan completa, por lo que es obvio que Xiaomi ha querido apostar por la fotografía a la hora de diseñar el Mi A3.

La cámara principal del Xiaomi Mi A3 posee un sensor de 1/2″ con resolución 48MP, una lente con apertura f/1.8 y enfoque por detección de fase, pero lamentablemente no posee estabilización óptica, por lo que cabe esperar un rendimiento peor en condiciones de poca luz.

 

El Xiaomi Mi A3 ofrece un modo HDR que se activa automáticamente cuando lo necesitamos pero también puede activarse manualmente.

A continuación podemos ver un par de ejemplos en los que, gracias al modo HDR, se aprecian mejor los detalles en las zonas muy oscuras o muy iluminadas.

Fotografías tomadas con y sin HDR

 

Xiaomi ha incorporado un sistema de reconocimiento de 27 escenas por IA que, si no te gusta, puedes desactivarlo sobre la marcha pulsando sobre el icono que marca la escena que se ha detectado.

A continuación, podemos ver algunos ejemplos de fotografías tomadas con la detección de escenas activada y desactivada. A diferencia de otros smartphones, el retoque es bastante sutil.

Fotografías captadas con/sin detección de escenas

 

Por defecto, las fotografías se toman en 12MP haciendo uso de la tecnología pixel binning que combina 4 píxeles en 1 para reducir el ruido y mejorar el rendimiento en condiciones de poca luz. Sin embargo, es posible activar un modo de super alta resolución en el que las capturas se realizan a 48MP.

A continuación podemos ver una comparativa de un recorte de una misma escena tomada con resolución de 48 MP y de 12 MP. La imagen tomada con 48MP ofrece una nitidez claramente superior, aunque la captura es más lenta y no es posible utilizar el modo HDR ni IA.

Detalles de dos capturas tomadas a 48MP y 12MP

 

Centrándonos en la calidad de la fotografía con el disparo en modo automático, a continuación vamos a ver algunas fotografías tomadas con el Xiaomi Mi A3.

En primer lugar, hemos querido analizar la calidad de la imagen en condiciones de buena iluminación. En las siguientes imágenes podemos apreciar que la cámara del  ofrece un buen nivel de detalle, unos colores vivos y un amplio rango dinámico.

Fotografías tomadas con abundante luz con la cámara principal

 

A continuación, hemos querido poner a prueba el Xiaomi Mi A3 en condiciones de poca luz. En estas circunstancias, la ausencia de estabilización óptica y la apertura menos amplia de su lente pasan factura y la calidad se ve perjudicada.

En condiciones de baja luminosidad, el teléfono se ve obligado a aumentar la sensibilidad ISO a valores elevados y, para contrarrestar el ruido, se aplica un algoritmo de reducción de ruido bastante agresivo que elimina los detalles.

Fotografías tomadas con poca luz con la cámara principal

 

La cámara ofrece un modo Nocturno que permite tomar fotografías con larga exposición a pulso, sin necesidad de utilizar un trípode. El resultado es una imagen que presenta una mayor luminosidad, aunque en ocasiones puede resultar un tanto artificial.

A continuación podemos ver algunas imágenes tomadas con el modo normal y con el modo nocturno. El resultado en la segunda imagen es especialmente bueno.

Fotografía con modo normal / nocturno

 

La cámara ultra gran angular cuenta con un campo de visión de 118º, una resolución de 8MP, una apertura bastante limitada de f/2.2 y carece de estabilización óptica y enfoque automático.

Una cámara ultra gran angular aporta una gran versatilidad a la hora de capturar fotografías de paisajes o arquitectura. Personalmente encuentro la cámara ultra gran angular muy útil ya que permite tomar fotografías mucho más espectaculares que la cámara normal.

Aunque con una lente ultra gran angular es más difícil que la fotografía salga movida, en general esta cámara no está pensada para tomar fotografías con poca luz, como se puede apreciar en la última imagen de ejemplo.

Fotografías tomadas con la cámara ultra gran angular

 

La cámara de profundidad del Xiaomi Mi A3 permite tomar fotografías en modo Retrato con una mejor separación entre la persona y el fondo que otros smartphones que solamente utilizan un algoritmo por software.

El modo Retrato permite ajustar la profundidad de campo mientras toma la fotografía pero no puedes hacerlo a posteriori, por lo que te la juegas a que la imagen haya salido a tu gusto.

Como ocurre con todos los smartphones que no poseen una cámara teleobjetivo para capturar retratos, los retratos tomados de cerca muestran una cierta distorsión de la cara ya que la cámara principal es gran angular. Por tanto, si tienes que tomar un retrato con el Xiaomi Mi A3, es mejor que no te acerques mucho a la cara de la persona sino que encuadres el busto.

A continuación, podemos ver algunas imágenes tomadas con el modo Retrato. Aunque en las primeras se percibe un extraño tono de piel amarillento que no refleja la realidad, en las otras el color resulta mucho más realista.

Fotografías tomadas en modo Retrato

 

La cámara frontal posee un sensor de resolución 32MP, lente con apertura f/2.0 y campo de visión de 79º y enfoque fijo (no automático). Es capaz de detectar hasta 12 escenas y grabar vídeo Full HD 1080p a 30 fps.

Por defecto, el modo Belleza está activo por lo que, si no lo desactivas, obtendrás fotografías en los que la piel está suavizada. Puedes modificar la intensidad del efecto de suavizado de la piel, así como ajustar la forma de la cara y el tamaño de los ojos.

 

Los siguientes ejemplos de selfies han sido tomados con los ajustes por defecto que, en mi opinión, son demasiado agresivos ya que suavizan en exceso la piel.

Por lo demás, la imagen tiene buena nitidez aunque el rango dinámico es algo limitado ya que, como podemos apreciar, el fondo aparece algo quemado en algunas capturas.

Fotografías tomadas con la cámara frontal

 

La cámara frontal también puede tomar selfies en modo Retrato, como podemos ver en estos ejemplos, y el resultado es bastante bueno.

Selfies tomados en modo Retrato con la cámara frontal

 

Aquí os dejo con una galería de fotografías tomadas con el Xiaomi Mi A3 en tamaño original para que podáis apreciar la calidad de las imágenes en una gran variedad de situaciones.

Galería de fotografías del Xiaomi Mi A3 alojada en Flickr

 

El Xiaomi Mi A3 puede grabar vídeo a 30 o 60 fps tanto en 4K como en 1080p. A continuación, podemos ver un ejemplo de vídeo grabado con el Mi A3 donde la calidad de imagen es buena y la imagen se ve estable.

Vídeos grabado con el Xiaomi Mi A3

Llamadas de voz

En las pruebas que hemos realizado la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos moderadamente ruidosos sin dificultades.

La aplicación de llamadas y la de contactos son la misma. A las llamadas se accede pulsando sobre un icono flotante de color azul con un teclado numérico, mientras que a los contactos se accede a través de una pestaña situada en la parte inferior.

Precio y competidores

El Xiaomi Mi A3 está a la venta por 249€ (4GB/64GB) y 279€ (4GB/128GB) en la página web Mi.com, así como en otros distribuidores de Xiaomi.

En este rango de precios tenemos algunos otros smartphones que te podrían interesar.

Por un precio similar, puedes hacerte con el Pocophone F1 (279€ en Amazon) que posee una pantalla IPS LCD de 6.2″ con resolución Full HD+, un potente procesador Snapdragon 845, 6GB de RAM, 64 o 128GB de almacenamiento, cámara trasera 12MP+5MP, cámara frontal de 20MP y batería de 4.000 mAh.

También puede ser una alternativa el Xiaomi Redmi Note 7 (174 € en Amazon) con una pantalla LCD IPS de 6.3″ Full HD+, procesador Snapdragon 660, 3/4GB de RAM, 32/64GB de almacenamiento, cámara trasera 48MP+5MP, cámara frontal de 13MP y batería de 4.000 mAh.

Otra opción interesante puede ser el Samsung Galaxy A50 (299€ en Amazon) que llega con pantalla AMOLED de 6.4″ Full HD+, procesador Exynos 9610, 4/6GB de RAM, 64/128GB de almacenamiento, cámara trasera triple 25MP + 8MP (ultra gran angular) + 5MP (profundidad), cámara frontal de 25MP y batería de 4.000 mAh.

Si andas buscando un smartphone con Android One, el Moto One Vision (259€ en Amazon) posee una pantalla LCD de 6.3″ Full HD+, procesador Exynos 9609, 4GB de RAM, 128GB de almacenamiento, cámara trasera de 48MP + 5MP (profundidad), cámara frontal de 25MP y batería de 3.500 mAh

Conclusiones

Los Xiaomi Mi A1 y Mi A2 han sido dos de los smartphones más vendidos en España gracias a que presentan un buen equilibrio entre prestaciones y precio, además del atractivo que supone para muchos usuarios Android One.

Ahora Xiaomi ha lanzado el Mi A3, que llega con mejoras interesantes en algunos aspectos pero también presenta algunos puntos controvertidos que merece la pena analizar en detalle.

Comenzando con su diseño, el Xiaomi Mi A3 ofrece un aspecto atractivo, con un frontal dominado por su pantalla con muesca tipo gota de agua en el centro. Los marcos que rodean la pantalla no son excesivamente gruesos (aunque la barbilla es algo más ancha) y, en conjunto, el ratio de pantalla-a-cuerpo es elevado, en torno a un 80 por ciento según GSM Arena.

La parte de atrás del Mi A3 es de cristal, lo que le confiere un aspecto sofisticado propio de smartphones más caros aunque también lo hace más delicado. El cristal trasero está curvado a los lados, lo que contribuye a que el teléfono parezca más estrecho de lo que realmente es a pesar de sus 8,5 mm. de grosor.

 

El Xiaomi Mi A3 está disponible en tres acabados con nombres originalesgrisáceoazulónblanco puro — y, en mi opinión, el color azulón es el que más llama la atención, aunque resulta ser un imán para las huellas. En el modelo grisáceo las huellas también quedan marcadas pero se disimula un poco más.

Xiaomi ha reforzado el cristal frontal y trasero con Gorilla Glass 5 y, aunque no ha dotado al smartphone de resistencia al agua, sí que cuenta con resistencia para salpicaduras P2i

Xiaomi ha integrado el lector de huella dactilar debajo de la pantalla y afirma haber incrementado la rapidez y superficie del reconocimiento respecto a generaciones anteriores. El proceso de desbloqueo es más lento que el de un lector tradicional (o el lector bajo pantalla del OnePlus 7 Pro) y debemos tener cuidado de apoyar bien toda la superficie del dedo para que funcione.

El Xiaomi Mi A3 cuenta con un panel AMOLED de 6.1″ con resolución HD+, lo que se traduce en una densidad de píxeles más bien escasa de 286 ppp. Este es, sin duda, uno de los puntos más polémicos del dispositivo ya que su antecesor contaba con una resolución Full HD+.

Aunque las pantallas AMOLED ofrecen claras mejoras frente a las LCD en amplitud cromática, contraste y consumo de batería, su matriz Pentile hace que la resolución efectiva sea menor.

En la práctica, esto significa que, si te fijas bien, podrás distinguir píxeles en la pantalla o, cuanto menos, notar el efecto diente de sierra propio de pantallas con menor resolución.

Para la mayoría de los usuarios, esto posiblemente pasará desapercibido (tienes que fijarte bien y tener buena vista de cerca) pero, si eres un usuario exigente, este es un aspecto a tener en cuenta.

La amplitud cromática del panel es excelente, como no podía ser de otra forma siendo un panel AMOLED, ya que cubre el amplio espacio de color DCI P3. Sin embargo, no he quedado tan satisfecho con la fidelidad de color — los colores se ven demasiado saturados para mi gusto y no hay ningún ajuste para corregirlo — ni con el brillo máximo que se queda en 340 nits según mis mediciones.

Xiaomi no ha incluido la funcionalidad de Always On Display, por lo que no podemos ver permanentemente las notificaciones pendientes. Tampoco es posible encender la pantalla con un doble toque pero, al menos, es posible hacer que se encienda momentáneamente cuando llega una notificación.

Durante estos días, he reproducido contenido de YouTube, Netflix y otros servicios de streaming sin ningún problema. Además, cuenta con la certificación Widevine L1, por lo que puedes ver contenidos HD de Netflix y otros servicios de streaming con DRM.

 

El Xiaomi Mi A3 posee un procesador Snapdragon 665, un chip de gama media que fue anunciado en abril como sustituto del Snapdragon 660 que alimentaba el Mi A2. El nuevo chip está fabricado en un proceso de 11 nm, por lo que es más eficiente en consumo de energía que su antecesor.

Sin embargo, no todo son buenas noticias. La frecuencia de reloj de los núcleos de alto rendimiento es ligeramente inferior a los del Snapdragon 660 (de 2.2 a 2 GHz), por lo que el rendimiento del Mi A3 no supera al del Mi A2.

La GPU del Snapdragon 665 es algo superior a la del Snapdragon 660 pero la diferencia en los benchmarks es bastante insignificante — a excepción de las pruebas que se ejecutan a la resolución nativa de la pantalla ya que ahí sale ganando frente a su rivales con resolución Full HD.

Dejando a un lado los benchmarks, el rendimiento en el día a día es razonablemente bueno. La interfaz y las aplicaciones habituales se mueven con soltura y juegos como PUBG y Dead Effect 2 se mueven a una tasa elevada de FPS, aunque Asphalt 9 presenta más dificultades.

Tan solo se nota de vez en cuando algún parón, por ejemplo al utilizar la cámara de fotos ya que, en ocasiones, al pulsar el botón de disparo no se captura la fotografía o lo hace con bastante retardo.

Acompañando a este chip encontramos 4 GB de RAM y 64 / 128 GB de rápido almacenamiento UFS 2.1. Xiaomi ha añadido la posibilidad de ampliar el almacenamiento con una tarjeta micro-SD hasta 256 GB, aunque a costa de prescindir de la segunda tarjeta SIM.

El Xiaomi Mi A3 llega con una batería de 4.030 mAh que, en la práctica, ofrece una autonomía buena, claramente por encima del Mi A2. El teléfono cuenta con carga rápida de 18W pero llega con un cargador convencional a 10W que tarda 1 hora y 50 minutos en cargar el teléfono.

En el aspecto de conectividad, ofrece WiFi 802.11 a/b/g/n/ac en las bandas de 2.4/5 GHz, Bluetooth 5 y radio FM. También cuenta con un emisor de infrarrojos pero curiosamente Xiaomi no ha incluido ninguna app de mando a distancia (puedes descargarla de Play Store)

Xiaomi ha prescindido de NFC, una ausencia que limita la posibilidad de realizar pagos con el móvil y acceder a ciertos servicios.

 

El Xiaomi Mi A3 llega con una triple cámara trasera formada por una cámara estándar, una cámara ultra gran angular y una cámara de profundidad.

La cámara principal cuenta con un sensor de 48MP y una lente con apertura f/1.8 sin estabilización óptica. En condiciones de buena luz, la calidad de imagen es buena pero, cuando la luz escasea, la limitada apertura unida a la falta de estabilización óptica pasan factura y la calidad se resiente en gran medida. El modo Nocturno ayuda a conseguir fotografías más luminosas pero no reduce el ruido.

La cámara ultra gran angular aporta una perspectiva diferente a la ahora de fotografiar grandes objetos como edificios o monumentos. De nuevo, es una cámara útil durante el día pero que presenta bastante ruido al utilizarla para tomas nocturnas.

Por último, la cámara de profundidad ayuda a que el Mi A3 pueda capturar fotografías en modo Retrato. Es posible ajustar el grado de desenfoque durante la captura pero no a posteriori. En general, los resultados son bastante buenos, aunque como suele ser habitual presenta algunos problemas en la zona del pelo.

Es posible grabar vídeo con resolución de hasta 4K a 30 fps (o 1080p a 60 fps) y, en mis pruebas, la imagen se ve estable y con buena calidad.

Algunas fotografías tomadas con el Xiaomi Mi A3 (galería completa en Flickr)

 

En cuanto a la cámara frontal, su resolución de 32MP es elevada y, en general ofrece una buena calidad de imagen, aunque los fondos suelen quedar algo quemados y el ajuste de belleza por defecto es demasiado acusado. Es posible tomar selfies en modo Retrato, con un resultado bastante acertado.

El Xiaomi Mi A3 ofrece un sonido potente pero con poco cuerpo a través de un único altavoz en la parte inferior, que resulta fácil de tapar con la mano cuando sostenemos el teléfono en horizontal. Si eres de los que usas auriculares habitualmente, te alegrará saber que Xiaomi ha mantenido el conector de 3.5 mm.

El Xiaomi Mi A3 ofrece una experiencia pura de Android 9 Pie ya que forma parte del programa Android One. La ausencia de la capa de personalización MIUI de Xiaomi debería facilitar la llegada rápida de actualizaciones y parches del sistema operativo.

No obstante, en el caso del Mi A1 y A2, también con Android One, las actualizaciones se han hecho esperar, por lo que tendremos que ver cómo de rápido actualizan el Mi A3.

El inconveniente de no contar con la MIUI es que no posee las funcionalidades software adicionales que encontramos en otros smartphones como el manejo con una sola mano, espacio privado, protección del acceso a una app, clonado de apps, limpieza de espacio, encendido con doble toque, modos de ahorro de energía más avanzados, etc.

Por último, el Xiaomi Mi A3 está a la venta por 249€ (4GB/64GB) y 279€ (4GB/128GB) en la página web de Mi.com. Por un precio similar tienes otros smartphones de Xiaomi como el Poco F1 (279€ en Amazon) o el Xiaomi Redmi Note 7 (174 € en Amazon) que también pueden ser alternativas interesantes.

Lo mejor:

  • Diseño atractivo con una pantalla que ocupa casi todo el frontal y una cubierta trasera de cristal con un acabado llamativo.
  • Pantalla con gran amplitud cromática y negros profundos.
  • Lector de huella dactilar integrado en la propia pantalla que funciona de forma fiable.
  • Opciones de 64 o 128 GB de almacenamiento UFS 2.1 con posibilidad de ampliar el almacenamiento mediante una tarjeta micro-SD.
  • Actualizaciones rápidas (al menos en teoría) gracias a Android One.
  • Cámara trasera triple versátil (gran angular, ultra gran angular y profundidad) con buen rendimiento en condiciones de abundante luz. Modo Retrato con buenos resultados.
  • Cámara frontal con buena nitidez y modo Retrato, aunque un rango dinámico algo limitado.
  • Autonomía buena gracias a una batería de 4.030 mAh. Carga rápida a 18W (pero cargador incluido solo de 10W).
  • Capacidad de SIM dual (a costa de prescindir del micro-SD)
  • Conector de auriculares de 3.5mm y radio FM
  • Resistencia ante salpicaduras
Lo peor:
  • Pantalla con resolución solo HD+, brillo máximo limitado, cierto tinte azulado y colores demasiado saturados.
  • Ausencia de Always On Display (Pantalla Siempre Activa) y encendido de la pantalla con doble toque
  • Rendimiento que no supone una mejora respecto al Snapdragon 660 del Xiaomi Mi A2
  • Cámara con rendimiento mejorable en condiciones de poca luz debido a una apertura limitada y, sobre todo, la ausencia de estabilización óptica en todas las lentes.
  • Sin NFC

Galería de fotografías del Xiaomi Mi A3

Si te ha gustado el análisis, comparte el artículo en tus redes sociales. También puedes pulsar este botón: