Análisis del Xiaomi Redmi Note 7 a fondo y opinión

Ir a página :

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Xiaomi Redmi Note 7.
La llegada de Xiaomi a España trajo un soplo de aire fresco a la oferta de smartphones asequibles ya que la compañía china ofrece dispositivos con buenas prestaciones a un precio difícil de mejorar.

El último smartphone asequible de Xiaomi es el Xiaomi Redmi Note 7, que fue lanzado hace unas semanas en nuestro país. Según la compañía, el Redmi Note 7 ofrece una experiencia de smartphone premium por un precio ajustado.

El Redmi Note 7 llega con una pantalla LCD IPS de 6.3″ Full HD+, procesador Snapdragon 660, 3/4GB de RAM, 32/64GB de almacenamiento, cámara trasera 48MP+5MP, cámara frontal de 13MP y batería de 4.000 mAh.

Posiblemente lo más interesante del Redmi Note7 es su precio ya que está a la venta oficialmente en España por 179 € con 3GB/32GB y por 199 € con 4GB/64GB.

He tenido oportunidad de probar el Xiaomi Redmi Note 7 durante unas semanas, lo que me ha permitido probar a fondo el dispositivo. A continuación, os cuento mis impresiones.

 

Índice de páginas

  1. Diseño y Pantalla
  2. Hardware y Batería
  3. Software  y Multimedia
  4. Cámara y Llamadas
  5. Precio y Conclusiones

 

Diseño

El Xiaomi Redmi Note 7 cuenta con una gran pantalla de 6.3″ que, como otros smartphones recientes, posee con una muesca tipo «gota de agua» en la zona superior que alberga la cámara frontal.

El frontal del Redmi Note 7 no es simétrico del todo ya que, mientras que el marco superior de la pantalla es bastante estrecho, el marco inferior (la «barbilla») es más grueso.

Xiaomi ha optado por incluir el LED de notificaciones en el marco inferior, un lugar poco convencional pero que cumple con su cometido.

A los lados de la pantalla encontramos unos marcos razonablemente delgados, por lo que, en global, el aprovechamiento del frontal es bastante bueno — en torno a un 81% según GSMArena.

Como viene siendo habitual en los smartphones recientes, el frontal está libre de cualquier botón ya que estos aparecen sobre la pantalla cuando es necesario.

La parte de atrás presenta un acabado en cristal degradado que refleja la luz de forma elegante y, al girarlo, resulta bastante llamativo, al menos en el color azul neptuno que hemos probado. También está disponible en color negro espacio y rojo nebulosa.

El cristal de ambos lados, frontal y parte trasera, posee con una ligera curvatura 2.5D que que se introduce de forma elegante en el chasis del teléfono y le aporta un toque sofisticado.

En la esquina superior izquierda de la parte trasera encontramos el módulo con la cámara dual, que sobresale de la superficie del teléfono más de lo que nos gustaría. Esto significa que, si utilizamos el teléfono estando apoyado sobre una superficie plana, baila al tocar la pantalla en el lado izquierdo.

Xiaomi Redmi Note 7

 

Xiaomi ha colocado el lector de huella dactilar en la parte de atrás, a una buena altura para que sea cómodo de alcanzar con el dedo al sujetar el teléfono. El lector tiene forma circular y está ligeramente hundido, por lo que resulta fácil de localizar al tacto.

El cristal de la pantalla y la parte de atrás están protegidas por Corning Gorilla Glass 5, que es cuatro veces más resistente que las generaciones anteriores, y Xiaomi afirma que ha reforzado las esquinas para mejorar la resistencia del teléfono ante caídas, aunque no se nota a simple vista.

A continuación, vamos a repasar los cuatro lados del smartphone para revisar los botones y conectores que incorpora.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y al lado, un botón alargado de volumen. Ambos botones se distinguen bien al tacto, por lo que no tenemos ningún problema en pulsar sobre uno u otro sin mirarlo.

 

En el lateral izquierdo encontramos el compartimento que oculta la ranura para las dos tarjetas nano-SIM. La segunda ranura también puede albergar una tarjeta micro-SD en lugar de una nano-SIM.

 

La parte superior del teléfono cuenta con el micrófono de cancelación de ruido y el conector de auriculares, así como un emisor de infrarrojos.

 

La parte inferior del teléfono posee el conector USB Tipo-C y el altavoz. Aunque hay cuatro orificios a cada lazo del conector USB Tipo-C, en realidad el altavoz se encuentra solo a uno de los lados.

 

Con un grosor de 8.1 mm, el Xiaomi Mi Note 7 no es un smartphone delgado pero tampoco es de los más gruesos. Su peso de 186 gramos tampoco está nada mal para su tamaño de pantalla.

Como en todos los smartphones con un acabado brillante, las huellas dactilares quedan marcadas tanto en el frontal como en la parte de atrás del teléfono. Es el precio que tenemos que pagar por un acabado de este tipo.

Como era de esperar, Xiaomi no ha dotado al Redmi Note 7 de resistencia al agua, por lo que debemos tener cuidado de que el smartphone no se moje.

Pantalla

El Xiaomi Redmi Note 7 cuenta con un panel LCD IPS de 6.3″ con resolución Full HD+ (2340 x 1080 píxeles) y un ratio de aspecto alargado (19.5:9), lo que se traduce en una elevada densidad de píxeles de 409 ppp.

Si bien algunos smartphones de gama alta cuentan con un panel con resolución superior, normalmente QHD (2.340 x 1.440 píxeles), la nitidez que ofrece este panel es más que suficiente.

La matriz de sub-píxeles del Xiaomi Redmi Note 7 es de tipo RGB, como es habitual en los paneles LCD. En este tipo de pantallas, los sub-píxeles rojo, verde y azul se disponen en hileras, como se puede apreciar en la siguiente imagen.

Matriz RGB del panel LCD del Xiaomi Redmi Note 7

 

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

Según nuestras propias mediciones, el brillo máximo se encuentra alrededor de los 441 nits en el modo de brillo manual, pero aumenta temporalmente hasta 614 nits cuando activamos el modo de brillo automático y nos encontramos bajo una luz intensa como la del sol.

Este valor máximo es bastante alto en comparación con otros smartphones de gama media, aunque queda lejos de lo que obtienen algunos smartphones de gama alta. En todo caso, con este brillo no tendremos problemas para usar la pantalla a plena luz del día.

 

El brillo de la pantalla no es del todo uniforme sino que la pantalla se oscurece ligeramente en las zonas pegadas a los bordes de la pantalla y la muesca. Esto es más apreciable si observamos la pantalla desde un ángulo que si la miramos totalmente de frente.

El color negro es relativamente profundo ya que hemos medido un valor de 0,3 nits con el brillo manual al máximo. Esto significa que el contraste está en torno a 1.486:1 (Xiaomi habla de 1.500:1 en su página web).

El Xiaomi Mi Note 7 frece un ajuste de pantalla llamado (con poco acierto) contraste que permite controlar el gamut de color al que apunta la pantalla y la temperatura de color de la misma. Xiaomi ofrece tres modos de contraste: predefinido, alto y automático.

En el modo de contraste predefinido, la fidelidad de color es buena ya que el error medio es 4 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 dE se considera inaceptable) y el error máximo es 9.3 dE.

En este modo, la pantalla cubre el 94% del modo de color sRGB pero queda a un 71% del espacio de color DCI-P3. El color blanco presenta una temperatura de color de 7.727 ºK, bastante por encima del nivel de referencia 6.500 ºK.

Resultados en el modo de contraste Predefinido

 

En el modo de contraste alto, que es el que cubre el gamut más amplio, el Xiaomi Redmi Note 7 ofrece una fidelidad de color mejorable ya que el error medio resulta ser 6.3 dE y el error máximo queda en 13.8.

La gama cromática de la pantalla del Xiaomi Redmi Note 7 cubre el 100% del espacio de color sRGB pero queda a un 84% del más amplio DCI-P3, que es utilizado en la industria cinematográfica.

En cuanto a la temperatura de color, nos encontramos con 9.135 ºK, que está muy por encima del valor de referencia, lo que significa que la pantalla presenta un tinte azulado.

Este tono azulado es algo que posiblemente Xiaomi ha hecho a propósito ya que los usuarios suelen preferir una pantalla azulada frente a una anaranjada, ya que eso último se asocia con algo antiguo. En todo caso, el Xiaomi Redmi Note 7 ofrece algunas opciones para ajustar la temperatura de color de la pantalla y por tanto puedes regularla a tu gusto.

Resultados en el modo de contraste Alto

 

Por defecto, el Redmi Note 7 no viene configurado en el modo de contraste predefinido (como pudiera parecer por el nombre) sino en el modo de contraste automático, que supuestamente se adapta a las condiciones de iluminación.

En el modo Automático, la pantalla ofrece una fidelidad de color mejorable, con un error medio de 6 dE y un error máximo de 12.8 dE. Por tanto, si valoras que los colores que se muestran en la pantalla sean los que deberían ser, te aconsejamos que pases del modo de contraste automático al modo predefinido.

En este modo, el Redmi Note 9 cubre el 100% del modo de color sRGB y el 84% del espacio de color DCI-P3. El color blanco presenta una temperatura de color de 9.1031 ºK, bastante por encima del nivel de referencia 6.500ºK, por lo que la pantalla presenta un tinte azulado.

Resultados en el modo de contraste Automático

 

Los ángulos de visión de la pantalla del Xiaomi Redmi Note 7 bastante amplios y los colores no se ven alterados al observar la pantalla desde un ángulo, aunque se nota cierta pérdida de brillo.

Lamentablemente, el Xiaomi Redmi Note 7 no cuenta con un modo Siempre Activo, aunque por suerte existe la posibilidad de encender la pantalla con un doble toque o al levantar el teléfono, lo cual resulta bastante útil para ver las notificaciones.

El Xiaomi Redmi Note 7 cuenta con una funcionalidad llamada Modo Lectura que viene a ser un filtro de luz azul que reduce la fatiga ocular limitando la cantidad de luz azul que emite la pantalla. Es posible controlar la cantidad de luz azul que se filtra y programar el encendido automático a determinadas horas o coincidiendo con la puesta de sol.

Ir a página :