Análisis del Xiaomi Redmi Note 3 y opinión


🎁 ¡Sorteo! 🎮 Xbox One S 1TB Edición Fortnite [ Participar ]

Ir a página

Hardware y rendimiento

El Xiaomi Redmi Note 3 cuenta con un procesador de MediaTek MT6795 de 64 bits, conocido como Helio X10, que cuenta con ocho núcleos Cortex-A53 a 2.0 y una GPU PowerVR G6200, todo ello acompañado por 3GB de RAM LPDDR3.

También existe una variante superior, que incorpora solo 2GB de RAM y una capacidad de almacenamiento de 16GB, en lugar de los 32GB de la variante de 3GB de RAM que hemos probado.

El Helio X10 es un procesador que ya hemos visto en el pasado en otros teléfonos, como el Meizu MX5 o el HTC One M9+. El fabricante lo sitúa como un «chip de rendimiento premium» que pretende competir frente a los procesadores de gama alta de Samsung y Qualcomm.

A continuación vamos a ver los resultados del teléfono en diversos benchmarks, lo que nos dará una idea de la potencia de este terminal en comparación con otros teléfonos.

Xiaomi Redmi Note 3 - 14

 

En el benchmark AnTuTu v6 ha dado un resultado de 49.126 puntos, una puntuación muy elevada en comparación con otros teléfonos de gama media que hemos probado.
[show-rjqc id=»118″]

 

En el benchmark Geekbench ha conseguido 803/4.585 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que de nuevo son unos resultados excelentes, sobre todo en las pruebas multi-núcleo.
[show-rjqc id=»119″]

 

El test de Javacript SunSpider 1.0 ha dado 1.453 ms, un resultado correcto.
[show-rjqc id=»120″]

 

En el test de rendimiento general PCMark, ha obtenido una puntuación de 4.091 puntos, un valor que es bastante elevado.
[show-rjqc id=»117″]

 

El test 3DMark centrado en las capacidades gráficas del teléfono ha arrojado unos resultados bastante buenos, con una puntuación de 15.596 puntos en Ice Storm Unlimited.
[show-rjqc id=»121″]

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha producido unos resultados bastante buenos en comparación con otros teléfonos de gama media.
[show-rjqc id=»122″]

 

Las puntuaciones que ha obtenido el Redmi Note 3 en los distintos benchmarks se encuentran en las franjas más altas de resultados en relación con otros teléfonos de gama media.

Estos resultados indican que el Xiaomi Redmi Note 3 es un teléfono bastante potente, como ya esperábamos gracias a la incorporación del potente procesador Helio X10 y los 3GB de RAM LPDDR3.

Dejando a un lado los resultados de los benchmarks, tanto el interfaz del teléfono como las aplicaciones habituales se mueven con gran fluidez. Xiaomi ha incorporado un navegador propio que deja bastante que desear en cuanto a rendimiento, pero hemos descargado Chrome y hemos podido navegar con rapidez por páginas web, así como desplazarnos y hacer zoom con suavidad.

Donde sí que se nota una menor potencia del Xiaomi Redmi note 3 frente a teléfonos de gama superior es en el tiempo de carga de aplicaciones y juegos pesados. A modo de ejemplo, mientras que el Asphalt 8 tarda menos de 9 segundos en arrancar en el Huawei Mate 8, el mismo juego tarda cerca de 15 segundos en estar operativo en el Xiaomi Redmi Note 3.

Xiaomi Redmi Note 3 - 15

 

En cuanto a la potencia gráfica, la GPU PowerVR G6200 es perfectamente capaz de mover con suavidad pantallas 1080p. Su rendimiento gráfico es superior al de la GPU Adreno 405 del Snapdragon 615, que está presente en muchos teléfonos de gama media, aunque queda por debajo de la GPU Adreno 418 del Snapdragon 808.

Hemos probado títulos exigentes como Asphalt 8, cuyo rendimiento ha sido satisfactorio incluso en el modo de calidad alta (a pesar de que el juego se auto-configura en el modo de calidad media).  El juego se mueve con una tasa de imágenes por segundo buena, aunque con algo menos de suavidad que en otros teléfonos de gama alta.

Como ya apuntábamosanteriormente, el Xiaomi Redmi Note 3 está disponible en dos variantes de memoria/almacenamiento: 16GB de almacenamiento + 2GB de RAM, o 32GB de almacenamiento + 3GB de RAM. El modelo que nosotros hemos probado es el segundo, el más potente de los dos.

Lamentablemente no es posible añadir una tarjeta micro-SD para ampliar la capacidad de almacenamiento, lo cual nos ha parecido bastante extraño dado que incorpora una bandeja para dos tarjetas SIM. Hubiéramos esperado que al menos fuera una ranura híbrida (2 microSIMs o microSIM+microSD) pero no ha sido así.

Xiaomi Redmi Note 3 - 16En el aspecto de conectividad, el Xiaomi Redmi Note 3 es compatible con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac a 2.4GHz y a 5GHz, Bluetooth 4.1, 3G/HSPA+, 4G/LTE, y radio FM. No cuenta con conectividad NFC.

El Xiaomi Redmi Note 3 es capaz de operar en las bandas de 1.800 y 2.100 MHz de 4G/LTE que operan en España, pero no en la banda de 800 MHz que también se usa en nuestro país.

Dado que la banda de 800 MHz tiene mayor alcance, esto significa que la cobertura del móvil podría sufrir un poco en zonas con baja cobertura, aunque a priori no es un problema grave.

La conectividad 4G es Cat. 4, por lo que puede alcanzar velocidad máximas teóricas de 150 Mbps.

En las pruebas que hemos realizado la velocidad de red tanto por Wi-Fi como por 4G han sido excelentes.

El Xiaomi Redmi Note 3 alcanzó los 93 Mbps de bajada y 12 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 120/12 Mbps. En la prueba de 4G, se alcanzaron los 36 Mbps de bajada y 25 Mbps de subida con una conexión de Movistar.

La batería del Xiaomi Redmi Note 3 no es reemplazable y posee una impresionante capacidad de 4.000 mAh. Se trata de una capacidad muy elevada para un teléfono con pantalla de 5.5 pulgadas.

[show-rjqc id=»123″]

 

En la prueba PCMark de autonomía de la batería, el Xiaomi Redmi Note 3 ha aguantado 8 horas y 24 minutos con el brillo de la pantalla calibrado a 200 nits.

Este valor de autonomía es muy alto en comparación con otros teléfonos de gama media que hemos probado, aunque sorprende que quede por debajo del Moto X Play, que cuenta con una pantalla de igual tamaño y resolución pero una menor capacidad de batería.

[show-rjqc id=»74″]

 

En la práctica, la autonomía del Xiaomi Redmi Note 3 es excelente, como era de esperar gracias a su gran batería. El teléfono aguanta sin ningún problema un día intensivo de uso, algo que no todos los teléfonos pueden decir, y no es complicado llegar hasta los dos días.

El Xiaomi Redmi note 3 cuenta con tres perfiles de uso batería – Default, Marathon, y Sleep – y cada perfil viene con diversos parámetros pre-configurados (ver tabla adjunta). Además, podemos crear nuestros propios perfiles estableciendo los parámetros a nuestro gusto.

DefaultMarathon Sleep
Uso de CPUEquilibrado
Limpiar memoriaNuncaTras 5 min.Tras 1 min.
BrilloAutomático: 50%Automático: 10%
DormirTras 30 segundos
Modo aviónNo
WLANNo
RedesPor defectoNoPor defecto
VibrarCuando está en silencio
BluetoothNo
Sincronización
GPSNo
Vibrar al tocarNo
Sonido al tocarNo

 

El Xiaomi Redmi Note 3 permite automatizar la activación de un perfil cuando el nivel de batería disminuye/aumenta respecto a un umbral o a determinada hora. También es posible programar el apagado y encendido del dispositivo a determinada hora.

El teléfono permite asimismo restringir qué aplicaciones pueden funcionar en segundo plano cuando el nivel de batería es bajo.

Por último, el teléfono ofrece dos modos de funcionamientoPerformance (rendimiento) o Balanced (Equilibrado) – que permiten conmutar entre máximo rendimiento o máximo ahorro de energía. Cuando ejecutamos un benchmark, el teléfono detecta una aplicación que va a requerir mucha potencia y nos ofrece la posibilidad de activar el modo Performance (aunque nosotros hemos mantenido el modo Balanced).

Lamentablemente el Xiaomi Redmi Note 3 no cuenta con carga rápida, por lo que tardaremos en cargar el teléfono unas cuantas horas. En nuestras pruebas la carga completa ha llevado algo más de dos horas y media con un cargador de 2.4A (el que viene en la caja de 2A llega con clavija no europea por lo que no hemos podido utilizarlo).

El proceso es más rápido en las fases iniciales hasta alcanzar el 90% pero luego se ralentiza, como podemos ver en la siguiente gráfica.

carga bateria xioami redmi note 3

 

Xiaomi no ha dotado al Redmi Note 3 de carga inalámbrica, algo que por el momento los fabricantes reservan a los teléfonos de gama alta.

Por suerte, Xiaomi ha incorporado un lector de huella dactilar en la parte de atrás del teléfono. El registro de una huella dactilar es un proceso muy sencillo que solo lleva unos segundos, y el reconocimiento es fiable y rápido – 0.3 segundos según la compañía.

Además, el lector de huella está siempre activo y permite desbloquear el teléfono con solo colocar el dedo encima, sin necesidad siquiera de encender la pantalla.

Xiaomi Redmi Note 3 - 29

Ir a página