Quitar este panel

Análisis a fondo y opinión del BQ Aquaris X2 Pro

🌴 ¡Oferta Veranito!Consigue Windows 10 Pro por tan solo 12,43€ y más ofertas [ Cupones ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos nos ha gustado del BQ Aquaris X2 Pro.

BQ presentó el pasado 8 de mayo sus smartphones Aquaris X2 y X2 Pro, sus nuevos terminales estrella para 2018 que llegan con Android One para ofrecer una experiencia fluida y limpia de Android.

El Aquaris X2 Pro es el modelo más potente de los dos, y cuenta con una pantalla de 5.65″ con resolución Full HD+, procesador Snapdragon 660, 4/6GB de RAM, 64/128GB de almacenamiento, altavoces estéreo, cámara trasera dual de 12MP+5MP con apertura f/1.8, cámara frontal de 8MP y batería de 3.100 mAh con QuickCharge 4+.

El BQ Aquaris X2 Pro está a la venta a un precio de 379,90 € (4GB/64GB) y 499,90 € (6GB/128GB) en tres variantes de color: Midnight Black (negro), Glaze White (blanco) y Deep Silver (plata).

Hemos tenido la oportunidad de utilizar el BQ Aquaris X2 Pro con 4GB/64GB durante algunas semanas, lo que nos ha permitido probar a fondo su funcionamiento. A continuación, os contamos nuestras impresiones al respecto.

Índice de páginas

  1. Diseño
  2. Pantalla
  3. Hardware
  4. Batería
  5. Interfaz
  6. Multimedia
  7. Cámara
  8. Llamadas
  9. Precio
  10. Conclusiones


Diseño y construcción

El BQ Aquaris X2 Pro llega con un elegante diseño tipo «sandwich» formado por un chasis de aluminio que separa el frontal de la parte de atrás, que posee un sofisticado acabado en cristal.

En una época en la que casi todos los fabricantes se han unido a la moda de las pantallas con «muesca», BQ ha optado por dotar al Aquaris X2 Pro de una pantalla tradicional sin ningún tipo de recorte.

Esto es una buena noticia para todos aquellos usuarios a los que no acaba de convencer la controvertida muesca en la pantalla, aunque limita el ratio de pantalla-a-cuerpo a un 76%.

El BQ Aquaris X2 Pro llega con una pantalla con ratio 18:9, más alargada que las pantallas tradicionales 16:9.

La pantalla está rodeada por unos marcos relativamente estrechos a los lados, aunque los marcos superior e inferior no son tan estrechos como en otros smartphones de gama alta.

El marco inferior no alberga ningún elemento físico (ni botones ni lector de huella dactilar), salvo el logotipo de BQ en el centro y un LED de notificaciones en una curiosa ubicación.

Me hubiera gustado que BQ incorporase el lector de huella en el marco inferior, en lugar de en la parte de atrás. Otros smartphones, como el Honor 10, tienen menos espacio en el marco inferior pero, aún con todo, cuentan con un lector de huella en esa zona.

Encima de la pantalla, además de los elementos habituales — auricular para el oído, cámara frontal, sensores de iluminación y proximidad — encontramos un flash frontal, algo que no es habitual encontrar en otros smartphones.

El cristal de la parte de atrás cuenta con protección Gorilla Glass, aunque BQ no ha especificado de qué generación. El cristal está curvado a los lados, lo que reduce el grosor del teléfono en el borde y hace que parezca más delgado a pesar de tener un grosor de 8.35 mm.

El módulo de cámara dual está situado en la esquina superior izquierda y sobresale ligeramente de la superficie. Su disposición vertical y su color negro nos recuerda mucho al del iPhone X, salvo por la posición del flash, que no está entre ambas lentes sino debajo del módulo de cámara.

El BQ Aquaris X2 Pro posee un acabado atractivo en metal y cristal

 

El BQ Aquaris X2 Pro está disponible en colores blanco, plata y negro. El modelo en color blanco presenta un frontal en este color, mientras que los modelos en colores plata y negro poseen un frontal de color negro.

El modelo que hemos probado es el de color blanco, que posee un chasis de color dorado, así como detalles en este color en la cámara trasera, el lector de huella, los logotipos traseros, etc.

El chasis de aluminio del BQ Aquaris X2 Pro ofrece buenas sensaciones al tacto y, a pesar de su acabado en cristal, las huellas dactilares no quedan apenas marcadas, al menos en el modo de color blanco que hemos probado.

 

A continuación, vamos a revisar los laterales del smartphone para ver qué conectores y elementos encontramos.

En el lateral derecho encontramos el botón de encendido y, al lado, un único botón alargado de volumen. Los dos botones son firmes y presentan un recorrido adecuado.

 

En el lateral izquierdo encontramos el compartimento que oculta la ranura para la tarjetas nano-SIM y micro-SD o, si lo preferimos, dos tarjetas nano-SIM.

 

La parte superior del teléfono no cuenta con ningún elemento.

 

La parte inferior del teléfono posee el conector USB Tipo-C, el conector de auriculares y el altavoz inferior.

 

En mi opinión, el aspecto del BQ Aquaris X2 Pro resulta atractivo y elegante, en línea con lo que vemos en smartphones de gama alta con acabados en cristal y metal.

BQ no ha dotado a este teléfono de resistencia al agua, pero al menos ha incorporado protección frente a polvo y salpicaduras (IP52). Esto significa que debemos tener un cierto cuidado para que el teléfono no caiga al agua, ya que podría no resistir la inmersión.


Pantalla

El Aquaris X2 Pro cuenta con un panel LCD IPS LTPS de 5.65″ con resolución 1080p, lo que implica una densidad de píxeles muy elevada de 428 ppp que garantiza que los píxeles individuales sean completamente indistinguibles a la vista.

En caso de que no estés familiarizado con la tecnología LTPS, se trata de un tipo de panel LCD. En el mercado, existen dos tipos de LCDs: los de matriz pasiva, que requieren más energía, y los de matriz activa, que son conocidos comúnmente como TFT (Thin Film Transistor) y consumen menos energía.

Dentro de los LCD de matriz activa, la tecnología TFT puede ser LTPS (Low Temperature Poly-Silicon), a-Si (Amorphous Silicon) e IGZO (Indium Gallium Zinc Oxide). De estas tres, LTPS ofrece la resolución más alta y el menor consumo de energía, pero también son los más costosos.

La pantalla del BQ Aquaris X2 Pro es extremadamente brillante

 

La matriz de sub-píxeles es de tipo RGB, como es habitual en los paneles LCD. En las pantallas RGB, los sub-píxeles se organizan uno a continuación de otro en hileras rojo-verde-azul (RGB).

A igualdad de resolución, este tipo de pantallas se ven más nítidas que las PenTile, características de los paneles OLED como los de Samsung, que poseen una peculiar disposición de los sub-píxeles que reduce la resolución efectiva, aunque estas tienen otras ventajas en cuanto a contraste, amplitud cromática y consumo energético.

Matriz RGB del panel del BQ Aquaris X2 Pro

 

Para analizar la calidad de la pantalla hemos realizado diversas pruebas con el software profesional CalMAN Ultimate y un colorímetro X-Rite i1Display Pro.

Una de los argumentos de venta del BQ Aquaris X2 Pro es que su pantalla ofrece un brillo máximo hasta 650 nits y hemos podido comprobar que no solamente alcanza esa cifra sino que es capaz de superarlo en ciertos momentos.

El brillo máximo se encuentra alrededor de los 692 nits según nuestras propias mediciones, siempre que hayamos activado el modo de extensión de brillo en el apartado de Ajustes. Con esta opción desactivada, el brillo máximo se queda en unos 630 nits, que no está nada mal.

El valor de brillo es extremadamente alto, por lo que no tendremos ningún problema en utilizar el teléfono bajo la luz del sol o en entornos de oficina muy iluminados.

 

El panel del BQ Aquaris X2 Pro es capaz de mostrar un 100% del espacio de color sRGB, que es el estándar que utilizan la mayoría de las apps Android, pero se queda al 85% del espacio de color más amplio DCI-P3, que algunos smartphones de gama alta cubren en su totalidad.

El error medio en la fidelidad de los colores es mejorable ya que se encuentra en torno a 7.7 dE (un valor por debajo de 4 dE se considera excelente y por encima de 9 dE se considera inaceptable), mientras que el error máximo resulta ser de 13.8 dE, un valor elevado.

La falta de fidelidad se debe a que BQ ha potenciado los colores para que se vean más saturados de lo que son en realidad. Esto tiene la ventaja de que la pantalla se ve más viva y es más fácil de utilizar a plena luz del día, pero a cambio debemos tener cuidado si editamos fotografías en el teléfono porque podrían verse diferentes al mostrarse en otro dispositivo mejor calibrado.

 

El color blanco presenta una temperatura de color de 7.759ºK, bastante por encima del nivel de referencia de 6.500 ºK, lo que implica que la pantalla tiene un tinte de color azul dominante que es claramente visible si en aplicaciones con fondo blanco como el navegador, sobre todo si tienes otro smartphone con una pantalla mejor calibrada con la que comparar.

Nuestro colorímetro ha medido un nivel de brillo para el color negro de 0,37 nits, lo que significa que es relativamente oscuro aunque queda lejos de los niveles de negro puro de las pantallas OLED. Esto hace que el contraste esté en torno a 1.700:1, una cifra muy elevada.

Los ángulos de visión son amplios pero el brillo se ve reducido al observar la pantalla desde ángulos extremos.

Una funcionalidad interesante del BQ Aquaris X2 Pro es que es posible encender la pantalla con un doble toque en la pantalla. Aunque el teléfono no cuenta con Always On Display (Pantalla Siempre Activa), la pantalla se enciende momentáneamente cuando llega una notificación.

Hardware y rendimiento

El BQ Aquaris X2 Pro llega con procesador Qualcomm Snapdragon 660, un chip que fue presentado a principios de mayo del año pasado. Este es el mismo chip que encontramos en el Xiaomi Mi 6X, Nokia 7 Plus, BlackBerry KEY2, HTC U12 Life y Vivo X21, por citar algunos.

El Snapdragon 660 está fabricado en tecnología de 14nm, cuenta con 8 núcleos Kryo 260 a 2.2GHz y es un 20 por ciento más rápido que el Snapdragon 653

La GPU es Adreno 512, que es un 30 por ciento más rápida que Adreno 510 del Snapdragon 653.

A nivel de rendimiento, el Snapdragon 660 se encuentra entre el antiguo chip de gama alta Snapdragon 821 (2016) y el Snapdragon 835 (2017).

En el apartado gráfico, sin embargo, el rendimiento no es tan elevado como en los chips de gama alta.

BQ ha incorporado 4 o 6 GB de RAM en el Aquaris X2 Pro, en función de la variante. Nosotros hemos probado la versión con 4GB, que debería ser suficiente para ofrecer una buena experiencia de multi-tarea.

El BQ Aquaris X2 Pro llega con unas especificaciones técnicas bastante potentes, por encima de la mayoría de smartphones de gama media del mercado.

En el benchmark AnTuTu v7, ha dado un resultado de 141.844 puntos, una puntuación muy alta en comparación con otros smartphones de gama media.

 

En el benchmark Geekbench 4, ha conseguido un resultado de 1599/5812 puntos, una puntuación muy elevada frente a otros smartphones de gama media.

 

En los tests de velocidad de lectura y escritura de datos en la memoria interna con Androbench, el teléfono obtiene unos resultados bastante buenos.

 

En el test de rendimiento general PCMark 2.0, ha obtenido una puntuación de 6.067 puntos, un valor que alto frente a otros terminales de gama media.

 

Los resultados que ha obtenido el BQ Aquaris X2 Pro en los benchmarks están en línea con lo que esperábamos ya que se trata de un dispositivo de gama media pero con un hardware potente.

Dejando a un lado los benchmarks, el BQ Aquaris X2 Pro se mueve con mucha soltura y, en general, no hemos sufrido signos de lag al utilizar apps habituales como Twitter, Facebook, WhatsApp, Google Maps y otras. Esta buena experiencia también se ve favorecida porque el terminal corre Android One, sin una pesada capa de personalización.

El rendimiento del BQ Aquaris X2 Pro en los juegos es excelente

 

Centrándonos en el rendimiento gráfico, el test 3DMark centrado en las capacidades gráficas del teléfono ha arrojado unos resultados excelentes.

 

Por último, en el test gráfico GFXBench, el dispositivo ha obtenido unos resultados superiores a otros smartphones de gama media.

 

En el apartado gráfico, la GPU ha arrojado unos resultados muy buenos, por lo que cabe esperar un buen rendimiento a la hora de jugar a títulos 3D exigentes. A modo de referencia PUBG se auto-configura con una tasa de cuadros media.

He probado tres títulos bastante exigentes — Asphalt Xtreme, Dead Effect 2 y Dear Trigger 2 — y he podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos utilizando el software GameBench.

En los tres juegos hemos medido una tasa media de FPS es muy elevada, lo que hace que podamos jugar perfectamente. En el caso de Dead Effect 2, de vez en cuando sufrimos alguna caída de frames pero, aún con todo, nos movemos en tasas muy elevadas.

JuegoFPS medioFPS mín.FPS máx.Estabilidad FPS%CPU
Asphalt Xtreme292931100%7%
Dead Effect 256396091%13%
Dead Trigger 2292831100%7%

 

Como todos los smartphones, el BQ Aquaris X2 Pro se calienta al ser sometido a una carga elevada, especialmente en juegos 3D. Durante períodos de alta intensidad, he medido una temperatura en la superficie trasera del teléfono de 45ºC, que es bastante elevada y hace que resulte algo incómodo sostener el teléfono.

El BQ Aquaris X2 Pro llega con 64 o 128 GB de almacenamiento interno, de los cuales están ocupados unos 12 GB por el sistema operativo. Si bien el modelo de 64 GB debería ser suficiente para la mayoría de los usuarios, el modelo de 128 GB tiene la ventaja de llegar con 6 GB de RAM (aunque su precio es mucho más elevado).

Por suerte, el teléfono incorpora la posibilidad de ampliar el almacenamiento fácilmente mediante una tarjeta micro-SD hasta 256GB, aunque en ese caso perderemos la posibilidad de insertar una segunda SIM.

Lamentablemente, BQ ha optado por desactivar la funcionalidad Adoptable Storage de Android, por lo que no es posible formatear la tarjeta micro-SD como si fuera parte del almacenamiento interno.

En el aspecto de conectividad, el BQ Aquaris X2 Pro es compatible con conexiones WiFi 802.11 b/g/n/ac en la banda de 2.4GHz y también en la de 5GHz, que en muchas zonas funciona bastante mejor por estar menos saturada.

Por otro lado, el BQ Aquaris X2 Pro es compatible con Bluetooth 5.0, 4G/LTE (LTE Cat. 6 hasta 300 Mbps) y GPS / Galileo / Glonass.

Cuenta con radio FM, algo que no muchos fabricantes incorporan en sus smartphones, así como NFC.

En las pruebas que hemos realizado de velocidad de conexión, el BQ Aquaris X2 Pro ha alcanzado un excelente resultado de 191 Mbps de bajada y 90 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica 300 Mbps. En la prueba de 4G, se han alcanzado los 62 Mbps de bajada y 2 Mbps de subida con una conexión 4G de Vodafone.


Batería

El BQ Aquaris X2 Pro posee una batería no reemplazable de 3.100 mAh, una capacidad que parece suficiente para un smartphone con una pantalla de su tamaño.

 

En la prueba de batería de PCMark Work 2.0, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un resultado de 8 horas y 24 minutos. Este resultado de autonomía es bueno, como se puede apreciar en la siguiente gráfica.

 

En el día a día, el teléfono aguanta sin problemas un día de uso normal y, en general, no tendrás que recargar el teléfono a lo largo del día si lo cargas todas las noches.

El BQ Aquaris X2 Pro no incorpora ningún modo de ahorro de energía más allá de lo que incorpora Android por defecto para reducir el rendimiento del dispositivo y limitar la vibración del dispositivo, los servicios de ubicación y la mayor parte de transmisión de datos en segundo plano. En este aspecto, echamos de menos las opciones de ahorro que añaden otros fabricantes por encima de Android.

El BQ Aquaris X2 Pro cuenta con un puerto USB Tipo-C y es unos de los pocos smartphones del mercado con la tecnología de carga rápida QuickCharge 4+, que permite cargar la mitad de la batería en 30 minutos.

Lamentablemente, BQ solo ha incorporado un cargador compatible con QuickCharge 3.0, por lo que tendremos que hacernos con un cargador adicional para disfrutar de las velocidades más rápidas.

Con el cargador incluido, el proceso de carga completo tarda un total de 1 hora y 55 minutos con el cargador incluido. No es un proceso muy rápido, así que nos hubiera gustado que BQ incorporase un cargador compatible con QuickCarge 4+.

El BQ Aquaris X2 Pro es compatible con QuickCharge 4+ pero incorpora un cargador QuickCharge 3

 

A pesar de tener una cubierta trasera de cristal, el BQ Aquaris X2 Pro no cuenta con carga inalámbrica, una funcionalidad que hasta ahora está reservada a smartphones de gama alta.

Por último, el BQ Aquaris X2 Pro incorpora un lector de huella dactilar en la parte de atrás del teléfono, que permite desbloquear el teléfono colocando el dedo encima incluso estando apagada la pantalla.

El proceso de desbloqueo del teléfono es rápido pero hemos visto otros smartphones en los que el desbloqueo se todavía en menos tiempo. La lectura de la huella se produce sin problemas, aunque personalmente prefiero que el lector de huella esté situado en el frontal.

El lector de huella no puede actuar como disparador de la cámara, ni tampoco permite desplegar el panel de notificaciones arrastrando el dedo sobre el lector.

Interfaz y funcionalidades

El BQ Aquaris X2 Pro corre Android 8.1.0 Oreo bajo el programa Android One. Este programa surgió en 2014 para facilitar que dispositivos con especificaciones modestas pudieran ejecutar Android de forma fluida pero, dado su éxito, está siendo incorporado también en smartphones con especificaciones más potentes.

Google obliga a los fabricantes que se adhieren al programa Android One a no tocar prácticamente nada del sistema operativo, salvo aspectos propios del hardware del teléfono como la app de cámara.

El resultado es que la experiencia de uso de Android One es similar a la de Android puro.

En el caso del BQ Aquaris X2 Pro, nos encontramos ante un Android prácticamente sin cambios ya que no cuenta con ninguna aplicación añadida excepto por la aplicación BQ Plus

BQ Plus es una app muy simple que solamente da la opción de proteger el dispositivo frente a roturas de pantalla, daños por humedad, golpes, caídas y robo por 59,90 euros al año. Por lo demás, no tiene ninguna otra utilidad.

En teoría, los smartphones con Android One son más fáciles de actualizar ya que la ausencia de una capa de personalización y aplicaciones de terceros hace que las labores de adaptación sean mínimas.

Actualmente, el BQ Aquaris X2 Pro corre la última versión de Android y esperamos que BQ actualice el dispositivo rápidamente con nuevas versiones. En el momento de escribir este artículo, el BQ Aquaris X2 Pro posee el parche de seguridad del 1 de mayo.


Multimedia

El BQ Aquaris X2 Pro ofrece sonido estéreo gracias a un altavoz situado en la parte inferior, justo al lado del conector USB Tipo-C, y un segundo altavoz en la zona del auricular.

Los altavoces ofrecen una buena calidad de sonido, sin apenas distorsión cuando el volumen es elevado y una buena riqueza de tonos, pero como es lógico carece de profundidad.

BQ también no ha olvidado el conector tradicional de 3.5 mm, así que puedes recurrir a unos auriculares tradicionales para disfrutar de sonido con mayor calidad.

El BQ Aquaris X2 Pro no incorpora una app propia de reproducción de música sino que recurre a Play Música de Google. Play Música permite organizar nuestras canciones por géneros, artistas, álbumes y títulos.

También ofrece un servicio de suscripción de música en streaming similar a Spotify. Otra opción interesante es que permite crear mezclas al instante basadas en las canciones que más te gustan o en tus artistas favoritos.

Tiene soporte de listas de reproducción, pero es incapaz de descargar portadas de discos o las letras de las canciones, por citar alguna limitación.

Para ver imágenes, BQ hace uso de la aplicación Fotos de Google. La aplicación Fotos muestra todas las imágenes almacenadas en el teléfono organizadas por álbumes, lugares, fecha, personas y cosas.

Fotos también permite realizar ciertos retoques a la imagen como girar, recortar, aplicar filtros, ajustar la exposición, controlar el contraste, etc. Otra posibilidad que ofrece Fotos es crear collages y animaciones a partir de fotografías, o crear películas combinando fotografías y vídeos.

Por último, Google permite incluso realizar copias de seguridad de las fotografías en tu cuenta de Google y ofrece almacenamiento ilimitado de fotos en alta calidad.

 

La reproducción de vídeos almacenados en el teléfono es buena gracias a la potencia de su procesador, que no tiene problemas a la hora de mover vídeos en alta definición.

BQ no ha incorporado una aplicación dedicada para la reproducción de vídeos, sino que estos deben reproducirse a través de la aplicación Fotos.

Para comprobar la compatibilidad con diversos formatos de vídeo, hemos reproducido cuatro ficheros: dos con resolución Full HD y dos con resolución 4K, codificados con el formato H.264 y con el más moderno HEVC. Los cuatro vídeos se reproducen a la perfección.

La reproducción de vídeos de servicios en streaming como YouTube o Netflix se realiza sin problemas. Lamentablemente, BQ solo ha incorporado el nivel L3 de Widevine, lo que significa que no puede reproducir contenidos en HD de Netflix, sino únicamente en SD.

Cámara de fotos

El BQ Aquaris X2 Pro cuenta con dos cámaras en la parte de atrás: una cámara principal con sensor Samsung S5K2L8 de 12 MP y una cámara secundaria con sensor Samsung S5K5E8 de 5 MP.

La cámara principal cuenta con píxeles de tamaño 1.29 µm, lente con apertura f/1.8 y enfoque automático por detección de fase, además de flash de doble tono. Sin embargo, la lente no incluye estabilización óptica.

 

BQ incluye un modo manual de cámara que ofrece mucha opciones de ajuste para los fotógrafos experimentados: velocidad del obturador, nivel de exposición, balance de blancos, ISO y bloqueo de la exposición y de enfoque (por separado).

La cámara del Aquaris X2 Pro ofrece algunas funcionalidades interesantes, entre las que cabe destacar Play Photos, que permite grabar un pequeño vídeo del momento que has capturado con la fotografía. Se trata de una funcionalidad similar a las Live Photos del iPhone.

Otra funcionalidad interesante es Google Lens, una nueva herramienta de Google que identifica textos y objetos reales e inicia una búsqueda en Google para obtener información, opiniones o tiendas donde se puede adquirir.

BQ permite tomar fotografías en modos HDR y HDR+, que ayudan a aumentar el rango dinámico de la escena combinando varias fotos con diferentes exposiciones. La fotografía final se compone utilizando las mejores partes de cada fotografía.

A continuación podemos ver algunos ejemplos tomados con el modo HDR. La primera de las imágenes tiene un aspecto algo artificial, con colores excesivamente saturados, pero la segunda consigue equilibrar muy bien las luces y las sombras.

Fotografías HDR tomadas con la cámara trasera (fotografías originales en Flickr)

 

Otra de las funcionalidades destacadas de la cámara trasera es el modo Retrato, que permite tomar una fotografía de una persona y desenfocar el fondo de la imagen con cuatro niveles de intensidad, emulando el efecto bokeh que consiguen las cámaras réflex.

Lamentablemente, BQ no permite ajustar la profundidad de campo a posteriori una vez tomada la fotografía, y tampoco guarda una versión sin procesar, por lo que nos la jugamos a que la foto en modo Retrato salga bien.

A continuación, podemos ver un par de ejemplos de fotografías tomadas en modo Retrato. En ambas imágenes (fotografías originales: 1, 2), el BQ Aquaris X2 Pro tiene algunos problemillas a la hora de separar la persona del fondo de la imagen.

Ejemplos de modo Retrato con la cámara trasera del BQ Aquaris X2 Pro (fotografías originales en Flickr)

 

Centrándonos en la calidad de la imagen, en condiciones de buena luz, la cámara del BQ Aquaris X2 Pro obtiene buenas capturas aunque tiende a sobresaturar los colores en ciertas situaciones.

A continuación podemos ver algunos ejemplos de fotografías tomadas con abundante luz:

Fotografías en condiciones de buena luz (fotografías originales en Flickr)

 

En condiciones de poca luz, las imágenes pierden nitidez debido al algoritmo empleado por BQ para reducir el ruido producido por niveles altos de ISO, motivados por la ausencia de estabilización óptica en la lente.

No obstante, la calidad es bastante decente y las imágenes son perfectamente utilizables en redes sociales.

Fotografías en condiciones de escasa luz (fotografías originales en Flickr)

 

La cámara frontal cuenta con un sensor Samsung S5K4H7 de 8MP con apertura f/2.0 y tamaño de píxel de 1.29 µm, que es capaz también de grabar vídeo 1080p. Como detalle diferenciador, el BQ Aquaris X2 Pro cuenta con un flash frontal.

La calidad de la imagen es bastante buena, como puede apreciarse en la siguiente imagen, que se ve nítida y con buen colorido.

Selfie tomado con la cámara frontal (fotografías originales en Flickr)

 

La cámara frontal también permite tomar capturas en modo Retrato aunque, en este caso, no utiliza una doble cámara sino que lo hace mediante software.

A continuación podemos ver un retrato tomado con la cámara frontal, que ofrece un buen resultado salvo algunos pequeños problemas, por ejemplo en la zona del fondo entre las dos caras.

Retrato tomado con la cámara frontal (fotografías originales en Flickr)

 

A continuación os dejamos una galería de fotografías tomadas con el BQ Aquaris X2 Pro en tamaño original para que podáis apreciar la calidad de las imágenes.

» Fotografías originales: Álbum del BQ Aquaris X2 Pro en Flickr

 

El BQ Aquaris X2 Pro puede grabar vídeo en resolución 4K con una tasa de 30 fps, así como vídeos a cámara lenta 120 fps en resolución 1080p.

Los vídeos tienen una calidad correcta, como se puede apreciar en este vídeo grabado en 4K, aunque los colores se ven algo sobresaturados.


Llamadas de voz

En las pruebas que hemos realizado la calidad de la voz es correcta y hemos podido mantener perfectamente conversaciones en entornos ruidosos sin dificultades.

Precio

El BQ Aquaris X2 Pro está a la venta por 379,90 euros en su variante 4GB/64GB y por 499,90 euros en su variante 6GB/128GB.

Existen muchos teléfonos en el mercado que compiten frente al BQ Aquaris X2 Pro de 4GB/64GB en precio y características, por lo que solo destacaremos aquí algunos de los que hemos analizado más recientemente.

El Samsung Galaxy A6+ (369 euros) llega con una pantalla infinita AMOLED de 6 con resolución Full HD+, procesador Snapdragon 450 a 1.8GHz, 4GB de RAM, 32GB de almacenamiento ampliable mediante micro-SD, Dual SIM, cámara dual trasera de 16MP+5MP, cámara frontal de 24MP y batería de 3.500 mAh.

El Honor 10 (399 euros) posee una pantalla LCD IPS de 5.84 Full HD+, procesador Kirin 970, 4 GB de RAM, 64 GB de almacenamiento sin micro-SD, cámaras traseras de 16MP + 24MP, cámara frontal de 24MP y batería de 3.400 mAh.

El Huawei P20 Lite (312 euros) llega con pantalla LCD de 5.84 con resolución Full HD+, procesador Kirin 659, 4GB de RAM, 64GB de almacenamiento ampliable por micro-SD, cámara frontal de 16MP, cámara trasera de 16MP+2MP, lector de huella dactilar, reconocimiento facial Face Unlock, batería de 3.000 mAh y Android 8.0 Oreo.

En cuanto a la variante del BQ Aquaris X2 Pro con 6GB/128GB, su precio es menos atractivo ya que, por solo un poco más, tenemos el OnePlus 6 con características superiores.


Conclusiones

El BQ Aquaris X2 Pro posee un diseño elegante, con un chasis de metal y un acabado de cristal curvado en la parte de atrás. El frontal está dominado por una gran pantalla de 5.65″ con ratio 18:9 rodeada por marcos bastante estrechos a izquierda y derecha.

BQ no se ha unido a la moda de la muesca («notch»), por lo que la pantalla está flanqueada por un marco en la parte superior y otro en la parte inferior.

El marco inferior está libre de cualquier elemento, salvo un LED de notificaciones en una extraña posición.

Nos hubiera gustado ver el lector de huella en el marco inferior, ya que hay espacio suficiente (el Honor 10 posee un marco más estrecho e incorpora lector). Sin embargo, BQ ha optado por colocarlo en la parte de atrás.

El BQ Aquaris X2 Pro posee un grosor de 8.35 mm, por lo que es algo más grueso que sus competidores. No obstante, el cristal curvado de la parte trasera hace que parezca más fino.

Su pantalla LCD de 5.65″ con resolución 1080p ofrece una densidad de píxeles de 428 ppp, más que suficiente para garantizar una elevada nitidez.

La pantalla del Aquaris X2 Pro destaca especialmente por su elevado nivel de brillo, que en nuestras pruebas ha llegado a alcanzar los 690 nits. Este es un valor muy elevado, que supera a prácticamente cualquier smartphone del mercado, incluso los de gama alta.

La amplitud cromática de la pantalla es correcta, ya que cubre el 100% del espacio sRGB pero, a diferencia de otros smartphones de gama alta, no cubre el espacio más amplio DCI-P3. La fidelidad de los colores es mejorable ya que se muestran algo sobresaturados y la pantalla posee un cierto tinte azulado.

El BQ Aquaris X2 Pro llega con un procesador Snapdragon 660, que ofrece un rendimiento muy elevado y viene acompañado, en la variante que hemos probado, por 4GB / 64GB de RAM y almacenamiento. También hay otra versión con 6GB / 128GB si necesitas más capacidad.

En ambos casos, podemos ampliar el almacenamiento mediante una tarjeta micro-SD, a costa de prescindir de la segunda SIM. La tarjeta micro-SD no puede ser formateada como almacenamiento interno ya que la funcionalidad Adoptable Storage de Android no está activa.

 

El rendimiento del Aquaris X2 Pro es elevado en comparación con otros dispositivos de gama media. El smartphone mueve con suavidad la interfaz de Android y las apps más exigentes. Podemos hacer zoom y scroll al navegar por páginas web con rapidez, pero los tiempos de carga de aplicaciones pesadas están por detrás de otros smartphones de gama alta.

A la hora de jugar, los títulos 3D más avanzados se mueven con soltura, alcanzado tasas estables y superiores a 30 FPS en todos los juegos que hemos probado. Ahora bien, tras un buen rato jugando, la parte de atrás se calienta mucho — hemos medido temperaturas de 45ºC en la zona superior.

La autonomía del BQ Aquaris X2 Pro ha resultado ser bastante buena, ya que su batería de 3.100 mAh ofrece muchas horas de uso. En general, no deberías tener problema para llegar al final del día con batería restante si lo cargas todas las noches.

El teléfono cuenta con carga rápida Quick Charge 4+ pero lamentablemente BQ no ha incluido un cargador con esta tecnología en la caja, sino únicamente con Quick Charge 3.0, por lo que el tiempo de carga se va a casi 2 horas.

BQ ofrece una experiencia pura de Oreo ya que ha optado por incluir Android One.

Esto ayuda a mejorar el rendimiento del teléfono y, en teoría, facilitará la llegada rápida de actualizaciones y parches del sistema operativo.

El inconveniente de no contar con una capa de personalización es que no cuenta con funcionalidades que añaden otros fabricantes como un espacio privado, clonado de aplicaciones, control por gestos, modos de ahorro de energía avanzados, etc.

La cámara trasera cuenta con sensores de 12MP+5MP que ofrecen una buena calidad de imagen a plena luz del día, aunque en ocasiones los colores se ven demasiado saturados.

Cuando la luz escasea, la calidad de imagen sufre pero, en general, el resultado es bastante bueno. La aplicación de cámara ofrece bastantes posibilidades de control manual, algo que será del agrado de los usuarios más avanzados.

La cámara trasera del BQ Aquaris X2 Pro es capaz de tomar fotografías en modo Retrato pero, en nuestras pruebas, los resultados presentan ciertos problemillas a la hora de separar el sujeto del fondo. Nos gustaría que BQ diera la posibilidad de guardar la fotografía original para esos casos en los que el resultado no ha sido bueno.

La cámara frontal posee una resolución de 8MP y cuenta con flash frontal, por lo que es capaz de capturar selfies con buena calidad. También permite capturar fotografías en modo Retrato, a pesar de tener una sola cámara frontal.

El BQ Aquaris X2 Pro está a la venta por 379,90 euros en su variante 4GB/64GB, un precio que es muy interesante para un dispositivo de estas características. También hay una variante de 6GB/128GB por 499,90 euros, aunque este precio es menos atractivo, sobre todo si lo comparamos con el OnePlus 6.

Lo mejor:

  • Diseño atractivo con chasis de aluminio y cristal curvado en la parte de atrás
  • Pantalla con buena nitidez y un brillo máximo muy elevado. Funcionalidad de encendido de pantalla al hacer doble toque
  • Rendimiento elevado en aplicaciones y juegos gracias a un hardware relativamente potente y Android puro (Android One)
  • Ranura híbrida Dual SIM o SIM + microSD
  • Cámara trasera con buena calidad de imagen (sobre todo en condiciones de buena luz) y controles manuales. Cámara frontal con elevada nitidez y flash.
  • Modo Retrato en la cámara trasera y frontal (aunque con dificultades para separar el sujeto del fondo)
  • Altavoces estéreo con un sonido potente y rico en matices
  • Buena autonomía. Carga rápida Quick Charge 4+.
  • Radio FM y NFC

Lo peor:
  • Menor aprovechamiento del frontal que otros smartphones con marcos más estrechos. Lector de huella en la parte de atrás (hubiera cabido en el frontal)
  • Sin funcionalidades software adicionales que incluyen otros fabricante: modos de ahorro de energía, espacio privado, clonado de aplicaciones, ajustes de color de pantalla, etc.
  • Elevada temperatura elevada en la parte trasera al jugar a títulos 3D exigentes durante mucho rato
  • Cargador QuickCarge 4+ no incluido en la caja
  • Sin resistencia al agua

Nota: El teléfono BQ Aquaris X2 Pro ha sido cedido amablemente por BQ para la realización de este análisis.

Si te ha gustado el análisis, comparte el artículo en tus redes sociales. También puedes pulsar este botón:

🌴 ¡Oferta Veranito!Consigue Windows 10 Pro por tan solo 12,43€ y más ofertas [ Cupones ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

    Deja un comentario