fbpx

Análisis del Xiaomi Redmi Note 7 a fondo y opinión


🎁💳 ¿Conoces la tarjeta Curve? Una sola tarjeta de crédito que aglutina el resto de tus tarjetas y manejas desde el móvil [ Llévate 5,5€ gratis ]

Ir a página :

Hardware y rendimiento

El Xiaomi Redmi Note 7 posee un procesador Qualcomm Snapdragon 660, un chip que ya es algo antiguo dado que fue presentado en mayo de 2017. Este es el mismo chip que encontramos en el BQ Aquaris X2 Pro, Oppo R15 Pro, Samsung Galaxy A9 (2018), Xiaomi Mi A2 o Xiaomi Mi 8 Lite, por citar algunos.

El Snapdragon 660 está fabricado en tecnología de 14nm, cuenta con 8 núcleos Kryo 260 divididos en dos clusters: uno de cuatro núcleos rápidos a 2.2GHz y otro de cuatro núcleos de alta eficiencia a 1.8 GHz.

Además los los ocho núcleos, el procesador integra una GPU Adreno 512 con un controlador de memoria LPDDR4 (dual channel a 1.866 MHz) y soporta WiFi (802.11ac + MIMO), Bluetooth 5 y LTE (modem X12 LTE hasta 600 Mbps de descarga).

A nivel de rendimiento, el Snapdragon 660 se encuentra entre el antiguo chip de gama alta Snapdragon 821 (2016) y el Snapdragon 835 (2017).

El Xiaomi Redmi Note 7 llega en dos variantes con 3 o 4 GB de RAM, una cantidad que debería ser suficiente para una correcta experiencia de multi-tarea. El modelo que hemos probado es el de 4 GB.

El Xiaomi Redmi Note 7 obtiene unos resultados buenos en los benchmarks

 

A continuación vamos a revisar los resultados que obtiene el Xiaomi Redmi Note 7  en los benchmarks.

En el benchmark AnTuTu v7, ha dado un resultado de 146.115 puntos, una puntuación alta en comparación con otros smartphones de gama media.

 

En el benchmark Geekbench 4.1 centrado en el rendimiento del procesador ha conseguido .1.641/4.622 puntos en las pruebas mono/multi-núcleo, que son unos resultados buenos.

 

En el test de rendimiento general PCMark 2.0, ha obtenido una puntuación alta de 6.383 puntos.

 

En el apartado de almacenamiento, el teléfono obtiene unos resultados buenos en las pruebas de AndroBench de velocidad de lectura y escritura.

 

El Xiaomi Redmi Note 7 ha obtenido unos resultados buenos en las pruebas de rendimiento, similares a los que obtienen otros smartphones de gama media con precio superior.

En el día a día, la interfaz del Xiaomi Redmi Note 7 se mueve con fluidez y, en general, no he experimentado signos de lentitud al utilizar apps habituales como WhatsApp, Twitter, Telegram, Facebook, Instagram, Netflix, Google Maps, etc.

Donde más se nota la diferencia con otros smartphones de gama alta es a la hora de movernos rápidamente entre aplicaciones al hacer multi-tarea o en los tiempos de carga de apps complejas como juegos.

Con los 4GB de RAM de la versión que he probado no he tenido problemas con la multi-tarea, ya que es capaz de mantener varias aplicaciones abiertas en memoria sin que se cierren sin previo aviso.

El Xiaomi Redmi Note 7 mueve con bastante soltura juegos 3D

 

A la hora de analizar la potencia gráfica, comenzamos con la prueba SlingShot de 3DMark, donde el teléfono ha obtenido un buen resultado.

 

En la prueba GFXBench con APIs tradicionales, el teléfono ha logrado unos resultados buenos.

 

En las pruebas de rendimiento gráfico, la GPU ha obtenido buenos resultados en los benchmarks.

Para comprobar el rendimiento gráfico real en juegos 3D, he probado tres títulos 3D exigentes — Asphalt 9, Dead Effect 2 y PUBG  — y, en todos ellos, la experiencia de juego con el Xiaomi Redmi Note 7 ha sido buena.

Utilizando el software GameBench, he podido medir diversos parámetros de rendimiento en estos juegos. En los tres juegos se obtiene una tasa estable de cerca de 30 o 60 FPS, sin apenas pérdidas de frames. En el caso de PUBG, el juego se configura en el modo «equilibrado» de calidad gráfica.

JuegoFPS medioEstabilidad FPSMin. FPSMax. FPS%CPU
Asphalt 928100%25308%
Dead Effect 259100%50609%
PUBG25100%212710%

 

Los smartphones suelen calentarse bastante bajo situaciones de carga elevada, como a la hora de jugar a títulos 3D exigentes. En el caso del Redmi Note 7, he medido temperaturas máximas en la superficie del teléfono bastante razonables, de unos 37ºC por la zona de la cámara y el lector de huella.

El Xiaomi Redmi Note 7 incorpora 32 o 64 GB de almacenamiento interno, en función de la variante que elijas. Mi recomendación es que, si puedes, optes por la versión con 64GB de almacenamiento, sobre todo si planeas utilizar la funcionalidad de Dual SIM

Si solo vas a utilizar una tarjeta SIM, puedes utilizar la segunda ranura para insertar una tarjeta micro-SD de hasta 256 GB de almacenamiento. Lamentablemente, Xiaomi no ha incorporado la funcionalidad Adoptable Storage, por lo que no podemos formatear la tarjeta como una extensión del almacenamiento interno.

En el aspecto de conectividad, el Xiaomi Redmi Note 7 es compatible con Wi-Fi 802.11 a/b/g/n/ac a 2.4GHz y a 5GHz, Bluetooth 5.0, 3G/HSPA+, 4G/LTE y radio FM, pero carece de NFC.

La ausencia de NFC puede ser importante para algunos usuarios, ya que impide el uso del teléfono para pagar o acceder a ciertos servicios.

Como hemos comentado, el compartimento para SIM ofrece espacio para incorporar dos tarjetas nano-SIM, lo que permite llevar dos números diferentes.

El Xiaomi Redmi Note 7 es capaz de operar en la banda de 800 MHz de 4G/LTE que utilizan algunos operadores en España, por lo que no tendrás problemas de conectividad.

En las pruebas que he realizado, la velocidad de red tanto por Wi-Fi como por 4G ha sido excelentes.

El Xiaomi Redmi Note 7 alcanzó los 279 Mbps de bajada y 76 Mbps de subida en Wi-Fi con una conexión de fibra óptica. En la prueba de 4G, se alcanzaron los 20 Mbps de bajada y 2 Mbps de subida con una conexión de Movistar.

Xiaomi ha incorporado un lector de huella dactilar en la parte de atrás, que permite desbloquear el teléfono rápidamente.

Con la pantalla bloqueada, basta con apoyar el dedo para desbloquear el teléfono sin tener que tocar ningún botón. El reconocimiento de huella es fiable siempre que coloquemos el dedo en la zona marcada aunque el área de reconocimiento es más bien reducida.

Lamentablemente Xiaomi no ha habilitado el reconocimiento facial, por lo que no podemos utilizar este tipo de desbloqueo. Queda la esperanza de que lo active con alguna actualización OTA pero, por el momento, debemos conformarnos con el reconocimiento de huella, PIN, patrón o contraseña.

El lector de huella del Xiaomi Redmi Note 7 funciona de forma rápida y fiable

Batería

La batería del Xiaomi Redmi Note 7 posee una capacidad de 4.000 mAh, una cantidad que debería ser suficiente para su pantalla de 6.3″.

 

En la prueba de batería de PCMark Work 2.0, con la pantalla calibrada a 200 nits, el teléfono ha dado un resultado espectacular de 10 horas y 33 minutos. Este resultado es excelente, a la altura de los smartphones con mejor autonomía.

 

En la práctica, la autonomía del Xiaomi Redmi Note 7 es una de sus mejores bazas y no tendrás problemas para llegar al final del día incluso si haces un uso bastante continuado del smartphone.

El Xiaomi Redmi Note 7 cuenta con un modo de ahorro de batería que, si está activado, monitoriza los procesos en segundo plano y desactiva la sincronización cuando la batería cae por debajo del 60%. También es posible programar el apagado y encendido de este modo de ahorro a determinada hora.

Además, MIUI identifica automáticamente las aplicaciones y procesos importantes, y desactiva aquellos que no lo son cuando bloqueamos el teléfono.

Esto significa que, en ocasiones, es posible que alguna app con actividad en segundo plano sea cerrada automáticamente por el sistema. En teoría, es posible solucionar este problema seleccionando aquellas apps individuales sobre las que el economizador de batería no debe actuar.

 

En el apartado de batería también encontramos una funcionalidad llamada Uso de la batería que detecta problemas y sugiere acciones para corregirlos. Por ejemplo, puede proponer cerrar ciertas apps que consumen mucha batería, apagar la pantalla después de 30 segundos, ajustar el brillo automáticamente, etc.

El Xiaomi Redmi Note 7 cuenta con carga rápida QuickCharge 4, si bien el cargador incluido en la caja es tan solo 5V / 2A. El Xiaomi Redmi Note 7 se carga por completo en 1 hora y 54 minutos, que es un tiempo bastante ajustado.

Como podemos apreciar en la gráfica, la carga es más rápida hasta el 80 por ciento y se ralentiza ligeramente al final. El 50 por ciento de la carga se alcanza en unos 40 minutos.

La batería del Xiaomi Redmi Note 7 se carga por completo en casi dos horas

 

Xiaomi no ha dotado al Redmi Note 7 de carga inalámbrica, algo que era esperable teniendo en cuenta el rango de precios en el que nos movemos.

Ir a página :