Quitar este panel

Análisis del smartwatch Zepp E a fondo y opinión

👉 No te lo pierdas: Así cuidan de tu ❤️ salud los últimos dispositivos de Huawei [ Entérate ]

¿No tienes tiempo de leer el análisis completo? Dirígete directamente a la sección de Conclusiones para conocer lo que más y lo que menos me ha gustado del Zepp E.

Huami, la compañía detrás de los dispositivos Amazfit, lanzó hace unas semanas la nueva marca Zepp y cambió el nombre de su app Amazfit por Zepp.

Aunque pudiera parecer que Huami va a reemplazar una marca por otra, esto no va a ocurrir ya que ambas marcas, Amazfit y Zepp, convivirán en el mercado pero estarán dirigidas a distinto público.

Amazfit seguirá centrada en los relojes inteligentes deportivos y otros accesorios, principalmente en la gama media, mientras que Zepp es una nueva marca enfocada a la gama alta del mercado.

Recientemente, Huami ha anunciado su primer reloj bajo la nueva marca, Zepp E, que está disponible tanto en versión rectangular como circular (esta última es la que he probado).

La versión circular del Zepp E posee una construcción en acero inoxidable y cristal curvado con una pantalla AMOLED de 1.28″, sensor de ritmo cardíaco, sensor de saturación de oxígeno, resistencia al agua y batería de para 7 días. El Zepp E ya está a la venta en España por 249 €.

He tenido oportunidad de probar el Zepp E durante algunas semanas y, a continuación, os cuento mis impresiones.

Diseño y construcción

El Zepp E es uno de los relojes inteligentes más elegantes que puedes encontrar. Su frontal está ocupado por una superficie de cristal negro 3D, que se incrusta en una base circular de acero inoxidable.

A simple vista, parece que el la pantalla del reloj no tuviera un marco alrededor ya que el frontal es completamente uniforme. Huami ha jugado muy bien con la interfaz del reloj y el diseño de las esferas para que el fondo sea negro y no sea se distinga dónde acaba la pantalla y dónde empieza el marco.

El Zepp E tiene solo 9 mm. de grosor, por lo que resulta un reloj cómodo de llevar, tanto por el día como por la noche para dormir si quieres que monitorice tus ciclos de sueño. A modo de ejemplo, el Apple Watch Series 6 posee un grosor de 10.4 mm. y el Samsung Galaxy Watch 3 de 11.4 mm.

El reloj tiene un único botón a la derecha que se utiliza para encender la pantalla, mostrar el menú de opciones cuando estamos en la pantalla de inicio, o ir a la pantalla de inicio cuando estamos en cualquier menú.

La navegación por la interfaz se realiza mediante gestos en la pantalla: arrastrar en vertical, arrastrar en horizontal o pulsar (una vez o de forma prolongada) sobre la pantalla.

 

La base de acero está unida mediante unos enganches a una correa estándar de 20 mm. No me hubiera importado ver una correa un poco más grande, por ejemplo de 22 mm., ya que esta se ve un poco estrecha en comparación con el cuerpo del reloj.

La correa es de piel en caso de los modelos de color Polar Night Black, Moon Grey; y fluoroelastómero en los modos de color Onyx Black y Ice Blue. También hay una edición especial Champagne Gold con correa metálica.

La correa que he probado es la de cuero del modelo Polar Night Black, que se ve elegante pero su grosor es muy fino. Debido al material utilizado, no es una correa apropiada si pretendes utilizar el reloj para actividades acuáticas.

El Zepp E cuenta con resistencia al agua hasta 50 metros, por lo que no solamente puedes llevarla puesta cuando te duchas (si utilizas una correa apropiada), sino que además puede monitorizar tus sesiones de natación.

Pantalla

El reloj Zepp E posee una pantalla circular AMOLED de 1.3″, que es lo suficientemente grande para que podamos ver todos los mensajes y avisos con comodidad.

La pantalla posee una resolución de 416 x 416 píxeles, lo que se traduce en una densidad de píxeles de 326 ppp. Es un valor alto, lo que se traduce en textos e iconos nítidos, sin bordes dentados a simple vista como encontramos en otros relojes.

El brillo de la pantalla se ajusta en función de la luz ambiental y, si lo prefieres, puedes establecer el brillo en modo manual y ajustarlo a tu gusto.

En general, el ajuste de brillo responde bien a los cambios de iluminación y, por tanto, he dejado el modo automático todo el tiempo.

Utilizando un colorímetro, he medido un brillo máximo de 340 nits, que debería ser suficiente para ver bien la pantalla en exteriores, aunque algunos relojes inteligentes superan esta cifra.

Al tratarse de una pantalla AMOLED, el negro es muy profundo y se confunde con el marco de la pantalla, que como he comentado anteriormente resulta invisible en el día a día.

La pantalla ofrece unos colores muy vivos que resaltan todavía más sobre el fondo negro de la pantalla. En definitiva, la pantalla de este reloj se ve de manera excelente.

Es posible encender la pantalla mediante una pulsación en el botón lateral o a través del gesto de giro muñeca.

El gesto de la muñeca funciona bastante bien y, salvo ocasiones puntuales, la pantalla se enciende siempre al primer intento. Ahora bien, presenta un cierto retardo, por lo que tienes que acostumbrarte a girar la muñeca, esperar 1-2 segundos y mirar la pantalla.

En el propio reloj, podemos elegir entre cinco diseños diferentes de pantalla principal con un número variable de módulos (complicaciones) además de la hora.

Entre los módulos disponibles, se encuentran PAI, pasos, batería, humedad, de pie, rayos UVA, ritmo cardíaco, calorías, ritmo cardíaco, tiempo, AQI o fecha. No todos los módulos pueden utilizarse en todos los espacios, ya que hay módulos de diferentes tamaños.

A través de la aplicación Zepp, podemos acceder a la Tienda de Esferas del reloj donde podemos escoger otros diseños para la pantalla principal. En el momento de escribir este análisis, hay una gran cantidad de diseños de esfera donde elegir, aunque no es posible personalizar los módulos como con las que vienen preinstaladas.

En la tienda también podemos descargar unas esferas simples con la hora colocada en distintas posiciones que permiten personalizar la imagen de fondo, pudiendo escoger una fotografía de nuestra galería.

 

El Zepp E también ofrece un modo de pantalla siempre activa que muestra la hora todo el tiempo con el diseño de la esfera elegida o, si preferimos, con un diseño estándar.

En función de la esfera, podemos ver alguna información adicional en la pantalla siempre activa como el número de pasos caminados. También está disponible un modo de apagado «inteligente» que apaga la pantalla siempre activa si el reloj detecta que te has dormido o que te lo has quitado de la muñeca.

 

Por último, es posible configurar un modo Teatro que atenúa el brillo de la pantalla al valor mínimo y deshabilita las funcionalidades de Levantar para Despertar y la Pantalla Siempre Activa. Como el propio nombre indica, este modo es útil si vas al teatro o el cine y no quieres que la pantalla se ilumine accidentalmente.

Manejo del reloj y funcionalidades

El Zepp E se conecta al smartphone a través de una conexión Bluetooth 5.0 una vez que se instala la app Zepp (antes llamada Amazfit) en el smartphone. Para emparejar el reloj con el smartphone, debemos usar la app para leer el código QR que aparece en pantalla nada más encenderlo por primera vez.

No es posible conectar el reloj a través de una conexión WiFi, por lo que si te alejas de tu smartphone estando en casa, es posible que pierdas la conexión por Bluetooth y no recibas notificaciones. Tampoco existe la posibilidad de utilizar conectividad celular, a diferencia de otros relojes que sí que soportan eSIM.

El manejo del Zepp E se realiza mediante toques en la pantalla y pulsando el botón lateral para ir a la pantalla de inicio siempre que es necesario. La pantalla responde bien a las pulsaciones y, en este aspecto, no tengo ninguna queja.

El reloj se mueve rápidamente, sin parones ni lentitud al manejar las distintas funcionalidades. En este aspecto, el rendimiento del Zepp está a la altura de relojes inteligentes mucho más caros.

 

Si arrastramos hacia arriba desde la pantalla de inicio, podemos ver las notificaciones pendientes de leer. Desde la propia app Zepp del smartphone podemos elegir qué apps pueden enviar notificaciones al reloj y si solamente deben enviarse si la pantalla del smartphone está bloqueada.

No es posible interactuar con las notificaciones más allá de leerlas, así que no podrás responder a mensajes de WhatsApp con respuestas predefinidas, ni podrás borrar mensajes de correo electrónico o aceptar invitaciones a eventos, por citar algunos ejemplos.

Si arrastramos hacia abajo desde la pantalla de inicio, podemos ver información como la fecha, día de la semana, nivel de batería, temperatura actual, probabilidad de lluvia y conexión al reloj. También encontramos accesos directos a la linterna, brillo, modo no molestar, ahorro de energía, bloqueo de pantalla, buscador del teléfono, modo teatro y mantener la pantalla encendida por 20 minutos.

 

Si pulsamos el botón lateral, accedemos a distintas aplicaciones:

  • PAI
  • Ritmo cardíaco
  • SpO2
  • Ejercicio
  • Actividades
  • Objetivo de actividad
  • Tiempo
  • Música
  • Alarma
  • Eventos
  • Widget
  • Configuración.

El apartado PAI es un indicador de actividad fisiológica personal para ayudarte a comprender tu estado físico. Sus siglas corresponden con Inteligencia de Actividad Personal (PAI) y está basado en los datos de frecuencia cardíaca, la intensidad de la actividad diaria y una evaluación exhaustiva dinámica y multidimensional de los datos fisiológicos personales.

Mantener un valor de PAI por encima de 100 ayuda a reducir el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular y aumenta la esperanza de vida según diversos estudios.

 

El apartado Ritmo cardíaco muestra nuestros latidos por segundo y vemos una gráfica con nuestro historial de ritmo cardíaco. Si arrastramos hacia arriba, podemos ver cuánto tiempo hemos pasado en los estados relajado, calentamiento, intensivo, aeróbico, anaeróbico y máximo.

En la app Zepp del smartphone es posible establecer varios modos de monitorización: detección automática de ritmo cardíaco (por defecto, una vez por minuto pero se puede configurar cada 5, 10 o 30 minutos), asistente de sueño, o la combinación de ambas.

Es posible configurar que, cuando el reloj detecta que estás haciendo ejercicio, se incremente automáticamente la frecuencia de detección para garantizar la exactitud de los datos de ritmo cardíaco durante los entrenamientos.

También es posible establecer una alerta de ritmo cardíaco si este supera un valor preestablecido entre 100 y 150 latidos por minuto (por defecto, 150 lpm) y no se ha producido ninguna actividad obvia en los últimos 10 minutos.

 

En cuanto al registro del sueño, el Zepp E es capaz de detectar sueño profundo, sueño ligero y movimiento ocular rápido (REM). En mis pruebas, el reloj ha detectado bien cuándo me he ido a dormir y cuándo me he despertado.

También ofrece en pruebas una funcionalidad llamada calidad de respiración al dormir, que te informa si experimentas molestias al respirar mientras duermes. La calidad de la respiración al dormir puede verse afectada por la postura al dormir, el peso, la bebida y otros factores. En mi caso, he obtenido la puntuación más alta, como era de esperar ya que no tengo ningún problema respiratorio conocido.

El apartado SpO2 mide la saturación de oxígeno en sangre, que es la relación de oxihemoglobina (HbO2) frente al volumen total de hemoglobina (Hb) en sangre. Es un parámetro fisiológico importante para medir el ciclo respiratorio de las personas.

Para realizar la medición, es necesario ajustar bien el reloj en la zona superior de la muñeca y quedarte muy inmóvil durante la medición, que lleva alrededor de un minuto. En mis pruebas, no siempre ha funcionado a la primera, lo que puede resultar al frustrante.

 

El apartado Ejercicio permite iniciar un entrenamiento de alguno de los siguientes deportes: correr al aire libre, caminata, ciclismo, cinta de correr, spinning, natación en piscina, elíptica, montañismo, senderismo, esquí y entrenamiento libre.

No es una lista tan exhaustiva como la que ofrecen otros relojes pero, si tu deporte está en la lista, no echarás de menos otros.

En cada uno de estos apartados se miden distintos aspectos y, en los que son al aire libre, puedes utilizar el GPS del teléfono para medir la distancia y registrar el recorrido ya que el reloj no posee un GPS integrado. Ten en cuenta que esto gastará más rápidamente la batería de tu smartphone.

 

El apartado Actividades recoge tus últimos entrenos, y el apartado Objetivo de actividad muestra tu progreso en los anillos de Movimiento, Ejercicio y De pie. Se trata de los mismos anillos que muestra el Apple Watch.

El apartado Tiempo  muestra la temperatura actual / mínima / máxima, la previsión metereológica, la velocidad del viento, la hora de salida / puesta de sol y la previsión del tiempo.

El apartado Música permite controlar la reproducción de música del smartphone desde la propia muñeca. Es posible cambiar de pista, pausar la reproducción y subir/bajar el volumen. Ahora bien, no posee almacenamiento para música, por lo que dependemos siempre de tener el smartphone enlazado.

 

El apartado Alarma permite establecer una o varias alarmas, cada una de las cuales puede sonar una vez o varios días a la semana. El apartado Eventos permite ver recordatorios de eventos que has añadido a través de la app de tu smartphone.

El apartado Widgets nos permite acceder a cuatro aplicaciones: Brújula, Temporizador, Cuenta atrás y Buscar teléfono. Los apartados Temporizador y Cuenta atrás permiten activar, como indican sus nombres, el cronómetro y la cuenta atrás., mientras que Buscar teléfono hace sonar el teléfono si lo hemos perdido.

Por último, el apartado Ajustes nos permite modificar la configuración del reloj: configuración de esfera, apagado automático de la pantalla, pantalla siempre encendida, app que se abre al mantener pulsado el botón lateral, aplicaciones de acceso rápido y opciones de sistema.

 

Otra funcionalidad presente son las alertas de inactividad, que permiten al reloj avisarnos mediante una vibración si estamos inactivos durante 1 hora.

Es posible personalizar la hora de inicio y fin del período en el que queremos recibir estos avisos, así como establecer períodos de no molestar. Y si estableces objetivos de actividad, también puedes recibir una notificación cuando cumplas un objetivo.

Además de los apartados anteriores, conviene saber que el Zepp E avisa de llamadas entrantes en la pantalla y puede mostrar la información de contacto. Es posible establecer un cierto retraso para que comience a vibrar unos segundos después del primer timbre. Ahora bien, no es posible realizar ni contestar llamadas con el reloj.

De igual forma, también puede avisar de SMS entrantes mediante una vibración y, opcionalmente, mostrar la información del contacto.

 

Si arrastramos a derecha e izquierda desde la pantalla de inicio, podemos ir pasando por un máximo de cinco aplicaciones de acceso rápido a elegir entre las siguientes: Objetivo de actividad, ritmo cardíaco, música, tiempo, PAI, ejercicio, alarma, eventos y nivel de SpO2.

A diferencia de otros relojes, no encontramos funcionalidades para medir el estrés (aunque supuestamente llegará en una actualización posterior), hacer ejercicios de respiración, monitorizar la salud femenina o detectar caídas fuertes. Tampoco es posible medir el electrocardiograma (ECG) como otros rivales.

Otra ausencia importante es NFC ya que no es posible realizar pagos utilizando el Zepp E. Me hubiera gustado ver esta característica ahora que los pagos inalámbricos son la forma recomendada de pagar para evitar el contacto por el coronavirus.

Por último, no es posible instalar apps de terceros, así que no podrás instalar apps como Google Maps, Here Maps, Uber, SmartThings, IFTTT u otras.

App Zepp

La app Zepp está disponible para Android e iOS, y durante mis pruebas la he utilizado en un Samsung Galaxy Note20 Ultra.

La app Zepp muestra tres pestañas en la parte inferior: Página de inicio, Disfruta y Perfil.

La pestaña Página de inicio muestra un resumen de tu actividad diaria: número de pasos caminados, calorías consumidas, horas de sueño, ritmo cardíaco, última medición de SpO2, puntuación de sueño, PAI, rastreador de objetivos, etc.

Si pulsas sobre alguno de estos apartados, puedes acceder a información más detallada sobre cada uno de ellos.

Aplicación Zepp

 

La pestaña Disfruta permite establecer una alarma, crear un recordatorio, encontrar un dispositivo, seguir a familiares y amigos, ajustar objetivos (pasos, peso, calorías y sueño), configurar la apariencia del reloj, gestionar las llamadas entrantes, configurar las alertas de aplicaciones, establecer modo de vibración y configurar que el teléfono se desbloquee si está cerca el reloj.

Si cuentas con un smartphone Android, existe la posibilidad de mantener el smartphone desbloqueado mientras esté enlazado al reloj. Esto hace que, si tienes el teléfono cerca, no sea necesario introducir la clave, PIN o huella dactilar pero si alguien se aleja con él, no podrá desbloquearlo.

Por último, la pestaña Perfil permite configurar nuevos dispositivos, establecer objetivos de actividad y peso y realizar otras configuraciones.

Un aspecto que me gusta de Zepp E es que es posible conectarla con la aplicación Salud de iOS, Google Fit de Android y Strava para compartir la información de actividad física con estas apps.

Batería y proceso de carga

El reloj Zepp E tiene una capacidad de 188 mAh. que, según el fabricante, ofrece 7 días de autonomía con un uso típico.

Ese uso típico se basa en la monitorización continua del ritmo cardíaco, la monitorización del sueño, la medición de los niveles de oxígeno en la sangre dos veces al día, la recepción de 150 notificaciones, la activación de la pantalla 30 veces al día y correr 3 días a la semana durante 30 minutos.

En mis pruebas, la autonomía ha estado en torno a 6-7 días sin llevar a cabo entrenamientos físicos. Se trata de una autonomía superior a muchos relojes inteligentes pero no tan elevada como las pulseras de seguimiento de la actividad física.

Debes tener en cuenta que esta autonomía variará en función de las opciones que actives pero, en cualquier caso, debería aguantar unos cuantos días alejado del cargador.

La carga del reloj se realiza mediante un cable USB con dos conectores magnético que se acoplan a la parte trasera del reloj. El cable solo sirve para este reloj, por lo que no conviene perderlo ni dejárselo en casa cuando salimos a un viaje largo (hubiera estado bien que utilizara un conector USB-C).

El tiempo de carga es, según las especificaciones, inferior a 2 horas. En mi experiencia, el reloj ha cargado en algo más de una hora y media aunque esto puede depender de la potencia del cargador al que conectes en cable suministrado.

Precio y competidores

El reloj Zepp E tiene un precio de 249 euros en Amazon España, que es la plataforma en la que se distribuye este reloj.

Si andas detrás de un reloj inteligente, existen varias opciones interesantes en el mercado.

El Samsung Galaxy Watch 3 (439€) que he probado recientemente posee una pantalla Super AMOLED de 1.2″ / 1.4″, procesador Exynos 9110, 1 GB de RAM, 8 GB de almacenamiento y batería de 247 mAh. Puede medir el ritmo cardíaco, el ECG (todavía no en España), la saturación de oxígeno en sangre, el estrés, la presión sanguínea (todavía no en España), detecta caídas y cuenta con entrenamientos guiados.

Otro reloj de gama alta que ha sido lanzado recientemente es el Huawei Watch GT 2 Pro (329€ cuando salga a la venta)que ofrece una autonomía de 2 semanas, sensor de ritmo cardíaco, monitorización de entrenamientos, seguimiento del sueño, sensor de saturación de oxígeno en sangre, carga inalámbrica y más.

Si quieres enfocarte en la salud, el reloj inteligente Fitbit Sense (329€) ofrece medición de estrés, registro de ECG (en octubre en España), medición de temperatura de la piel, medición del nivel de SpO2, registro del sueño y monitorización de 20 ejercicios.

Conclusiones

El Zepp E es uno de los relojes inteligentes que más ha llamado la atención a las personas con las que me he cruzado por su atractivo diseño en cristal y acero inoxidable.

El reloj posee un frontal circular formado por una sola pieza de cristal curvado. La pantalla está rodeada por un marco de color negro situado bajo el cristal que resulta invisible a simple vista, por lo que parece que nos encontramos ante un reloj que es todo pantalla.

El cuerpo del reloj está hecho acero inoxidable, que contrasta con el color negro del cristal y aporta un toque elegante. Con solo 9 mm de grosor, resulta muy cómodo de llevar en la muñeca, tanto por el día como cuando estás durmiendo, y además es resistente al agua hasta 50 metros.

El reloj llega con una correa de fluoroelastómero, metal o cuero, en función de la variante de color que elijas. La correa de cuero que he probado presenta un acabado elegante, aunque es bastante fina y estrecha (20 mm.) y, como es obvio, no es apropiada para la ducha deportes acuáticos.

 

El Zepp E cuenta con un panel AMOLED de 1.3″ con una densidad de píxeles de 326 ppp, por lo que es lo suficientemente grande y nítido para ver todos los mensajes y avisos con comodidad.

La pantalla alcanza un brillo máximo de 340 nits, un valor bastante elevado que permite ver la pantalla bajo el sol, y cuenta con un sensor de luz ambiente para ajustar el brillo de la pantalla a la iluminación ambiental. La pantalla ofrece colores muy vivos, por lo que las esferas resultan muy llamativas.

Es posible personalizar la esfera del reloj con varios diseños que vienen preinstalados, así como con otros que pueden descargarse a través de la app Zepp del smartphone.

Algunos diseños de esfera pueden ser personalizados mediante módulos (complicaciones) como PAI, pasos, batería, humedad, de pie, rayos UVA, ritmo cardíaco, calorías, ritmo cardíaco o tiempo.

El Zepp E ofrece la funcionalidad de Pantalla Siempre Activa que muestra permanentemente en pantalla la fecha y la hora, así como información adicional si eliges ciertas esferas. Es posible configurar que esta pantalla se apague cuando detecta que estás dormido o que te has quitado el reloj, para ahorrar batería.

La interfaz del reloj se maneja de forma muy sencilla mediante toques en la pantalla y gestos de arrastrar vertical y horizontalmente con el dedo.

Además, posee un botón pulsable al lado derecho que permite volver a la pantalla de inicio, así como encender la pantalla si está apagada. Otra forma de encender la pantalla es activando el gesto de giro de muñeca, que funciona bastante bien.

La conexión del Zepp E con el smartphone se realiza a través de Bluetooth 5.0, no siendo posible utilizar una conexión WiFi (útil si te mueves por casa y te alejas del móvil) ni tampoco una conexión celular (no soporta eSIM). Todo el proceso de emparejamiento se realiza mediante la app Zepp, disponible para Android e iOS.

El Zepp E ofrece una buena cantidad de funcionalidades, tanto de monitorización de la salud como de uso cotidiano para no tener que echar mano del móvil a cada momento.

En combinación con el smartphone, es posible recibir avisos de llamadas (pero no contestar desde el reloj) y SMS, ver notificaciones de apps (aunque no es posible responder), establecer alarmas y recordatorios, y controlar la reproducción de música del smartphone (aunque no tiene espacio para almacenar música).

 

En cuanto a funcionalidades de salud, permite medir la actividad (anillos de movimiento, ejercicio y de pie) monitorizar el ritmo cardíaco de forma continua, registrar el sueño en sus distintas fases, medir el nivel de oxígeno (SpO2) y registrar 11 ejercicios diferentes. Próximamente también será posible medir el nivel de estrés.

Dado que no cuenta con GPS, es necesario llevar el smartphone a cuestas para registrar nuestras sesiones de running en detalle.

El Zepp E está algo por detrás de sus rivales más caros en cuanto a funcionalidades de salud ya que no ofrece medición de electrocardiograma (ECG), ejercicios de respiración, monitorización de la salud femenina, captura de una fotografía de forma remota, o detección de caídas fuertes.

Una buena cualidad de este reloj es su autonomía, ya que podemos utilizarlo durante unos 6-7 días sin tener que cargarlo. La carga se realiza mediante un cable USB con dos conectores magnéticos propietarios en el extremo, y el proceso lleva algo menos de 2 horas.

En el apartado de ausencias, echo de menos la tecnología NFC, ya que no es posible realizar pagos móviles acercando el reloj a un terminal de pago.

En conclusión, si buscas un reloj elegante y cómodo de utilizar, con funcionalidades de salud y de interacción con notificaciones básicas, el Zepp E es una excelente opción para tu muñeca.

Lo mejor:

  • Diseño muy atractivo con un cuerpo fino (9 mm.) en acero inoxidable y un frontal de cristal curvado.
  • Pantalla OLED de 1,3″ a color con esferas personalizables y brillo elevado.
  • Rendimiento elevado, sin parones a la hora de movernos por la interfaz
  • Notificación de llamadas entrantes y SMS, así como de cualquier otra app de nuestro smartphone.
  • Medición de entrenos para 11 ejercicios con métricas específicas para algunos de ellos.
  • Detección del ritmo cardíaco, nivel de oxígeno en sangre y actividad física.
  • Métrica «PAI» que tiene en cuenta la frecuencia cardíaca y la intensidad del ejercicio para darnos un índice de estado físico.
  • Integración con las aplicaciones Salud de iOS y Google Fit de Android.
  • Detección automática de los períodos y fases de sueño.
  • Control de la reproducción de música del teléfono desde el reloj.
  • Autonomía buena, en torno a 6-7 días. Carga cómoda mediante un conector magnético.
  • Sumergible en agua hasta 50 metros.

Lo peor:

  • Menor número de ejercicios para monitorizar que otros rivales
  • Sin GPS integrado
  • Sin medición de ECG
  • Sin capacidad de almacenar música para reproducción sin conexión.
  • Sin capacidad de interactuar con notificaciones ni instalar apps.
  • Sin NFC para pagos móviles.

👉 No te lo pierdas: Así cuidan de tu ❤️ salud los últimos dispositivos de Huawei [ Entérate ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
33%
Triste
33%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
33%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario