Así respondió Steve Jobs a una petición de su autógrafo por carta

💿 ¡Rebajas VIP-URcdkey! Licencia Windows 11 por solo 18€ y Office 2016 por 23€ [ Saber más ]

En una carta de 1983, Steve Jobs escribe para informar al remitente de que no firma autógrafos. Paradójicamente, el visionario de la tecnología deja su firma al final de la hoja.

«Estimado M. Varon», dice la carta. «Es un honor que me escriba, pero me temo que no firmo autógrafos». La carta está fechada el 11 de mayo de 1983 y está firmada «Steven P. Jobs, Presidente del Consejo de Administración», en un papel con membrete de Apple Computer, Inc.

TE INTERESA:
¿Por qué el coche de Steve Jobs no tenía matrícula?

La carta fue subastada hace un año por 479.939 dólares. La casa de subastas la describió como «en buen estado, con una pequeña mancha en la zona inferior en blanco.»

 

«Steve Jobs era un firmante muy difícil y rechazaba la mayoría de las solicitudes, ya fuera en persona o por correo, y rara vez satisfacía las peticiones de los solicitantes de autógrafos», decía la descripción del artículo al ser subastado.

«En esta curiosa correspondencia, se niega a firmar un autógrafo — quizás se adjuntó una fotografía o una revista — y, al mismo tiempo, refrenda con tinta el cierre de la carta con su distintiva firma en minúsculas. Un gran autógrafo temprano del fundador de Apple».

La firma del cofundador de Apple suele venderse por importantes sumas de dinero. De igual forma, los objetos de colección y las mercancías relacionadas con la primera época de Apple alcanzan cientos de miles de dólares cuando se subastan.

🤯 ¡Descuentos Keysfan! ¡Office 2021 Pro por 27,75€ y más ofertas increíbles! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
50%
Feliz
11%
Indiferente
6%
Triste
11%
Enfadado
0%
Aburrido
6%
Incrédulo
6%
¡Buen trabajo!
11%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
1 Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario