Cómo comprobar el nivel de batería de tus AirTags

💿 ¡Oferta especial de Pascua! ¡Windows 11 por solo 13,45€ y Office 2021 Pro por 25,25€! [ Saber más ]

Apple afirma que la batería de los AirTags debería durar aproximadamente un año, así que si has comprado alguna de estas etiquetas en el momento del lanzamiento, es un buen momento para comprobar cuánta carga te queda.

Es difícil saber con certeza cuánto durará una batería, porque depende sobre de su uso. En todo caso, si la batería de tu AirTag requiere ser sustituida, tu iPhone te lo notificará.

 

Cómo comprobar la batería de tu AirTag

En tu iPhone, abre la aplicación Buscar y, allí, pulsa sobre Objetos en la fila inferior. A continuación, escoge uno de los AirTags y, en el panel que aparece, busca un icono de batería

Apple no ofrece el porcentaje exacto de carga de la batería, sino tan solo un icono. Por lo tanto, no es muy preciso, pero se puede ver fácilmente cuando está empezando a ser bajo.

 

¿En qué condiciones la batería dura 1 año?

La estimación de Apple de un año de duración de la batería se basa en pruebas bajo un caso de uso específico, según las especificaciones técnicas:

La autonomía se basa en el uso cotidiano, con cuatro usos de reproducción de sonido y uno de Búsqueda de Precisión al día.

La autonomía depende del uso, las condiciones ambientales, el fabricante de la pila y otros muchos factores. Los resultados reales pueden variar.

En mi caso, todavía tengo más de un 50 por ciento de batería en tres de mis AirTags recibidas en mayo, y algo menos de un 50 por ciento en otra de ellas.

💿 ¡Oferta especial de Pascua! ¡Windows 11 por solo 13,45€ y Office 2021 Pro por 25,25€! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
100%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario