Cómo conseguir que tu fotografía forme parte de la campaña ‘Fotografiado con un iPhone’

Apple-Printed-Billboard-of-Image-Shot-With-iPhone6[1]

¿Te has paseado por el centro de alguna gran ciudad últimamente? Probablemente hayas visto algún cartel con una fotografía de gran tamaño y, debajo, el texto “Fotografiada con un iPhone”.

Los chicos de TechCrunch han contactado con Jordan Ison, uno de los fotógrafos que aparecen en la última campaña de Apple, para averiguar cómo consiguió que sus fotografías formaran parte de esta campaña de marketing.

Desde el momento en el que Ison comenzó a publicar fotos en Instagram, Ison las etiquetó con #shotoniphone. “Tomo muchas fotos y recibo muchos correos en relación a ellas,” dice Ison, “pero en este caso recibí dos correos bastante crípticos de dos personas diferentes de la misma agencia. Hubo algo en ellos que me hizo contestar. ¡Y me alegro de haberlo hecho!”

jordan-ison-phtoo-in-san-francisco[1]
Jordan Ison enfrente de un cartel con su fotografía
La agencia contactó con un mensaje muy simple. “Mi cliente quiere utilizar tu fotografía para algo que están haciendo”.

Cuando el fotógrafo respondió al email, lo primero que hizo la agencia fue hacer que Ison firmase un NDA (Non Disclosure Agreement, es decir, un Acuerdo de No Revelación) que le prohibía hablar sobre ello.

“El proceso fue interesante. No me dijeron que era para la campaña Fotografiado con un iPhone hasta el final.” 

Al principio se interesaron por una foto en particular, pero también le preguntaron si tenía otras fotografías que pudieran revisar. Ison les envió media docena de fotografías y seleccionaron una de ellas.

“Por cada foto que yo enviaba, la agencia solicitaba un cuestionario exhaustivo. Querían saber las circunstancias por las que me decidí a tomar la foto y la historia detrás de ella,” explica Ison. “El contexto de las fotos parecía realmente importante para ellos; querían saber quién, por qué, dónde y qué en profundidad.”

La agencia también solicitó a los fotógrafos rellenar una declaración confirmando que poseían los derechos de las fotografías y que permitían a la agencia utilizarlas fotografías para fines comerciales.

Los fotógrafos recibían dinero por el uso de las fotografías, pero posiblemente no tanto como puedes estar imaginando. “Me pagaron mucho mejor que lo cobraría por una fotografía normalmente,” explica Ison. Ante la pregunta de si “¿fueron unos 2.000 dólares?”, Ison admite que fue “menos que esa cantidad.”

El proceso continuó con bastante secretismo e Ison no supo que sus fotos habían sido seleccionadas hasta cuatro días antes de que los carteles aparecieran en ciudades de todo el Mundo y muchas revistas.

Si te gustaría que tus fotografías formaran parte de la próxima campaña de Apple, estos son algunos consejos que pueden ayudarte:

  • Toma las fotos con el último modelo de iPhone, ya que Apple solo promociona el modelo más reciente
  • Etiqueta tus fotografías adecuadamente en Instagram, y asegúrate de que el resto de tus fotos también tienen buena calidad. Usar las etiquetas #shotoniphone#shotoniphone6s es una buena idea.
  • Guarda las fotografías originales, ya que Apple comprobará que fueron tomadas por ti y por el teléfono que tú dices haber utilizado
  • Pon fácil que puedan contactarte, ya que la agencia tendrá miles de personas a las que contactar y, si no saben cómo hacerlo, quizás se olviden de ti.
  • Vigila tu email ya que nunca se sabe cuándo te pueden escribir.
  • Y lo más importante, ¡toma buenas fotos!

Quizás te interese

Una desarrollador que trabajó en el primer iPhone publica una fotografía de los primeros prototipos

Esta semana se cumple el décimo aniversario de la salida a la venta del iPhone …