El nuevo estándar UFS 3.0 de almacenamiento ofrece el doble de velocidad y un menor consumo de energía

El almacenamiento de un smartphone es un elemento al que no se le suele prestar mucha atención más allá de su capacidad. Sin embargo, la velocidad del almacenamiento es un factor importante que influye en el rendimiento del dispositivo.

A día de hoy, la mayoría de los dispositivos de gamas baja o media utilizan almacenamiento eMMC, mientras que los más potentes emplean almacenamiento UFS 2.0 o 2.1.

Hoy la organización de estándares JEDEC ha presentado el nuevo estándar UFS 3.0, que promete hasta 2 veces el ancho de banda de UFS 2.1 con un consumo menor de energía.

Un sola vía puede ofrecer hasta 11.6 Gbps, el doble de lo que el estándar UFS 2.1 podría manejar. Para conseguir más velocidad, se pueden utilizar dos vías para un total de 23,2 Gbps.

La nueva versión del estándar ha pasado a operar a 2,5V mientras que la generación anterior trabajaba de  2,7V a 3,6V. JEDEC también ha ampliado el rango de temperaturas de funcionamiento (-40°C a 105°C) para atraer al mercado automovilístico.

JEDEC también ha retocado el estándar de tarjetas UFS con cambios menores, aunque todavía no hemos visto ninguna tarjeta UFS en el mercado.