¿Has contactado ya con tu «vecino de número» de WhatsApp? Así es el nuevo reto de moda

💻 ¡Ofertón! Consigue Windows 10 por solo 11,09€ en CDKdeals [ Más ofertas ]

La última moda que nos llega del otro lado del charco es enviar un mensaje a tu «vecino de número», es decir, a la persona cuyo número de teléfono está una cifra por encima o por debajo del tuyo.

Por ejemplo, si tu número de teléfono es «600 111 111», la idea es que envíes un mensaje al «600 111 110» o «600 111 112» mediante WhatsApp, iMessage u otra app de mensajería y te presentes como «su vecino de número».

En realidad, la idea de mandar un mensaje a tu vecino de número no es algo nuevo sino que las primeras evidencias datan del año 2008. En el año 2016, diarios de gran tirada como The Mirror, Daily Mail o Metro publicaron artículos sobre este juego, lo que hizo que se convirtiera en algo muy popular durante un tiempo.

Recientemente, Ryan Lavallee, batería del grupo Richy Mitch and the Coal Miners, ha vuelto a popularizar este juego al publicar hace unos días unas capturas de pantalla de la conversación que había tenido con su vecino de número. Estas se hicieron virales en Internet con más de 125.000 «me gusta».

 

Como es fácil imaginar, no todas las conversaciones con el «número vecino» acaban bien. A la mayoría de la gente le inquieta bastante ante la idea de que un desconocido tenga su número de teléfono y le escriba sin motivo aparente, y por lo general quieren terminar la conversación rápidamente.

 

Por suerte para algunos, también hay quienes han entablado una interesante conversación con su «vecino» con la tontería del mensajito. Incluso algunos la han utilizado para tratar de ligar con desconocidos.

 

Y tú… ¿has probado a contactar con tu número vecino?

🖥️ ¡Ofertón! Consigue Office 2019 Pro Plus por solo 34,39€ en CDKoffers [ Más ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario