¡SORTEOS! Sorteamos una PlayStation 4 y dos smartphones Vernee [ Ver sorteos ]

Huawei tortura a sus dispositivos con estas diez pruebas de estrés

La mayoría de los usuarios de smartphone utilizan su dispositivo durante al menos dos años, lo que significa que los fabricantes tienen que producir dispositivos capaces de durar. Las pruebas de estrés son una parte importante de este proceso ya que permiten comprobar cómo se comportará tras un uso continuado.

Jeremy de XDA ha conseguido ver en primera persona cómo son las pruebas de estrés que realiza Huawei sobre sus terminales en su cuartel general antes de sacarlos a la venta.

La visita al laboratorio de Huawei ha permitido a Jeremy conocer los procedimientos utilizados por la compañía para asegurar que sus teléfonos son duraderos. En concreto, su informe menciona estas 10 pruebas de estrés a las que los teléfonos son sometidos:

  • Prueba de caída – más de 100 caídas desde 1 metro de altura
  • Prueba de lanzamiento – 12 lanzamientos contra el suelo
  • Prueba de fricción – más de 2000 vueltas en un cilindro con otros objetos que lo golpean
  • Prueba de sentarse – más de 2000 presiones de 25Kg sobre el centro del dispositivo para comprobar si se dobla
  • Prueba del conector para el cargador – más de 5000 inserciones del cable USB en el conector del teléfono
  • Prueba del botón de encendido – más de un millón de pulsaciones a lo largo de 12-13 días
  • Prueba del cable USB – 10.000 intentos de doblar el cable entre 30 y 180 grados mientras está conectado
  • Prueba ambiental – sometiendo al dispositivo a temperaturas entre -40ºC y 70ºC durante dos días
  • Prueba de estrés del adaptador – sometiendo al adaptador a temperaturas entre 40ºC y 70ºC
  • Prueba de radiación solar – sometiendo al dispositivo a radiación solar a 40ºC durante tres días

La lista es bastante exhaustiva y demuestra el empeño que pone Huawei a la hora de controlar la calidad y seguridad de sus dispositivos. Lamentablemente Huawei no permitió tomar fotografías durante el proceso, así que tenemos que conformarnos con la descripción.