La aplicación de impresión 3D de Microsoft no requiere conocimientos en diseño 3D

💻 ¡Oferta septiembre! Hazte con Windows 10 Pro por solo 12,43€ en CDKOffers [ Ofertón ]

Hace unos meses Windows 8.1 se convirtió en el primer sistema operativo en soportar la impresión 3D de forma nativa, en línea con el deseo de Microsoft de que imprimir un objeto 3D sea tan fácil como pulsar sobre «Imprimir.»

Microsoft acaba de anunciar su primera aplicación de impresión 3D llamada 3D Builder, que puede ser descargada gratuitamente. Lo más novedoso de esta aplicación es que ha sido diseñada de forma que sea muy sencilla de utilizar y no requiere ninguna experiencia previa en diseño, CAD o animación.

3D BuilderLa aplicación sigue el diseño Metro que vemos en Windows 8, y muestra en diferentes baldosas los modelos 3D prediseñados como servilleteros, juguetes, botones o clips.

Si pulsamos sobre uno de ellos accedemos al modelo tridimensional que podemos manipular tocando la pantalla, en caso de que dispongamos de una pantalla táctil o estemos utilizando un tablet. Desde ahí podemos pulsar en Imprimir para enviar el diseño a una impresora Makerbot.

3D BuilderLamentablemente la aplicación no permite modificar los objetos, sino únicamente hacerlos más grandes o más pequeños. Lo que sí que permite es apilar varios diseños y crear objetos más complejos.

La razón por la que no es posible editar los objetos, de acuerdo a Microsoft, es para que la aplicación sea sencilla de utilizar. En cualquier caso es esperable que el número de objetos disponibles para imprimir se multiplique en los próximos meses.

💻 ¡Oferta septiembre! Hazte con Windows 10 Pro por solo 12,43€ en CDKOffers [ Ofertón ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario