La cámara del LG V30 pasa el test de DxOMark: Excelente para fotografía, correcta para vídeo

DxOMark acaba de publicar los resultados de su análisis en profundidad de la cámara del LG V30.

Según DxOMark, el buque insignia más reciente de LG es capaz de capturar imágenes fijas muy buenas, con un excelente equilibrio entre el detalle y el ruido en todas las condiciones de luz y un enfoque automático fiable, lo que le permite obtener una puntuación de fotografía muy respetable de 87 puntos.

DxOMark destaca que los resultados de las pruebas de ruido y texturas en condiciones de poca luz superan a algunos de los mejores smartphones de gama alta que han probado.

Esta puntuación sería aún más elevada si, como muchos de sus rivales directos, el LG V30 contase con zoom óptico o modo bokeh, dado que estas dos ausencias le penalizan en la puntuación de las capacidades fotográficas. 

Es importante notar que la existencia de una segunda cámara gran angular no aporta ningún punto a la evaluación en el protocolo de análisis de DxOMark, lo cual puede considerarse bastante injusto dado que esta cámara es un gran recurso para fotografía de arquitectura.

En el modo de vídeo, DxOMark considera que el LG V30 presenta algunas limitaciones en el nivel de detalle, el rendimiento del auto-enfoque y las transiciones de balance de blancos y de exposición. Esto hace que la puntuación en vídeo se quede en 72 puntos.

En general, el LG V30 alcanza una puntuación DxOMark de 82 puntos. El teléfono es una excelente opción para capturas fotográficas, aunque no destaca de igual manera en la grabación de vídeo.