La experiencia de jugar a Fortnite a 60 FPS: No es oro todo lo que reluce

Epic Games ha conseguido finalmente que Fortnite funcione a 60 cuadros por segundo (FPS) en algunos teléfonos Android de altas prestaciones (Samsung Galaxy Note9, Honor View20 y Huawei Mate 20 X), así como en los últimos iPhones.

Este es un gran logro técnico que acerca mucho más la versión para smartphones de Fortnite a la calidad de la versión de la consola. Sin embargo, la refrigeración pasiva de los smartphones a menudo provoca ciertos problemas de calentamiento que acaban impactando en la experiencia de juego.

Los chicos de GameBench han analizado el rendimiento del juego en el iPhone más potente y han comparado la calidad de imagen en el modo de 60 FPS entre Android e iOS. 

 

Fortnite a 60 FPS: Demasiado exigente incluso para un iPhone XS Max

El modo 60 FPS de Fortnite llegó al iPhone a finales del año pasado y recibió muchos elogios ya que consiguió que el juego se viera mejor.

Sin embargo, las pruebas de GameBench demuestran que la mejora en la calidad puede ser bastante efímera. Después de 15-20 minutos de juego, la velocidad de fotogramas empieza a ser errática, incluso en el iPhone XS Max de gama alta.

Esto podría deberse a la regulación de rendimiento que experimenta el iPhone cuando empieza a sobrecalentarse.

En las pruebas, las partidas comienzan a 60 FPS y ofrecen esta tasa de FPS la mayor parte del tiempo, pero al cabo de un rato en la partida se producen muchas caídas de cuadros hasta 30 FPS, como se muestra en el siguiente gráfico:

Por el contrario, Fortnite funciona de manera mucho más estable cuando se juega en el ajuste predeterminado de 30 FPS:

En cuanto al rendimiento en Android, las técnicas anti-cheat utilizadas por Epic Games complican el uso de herramientas de medición de FPS como GameBench, aunque la compañía asegura haber encontrado una forma de burlarlas.

Las pruebas iniciales de GameBench sugieren que la estabilidad de los FPS también puede ser un problema en Android, pero es demasiado pronto para tener resultados verificados.

 

Diferencias importantes de calidad de imagen entre Android e iOS a 60 FPS

Las pruebas iniciales del juego sobre Android han revelado un problema con el modo de 60 FPS de Fortnite: la calidad de imagen.

Mientras que el modo 60 FPS de Fortnite funciona a 720p en el iPhone XS Max, con un potente anti-aliasing para ayudar a suavizar los dientes de sierra, el juego se ve bastante más pixelado en Android.

El recuento manual de píxeles sugiere que la resolución es de unos 530p en el Huawei Mate 20 X, frente a 720p cuando el juego se juega a 30fps (con una calidad gráfica “Épica”). Además, no está presente el anti-aliasing de alta calidad que se encuentrn en el iPhone, lo que hace que los dientes de sierra a 530p se vean peor: