Las ventas del Samsung Galaxy S9 parecen estar sufriendo en Corea a causa del Galaxy S8 y A8

Los nuevos Galaxy S9 parecen estar teniendo algunos problemas para competir en su país de origen frente a otros modelos de la compañía, como el Galaxy S8 o incluso el Galaxy A8, según informa hoy el diario coreano Business Korea.

Mientras que los nuevos Galaxy S9 se perciben como smartphones impresionantes pero con pocas mejoras respecto a sus antecesores, los Galaxy A8 y A8+ están gozando de un gran éxito entre los usuarios más jóvenes interesados en los selfies, según el mismo informe.

» Te interesa: Análisis del Samsung Galaxy S9+ a fondo y opinión

Por ello, la familia Galaxy A8 (2018) parece ser la que mejor se está vendiendo en Corea, si bien el Galaxy S8 y S8+ siguen vendiéndose de forma excelente. 

Aunque el principal factor que está afectando a las ventas del Galaxy S9 parece serla falta de grandes mejoras respecto a su antecesor, otro factor que puede estar influyendo es la reducción en las subvenciones ofrecidas por los operadores móviles.

Muchos de ellos han sido multados por subvenciones ilegales en las últimas semanas y las ayudas que ofrecen a la hora de adquirir un terminal con un contrato son menores. Esto hace que el desembolso para hacerse con el Galaxy S9 sea más elevado que lo que fue con el Galaxy S8.

Por primera vez desde 2014, Samsung no ha compartido cifras sobre el volumen de reservas de los nuevos Galaxy S9, lo que podría sugerir que los nuevos terminales no han conseguido atraer a tantos usuarios como el Galaxy S8.

Aún con todo, Samsung ha afirmado que espera que el Galaxy S9 supere a todos sus rivales Android en 2018. El viernes pasado, el Galaxy S9 salió a la venta en 70 países y llegará a 40 mercados más a finales de este mes.