Los datos recogidos por la app Salud de Apple podrían ser una prueba crucial en un juicio por asesinato y violación en Alemania

Los datos de actividad física recogidos por la app Salud de Apple podría ser una prueba crucial en un juicio celebrado en Alemania, en el que se acusa a un hombre de violación y asesinato.

La aplicación Salud de Apple registra con precisión los pasos y viene preinstalada en el iPhone. Los datos que indican que el sospechoso estaba subiendo escaleras podrían indicar un sobreesfuerzo al arrastrar a su víctima a la orilla de un río y volvía después a subir, según la policía.

La estudiante de medicina Maria Ladenburger, de 19 años de edad, fue asesinada en octubre de 2016 y el juicio comenzó en septiembre. La víctima fue violada y ahogada en el río Dresiam.

El sospechoso — identificado por un pelo encontrado en la escena del crimen –– se negó a proporcionar a la policía el código de acceso a  su teléfono, por lo que los investigadores acudieron en una empresa especializada en Munich para acceder al dispositivo. 

Además de localizar los movimientos de Hussein, el teléfono también sugirió períodos de actividad más extenuante, incluyendo dos picos, que la aplicación identificó como “subir escaleras”

Un investigador de complexión similar al sospechoso fue a la zona donde se encontró el cuerpo y recreó cómo la policía cree que se deshizo del cuerpo. Los datos de movimientos del oficial de policía sobre la misma aplicación fueron también identificados como “subir escaleras”.

“Por primera vez, relacionamos salud y datos geográficos”, dijo el jefe de policía Peter Egetemaier al tribunal, según el periódico alemán Die Welt.

Otro aspecto que ha complicado el juicio es el intento de determinar la edad real del acusado, Hussein. Inicialmente afirmó que tenía 17 años, pero su padre, localizado en Irán, lo ha negado.

La edad jugará un papel clave en la sentencia. El máximo para una persona menor de 18 años es de 10 años, mientras que la condena adulta por este delito podría ser de hasta 30 años.