¡SORTEOS! Sorteamos dos smartphones Vernee [ Ver sorteos ]

Samsung considera que las pantallas deben evolucionar a 4K o incluso 10K para que la Realidad Virtual se popularice

Samsung-Gear-VR

En un evento que ha tenido lugar en San Francisco, Samsung ha revelado algunos detalles sobre el futuro de la realidad virtual y cómo el mercado está condicionando los productos y hardware futuros.

Actualmente, Samsung comercializa su casco de realidad virtual Gear VR que requiere un smartphone Galaxy compatible, que es el auténtico cerebro de la experiencia y proporciona la pantalla.

Sin embargo, recientemente tanto Qualcomm como Intel han presentado diseños de referencia para cascos de Realidad Virtual independientes, y ahora existe un debate sobre el salto en potencia entre un PC de gama alta y un smartphone. Además, actualmente hay muchas plataformas de Realidad Virtual, lo cual es un dolor de cabeza para los desarrolladores de hardware y software.

Samsung había indicado que estaban desarrollando un casco de Realidad Virtual independiente, pero ahora afirma que se va a tomar un tiempo antes de lanzar un una nueva plataforma de Realidad Virtual. El precio relativamente bajo del Gear VR ha ayudado a Samsung a convertirse en uno de los fabricantes de Realidad Virtual más importantes, y la compañía quiere ver qué plataformas tienen éxito antes de tomar una decisión.

Samsung describe esto como el “problema del huevo y la gallina,” ya que existen muchas plataformas donde elegir pero pocos contenidos en todas ellas. Este problema debería resolverse a medida que los desarrolladores se centren en las mejores tecnologías.

Samsung también ha explicado que la eficiencia de las baterías, los requerimientos de latencia, y la tecnología de pantalla deben mejorar para que la compañía lance una nueva ola de productos de Realidad Virtual.

La resolución QHD (2560×1440) de los teléfonos estrella de Samsung es excelente para ver la pantalla, pero todavía produce pixelación cuando se ve a corta distancia en aplicaciones de Realidad Virtual.

Samsung explica que los dispositivos de próxima generación requerirán densidades de píxeles “al menos el doble” que las actuales, sugiriendo que veremos al menos resoluciones 4K en dispositivos futuros. También ha indicado que la fabricación de una pantalla móvil 10K requeriría una inversión de “al menos entre 5.000 y 10.000 millones de dólares,” que no es inversión pequeña.

Aunque Samsung decidiera ir a por pantallas 10K, seguiría pendiente la cuestión de si merece la pena incorporarlo a los smartphones de gama alta – teniendo en cuenta que la Realidad Virtual es algo residual – o si merece más la pena incorporarlas en dispositivos específicamente creados para Realidad Virtual.  |  Fuente: VRSource