Samsung explica en un artículo por qué sus fotos de la Luna parecen falsas

💻 ¡62% de descuento! ¡Office 2021 por solo 15.55€/PC! ¡Descuentos en claves MS! [ Saber más ]

Samsung quiere poner fin a la controversia que se ha formado sobre la tecnología de procesamiento de su cámara al capturar fotografías de la Luna.

La compañía ha compartido en su web una explicación del sistema de detección de fotos de la Luna que utiliza desde el Galaxy S21.

Si tienes activado el optimizador de escenas, la IA detecta cuándo estás haciendo una foto nítida de la Luna con un zoom de 25X o superior.

La tecnología reduce el brillo, captura varios fotogramas (para producir una imagen brillante y con poco ruido) y utiliza una red neuronal para mejorar el detalle utilizando una imagen de referencia de alta resolución para comparar (esto es posible gracias a que siempre verás la misma superficie lunar a menos que vayas al espacio).

 

El artículo llega después de que un usuario de Reddit denunciara que Samsung estaba falsificando imágenes de la Luna añadiendo detalles que no estaban presentes en la escena sin procesar.

Para demostrarlo, sacó fotos de imágenes borrosas y de baja resolución en la pantalla de un ordenador: no hay información que el teléfono pudiera recuperar de la toma. Sin embargo, el dispositivo parecía añadir información que simplemente no estaba allí.

 

En realidad, Samsung utiliza la foto real como referencia. Sin embargo, sus algoritmos están ajustados para producir fotos que no representan lo que se obtiene a través de la lente.

La compañía parece ser consciente de ello, ya que dice que está perfeccionando el Optimizador de Escenas para «reducir cualquier confusión potencial» entre tomar fotos de la Luna real y meras imágenes existentes de ella.

💻 ¡62% de descuento! ¡Office 2021 por solo 15.55€/PC! ¡Descuentos en claves MS! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
100%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario