Samsung Galaxy Z Fold 2: Primeras impresiones

🎧 ¡Ofertón! La mejor promoción de Tronsmart en auriculares y altavoces ya está aquí [ Ver ofertas ]

Samsung presentó hace unos días su nuevo smartphone plegable Galaxy Z Fold 2, que llega con un diseño mejorado y un hardware renovado.

El nuevo plegable llega a España el 18 de septiembre, pero he tenido oportunidad de probar el Galaxy Z Fold 2 en persona durante alrededor de una hora, por lo que a continuación os traigo mis primeras impresiones.

Durante mi prueba, tuve acceso al Galaxy Z Fold 2 en colores negro y cobre, así como al Galaxy Fold original. Es al colocar uno junto al otro cuando resultan más evidentes las mejoras que ha hecho Samsung en el nuevo modelo.

Samsung Galaxy Z Fold 2 (izqda.) y Samsung Galaxy Fold (dcha.)

 

Lo primero que llama la atención cuando está plegado es el aumento de tamaño de la pantalla externa, que pasa de 4.6″ a 6.2″. Ahora bien, no esperes una pantalla de 6.2″ como la del Samsung Galaxy S20, sino que su ratio 25:9 hace que sea muy alargada y, por tanto, no es tan cómoda a la hora de navegar por páginas web o redes sociales.

En cualquier caso, el aumento del tamaño de la pantalla es una mejora muy bienvenida ya que evitará que tengas que abrir el smartphone tan a menudo, sobre todo cuando estás por la calle. Ser guiado por un mapa en Google Maps, navegar por tu música o utilizar WhatsApp son cosas que puedes hacer ahora más cómodamente con la pantalla cerrada.

Samsung Galaxy Fold (izqda.) y Samsung Galaxy Z Fold 2 (dcha.)

 

Estando cerrado, el Galaxy Z Fold 2 es ligeramente más ancho que su antecesor pero Samsung ha conseguido reducir el grosor, que pasa de 17,1 a 16,8 mm en el lado más grueso y de 15,7 a 13,8 en el lado más delgado. En la práctica, esto significa que el teléfono se nota menos abultado en el bolsillo, aunque siendo más considerablemente más grueso que un smartphone convencional.

Al abrir el smartphone, la nueva pantalla del Galaxy Z Fold 2 es impresionante. Mientras que el Galaxy Fold tenía una muesca en la esquina superior izquierda que afeaba el conjunto, el nuevo plegable es todo pantalla salvo un pequeño orificio. El grosor del marco de la pantalla también se ha visto reducido un 27% y ahora está al nivel de otros smartphones de gama alta.

La pantalla interna ha crecido de 7.3″ a 7.6″ y, aunque sobre el papel puede parecer una diferencia pequeña, el ratio bastante cuadrado de la pantalla hace que un pequeño aumento en la diagonal se traduzca en un gran incremento de la superficie.

Samsung Galaxy Z Fold 2 desplegado y plegado

 

Además, cuenta con tasa de refresco a 120 Hz, así que se mueve con gran suavidad. Según Samsung, el pliegue central de la pantalla ha reducido su curvatura en un 53 por ciento, por lo que en la práctica se nota menos si pasas el dedo por encima y pasa más desapercibido.

En mis pruebas, no he notado diferencia al arrastrar el dedo con respecto al Galaxy Fold y tampoco me ha parecido que el pliegue central se vea menos aunque, a decir verdad, eso nunca me ha resultado un problema. Aunque en muchas fotos el pliegue es visible, esto se debe a que se toman desde un ángulo, pero al observar la pantalla de frente pasa desapercibido.

Utilizar una pantalla tan grande es una gozada ya que, por ejemplo, es posible navegar por la versión de escritorio de las páginas web con total comodidad, sin que los textos se vean demasiado pequeños. Tanto las apps de Samsung como algunas de terceros (la suite de Office, Spotify y otras) han adaptado su interfaz para aprovechar toda la pantalla, lo que supone una ventaja añadida.

Navegación por páginas web en modo escritorio

 

El Samsung Galaxy Z Fold 2 permite colocar tres apps a la vez en pantalla con multitarea real. Cuando hablo de multitarea real me refiero a que las tres apps se están ejecutando a la vez, lo cual no es lo habitual (por defecto, Android congela el resto de apps en pantalla y solo se ejecuta la que está en primer plano).

Aunque no veo mucha utilidad a tener tres apps en pantalla a la vez (las dos que están juntas se ven muy pequeñas), sí que veo práctico poder tener dos apps, una en cada mitad de la pantalla, por ejemplo para mantener una conversación de WhatsApp mientras utilizo otra app.

Multitarea en el Samsung Galaxy Z Fold 2

 

Una de las ventajas del Galaxy Z Fold 2 respecto a su antecesor es que ahora podemos apoyar el teléfono sobre la mesa y mantenerlo medio abierto, entre 80º y 160º, como si fuera un ordenador portátil, para ver vídeos, tomar fotografías a distancia o sin temblores, etc. El Galaxy Fold solo admitía dos posiciones — abierto o cerrado — pero el Galaxy Z Flip ya ofrecía esta posibilidad y, con ella, llegó el modo Flex.

El modo Flex también está presente en el Galaxy Z Fold 2 y permite dividir la pantalla interior en dos mitades: la superior para visualización y la inferior para controles. No todas las apps son todavía compatibles con esta tecnología pero resulta útil para ver vídeos o tomar fotografías si queremos mantener el teléfono apoyado sobre la mesa.

Modo Flex al ver un vídeo de YouTube

 

Tener una pantalla externa tiene más utilidad de lo que pudiéramos pensar ya que, por ejemplo, permite tomar selfies con la cámara trasera mientras te ves en la pantalla exterior. Dado que la calidad de la cámara trasera es muy superior a la de la cámara selfie, esto es una gran ventaja para quienes se toman muchas fotos.

De hecho, uno pudiera pensar que la cámara selfie sobra pero su presencia sigue estando justificada para realizar videollamadas. Por cierto, Google Duo también ha sido adaptada para el modo Flex, de forma que si tenemos el teléfono apoyado sobre una mesa y medio doblado, veremos controles en la parte inferior y a nuestros interlocutores en la mitad superior.

Selfie con la cámara trasera

 

Samsung ha añadido un modo de grabación de vídeo de Encuadre Automático, que permite apoyar el teléfono sobre una mesa y que la cámara nos vaya siguiendo mientras nos movemos (siempre que estemos dentro del campo de visión de la cámara ultra gran angular). Incluso puede hacer zoom para que el encuadre sea perfecto. He hecho algunas pruebas y, en efecto, la cámara te va siguiendo conforme te mueves por la habitación.

El Galaxy Z Fold 2 me ha dejado muy buena impresión en el (corto) tiempo que he pasado con él. Si el primer Galaxy Fold fue un producto innovador para quienes buscan experimentar con la nueva tecnología, el Galaxy Z Fold 2 es un producto más maduro y útil, aunque su precio de 2.009€ sigue siendo un handicap importante.

🎧 ¡Ofertón! La mejor promoción de Tronsmart en auriculares y altavoces ya está aquí [ Ver ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
1%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
1%
Aburrido
95%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
3%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario