Toma de contacto con el iPad Pro 9.7″: Lo que más nos gusta y lo que menos

El iPad Pro de 9.7″ ya está a la venta en España, y, como es bien sabido, es un tablet que, en cierta forma, se sitúa a medio camino entre el iPad Air 2 de 9.7″ y el iPad Pro de 12.9″.

Apple podría haber optado perfectamente por otros nombres, como “iPad Air 3” o “iPad Pro mini”, pero ha preferido mantener el nombre del iPad Pro y añadir su tamaño de pantalla al final.

Hace unos meses pude probar el iPad Pro de 12.9″ en profundidad y ahora llevo un par de días utilizando a fondo el iPad Pro de 9.7″.

Las primeras impresiones son muy positivas y,  mientras preparo el análisis detallado, he pensado que podía ser buena idea plasmar cuáles son las características que más me han gustado y también aquellas que me han gustado un poco menos.

 

Lo que más me gusta del iPad Pro 9.7″

La mejor pantalla de un iPad

A primera vista, puede dar la impresión de que el iPad Pro de 9.7″ tiene la misma pantalla que el iPad Air 2, ya que el tamaño y resolución no han cambiado. Sin embargo, la pantalla del iPad Pro de 9.7″ incorpora algunas mejoras interesantes.

La pantalla del iPad Pro de 9.7″ presenta mayor saturación del color. No llega a los colores intensos de una pantalla AMOLED, pero en mi opinión es la pantalla LCD que más se acerca.

La pantalla también es más brillante que la del iPad Air 2, un 25 por ciento según Apple, y a simple vista esto se nota. Además del mayor brillo, la nueva pantalla ofrece un mejor tratamiento anti reflejos, por lo que he podido comprobar que ahora resulta más fácil que nunca utilizar el tablet a plena luz del día.

<a href=

 

Pantalla True Tone que se mimetiza con el entorno

Apple ha utilizado el anuncio del iPad Pro de 9.7″ como plataforma de lanzamiento de su pantalla True Tone, que ajusta el color de la pantalla para simular que absorbe la luz ambiental, como ocurriría con una hoja de papel.

La pantalla True Tone utiliza sensores de luz ambiente de cuatro canales para ajustar automáticamente el tono de la pantalla a la luz ambiental. Esto no solamente hace que el color de la pantalla sea más natural sino que supuestamente irrita menos los ojos.

Para apreciar la diferencia, he colocado el iPad Pro de 9.7″ junto al iPad Air 2. En un espacio cerrado, con luz incandescente, la pantalla del iPad Pro muestra un tono cálido y muy natural, mientras que en comparación la del iPad Air 2 se ve excesivamente azulada.

 

Cámara iSight de 12MP que capta fotos como nunca

El iPad nunca había destacado por tomar buenas fotografías o vídeos, pero el iPad Pro de 9.7″ es muy competente en el aspecto fotográfico.

El iPad Pro cuenta con un sensor de cámara de 12MP, como el iPhone 6s y el iPhone SE, con una apertura f/2.2. Esta es una mejora importante respecto al sensor de 8MP del iPad Air 2 y el iPad Pro de 12.9″, con apertura f/2.4.

Aunque siempre me ha parecido que resulta un tanto ridículo sostener un tablet en alto y tomar fotografías por la calle, si no puedes resistirte al menos en el iPad Pro el resultado será bastante mejor.

 

Cámara frontal FaceTime HD para que te vean mejor

La cámara FaceTime HD del iPad Pro de 12.9″ es la misma cámara de 1.2MP que encontramos en el iPhone SE y en otros modelos del iPad Air.

Por suerte, el iPad Pro de menor tamaño hereda la cámara frontal del iPhone 6s, así que incorpora una cámara de 5MP con apertura f/2.2 La mejora de la cámara frontal viene también acompañada por la tecnología Retina Flash de Apple para obtener selfies con mejor calidad en condiciones de poca luz, así como por la funcionalidad Live Photos.

 

Flash True Tone como el de los iPhones

La falta de flash siempre ha sido un impedimento para capturar buenas fotografías en el iPad, pero el iPad Pro de 9.7″ incorpora un flash que soluciona este problema. El flash True Tone es similar al que encontramos en el iPhone, así que ya no tienes excusa para captar fotos por la noche.

 

Grabación de vídeo 4K

Una de las bazas del iPad Pro de 12.9″ era su potencia para editar vídeos 4K, pero lamentablemente su cámara no permitía grabar este tipo de vídeos.

El iPad Pro de 9.7″ resuelve este problema ya que permite grabar y editar vídeos 4K. Posiblemente a día de hoy no tenga una gran utilidad (¿tienes un televisor 4K?) pero quizás algún día te alegres de haber grabado el cumpleaños de tu retoño en 4K.

 

¡Color oro rosa!

Si tienes un iPhone 6s o un iPhone SE de color oro rosa, es posible que quieras tener un iPad a juego. Si ese es el caso, entonces te alegrará saber que el iPad Pro de 9.7″ está disponible en este popular color (y es el que hemos probado).

 

Lápiz Apple Pencil y teclado Smart Keyboard para ser más productivo

Si eres un diseñador gráfico, seguro que encuentras muy útil el uso del lápiz Apple Pencil. A pesar de no ser especialmente habilidoso para las artes gráficas, lo he estado utilizando para tomar notas manuscritas. Sin embargo, al no haber un lugar donde engancharlo, siempre me lo dejo olvidado en en algún rincón.

Por otro lado, si sueles escribir a menudo usando el iPad, te alegrará saber que el teclado Smart Keyboard ha sido rediseñado para ajustarse al menor tamaño de pantalla del iPad Pro de 9.7″.

El Smart Keyboard es un accesorio muy recomendable (a pesar de que no tenga ‘ñ’) y, como muestra, te contaré un secreto: este artículo ha sido escrito enteramente con este teclado.

 

Potencia a raudales

Aunque el iPad Air 2 ya era muy potente, el iPad Pro de 9.7″ cuenta con el mismo procesador A9X que lleva su hermano mayor. Por tanto, podrás disfrutar de aplicaciones o juegos aún más exigentes.

Para notar la diferencia, he probado a abrir varios juegos con largos tiempos de carga – como Asphalt 8 o Plants vs Zombies 2 – en el iPad Pro de 9.7″ y en un iPad Air 2. El nuevo tablet de Apple completa la carga del juego unos segundos más rápido, y si lo comparamos con iPads más antiguos, la diferencia es abismal.

 

Sonido inmejorable.. ¡oír para creer!

Una de las funcionalidades más impresionantes del iPad Pro de 12.9″ es sus altavoces. Ambos tablets Pro cuentan con cuatro altavoces que ajustan el sonido estéreo si reorientas la pantalla.

Los altavoces suenan mucho más potentes y ofrecen un sonido con más cuerpo que el del iPad Air 2 o cualquier otro iPad / iPhone anterior al iPad Pro. La calidad de sonido del iPad Pro de 9.7″ supone una mejora muy importante respecto al iPad Air 2.

Mientras que hasta ahora utilizaba un altavoz Bose SounLink Mini II para escuchar música de mi iPhone o iPad, con el iPad Pro de 9.7″ no siento la necesidad de viajar con el altavoz a cuestas ya que la calidad del sonido es muy respetable.

 

Siri a la escucha en todo momento

Por alguna razón que desconozco, el iPad Pro de 12.9″ no ofrece la posibilidad de utilizar Siri cuando el dispositivo no está conectado a la corriente.

Sin embargo, esta funcionalidad sí que está disponible en el iPad Pro de 9.7″, por lo que si te gusta hablar con tu tablet tanto como al Monstruo de las Galletas, podrás hacerlo más cómodamente que nunca.

 

Tarjeta Apple SIM integrada (además de la “vieja” SIM)

Si compras el modelo con conectividad celular, además de la ranura para una SIM convencional, tendrás la Apple SIM integrada.

Esto te permite contratar planes de datos sin tener que adquirir una nueva tarjeta SIM. Lamentablemente no está todavía muy extendida pero, sin duda, es el futuro.

 

Lo que menos me gusta del iPad Pro 9.7″

Menos memoria RAM que su hermano mayor

El iPad Pro de 9.7″ cuenta con 2GB de RAM según las aplicaciones de benchmark que he probado (como Geekbench). Se trata de la misma cantidad de memoria que encontramos en el iPad Air 2, pero es la mitad de la que posee el iPad Pro de 12.9″.

Realmente no es para nada preocupante ya que 2GB de RAM ha sido hasta ahora una cantidad más que suficiente para los dispositivos iOS y, además, el número de píxeles del iPad Pro de 9.7″ es menor que el de 12.9″, pero no nos hubiera importado contar con más memoria como seguro de tranquilidad para el futuro.

 

Sin compatibilidad con USB 3.0

Lamentablemente, el iPad Pro de 9.7″ solo aprovecha velocidades USB 2.0, lo que resulta en una mayor lentitud a la hora de intercambiar contenidos con un ordenador.

En el día a día no es un problema grave, pero nos hubiera encantado que contase con velocidad USB 3.0 para esas ocasiones en las que queremos mover fotografías o vídeos.

 

Sin carga rápida

Esto no lo he probado pero, según leímos hace unos días, el iPad Pro de 12.9″ se puede cargar más rápido si utilizas el cable Lightning a USB C junto al adaptador de corriente de Apple de 29W que puedes comprar por separado.

Sin embargo, parece que el iPad Pro de 9.7″ no es capaz de aprovechar la potencia extra para incrementar la velocidad de carga. Por suerte, al ser un tablet más pequeño, no necesita tanto tiempo para cargar la batería al completo.

Quizás te interese

Los rumores sobre el anuncio de nuevos iPad Pro y MacBook el 5 de junio se acrecientan tras las últimas informaciones

Todos los seguidores de Apple tienen una cita el próximo lunes a las 19:00, cuando …

  • Mangafan

    A mi me parece una estafa al igual que el hermano mayor, puro marketing sin sentido. Y es que el problema de ambos es la limitación enorme que tiene, al cargarla usando el SO recortado de las tablets en vez de el de sus MAC. No es como el Surface Pro que usa el Windows 10 completo, el mismo del ordenador, de forma que tienes un ordenador de verdad con toda la potencia, pero comprar esto por casi 700€ cuando te puedes comprar el normal que es practicamente lo mismo pero sin puntero por mucho menos, pues como que no, ademas de que sabemos que el lapiz lo usa poca gente.

    Yo me planteé el comprarlo sobre el Surface Pro en su momento, pero al ver que no podía usar mi Manga Studio 5, el Photoshop ni nada de eso me dije que ni de coña, que el Surface Pro 4 vale lo mismo y es mucho más versatil y mejor, ademas de tener la mejor pantalla vista en una tablet según los analisis. Y además, puedes comprar el que mejor se adapte a tus necesidades, no solo aumenta la memoria, si no tambien la potencia. Pues eso, que para tener una tablet hipervitaminada, compro un ordenador de verdad. Mucho mucho marqueting para engañar a la gente.