Tu smartphone podría ser un detector de COVID-19 en el futuro

🌞 ¡Oferta Veranito! Tu clave de Windows 10 Pro a un precio de escándalo y más ofertas [ Cupón ]

Aunque pueda parecer ciencia ficción, es posible usar un smartphone para detectar enfermedades mediante la identificación de agentes causantes como bacterias, toxinas y virus.

Ya se han desarrollado pruebas con smartphones para detectar el VIH, la malaria, la tuberculosis y diversos contaminantes de los alimentos. Ahora se está trabajando en el uso de smartphones para detectar COVID-19, aunque todavía hay pruebas por realizar antes de que sea una realidad.

TE INTERESA:
Combate el coronavirus desde tu smartphone Android mientras duermes

 

¿Cómo funcionaría la prueba de COVID-19 para smartphones?

Una forma común de utilizar los smartphones para detectar enfermedades es usarlos junto con etiquetas especialmente diseñadas para reaccionar a la presencia de una sustancia específica, como un virus o una bacteria.

Para analizar algo como saliva o una muestra de sangre, lo añades a una etiqueta que es sensible a lo que estás buscando. Si la sustancia buscada está ahí, hay una reacción. Esta reacción genera una señal luminosa, de color o eléctrica, que el teléfono detecta e interpreta a través de su cámara o a través de un accesorio electroquímico adicional. Los resultados pueden mostrarse en una aplicación en el teléfono y comunicarse inmediatamente a las autoridades competentes.

Para el COVID-19, podrían adaptarse las etiquetas existentes para que pudieran reaccionar a nuevos materiales, como el material genético del SARS-CoV-2 o los anticuerpos humanos contra el virus.

 

¿Qué utilidad tendrían las pruebas?

Podrían utilizarse para detectar material genético viral del tracto respiratorio — presente durante las primeras 2-3 semanas de infección — para comprobar si alguien tiene el virus actualmente.

También podrían utilizarse para detectar en la sangre anticuerpos desarrollados contra el virus, lo que demostraría que alguien ha tenido el virus en el pasado. La información de estas pruebas puede darnos mejor información sobre los casos asintomáticos y la inmunidad.

Finalmente, podríamos usarlos para comprobar las superficies de los objetos, aunque en este caso se podrían requerir pruebas algo diferentes debido a las concentraciones de virus más bajas y la presencia de muchas otras sustancias en las superficies.

 

¿Cuándo estarán disponibles las pruebas para el smartphone?

Tener una prueba de coronavirus puede tardar un tiempo. La mayoría de las pruebas están actualmente en pruebas y todavía tienen que pasar por varias rondas para demostrar que funcionan. Esto puede llevar años.

Por ejemplo, el dongle mChip, una prueba basada en un smartphone para detectar el VIH y la sífilis, existe desde 2015. Sin embargo, la segunda fase de ensayos para probar el uso en casa de este dispositivo no se completó hasta abril de 2020. Los resultados están pendientes, e incluso si son buenos, todavía hay otra fase de ensayos por delante.

Sin embargo, la inmensa presión para controlar la pandemia puede acelerar enormemente el desarrollo de una prueba COVID-19. El desarrollo de vacunas para enfermedades infecciosas generalmente lleva más de una década, pero la vacuna COVID-19 podría llegar de 12 a 18 meses. Quizás se pueda lograr un desarrollo rápido similar para las pruebas con smartphones.

🌞 ¡Oferta Veranito! Tu clave de Windows 10 Pro a un precio de escándalo y más ofertas [ Cupón ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
67%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
33%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

    Deja un comentario