Un ciudadano nigeriano es arrestado por robar $7,5 millones a una organización de caridad

💻 ¡62% de descuento! ¡Office 2021 por solo 15.55€/PC! ¡Descuentos en claves MS! [ Saber más ]

Un ciudadano nigeriano ha sido arrestado por perpetrar supuestamente ataques al correo electrónico de dos organizaciones caritativas de Estados Unidos, que se saldaron con el robo de más de 7,5 millones de dólares.

Entre junio y agosto de 2020, Olusegun Samson Adejorin accedió sin autorización a cuentas de correo electrónico y se hizo pasar por empleados de estas organizaciones.

Como supuesto empleado de una de estas organizaciones, Aderojin solicitó grandes sumas de dinero a la otra organización caritativa, que proporcionaba servicios de inversión a la primera. Al apropiarse de las cuentas de correo electrónico de los empleados que tenían que aprobar las transacciones, pudo llevar a cabo retiradas de dinero de más de 10.000 dólares.

Para hacerse con las cuentas de correo, Adejorin compró una herramienta diseñada para robar credenciales de acceso al correo electrónico y se hizo con dominios falsos.

Siguiendo este esquema, consiguió que la primera organización transfiriera 7,5 millones de dólares a cuentas bancarias controladas por él, mientras que la organización pensaba que estaba depositándolas en cuentas bancarias de la segunda organización.

Ahora, Adejorin se enfrenta a un máximo de 20 años de prisión por fraude, 5 años por acceso no autorizado a un ordenador protegido y 2 años por robo de identidad. La sentencia podría ampliarse 7 años más por el registro y mal uso de un nombre de dominio.

💻 ¡62% de descuento! ¡Office 2021 por solo 15.55€/PC! ¡Descuentos en claves MS! [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Luis A.
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario