Un hombre se pone a la venta en Amazon por un trabajo (o eso quiere aparentar)

📱 Ofertón: Xiaomi Mi 11 Lite 5G NE con hasta 70€ de descuento en Goboo [ Saber más ]

En una época en la que el trabajo escasea, hay que exprimirse las neuronas por ser original. O al menos esto ha debido de pensar Philippe Dubost, quien se ha puesto a la venta a sí mismo en Amazon… o es lo que ha querido aparentar.

La captura de pantalla muestra el curriculum vitae de Philippe y se trata, sin duda, de uno de los más originales que hayamos visto. Trabaja en el mundo de Internet así que tiene un cierto sentido que haya escogido este medio para mostrar sus capacidades y experiencia.

TE INTERESA:
Tras Aukey, 600 marcas de electrónica han sido prohibidas en Amazon

Como es evidente, su perfil no está realmente en Amazon sino en su propio dominio, al que con bastante acierto ha denominado ‘Amaz-ing Resume’ haciendo un juego de palabras entre ‘Amazon’ y ‘Amazing’ (increíble). Su página tiene la misma apariencia que la página de un producto real de Amazon, hasta el punto de que incluso ha añadido algunos anuncios para hacerla parecer más real.

Para aquellos más tradicionales, Philippe ha incluido un enlace a su página de LinkedIn donde se puede ver su perfil en la forma más habitual (y aburrida).

Ahora sólo nos queda esperar a ver si el experimento surte efecto y encuentra trabajo. Sólo hay «un Phil en stock» así que si puedes ofrecerle un proyecto, no lo dejes pasar 🙂 Ha prometido mantener a sus seguidores al tanto en su cuenta de twitter.

'An Amaz-ing Resume - Philippe Dubost' - www_phildub_com

Fuente: Mashable y Phildub.com

📱 Ofertón: Xiaomi Mi 11 Lite 5G NE con hasta 70€ de descuento en Goboo [ Saber más ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario