¡SORTEOS! Sorteamos dos smartphones Vernee [ Ver sorteos ]

Una actualización de Play Store ha roto el funcionamiento del botón ‘Comprobar actualizaciones’ de los Nexus/Pixel

 

Generalmente, las actualizaciones de Android se despliegan lentamente a los usuarios para evitar un efecto catastrófico en caso de que algo vaya mal.

Si se detecta un problema después de que el 1% de los teléfonos haya recibido la actualización, sólo es necesario arreglar el 1% de los dispositivos en lugar de todos los dispositivos. Tiene sentido, ¿verdad?

Sin embargo, esto lleva a la frustración de de los usuarios más impacientes, que no reciben la actualización por mucho que pulsen sobre el botón de “Comprobar actualizaciones.”

A principios de año, Google reveló que iba a cambiar el funcionamiento del botón de “Comprobar actualizaciones” en los Pixel y Nexus para que, si había una actualización disponible, la descargase aunque no estuviera previsto desplegar la actualización a ese dispositivo todavía. A fin de cuentas, Google pensó que aquellas personas que entran en Ajustes para pulsar el botón es que realmente quieren la actualización.

Aparentemente, la pulsación sobre “Comprobar actualizaciones” forzó actualizaciones OTA por un corto lapso de tiempo, pero una actualización de Google Play Services rompió su funcionamiento, tal y como explica un empleado de Google:

Una actualización de Google Play Services, después de haber publicado esto, ha roto esta característica de nuevo. […] Esto ya ha sido arreglado internamente de nuevo, pero no será hasta el próximo año cuando funcionará de nuevo para todos los usuarios. Lo sentimos. Vamos a mejorar el proceso de pruebas que permitió que esta incompatibilidad se colase.

Por lo tanto, había una incompatibilidad entre el código de Play Services y el código del botón de comprobar actualizaciones que ya se ha corregido internamente, por no será hasta el año que viene cuando volvamos disfrutar de esta característica.

Hasta entonces, si pulsas el botón de Comprobar actualizaciones y no recibes la actualización a Android 8.1, no desesperes. Es culpa de Google.