Una nueva app para iPhone garantiza que tus vídeos «de pareja» no podrán ser filtrados

💾 ¡Chollo! Llévate Windows 10 "gratis" y más ofertas en productos Microsoft [ Ver ofertas ]

Lamentablemente los casos de «venganza» entre miembros de una pareja que acaban con vídeos íntimos publicados en la Red son cada vez más frecuentes.

Por suerte, parece que hay una nueva app para iOS que ayudará a evitar que este tipo de vídeos salgan a la luz como una venganza entre ex-parejas. La app en cuestión se llama Rumuki, y lo mejor de todo es que es gratuita.

Lo que hace la app es grabar y guardar el vídeo en HD después de haber enlazado tu teléfono con el iPhone de tu pareja. Todos los vídeos grabados quedan guardados en tu teléfono de forma cifrada y, para poder desbloquear un vídeo y visualizarlo, tendrás que obtener una «clave» de tu pareja. El vídeo podrá ser reproducido, pero solo una vez por cada petición.

La idea es que ambos miembros de la pareja tienen que estar de acuerdo para que uno de ellos pueda ver uno de los vídeos. En caso de ruptura, ninguno de los dos podrá reproducir los vídeos ya que no podrán obtener la clave para visualizarlo. De hecho, si un usuario borra la clave, el vídeo asociado será borrado automáticamente tanto de su iPhone como del de su pareja.

En un intento de asegurar la confianza de sus usuarios, los desarrolladores de Rumuki han publicado como código abierto un gran número de módulos utilizados para construir la app, y tienen planes de liberar incluso más componentes de código. También han publicado una descripción detallada sobre cómo funciona la seguridad de la app.

💻 ¡Ofertón! Hazte con Office 2019 Pro Plus por solo 33,59€Más ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario