Unos investigadores descubren que el reseteo de fábrica no borra realmente todos los datos

💾 ¡Chollo! Llévate Windows 10 "gratis" y más ofertas en productos Microsoft [ Ver ofertas ]

Cuando te disponer a vender un teléfono antiguo o a dárselo a un amigo o un familiar, lo habitual es que restauras el teléfono a los ajustes de fábrica. Esto lo haces suponiendo que este proceso borrará todas tus fotos, contactos, aplicaciones, datos de aplicaciones, ajustes y mucho más, y normalmente eso es lo que ocurre cuando compruebas el teléfono tras haber realizado este proceso.

Sin embargo, unos investigadores de la Universidad de Cambridge han descubierto que el reseteo de fábrica de tu teléfono no borra sus datos por completo, sino que los hackers o expertos informáticos podrían recuperar datos que no han sido eliminados del todo.

TE INTERESA:
Android podrá detectar sonidos de alarmas, timbres, bebés, ladridos y más

Según una información de ITNews, los investigadores han descubierto que las claves de cifrado del almacenamiento de los ficheros no son borradas durante el proceso de reseteo. Con acceso a ese fichero, un atacante podría descifrar los datos del dispositivo.

Los investigadores afirman que fueron capaces de acceder a datos que supuestamente habían sido borrados, como fotografías, vídeos, mensajes de texto, e incluso en algunas ocasiones hasta tokens de autenticación de Google, lo que les permitió sincronizar datos con servicios de Google, incluyendo correo electrónico.

Parece que es un problema generalizado de los dispositivos Android, y que deja a más de 500 millones de teléfonos desprotegidos, aunque suponemos que Google tomará buena nota y corregirá este problema.

💻 ¡Ofertón! Hazte con Office 2019 Pro Plus por solo 33,59€Más ofertas ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 'BASIC para niños'. Con el paso de los años la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario