WatchOS 3: Probamos las mejoras en rapidez y usabilidad en el Apple Watch original

watch-os-3

Ayer fue un día agitado para Apple, ya que la compañía lanzó iOS 10, tvOS 10 y watchOS 3. En junio os contamos las novedades de la nueva versión, así que no vamos a repetirlas ahora sino que vamos a centrarnos en la experiencia de uso.

Hemos instalado watchOS 3 en un Apple Watch, y la mejora de velocidad es sustancial aún con el mismo hardware.

Con watchOS 3, tus apps favoritas permanecen en memoria, así que cuando las abres aparecen mucho más rápido. ¿Cuánto más de rápido? Pues es prácticamente instantáneo, en lugar de tras varios segundos como ocurría hasta ahora.

Además, Apple ha cambiado el funcionamiento del botón lateral. En lugar de abrir la pantalla de Amigos, ahora puedes seleccionar alguna de tus apps favoritas en la vista de Dock, similar a la función de cambio de tarea de iOS.

Este cambio es muy bienvenido ya que, en mi caso, nunca utilizaba la pantalla de amigos para iniciar una conversación con ellos, sino que utilizaba el iPhone. Ahora es mucho más fácil encontrar tus apps favoritas y, además, se abren instantáneamente.

Además de las mejoras en velocidad, WatchOS 3 también permite acceder a ajustes rápidos, como el modo silencio, el modo avión, y el estado de la batería, con solo arrastrar la pantalla hacia arriba. Antes era más complicado acceder a estos ajustes.

Por último, hasta ahora era algo lioso cambiar la esfera del reloj. Tenías que mantener apretada la pantalla, hacer scroll y seleccionar. Ahora basta con arrastrar la pantalla a izquierda y derecha para elegir otra.

De esta forma puedes cambiar la esfera en función de lo que estás haciendo en cada momento. Por ejemplo, si sales una noche puedes activar una esfera más elegante, si estás trabajando puedes activar una esfera con información de agenda, o si haces deporte puedes utilizar una esfera con información de la actividad física.

Si quieres descargar watchOS 3, conecta tu reloj a la base de carga, dirígete a la app del Apple Watch de tu iPhone e instala la actualización. Llevará un buen rato – ayer estuve más de una hora entre descarga e instalación – así que hazlo en un momento en el que no tengas prisa.