Ya no será necesario enviar el Apple Watch a reparar para restaurar su firmware

🎁 ¡Rebaja total! ¡Consigue el auténtico Office 2021 pos solo 12.99€! [ Ofertón ]

Uno de los cambios que Apple ha incluido con watchOS 8.5 es la posibilidad de restaurar o actualizar el firmware del reloj sin tener que enviarlo a reparar.

Hasta ahora, para cualquier problema con el Apple Watch que requiriera una restauración del firmware, los usuarios tenían que llevar el dispositivo a Apple. Esto se debe a que no hay un puerto accesible para los usuarios.

Con la nueva actualización de watchOS 8.5, si tu iPhone experimenta un problema que requiere restaurar su firmware, tu Apple Watch podría mostrar una animación pidiéndote que lo acerques a un iPhone. También podría mostrarse un signo de exclamación rojo en tu reloj.

Para restaurar el firmware del Apple Watch desde el iPhone:

  • Acerca el tu Apple Wach a tu iPhone (se requiere iOS 15.4 y watchOS 8.5)
  • Asegúrate de que el iPhone está conectado al WiFi, con el Bluetooth activado y desbloqueado
  • Coloca tu Apple Watch en el cargador
  • Haz doble clic en el botón lateral del Apple Watch (junto a la corona digital)
  • Sigue las indicaciones de tu iPhone

En caso de que tu Apple Watch muestre el signo de exclamación rojo, es posible que tengas que pulsar dos veces el botón lateral antes de colocarlo en el cargador y seguir el resto de los pasos anteriores.

Apple dice que si el proceso no funciona, compruebes tu red WiFi y utilice una red de 2,4 GHz en lugar de una de 5 GHz.

Es posible que este proceso no pueda resolver todos los problemas del Apple Watch y el documento oficial de soporte recomienda enviar el dispositivo por correo si la pantalla roja de exclamación no desaparece.

🎁 ¡Rebaja total! ¡Consigue el auténtico Office 2021 pos solo 12.99€! [ Ofertón ]

¿Cuál es tu reacción?
Sorprendido
0%
Feliz
0%
Indiferente
0%
Triste
0%
Enfadado
0%
Aburrido
0%
Incrédulo
0%
¡Buen trabajo!
0%
Sobre el Autor
Teknófilo
Luis es el creador y editor jefe de Teknófilo. Se aficionó a la tecnología con un Commodore 64 e hizo sus pinitos programando gracias a los míticos libros de 🛒 'BASIC para niños' con 11 años. Con el paso de los años, la afición a los ordenadores se ha extendido a cualquier cacharrito que tenga una pantalla y CPU.
Comentarios
Deja un comentario

Deja un comentario